MENNO SIMONS: Promotor del pacifismo e iniciador de los MENONITAS

BITE

Serie: Biografía

Promotor del pacifismo e iniciador de los MENONITAS

MENNO SIMONS

Menno Simons fue ordenado sacerdote a la edad de 28 años. Aunque educado por el clero nunca había tocado las Escrituras. Pero siendo sacerdote tuvo una crisis de fe. El pan y el vino que entregaba en cada misa no parecían transubstanciarse en el cuerpo y la sangre de Cristo. Así que examinó en el Nuevo Testamento y descubrió que las enseñanzas no correspondían.

Años más tarde un anabaptista fue decapitado. “Me pareció muy extraño escuchar un segundo bautismo”, escribió. “Examiné diligentemente las Escrituras pero no encontré nada sobre el bautismo infantil”.

Después de unos años, 300 anabaptistas violentos, fueron brutalmente asesinados por las autoridades. Esta experiencia lo impactó y empezó a predicar la doctrina anabaptista siendo aun sacerdote, para luego abandonar al catolicismo definitivamente. Sin embargo la mayoría de anabaptistas eran violentos. Menno estaba preocupado por esto, pero encontró un grupo de anabaptistas pacifistas y se unió a ellos.

Durante el resto de su vida vivió en constante peligro al ser considerado como un hereje. Viajó por los Países Bajos y Alemania, escribió extensamente y estableció una imprenta para propagar las enseñanzas anabaptistas. El emperador Carlos V ofreció 100 florines de oro por su arresto, pero nunca fue capturado. Menno llevó a los anabaptistas de sus fantasías radicales y violentas a ser un movimiento moderado, devoto y pacifista. Menno fue tan importante para los anabaptistas que hoy se autodenominan Menonitas.

SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com
Twitter: https://twitter.com/biteproject
Podcast: https://anchor.fm/biteproject
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/

CRÉDITOS

Conductor: Giovanny Gómez Pérez.
Guión: Giovanny Gómez Pérez.
Producción: Pilar Prieto.
Edición del video: Fernando Ordoñez.
Música: Envato Elements.

ANDREW FULLER – Teólogo bautista y promotor de MISIONES 

BITE

Serie: Biografía

ANDREW FULLER

Teólogo bautista y promotor de MISIONES 

Este hombre fue una de las figuras más importantes en el despertar misionero del movimiento evangélico moderno.

Fue un hombre infatigable e intrépido y una figura destacada con cualidades que lo convirtieron en una de las personalidades más importantes de la historia bautista.

SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com​
Twitter: https://twitter.com/biteproject​
Podcast: https://anchor.fm/biteproject​
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​

CRÉDITOS

Conductor: Nicolás Osorio.
Guión: Giovanny Gómez Pérez.
Producción: Pilar Prieto.
Apoyo gráfico: Nayi Gómez.
Música: Envato Elements.

¿Por qué Martín Lutero publica las 95 TESIS y cuáles fueron las consecuencias? 

BITE

Serie: Biografía

¿Por qué Martín Lutero publica las 95 TESIS y cuáles fueron las consecuencias? 

El concilio de Constanza de 1417 que quemó a Jan Hus en la hoguera, había suprimido el movimiento de reforma iniciado por John Wycliffe.

Un siglo después, un monje y profesor de la Universidad de Wittenberg, Martín Lutero, tomó la batuta de los reformadores.

En 1516, Alberto de Brandenburgo le pidió prestada una suma sustancial a los banqueros alemanes para comprarle al papa León X el arzobispado de Mainz, a pesar de tener ya otros dos obispados. Las dinastías poderosas tenía intereses creados para mantener a la Iglesia como un negocio familiar.

El arzobispado de Mainz haría de Alberto el primado de Alemania. Pero ocupar tres obispados era irregular. Se necesitaba mucho dinero, pero Alberto sabía que el papa lo necesitaba.

El papa autorizó a Alberto a vender indulgencias, que eran básicamente certificados de remisión de pecados, con el objetivo conseguir el dinero. La mitad del dinero iría al papa para reconstruir la catedral de San Pedro, y el resto a Alberto para pagar el dinero prestado para sobornar al papa.

Pero un desconocido monje llamado Martín Lutero había estado leyendo el Nuevo Testamento, en griego y latín, recientemente traducido por Erasmo. Con estas lecturas Lutero aprendió que Jesús ya había pagado el precio requerido para la salvación de la persona. Jesús era el cordero de Dios, sacrificado en la cruz como nuestro sustituto. Había llevado sobre él toda la pena de nuestro pecado. No había nada que los seres humanos pudieran pagar para comprar la salvación. Todo lo que teníamos que hacer era arrepentirnos de nuestros pecados y recibir por fe la dádiva de Dios.

Lutero se dio cuenta de que la venta de indulgencias era explotar a las masas en nombre de la religión. Como sacerdote, Lutero era responsable de educar a su rebaño y protegerlo de los lobos voraces. En este caso, los lobos resultaban ser sus superiores, a quienes había hecho el voto de obedecer. Pero también era profesor con ciertas libertades académicas; tenía el derecho de expresar sus opiniones para el escrutinio de sus colegas y estudiantes.(2)

El 31 de octubre de 1517, Lutero clavó sus famosas noventa y cinco tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg. Era una apelación al debate académico. Decía Lutero que la iglesia estaba en un error y que vender las indulgencias era una explotación corrupta de las masas pobres. Su desafío fue tan sensacional, que de inmediato se empezaron a hacer muchas copias de las tesis.

En diciembre de 1520 se le preguntó a Lutero si estaba dispuesto a comparecer ante el emperador Carlos para ser juzgado por herejía. Jan Hus, el reformador checo, y otros de los predecesores de Lutero habían sido quemados en la hoguera a pesar de que la iglesia les aseguro salvoconducto. A Lutero no se le había dado tal seguridad, sin embargo aceptó asistir.

Felizmente, Federico, duque de Sajonia y protector de Lutero, obtuvo el salvoconducto.

Lutero enfrentó el juicio en la ciudad de Worms. Las autoridades intentaron intimidarlo para someterle, o eliminar la amenaza que representaba este pobre monje.

Lutero no estaba procurando ser un héroe. Estaba siendo obediente a su conciencia, de la que afirmaba que estaba cautiva a la palabra de Dios. El no sabía que estaba inaugurando una nueva era, desatando un movimiento de grandes dimensiones.

Así inició la Reforma Protestante. Una reforma de la que seguimos hablando 500 años después.


Gran parte del material para este video se extrajo del libro: El libro que dio forma al mundo de Vishal Mangalwadi

SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com​
Twitter: https://twitter.com/biteproject​
Podcast: https://audioboom.com/channels/4977856​
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/

¿Cómo se evitó el ASESINATO de MARTÍN LUTERO después de la Dieta de Worms?

BITE

Serie: Biografía

¿Cómo se evitó el ASESINATO de MARTÍN LUTERO después de la Dieta de Worms?

Concedido el permiso para partir de Worms, Lutero viajó a Wittenberg en la mañana del 26 de abril de 1521 vía Frankfurt bajo la protección imperial de un salvoconducto.

Pero aunque tenía prohibido enseñar, el Reformador predicó el 1º de mayo en Hersfeld y el día siguiente en Eisenach, ciudad de su familia, y el 4 de mayo predica al aire libre en Möhra, tierra natal de su padre.

Lutero estaba poco preocupado por el juicio de los hombres, sólo temía al juicio de Dios, por lo que estaba dispuesto a defender lo que había creído incluso con su vida.

Durante el viaje de regreso, el 28 de abril escribió una carta dirigida a Carlos V, la que nunca llegó a las manos del poderoso emperador, en ella le recordaba la posición que había adoptado en la Dieta: “Dado que he basado mis libros en claras y verificables enseñanzas de las Escrituras, no puedo ceder a este pedido de retractarme en ningún sentido; no era justo ni adecuado negar la palabra de Dios y revocar mis postulados, mi conciencia estaba cautiva de la palabra de Dios”.

Tras la condena, mediante la cual se declaraba a Lutero un proscrito y un hereje, se hacía evidente la necesidad de proteger al profesor de Wittenberg.

Ese escondite para Lutero pronto sería provisto por el protector del reformador, Federico de Sajonia, quien organizó un secuestro ficticio conforme a lo acordado previamente.

El día 4 de mayo, tras tenderle una emboscada en su camino hacia Wittenberg, Lutero fue llevado sano y salvo al castillo de Wartburg en Turingia, llegando a altas horas de la noche del mismo día y permaneciendo allí hasta el 6 de marzo de 1522.

Para la seguridad de Lutero, el plan incluía el uso de una capa, una barba crecida y el seudónimo de “caballero Jorge”. El secuestro organizado por el príncipe elector el 4 de mayo garantizaba la seguridad de Lutero, haciéndolo desaparecer del mapa por un tiempo.

Pero esta acción del elector Federico servía para protegerse a sí mismo, ya que así no quedaría comprometido por proteger a un hereje. Además Federico no se vería en una posición comprometedora frente al emperador Carlos V, dado que era responsable de cumplir los términos del Edicto de Worms.

La noticia de la desaparición de Lutero comprometía la paz en Wittenberg. Muchos consideraban que Lutero había sido asesinado, e incluso había rumores de que lo habían matado por orden del papa y del emperador.

El pintor Alberto Durero escribe en su diario el 17 de mayo: “¿Vive todavía? ¿Le habrán asesinado? Si le han matado, ha sucumbido a la muerte por la verdad cristiana… Oh Dios, vuelve a darnos un hombre semejante a este, que inspirado por tu Espíritu reúna los restos de la santa iglesia”.

Esos meses, aislado en el castillo, no fueron un descanso sabático para Lutero. Durante este periodo finalizaría su trabajo sobre la cuestión del libre albedrío, y también publicó un trabajo “sobre la confesión”.

Además realizó exposiciones de algunos salmos y una traducción del comentario sobre el Magnificat de Lucas. Durante el verano estuvo trabajando en el “Apostillas en alemán”, una serie de sermones explicativos para predicadores y un conjunto de lecturas litúrgicas de las Escrituras para Navidad.

En noviembre de 1521 termina el escrito: “El juicio de Martín Lutero sobre los votos monásticos”, obra dedicada a su padre Hans quien siempre se había mostrado decepcionado de su hijo por dedicarse a ser monje.

Durante este periodo en el castillo de Wartburg, el Reformador escribe también sobre “El abuso de la misa”, escrito que tuvo mucha repercusión.

Pero la obra maestra fue la traducción de todo el Nuevo Testamento al alemán, trabajo que apareció en el mes de septiembre de 1521. Para esta traducción Lutero empleó la segunda edición del texto griego que había publicado Erasmo de Rotterdam en 1519.

Pero Lutero no podía confiar en realizar una buena traducción en el aislamiento del castillo. Así que durante el tiempo de la traducción, se internaba en las plazas y mercados para escuchar a la gente conversar, y que su traducción no perdiera la oportunidad de hablar el lenguaje del pueblo.

De esta manera logró, en once semanas, traducir el Nuevo Testamento del griego al alemán que hablaban las personas del común.


SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com​
Twitter: https://twitter.com/biteproject​
Podcast: https://audioboom.com/channels/4977856​
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​

WILLIAM CAREY: El padre de las MISIONES modernas 

BITE

Serie: Biografías

WILLIAM CAREY

El padre de las MISIONES modernas 

Carey creció en el pueblo rural de Paulerpury, en el centro de Inglaterra. Fue aprendiz en una zapatería local. Se convirtió siendo muy joven y asumió con entusiasmo su nueva fe, y aunque poco educado, el joven convertido tomó prestada una gramática griega y procedió a aprender griego del Nuevo Testamento.

Cuando su maestro murió, se dedicó a la fabricación de calzado en la cercana Hackleton, donde conoció y se casó con Dorothy Plackett, que pronto dio a luz a una hija. Pero la vida del aprendiz de zapatero fue dura, su hija murió a los 2 años, y su salario era insuficiente.

Mientras tanto, continuó sus estudios de idiomas, añadiendo hebreo y latín, y se convirtió en predicador bautista. También continuó profundizando en el interés de toda su vida: los asuntos internacionales, especialmente en la vida religiosa de otras culturas.

Carey estaba impresionado con los primeros misioneros de Moravia y estaba cada vez más consternado por la falta de interés misionero entre sus compañeros protestantes. En respuesta, escribió sobre la obligación de los cristianos de usar medios para la conversión de los paganos. Argumentó que la Gran Comisión de Jesús se aplicaba a todos los cristianos de todos los tiempos, y criticó duramente a los creyentes de su época por ignorarlo. Al respecto dijo: “Las multitudes se sientan tranquilas y no se preocupan por la mayor parte de sus compañeros pecadores, quienes a este día, se pierden en la ignorancia y en la idolatría”.

Carey no se detuvo allí: en 1792 organizó una sociedad misionera, y en su reunión inaugural predicó un sermón llamado: “Espera grandes cosas de Dios, ¡intenta grandes cosas para Dios!”.

En un año, Carey, John Thomas, un ex cirujano, y la familia de Carey, que ahora incluía a tres niños y otro niño en camino, viajaban en un barco rumbo a la India.

Thomas y Carey habían subestimado lo que les costaría vivir en la India, y los primeros años en este lejano y desconocido territorio fueron muy duros. Cuando Thomas desertó de la idea de ser misionero en India, Carey se vio obligado a mudar a su familia repetidas veces mientras buscaba un empleo que pudiera sostenerlos. Las enfermedades atormentaron a la familia, y la soledad y el arrepentimiento marcaron esa temporada.

Pero a pesar de las luchas, Carey aprendió bengalí con la ayuda de un experto, y en unas pocas semanas comenzó a traducir la Biblia al bengalí y a predicar en pequeñas reuniones.

Cuando el propio Carey contrajo la malaria, y luego de que su hijo Peter, de 5 años, muriera de disentería, su esposa Dorothy colapsó, y su salud se deterioró rápidamente.

En octubre de 1799, las cosas finalmente cambiaron. Fue invitado a ubicarse en un asentamiento danés en Serampore, cerca de Calcuta. Ahora estaba bajo la protección de los daneses, quienes le permitieron predicar legalmente. Hasta esa fecha, Carey había desarrollado su labor en las áreas controladas por los británicos, así que todo su trabajo misionero había sido ilegal.

A Carey se unieron William Ward, y Joshua y Hanna Marshman. Las finanzas de la misión aumentaron considerablemente a medida que Ward comenzó a obtener contratos de impresión del gobierno, los Marshman abrieron escuelas para niños, y Carey comenzó a enseñar en el Colegio Fort William en Calcuta.

En diciembre de 1800, después de siete años de labor misionera, Carey bautizó a su primer converso, Krishna Pal, y dos meses después, publicó su primer Nuevo Testamento en bengalí. Con esta y posteriores ediciones, Carey y sus colegas sentaron las bases para el estudio del bengalí moderno, que hasta ese momento había sido un “dialecto inestable”.

Durante los siguientes 28 años, Carey y varios expertos más tradujeron la Biblia completa a los principales idiomas de la India: bengalí, oriya, marathi, hindi, asamés y sánscrito y partes de otros 209 idiomas y dialectos.

También buscó una reforma social en India, que incluía la abolición del infanticidio, la quema de viudas y el suicidio asistido. Él y los Marshman fundaron el Serampore College en 1818, una escuela de teología para los ciudadanos indios, que hasta hoy ofrece educación teológica y de artes para unos 2.500 estudiantes.

Para cuando Carey murió, había pasado 41 años en la India. Su misión podía contar sólo con unos 700 conversos en una nación de millones, pero había establecido una base impresionante de traducciones de la Biblia, educación y reforma social.

CIBERGRAFÍA

William Carey: https://bit.ly/2MjK4cV​


SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com​
Twitter: https://twitter.com/biteproject​
Podcast: https://audioboom.com/channels/4977856​
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/

4 momentos CRUCIALES en la vida de MARTÍN LUTERO

BITE

Serie: Biografías

4 momentos CRUCIALES en la vida de MARTÍN LUTERO

  1. El viaje a Roma

Martín Lutero fue siempre un monje dedicado y totalmente aplicado a las reglas.

A finales de 1510 partió en un viaje diplomático a Roma. Estaba muy emocionado y cuando contemplo la ciudad de lejos se lanzó al suelo y la saludo con un “Salve, Santa Roma”.

Lutero esperaba encontrar paz allí al visitar lugares sagrados y venerar las supuestas reliquias del cristianismo. Sin embargo, descubrió los graves abusos de la iglesia y de los sacerdotes. Se desilusionó por la corrupción y el negocio que existía alrededor de la adoración a las reliquias religiosas. Estas reliquias incluían la soga con la que Judas supuestamente se había ahorcado, un pedazo de la zarza ardiente de Moisés, y las presuntas cadenas de Pablo. Peor aún, se decía que las Scala Sancta o “escaleras santas”, eran los mismos escalones que Jesús había pisado cuando salió de la sala de Poncio Pilato, y que Dios perdonaría a los que subieran por las escaleras de rodillas, besando cada escalón.

Lutero no perdió tiempo en subir los escalones siguiendo las instrucciones, pero cuando llegó a la cima, pensó “¿Quién sabe si esto es verdad?”.

  1. El estudio de las Escrituras

En 1512, Martín Lutero se graduó como doctor en teología, sin embargo una profunda crisis espiritual empezaría a producirse en él.

Lutero empezó a sentir una gran ansiedad por su pecado y una dependencia constante de la confesión. Pero a pesar de confesarse cada vez que sentía que había cometido un pecado, su situación espiritual le provocaba una profunda intranquilidad. ¿Quién podía estar seguro de recordar todos sus pecados? Si alguno era olvidado y se quedaba sin perdonar, y ese pecado resultaba ser un pecado mortal, el resultado no podía ser otro que la condena eterna en el infierno.

Entre 1515 y 1516, Lutero se dedicó a enseñar sobre la Carta a los Romanos en Wittenberg y en 1517 enseñó sobre la Epístola a los Gálatas. El estudio de los Textos Sagrados llevó a Lutero a entender el evangelio y a una experiencia de conversión sobrecogedora.

El tiempo como profesor le dió a Lutero un entendimiento más completo del Evangelio. entendimiento que le llevó a cuestionar también muchas de las prácticas que la Iglesia institucional seguía en ese momento.

Este estudio de las Escrituras y el vergonzoso ascenso de la doctrina de las indulgencias y su particular penetración en Alemania, condujeron a Martín Lutero a publicar las 95 tesis el 31 de octubre de 1517.

  1. El estudio de la historia de la Iglesia

Tiempo después de la publicación de las Tesis, Juan Eck, una antiguo amigo de Lutero en Wittenberg, hizo circular un ataque contra las 95 Tesis. El ataque provocó en Lutero cierta incomodidad, pero no respondió inmediatamente. Eck desafió a Lutero a una disputa pública, lo que desencadenó una serie de enfrentamientos por escrito entre los seguidores de Lutero y Juan Eck.

El ataque de Eck fue tan convincente que provocó que Lutero se lanzara en un estudio intensivo y profundo de la historia de la iglesia, que tendría amplias consecuencias.

Durante la Edad Media, Roma había consolidado su poder y su autoridad, en gran medida a través de una serie de documentos falsos conocidos como “fraudes píos”. Estos documentos incluían una supuesta “Donación de Constantino” de una serie de territorios que constituían la Santa Sede, los documentos resultaron ser una falsificación. Durante el periodo del Renacimiento se habían descubierto estos y otros documentos falsos, lo que estaba provocando un fuerte cuestionamiento hacia la autoridad papal.

  1. La quema de la Bula papal

Durante los siguientes 3 años, las confrontaciones entre Roma, las autoridades civiles y Lutero aumentaron. Pero el 10 de diciembre de 1520 sucedió un evento que para muchos fue uno de los momentos centrales de la historia de la humanidad.

Wittenberg estaba sufriendo un fuerte invierno y algunos profesores y estudiantes, seguidores de Lutero, encendieron un fuego al que arrojaron algunos volúmenes de derecho canónico y otros textos católicos.

Inesperadamente, Lutero se abrió paso entre los presentes, y en un momento de mucha emoción arrojó al fuego un pequeño volumen. Acababa de quemar la bula de excomunión que el Papa León X había lanzado contra él.

BIBLIOGRAFÍA:

La heroica valentía de Martín Lutero: https://bit.ly/2EROCmf​
El legado de la Reforma: https://bit.ly/2y5cYEm​

PELÍCULA MARTÍN LUTERO: https://imdb.to/2y4jNGA​

SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com​
Twitter: https://twitter.com/biteproject​
Podcast: https://audioboom.com/channels/4977856​
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​

Conductor: Giovanny Gómez Pérez
Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon​)

WILLIAM BOOTH: Primer general del EJERCITO de SALVACIÓN

BITE

Serie: Biografías

WILLIAM BOOTH

Primer general del EJERCITO de SALVACIÓN 

William Booth nació en Nottingham el 10 de abril de 1829. Sus padres no eran creyentes, pertenecían a la clase trabajadora y contaban con poca educación.

En 1842, cuando tenía 13 años, su padre lo envió a trabajar como aprendiz en una tienda de empeño situada en la parte más pobre de Nottingham.

En septiembre de ese mismo año, su padre Samuel se enfermó y murió. Poco después, su madre tuvo que dejar su casa para abrir una pequeña tienda en uno de los barrios pobres de Nottingham, donde ganaba un pequeño ingreso vendiendo juguetes, agujas, algodón y cosas por el estilo.

En algún momento a sus 15 años, William fue invitado por una pareja wesleyana a una iglesia, donde se convirtió.

En 1846 quedó impresionado por la predicación de James Caughey y David Greenbury, dos evangelistas itinerantes. Animado por Greenbury, se unió a un grupo de creyentes que predicaban en las calles.

Booth, junto a un grupo de amigos, se dispuso a evangelizar a los pobres. Crearon plataformas nocturnas al aire libre donde predicaban el evangelio a través de música animada y breves exhortaciones que invitaban a los oyentes a volverse a Cristo.

En 1849, William se mudó a Londres para buscar trabajo, regresó brevemente a las casas de empeño, pero también se unió a una capilla en Clapham. Fue en esta iglesia que conoció a Catherine Mumford (1829-1890). Después de que William se convirtiera en evangelista, se casó con Catherine el 16 de julio de 1855, formando una asociación ejemplar y complementaria de por vida.

Después de una breve luna de miel, fue designado como pastor para los circuitos en Halifax y Gateshead. Pero, al sentirse llamado al evangelismo itinerante, renunció en 1861. Booth sentía que su llamado estaba en las calles con los más necesitados.

Él y Catherine se convirtieron en evangelistas itinerantes en Gales, y varias regiones de Inglaterra, especialmente las zonas más pobres.

Cuatro años después, William y Catherine se mudaron a Londres. Fue aquí donde William comenzó su primera campaña evangelística al aire libre en Whitechapel, predicando en una tienda de campaña.

En 1878, William cambió el nombre de la misión por “Ejército de Salvación”, una idea que al parecer tomó del Movimiento Voluntario Británico. Se organizó una estructura militar con él, el “General” William Booth como líder.

Sus primeras “campañas” encendieron una violenta oposición; se organizaron “Ejércitos de esqueletos” para disolver las reuniones, y durante muchos años los seguidores de Booth fueron sometidos a multas y encarcelamientos como quebrantadores de la paz.

Pero la idea llamó la atención y, en menos de diez años, el Ejército de Salvación se había establecido rápidamente en varios países extranjeros.

Después de sufrir un cáncer, Catherine Booth falleció el 4 de octubre de 1890, dejando un vacío significativo en la vida de William. En el mismo mes, Booth publicó su principal manifiesto social, ‘In Darkest England and the Out’.

A partir de entonces, Booth volvió a la predicación y al evangelismo, y la administración diaria del Ejército de Salvación pasó a su hijo mayor, Bramwell.

Fue honrado al recibir la Libertad de las ciudades de Londres y Nottingham. Entre muchos otros honores, Booth también recibió un Doctorado Honorario en Derecho Civil de la Universidad de Oxford.

William Booth murió el 17 de agosto de 1912.

CIBERGRAFÍA:

William Booth, the founder of the Salvation Army: http://bit.ly/2QKLBdk​
William Booth, first General of the Salvation Army: http://bit.ly/2EkgTCg​
William Booth, british minister: http://bit.ly/2QEAse3​

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​
Inscríbete a nuestro newsletter: http://biteproject.com​

Conductor: Giovanny Gómez Pérez (https://twitter.com/giovannydebite​)
Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon​)

PEDRO VALDO

BITE

Serie: Biografías

PEDRO VALDO

El primer REFORMADOR antes de la REFORMA

En 1170, Valdo era un comerciante muy rico y bien conocido en la ciudad de Lyon. Tenía una esposa, dos hijas y muchas propiedades. Pero algo sucedió: algunos dicen que presenció la muerte repentina de un amigo, otros dicen que escuchó una canción espiritual de un juglar itinerante. Lo cierto es que Valdo se sintió profundamente preocupado por su estado espiritual. Esto lo condujo a una crisis por saber cómo podría salvarse.

Su primera decisión fue empezar a leer la Biblia. Pero como solo existía la Vulgata Latina en ese momento y su conocimiento del latín era precario, contrató a dos eruditos para que la tradujeran a su idioma y así poder estudiar el texto sagrado él mismo.

Luego, buscó el consejo espiritual de un sacerdote, quien le enseñó la historia del joven rico en los Evangelios y citó a Jesús: “Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.” (Lucas 18:22).

Las palabras de Jesús en el evangelio traspasaron el corazón de Valdo. Al igual que el joven rico, Valdo se dio cuenta en ese instante de que había estado sirviendo al dinero, no a Dios. Pero a diferencia del joven rico que se alejó de Jesús, Valdo se arrepintió e hizo exactamente lo que Jesús dijo: entregó todo lo que tenía a los pobres.

Después de hacer las provisiones adecuadas para su esposa e hijas, Valdo decidió vivir una vida alejada de las riquezas e invirtió todo su dinero en la labor evangelística, viviendo en completa dependencia de Dios.

Valdo inmediatamente comenzó a predicar desde su Biblia en las calles de Lyon, especialmente a las personas pobres.

Muchos lo siguieron, y para el año 1175 un grupo considerable de hombres y mujeres se habían convertido en discípulos de Valdo. Ellos también renunciaron a sus posesiones y se dedicaron a predicar.

La gente comenzó a llamar a los seguidores de Valdo “los pobres de Lyon”. Más tarde, a medida que el grupo se convirtió en un movimiento y se extendió por toda Francia y otras partes de Europa, se les conoció como “valdenses”.

Cuanto más Valdo estudiaba las Escrituras, más se preocupaba por ciertas doctrinas, prácticas y estructuras del gobierno de la Iglesia de Roma, sin mencionar su riqueza, que se contraponía con la visión y la experiencia de lo que significaba ser cristiano para Valdo.

Pero Pedro Valdo no se quedó callado, sino que se pronunció valientemente contra estas cosas.

Sin embargo, este tipo de posiciones incomodaban a la Iglesia, así que Roma prohibió oficialmente la predicación laica, y Valdo y su grupo atrajeron imediatamente la oposición de los líderes de la iglesia.

El arzobispo de Lyon se sintió particularmente molesto por este movimiento de reforma autodidacta y sin educación y movió sus influencia para neutralizarlo. Pero en el año 1179, Valdo apeló directamente al Papa Alejandro III (1105-1181) y recibió su aprobación. El Papa le otorgó un voto de pobreza. Sin embargo, solo cinco años después, un nuevo papa, Lucio III (1097-1185), se puso del lado del arzobispo.

En 1183, Valdo y sus seguidores fueron excomulgados por violar la prohibición de la predicación y fueron expulsados de la ciudad. Fueron condenados formalmente en un consejo eclesiástico en el año 1184 junto con otros presuntos herejes, incluidos los cátaros, contra quien Valdo había predicado anteriormente.

Si la Iglesia de Roma no hubiese expulsado a Valdo, tal vez el movimiento se hubiera convertido en una comunidad religiosa más, de las decenas que existían ya dentro de la Iglesia.

Realmente Valdo nunca tuvo la intención de separarse de Roma, y mantuvo numerosas doctrinas católicas tradicionales. Pero después de la excomunión, y continuando más allá de la muerte de Valdo, hacia el año 1205, las convicciones separatistas de los valdenses aumentaron y se solidificaron.

CIBERGRAFÍA:

The First Tremor: http://bit.ly/2CNBLQk​
Valdes: http://bit.ly/2To0mAH​
El primer tremor: Pedro Valdo: http://bit.ly/2LNPqJs​

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​
Inscríbete a nuestro newsletter: http://biteproject.com​

Conductor: Giovanny Gómez Pérez (https://twitter.com/giovannydebite​)
Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon​)

JOHN WYCLIFFE: La ESTRELLA de la mañana de la REFORMA

BITE

Serie: Biografías

JOHN WYCLIFFE

La ESTRELLA de la mañana de la REFORMA

Causó un gran impacto en la iglesia: 43 años después de su muerte, los funcionarios desenterraron su cuerpo, quemaron sus restos y arrojaron las cenizas al río Swift.

Aún así, no pudieron deshacerse de él. Sus enseñanzas, aunque suprimidas, continuaron extendiéndose.

John Wycliffe nació en 1330 en Yorkshire, al interior de Inglaterra, en una granja de ovejas a 200 millas de Londres.

Ingresó a la Universidad de Oxford en 1346, pero debido a la Peste Negra, no pudo obtener su doctorado hasta 1372. Sin embargo, para entonces ya era considerado el principal filósofo y teólogo de Oxford.

Se aplicó rigurosamente al estudio de la teología y de las Escrituras. Mientras lo hacía, se dio cuenta de lo mucho que la iglesia se había desviado.

En 1374, Wycliffe se convirtió en rector de la parroquia en Lutterworth.

Mientras tanto, Roma había exigido apoyo financiero de Inglaterra, mientras luchaba por recaudar dinero para resistir un posible ataque francés. Wycliffe aconsejó a su señor local, John de Gaunt, que le dijera al Parlamento que no cumpliera. Argumentó que la iglesia ya era demasiado rica y que Cristo llamó a sus discípulos a la pobreza, no a la riqueza.

Tales opiniones, y sus escritos, hicieron que Wycliffe se metiera en problemas, y fuera llevado a Londres para responder a los cargos de herejía. La audiencia apenas había comenzado cuando la controversia se avivó en el recinto. Pronto estallaron en una discusión abierta que terminó con la reunión. Tres meses después, el papa Gregorio XI emitió cinco toros, o edictos de la iglesia, contra Wycliffe, en los cuales fue acusado de 18 cargos y fue llamado “maestro de los errores”.

En una audiencia posterior ante el arzobispo en el Palacio de Lambeth, Wycliffe respondió: “Estoy listo para defender mis convicciones hasta la muerte… He seguido las Sagradas Escrituras”. Continuó diciendo que el Papa y la iglesia estaban en segundo lugar en autoridad a las Escrituras.

Esto no le cayó bien a Roma, pero debido a la popularidad de Wycliffe en Inglaterra y a una posterior división en el papado, hoy conocido como el Gran Cisma de 1378, cuando se eligieron dos papas rivales, Wycliffe fue puesto bajo “arresto domiciliario” y dejó de pastorear.

Creyendo que cada cristiano debería tener acceso a las Escrituras ya que solo las traducciones en latín estaban disponibles en ese momento, comenzó a traducir la Biblia al inglés, con la ayuda de su amigo John Purvey.

Pero no solo era necesario traducir la Biblia; también tuvo que ser copiada y distribuida. Este proyecto se emprendió antes de la invención de la imprenta, inventada en 1440, por lo que las copias tenían que hacerse cuidadosamente a mano. A pesar de los desafíos, cientos de Biblias fueron producidas y distribuidas por el ejército de pastores de Wycliffe, quienes predicaron en toda Inglaterra. Los seguidores de Wycliffe llegaron a llamarse Lolardos.

Wycliffe permaneció convencido de la autoridad y la centralidad de las Escrituras y se dedicó al llamado de su vida: ayudar a los cristianos a estudiar la Biblia.

John Wycliffe murió el 30 de diciembre de 1384, casi exactamente cien años antes de que naciera Martín Lutero.

CIBERGRAFÍA

The Morning Star of the Reformation: http://bit.ly/2VOr87i​
John Wycliffe, Medieval “protestant”: http://bit.ly/2sp5BEX​
John Wycliffe, English theologian: http://bit.ly/2smvoxh​

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​
Inscríbete a nuestro newsletter: http://biteproject.com​

Conductor: Nicolás Osorio (https://twitter.com/salocin_88​)
Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon​)

JAN HUS: El pre-reformador QUEMADO por oponerse a la inmoralidad de la iglesia

BITE

Serie: Biografías

JAN HUS

El pre-reformador QUEMADO por oponerse a la inmoralidad de la iglesia

Hus nació de padres campesinos en el sur de la actual República Checa. Para escapar de la pobreza, Huss se preparó para el sacerdocio.

Obtuvo una licenciatura, una maestría y finalmente un doctorado. Fue ordenado en 1401 y se convirtió en predicador de la Capilla de Belén de Praga, la iglesia más popular en una de las ciudades más grandes de Europa.

Hus pasó gran parte de su tiempo sirviendo en la academia como decano de la facultad de filosófica en Praga.

Hus vivió en una época en que la inmoralidad infectó el sacerdocio de la Iglesia católica. Pronto comenzó a predicar “sermones violentos” contra la corrupción del clero hasta que lo denunciaron al arzobispo y le prohibieron predicar. Mientras Huss leía las Escrituras y observaba a los papas de su época abusar de su poder, concluyó que la autoridad papal no era la máxima.

Jan Hus argumentó firmemente contra las indulgencias, abogó por que tanto el pan como el vino se sirvieran en la comunión, y predicó en el idioma de las personas en oposición al latín con el que se predicaba entonces.

Mientras tanto, la situación se complicó con la política europea, que vio a dos papas compitiendo para gobernar a toda la cristiandad.

Un consejo de la iglesia fue convocado en Pisa en 1409 para resolver el asunto. El consejo derrocó a ambos papas y eligió a Alejandro V (1339-1410) como el pontífice legítimo. Alejandro pronto fue “persuadido”, es decir, sobornado, para aliarse con las autoridades de la iglesia Bohemia contra Huss. Huss tenía prohibido predicar, pero solo en papel, con el apoyo de los bohemios locales, Huss continuó predicando y ministrando en la Capilla de Belén.

Cuando el sucesor del papa Alejandro V autorizó la venta de indulgencias para recaudar fondos para su cruzada contra uno de sus rivales, Huss se enojó y se volvió aún más inflexible.

El Papa actuaba por mero interés propio, y Huss ya no podía justificar la autoridad moral del Papa. Se apoyó aún más en la Biblia, que proclamó como la autoridad final para la iglesia. Hus argumentó además que el pueblo checo estaba siendo explotado por las indulgencias del papa. Sus opiniones fueron consideradas como un ataque contra el rey de Bohemia, quien obtuvo una parte de los beneficios del dinero recaudado con la venta de indulgencias.

Con eso Hus perdió el apoyo de su rey. Su excomunión, que había sido abandonada tácitamente, ahora fue revivida, y se impuso un interdicto a la ciudad de Praga, mediante el cual ningún ciudadano podía recibir la Comunión ni ser sepultado en los terrenos de la iglesia mientras Huss continuara su ministerio. Para salvar a la ciudad, Huss se retiró al campo hacia fines de 1412, donde pasó los siguientes dos años en una actividad literaria intensa, escribiendo varios tratados.

En noviembre de 1414, el Concilio de Constanza se reunió, y el emperador instó a Hus a venir y dar cuenta de su doctrina. Debido a que se le prometió seguridad y a la importancia del consejo, que prometía reformas importantes a la iglesia, Huss decidió asistir. Sin embargo, cuando llegó, fue arrestado de inmediato y permaneció encarcelado durante seis meses.

En lugar de una audiencia, a Hus finalmente se lo llevaron ante las autoridades encadenado y se le pidió simplemente que se retractara de sus opiniones.

En julio de 1415, lo desnudaron, lo adornaron con un sombrero de burro pintado con demonios y etiquetado como “archi-hereje”, todo mientras oraba por sus enemigos.

Luego lo llevaron junto a una pila en llamas de sus libros y lo encadenaron a una estaca. En respuesta a estar encadenado.

Sus verdugos recogieron sus cenizas y las arrojaron a un lago para que no quedara nada de sus restos, pero algunos checos recolectaron trozos de tierra del suelo donde Hus había muerto y los llevaron de regreso a Bohemia como monumento conmemorativo.

CIBERGRAFÍA

John Hus, Pre-Reformation Reformer: http://bit.ly/2AXeqtY​
Jan Hus, bohemian religious leader: http://bit.ly/2Cum4vY​
Jan Hus, The Goosefather: http://bit.ly/2DnCisC​
El padre ganso: Jan Huss: http://bit.ly/2xxmTEU​


Puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​
Inscríbete a nuestro newsletter: http://biteproject.com​

Conductor: Nicolás Osorio (https://twitter.com/salocin_88​)
Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon​)