Conocer la voluntad de Dios (4): Muchas trabas

Martes 27 Julio

Mira que cumplas el ministerio que recibiste en el Señor.Colosenses 4:17

Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien.Romanos 8:28

Conocer la voluntad de Dios (4): Muchas trabas

Un misionero en Ghana de 1993 a 1998, cuenta lo siguiente: “Sufrí especialmente crisis recurrentes de paludismo. Quizás gran parte de nuestros problemas provenía de una oposición de Satanás a nuestro trabajo, ¡pero Dios utilizaba mis frecuentes crisis para alcanzar sus objetivos!

Cada vez que organizábamos un giro para ir a evangelizar, la fiebre me abatía y teníamos que quedarnos en casa. Mientras me recuperaba, trabajaba en la traducción de la Palabra de Dios. Solo mucho más tarde mi esposa y yo nos dimos cuenta de que los cuatro años durante los cuales había estado frecuentemente enfermo, habían sido muy productivos con respecto a la traducción del Nuevo Testamento.

Luego la enfermedad nos obligó a regresar a nuestro país. Allí continué trabajando en la traducción durante otros tres años y medio, pasaba horas en el ordenador, rodeado de libros y sumergido en la reflexión. Mi esposa y los niños fueron un gran apoyo… El pequeño Ronaldo, que solo tenía dos años cuando dejamos Ghana, se acostumbró tanto a verme sumido en ese trabajo, que cada vez que alguien preguntaba dónde estaba su papá, él respondía: -Mi papá está en el ordenador, está haciendo una Biblia.

Finalmente, el trabajo fue terminado…”.

La traducción de las Sagradas Escrituras sigue adelante en muchas partes del mundo. Con mucha dedicación y grandes esfuerzos, se trata de ofrecer a todos los pueblos la posibilidad de leer la Biblia en su propio idioma. Así, como ocurrió en el día de Pentecostés, cada vez más personas tienen la posibilidad de leer “las maravillas de Dios”.(mañana continuará)

1 Crónicas 8 – Lucas 10:21-42 – Salmo 89:1-6 – Proverbios 20:8-9© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

¡Atrévase con la Biblia! (4)

Lunes 26 Julio

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.2 Timoteo 3:16

¡Atrévase con la Biblia! (4)

Sabemos cómo fue escrita la Biblia, ahora veremos cómo fue formada. En el siglo 15 antes de Cristo, Moisés escribió lo que Dios le comunicó, es decir, los cinco primeros libros del Antiguo Testamento. Luego, diversos autores inspirados escribieron la historia del pueblo hebreo. Hasta el siglo 10 a. C., cierto número de autores como David y Salomón escribieron, inspirados por Dios, una serie de poemas, cánticos y proverbios. Del siglo 9 al siglo 5 a. C. los profetas escribieron o mandaron escribir sus mensajes, que conforman 17 libros. Para conservar esos tesoros, Dios utilizó hombres devotos que copiaron sin cesar los textos ya aceptados entre los judíos. En el siglo 5 a. C., en la época de Esdras, los judíos fueron dispersados, exiliados. Esto los llevó a agruparse, volviendo a lo que los unía, es decir, la Palabra de su Dios. Fue entonces cuando los escribas, doctores de la ley y sacerdotes, reunieron los textos inspirados, mayormente escritos en hebreo y unos en arameo. A menudo Jesucristo hizo referencia al Antiguo Testamento. El Señor precisó, por adelantado, las tres “partes” que formarían el Nuevo Testamento: los evangelios, los Hechos y las epístolas, y por último el Apocalipsis (Juan 14:2616:13).

Inicialmente el cristianismo se extendió gracias a las predicaciones y a los testimonios de los apóstoles y de los primeros cristianos. Poco a poco fue necesario escribir la vida de Jesús y la enseñanza de sus apóstoles.

En Cartago, en el año 397, después de muchas investigaciones y peripecias, el texto bíblico fue reconocido oficialmente. ¡Sepamos ver, nosotros también, su valor excepcional!(continuará el próximo lunes)

1 Crónicas 7 – Lucas 10:1-20 – Salmo 88:13-18 – Proverbios 20:6-7

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

Nada para el corazón

Sábado 24 Julio

En los postreros días vendrán burladores… diciendo… todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.2 Pedro 3:3-4

Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.2 Pedro 3:13

Nada para el corazón

Vivimos en un mundo en decadencia moral. Las nociones de familia, honestidad y amistad se pierden. A la gente hastiada y desorientada, la sociedad le propone distracciones superficiales, juegos de azar, videojuegos, placeres que terminan convirtiéndose en adicciones, toda clase de esclavitud. Todo es falso y no hay nada para el corazón. ¿Puede haber algo más insoportable que un corazón vacío? Ninguna diversión del mundo puede llenarlo.

En contraste con la destrucción que alcanzará a todo lo que es perecedero, la Biblia nos presenta otra perspectiva, un camino abierto desde ahora, el único camino de la salvación.

Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida” (Juan 14:6). Vale la pena escuchar sus palabras.

Quizás usted también escuche la voz de los burladores, que alzan los hombros y nos preguntan: “¿Dónde está su Dios? ¿Quién volvió del más allá para informarle qué hay después de la muerte?”. Los que vieron a Jesús resucitado declararon: “Ha resucitado el Señor verdaderamente” (Lucas 24:34).

Los que no creen tendrán que reconocerlo un día, pero entonces será demasiado tarde…

¿Por qué, en ciertos países, algunos cristianos perseguidos prefieren la cárcel o la tortura antes que negar su fe, cosa que les abriría la puerta de la libertad? Prefieren escuchar a Dios y obedecerle en vez de someterse a los hombres. Tales testigos honran a Dios, y él los recompensará.

1 Crónicas 6:1-48 – Lucas 9:21-43 – Salmo 88:1-7 – Proverbios 20:2-3

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

Un solo Salvador

Viernes 23 Julio

Se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu.1 Samuel 22:2

(Jesús dijo:) La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.Juan 14:27

Un solo Salvador

El servicio de urgencia llegó rápidamente; todas las sirenas sonaban… Los rescatistas se precipitaron… Luego, en el hospital, se activaron otras medidas para evitar que su intento de suicidio tuviera éxito…

Pero el equipo de emergencia no podía hacer todo por esta mujer a quien se le brindaban tantos cuidados. Devolviéndola a la vida, también le devolvían la misma desesperación que la había llevado a este extremo. La salvación del cuerpo no significa la salvación del alma. Esta mujer tenía muchos socorristas, pero todavía necesitaba un Salvador.

¿Quién puede cambiar la existencia de esta persona, perdonar su pasado, darle nuevas razones para vivir, seguridad para el futuro, en otras palabras, devolverle la esperanza?

Jesús vino al mundo para esto. Le llevaron endemoniados y expulsó a los espíritus con una palabra, sanó a los enfermos, de modo que se cumplió lo dicho por el profeta Isaías: “Él mismo tomó nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores” (Mateo 8:17Isaías 53:4).

¿Está desesperado, amargado, herido por la vida? Entonces esta invitación de Jesús es para usted: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28). Jesús obtuvo esta paz para el alma al precio de sus sufrimientos y de su muerte en la cruz. Hoy quiere transmitirla a todos los que confían y creen en él. Jesús es nuestra esperanza (1 Timoteo 1:1).

1 Crónicas 5 – Lucas 9:1-20 – Salmo 87 – Proverbios 20:1

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

La emboscada

Jueves 22 Julio

La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.Hebreos 4:12

La emboscada

Hace algunos años, en la India, un cristiano fue atacado por una banda fuertemente armada que lo esperaba al borde del camino. Le robaron su dinero, su reloj y su anillo. Luego tomaron su automóvil, y antes de arrancar, uno de los bandidos tomó una Biblia que estaba en uno de los asientos, la mostró con desprecio y la blandió en señal de despedida. El cristiano le gritó: “¡Léala a menudo!”.

Seis años más tarde este cristiano, cuyo nombre y dirección estaban escritos en la primera página de su Biblia, recibió una carta totalmente inesperada:

“Lo amenacé con un revólver y le robé su dinero. Pero no pude olvidar la expresión de su rostro tan tranquilo y lleno de paz. Hoy quiero darle las gracias: Usted salvó la vida de mi mujer y la mía. La Biblia que encontré en su automóvil fue el medio de mi liberación. La leí y cambió mi vida. Dejé la banda de la cual formaba parte y volví a mi provincia. Hace poco supe que tres de mis antiguos compañeros fueron matados mientras atacaban otro vehículo en el mismo lugar donde lo atacamos a usted. Sin este mensaje vivo de la Biblia, yo hubiese corrido la misma suerte y estaría perdido por la eternidad”.

“¿No es mi palabra como fuego, dice el Señor, y como martillo que quebranta la piedra?” (Jeremías 23:29).

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado” (Isaías 26:3).

1 Crónicas 4 – Lucas 8:26-56 – Salmo 86:14-17 – Proverbios 19:28-29© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

La verdadera sabiduría

Miércoles 21 Julio

El temor del Señor es el principio de la sabiduría.Proverbios 9:10

La verdadera sabiduría

Las caídas brutales de los índices bursátiles a menudo hacen temblar el mundo financiero, e incluso a naciones enteras. Un experto en el tema hizo este comentario: “El terror de un crac bursátil es el comienzo de la sabiduría”. Hacía una parodia del versículo bíblico citado en el encabezamiento para aplicarlo al ámbito de las finanzas. Sin embargo, cambió la palabra “temor” por “terror”, cosa muy diferente, ¡y olvidó a Dios! Cuando la Biblia habla del temor de Dios, esto no significa terror, sino respeto hacia Dios.

¿Qué tipo de sabiduría tenía en mente este consejero en economía? Simplemente la de un financiero que desea invertir su dinero hábilmente, sin tomar demasiados riesgos. La sabiduría que Dios da nos enseña que en el mundo no hay nada estable, y que por lo tanto debemos ir a Dios y depender de él. La sabiduría del mundo concierne a las cosas terrenales, al hombre, sus posesiones, sus deseos. La verdadera sabiduría se aferra al Dios creador y salvador.

Decir que el dinero gobierna el mundo es una afirmación corriente, pero es extremadamente grave si el dinero también gobierna a los cristianos. Entonces ya no es Dios y sus pensamientos lo que anima nuestra vida, sino el amor al dinero: un ídolo, “raíz de todos los males” (1 Timoteo 6:10), que nos desvía del camino de la fe.

La verdadera sabiduría consiste en dar prioridad a Dios en nuestro corazón. Él no cambia, y sus dones dan un gozo eterno. “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación” (Santiago 1:17).

1 Crónicas 3 – Lucas 8:1-25 – Salmo 86:7-13 – Proverbios 19:26-27

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

La vida eterna

Martes 20 Julio

(Jesús dijo:) Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre.Juan 6:51

La vida eterna

Esta es una carta poco común que me envió un viejo amigo:

“Creo que pronto llegaré a la cumbre de la montaña. El camino me parece cada día más corto. ¡El final no debe estar muy lejos!

No hace mucho tiempo la fuerza de la juventud me empujaba hacia adelante. El mundo con toda su gloria estaba ante mí. Subí fácilmente las escaleras del éxito; creía que todo iba sobre ruedas. Me parecía que la carrera política, el poder y la riqueza eran el resultado de mi inteligencia y mi energía.

¿Y ahora? Al final de mi vida todo empieza a perder su sentido. ¡Cuánto te agradezco por no haberme abandonado! Muchas veces me mostraste mi estado de perdición. Yo te consideraba como un atrasado, y a menudo me burlaba de tus palabras de advertencia.

Sin embargo, cuando mi querida esposa murió, de mis ojos cayeron como unas escamas. Vi con qué gozo ella se fue hacia su Salvador, y comprendí que yo no tenía la misma seguridad. Con lágrimas reconocí ante Jesucristo la culpabilidad que había amontonado durante mi carrera política. El Señor Jesús perdonó todos mis pecados y me dio la vida eterna. Ahora ya no tengo miedo ante la muerte”.

“Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, y dices: Convertíos, hijos de los hombres. Porque mil años delante de tus ojos son como el día de ayer, que pasó… son como sueño, como la hierba que crece en la mañana. En la mañana florece y crece; a la tarde es cortada, y se seca…

Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría” (Salmo 90:2-12).

1 Crónicas 2 – Lucas 7:24-50 – Salmo 86:1-6 – Proverbios 19:24-25

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

¡Atrévase con la Biblia! (3)

Lunes 19 Julio

Trabajaban en la casa del Señor, para reparar y restaurar el templo… El sacerdote… halló el libro de la ley del Señor dada por medio de Moisés. Y Safán lo llevó al rey.2 Crónicas 34:101416

¡Atrévase con la Biblia! (3)

A veces es necesario poner fin a las críticas tales como: “La Biblia fue transformada a lo largo del tiempo”. De hecho, nadie está obligado a creer la Biblia, pero todos deben aceptar que este libro es único, también por la manera en que atravesó los siglos.

Muchos descubrimientos arqueológicos han confirmado gran cantidad de los hechos que ella relata. En el año 1890 se descubrieron al menos 200 000 fragmentos del Antiguo Testamento en el Cairo; miles de papiros en El Fayum, en 1897, y luego otros en 1930. El papiro de Nash, que data del primer siglo de nuestra era, en 1902. Luego, en las grutas del Qumrán, en 1947, se encontraron unos 800 manuscritos del Antiguo Testamento. Las copias más antiguas que se encontraron datan de los años 200 a 400 antes de Cristo, entre ellas una copia completa del libro de Isaías. Las variantes entre manuscritos eran mínimas. ¡Estos hechos destruyen los principales argumentos de los críticos contra la Biblia!

En 1975, en Tell Mardikh (Siria, unos 2200 años antes de Cristo) aparecieron unas 15000 tablillas de arcilla que describen el mundo de los patriarcas, sin desacuerdo con la misma Biblia.

Se demostró, pues, que el período de escritura del Antiguo Testamento duró unos 11 siglos. La unidad de escritura en un período tan largo, con varias decenas de autores, temas y estilos muy variados es evidente y puede, con razón, ser considerada un milagro. Pero, ¿quién pudo hacer este milagro? ¡Solo Dios!(continuará el próximo lunes)

1 Crónicas 1 – Lucas 7:1-23 – Salmo 85:8-13 – Proverbios 19:22-23

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

¡Atrévase con la Biblia! (3)

Lunes 19 Julio

Trabajaban en la casa del Señor, para reparar y restaurar el templo… El sacerdote… halló el libro de la ley del Señor dada por medio de Moisés. Y Safán lo llevó al rey.2 Crónicas 34:101416

¡Atrévase con la Biblia! (3)

A veces es necesario poner fin a las críticas tales como: “La Biblia fue transformada a lo largo del tiempo”. De hecho, nadie está obligado a creer la Biblia, pero todos deben aceptar que este libro es único, también por la manera en que atravesó los siglos.

Muchos descubrimientos arqueológicos han confirmado gran cantidad de los hechos que ella relata. En el año 1890 se descubrieron al menos 200 000 fragmentos del Antiguo Testamento en el Cairo; miles de papiros en El Fayum, en 1897, y luego otros en 1930. El papiro de Nash, que data del primer siglo de nuestra era, en 1902. Luego, en las grutas del Qumrán, en 1947, se encontraron unos 800 manuscritos del Antiguo Testamento. Las copias más antiguas que se encontraron datan de los años 200 a 400 antes de Cristo, entre ellas una copia completa del libro de Isaías. Las variantes entre manuscritos eran mínimas. ¡Estos hechos destruyen los principales argumentos de los críticos contra la Biblia!

En 1975, en Tell Mardikh (Siria, unos 2200 años antes de Cristo) aparecieron unas 15000 tablillas de arcilla que describen el mundo de los patriarcas, sin desacuerdo con la misma Biblia.

Se demostró, pues, que el período de escritura del Antiguo Testamento duró unos 11 siglos. La unidad de escritura en un período tan largo, con varias decenas de autores, temas y estilos muy variados es evidente y puede, con razón, ser considerada un milagro. Pero, ¿quién pudo hacer este milagro? ¡Solo Dios!(continuará el próximo lunes)

1 Crónicas 1 – Lucas 7:1-23 – Salmo 85:8-13 – Proverbios 19:22-23

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

La decadencia

Sábado 17 Julio

En los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos.2 Timoteo 3:1-2

El Señor… es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.2 Pedro 3:9

La decadencia

“¿Qué planeta vamos a dejar a nuestros hijos?”. Esta pregunta, repetida cada vez más a menudo, revela la inquietud general de nuestros contemporáneos. El terrorismo, las guerras, los problemas climáticos, económicos y sociales son temas serios frente a los cuales estamos desarmados.

Ante el espectáculo de tanta violencia y desorden, muchas personas deducen que un Dios justo y bueno no existe. Sin embargo, la Biblia nos enseña que Dios no creó la tierra tal como está ahora: todo lo que hizo era “bueno en gran manera” (Génesis 1:31).

La aterradora explosión de inmoralidad a la que asistimos y la pérdida de referencias morales son la consecuencia del pecado y del rechazo a Dios.

Es un camino sin esperanza de mejoría, sin esperanza de un retorno colectivo a Dios. Pero hace más de 2000 años Jesús vino a la tierra, no para poner orden en este desastre, pues no vino para juzgar, sino para salvar a todo el que cree en él. Dios lo envió para expiar nuestros pecados que nos separaban de él. Aceptarlo como Salvador nos permite conocer el amor de Dios.

Reconozcamos nuestro fracaso interior y aceptemos personalmente la gracia del Dios que nos ama. Él quiere liberarnos y darnos una vida nueva, con base en el sacrificio de su Hijo Jesucristo, quien murió por nosotros en la cruz, y luego resucitó.

Nahum 1-2 – Lucas 6:1-19 – Salmo 84:8-12 – Proverbios 19:18-19

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch