EL DIOS DE PAZ

EL DIOS DE PAZ

la-verdad-para-hoy

11/30/2016

El Dios de paz estará con vosotros. (Filipenses 4:9)

alimentemos_el_almaEl apóstol Pablo a menudo se refirió al Señor como el Dios de paz. En Romanos dijo: “Y el Dios de paz sea con todos vosotros” (15:33). En 2 Corintios escribió: “El Dios de paz y de amor estará con vosotros” (13:11). Y a los creyentes tesalónicos les dijo: “El mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera” (2 Ts. 3:16).

 El versículo de hoy subraya el hecho de que el carácter de Dios es de paz. Él es el origen y el dador de la paz. Cuando nuestras actitudes, nuestros pensamientos y nuestra conducta están en armonía con Dios, la paz de Dios y el Dios de paz nos protegerán. Su paz da consuelo, tranquilidad, quietud y confianza en medio de cualquier prueba que pueda afrontar.

Disponible en Internet en: http://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2012 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros (http://www.gracia.org/acercaDeGAV.aspx?page=derechos).

El silencio de Dios

30 Noviembre 2016

El silencio de Dios
por Charles R. Swindoll

Ester 5:5-7

alimentemos_el_almaSiendo que estamos atrapados en esta jaula terrenal, este pequeño espacio donde la luz en muchas veces débil y donde Dios a veces está en silencio. ¿Cómo podemos ser sensibles a su intervención? ¿Qué podemos hacer cuando, al igual que Job, luchamos en la niebla con el silencio de Dios, cuando estamos convencidos de que su silencio es lo mismo que su ausencia?

Tenga por seguro que Él no está ausente. Puede que esté callado pero no ausente.

La niebla que hay sobre su lago no es accidental ni mortal. Por lo tanto, mientras esté cruzando por este lago, escuche con mucho cuidado y paciencia la voz de Dios. Algunos días, será presa del pánico y remará frenéticamente. Probará varias técnicas, pero todo el tiempo necesita estar escuchando su voz. Le animo a escuchar con gran sensibilidad, porque su mensaje le llegará de diversas maneras.

Algunas personas me ponen nervioso por la manera como dicen que escuchan y ven actuar a Dios. A veces reconozco sin reservas que quisiera recomendarles un buen psiquiatra. Especialmente cuando le oigo decir cosas como: “El Señor me habló en la cocina esta mañana a las 12:15.” O, “Dios me concedió hoy un lugar para estacionar mi auto”. A estas personas yo las llamo “cristianos calcomanías”. Con frecuencia son personas inquietantes, casi fantasmales. Los milagros son una cosa corriente para ellos. Ven palabras escritas en las nubes y escuchan voces en la noche. Escúcheme bien: esa no es la clase de “voz” a la que me refiero.

Dios le dio a usted una mente, y también le dio capacidad para razonar. Le dio asimismo una sensibilidad especial; esto es parte intrínseca de su sistema espiritual, y el sistema de cada persona está sintonizado de manera diferente. Dios quiere revelarle a usted su voluntad, y también enseñarle mientras espera. Por eso, mientras espera, no se ponga a buscar cosas fantasmales. Nosotros andamos por fe, no por vista (2 Corintios 5:7). Escudriñe la Biblia. Doble sus rodillas. Acepte el consejo de los creyentes maduros y equilibrados, que tienen solidez bíblica en su teología y en sus vidas. Y espere.

Con todo, hay cosas tangibles en la cuales usted debe mantener conexión. Con pasajes de las Escrituras que proporcionan consuelo y discernimiento; con mensajes que nutren e iluminan; con ciertas personas que respeta. Conéctese a todo esto, espere, y escuche con oído sensible. Al igual que Ester, no se apresure cuanto tenga que tomar decisiones grandes; y, ¿me permite que se muy directo? ¡No hable tanto! Los creyentes que están madurando no solo respetan el silencio de Dios, sino que también son ejemplos del mismo.

Dios quiere revelarle a usted su voluntad, y también enseñarle mientras espera.—Charles R. Swindoll

Tomado del libro Buenos Días con Buenos Amigos (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2007). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmundohispano.org). Copyright © 2016 por Charles R. Swindoll Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.

– See more at: https://visionparavivir.org/devocional#sthash.AsT6HDCv.dpuf

CRISTIANOS INTRÉPIDOS

CRISTIANOS INTRÉPIDOS

images

Pablo Martini
Programa No. 2016-11-30

alimentemos_el_almaGrandes ideas siempre reciben gran oposición, esto es un hecho. Basta con opinar algo en una reunión de gerencia para que algún sector se manifieste en contra al escuchar tu propuesta, sólo por el hecho de disentir, sin un argumento consistente. ¿Envidia, celos, prejuicios?… No sabemos, lo cierto es que para abrirse paso con una idea nueva se necesita agallas. El cristianismo fue la gran idea de Dios. Tuvo que abrirse paso entre tres culturas muy bien arraigadas en el mundo conocido de entonces, la cultura griega, la romana y la judía. Nacía una nueva: La judeocristiana, que luego de un siglo se instaló firmemente como cristiana. Se forjó en medio de un caldo de cultivo adverso donde convergían el paganismo de Grecia, el imperialismo de Roma y la religiosidad de Israel. Obvio que recibió oposición, con todo el rigor de la palabra oposición, pero sobrevivió. Sobrevivió a los ataques más despiadados, las críticas más infundadas y los traidores menos esperados. Sobrevivió porque fue fundado sobre el amor, la no violencia y la no vengatividad. Comenzó a crecer y recibió más golpes que antes. (El clavo que sobresale siempre recibe el martillazo). Pero alguien dijo que la iglesia se construye sobre la sangre de sus mártires. Hasta nuestros tiempos ha atravesado culturas, persecuciones, reyes y reinos pero sigue en pie, cumpliendo la promesa del Señor: “Sobre esta Roca edificaré mi iglesia y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”. Muchos intentan ridiculizarnos y se burlan, pero ninguna empresa, por más grande que sea, ha logrado tantos adeptos y persistido por tanto tiempo (2.000 años y contando). Cuando tú anuncias la “Gran idea de Dios” debes sentirte orgulloso, sin miedos ni vergüenza. Pablo era un desvergonzado. Él dijo: “No me avergüenzo del evangelio (La gran idea), porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”. Si vas a regular tu medida de entrega a la Causa de la Iglesia de acuerdo a la medida de oposición que encuentres no eres digno de La Causa, no eres digno del Señor. Recuerda: “Grandes ideas siempre tuvieron gran oposición”.

PENSAMIENTO DEL DÍA:

No es que hoy no haya más persecución, lo que no hay hoy son cristianos intrépidos como en el primer siglo.

Disponible en Internet en: http://www.labibliadice.org

Contenido publicado con autorización de:
La Biblia Dice
Av.Galo Plaza Lasso N63-183 y de los Cedros
Telf. 00593-2-2475563
Quito-Ecuador

Saludo

Gálatas 1-3

9781586403546

Saludo

alimentemos_el_almaPablo, apóstol (no de parte de hombres ni mediante hombre alguno, sino por medio de Jesucristo y de Dios el Padre que le resucitó de entre los muertos), y todos los hermanos que están conmigo:

A las iglesias de Galacia: Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo[a], que se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos[b] de este presente siglo[c] malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

No hay otro evangelio

Me maravillo de que tan pronto hayáis abandonado[d] al que os llamó por[e] la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente; que en realidad no es otro evangelio, sólo que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al[f] que os hemos anunciado, sea anatema[g]. Como hemos dicho antes, también repito ahora: Si alguno os anuncia un evangelio contrario al[h] que recibisteis, sea anatema[i]. 10 Porque ¿busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.

El evangelio predicado por Pablo

11 Pues quiero que sepáis, hermanos, que el evangelio que fue anunciado por míno es según el hombre. 12 Pues ni lo recibí de hombre, ni me fue enseñado, sino que lo recibí por medio de una revelación de Jesucristo. 13 Porque vosotros habéis oído acerca de mi antigua manera de vivir en el judaísmo, de cuán desmedidamente perseguía yo a la iglesia de Dios y trataba de destruirla, 14 y cómo yo aventajaba en el judaísmo a muchos de mis compatriotas[j]contemporáneos[k], mostrando mucho más celo por las tradiciones de mis antepasados. 15 Pero cuando Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien 16 revelar a su Hijo en mí para que yo le anunciara entre los gentiles, no consulté enseguida con carne y sangre[l], 17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo, sino que fui a Arabia, y regresé otra vez a Damasco.

Visita de Pablo a Jerusalén

18 Entonces, tres años después, subí a Jerusalén para conocer a Pedro[m], y estuve con él quince días. 19 Pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo[n], el hermano del Señor. 20 (En lo que os escribo, os aseguro[o] delante de Dios que no miento.) 21 Después fui a las regiones de Siria y Cilicia. 22 Pero todavía no era conocido en persona[p] en las iglesias de Judea que eran en Cristo; 23 sino que sólo oían decir: El que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica[q] la fe que en un tiempo quería destruir. 24 Y glorificaban a Dios por causa de[r] mí.

Los apóstoles respaldan a Pablo

2 Entonces, después de catorce años, subí otra vez a Jerusalén con Bernabé, llevando también a Tito. Subí por causa de una revelación y les presenté el evangelio que predico entre los gentiles, pero lo hice en privado a los que tenían alta reputación, para cerciorarme de que no corría ni[s] había corrido en vano.Pero ni aun Tito, que estaba conmigo, fue obligado a circuncidarse, aunque era griego. Y esto fue por causa de los falsos hermanos introducidos secretamente, que se habían infiltrado para espiar la[t] libertad que tenemos en Cristo Jesús, a fin de someternos a esclavitud, a los cuales ni por un momento[u] cedimos, para no someternos, a fin de que la verdad del evangelio permanezca con vosotros. Y de aquellos que tenían reputación de ser algo (lo que eran, nada me importa; Dios no hace acepción de personas[v]), pues bien, los que tenían reputación, nada me enseñaron[w]. Sino al contrario, al ver que se me había encomendado el evangelioa los de la incircuncisión, así como Pedro lo había sido a los de la circuncisión(porque aquel que obró eficazmente para con Pedro en su apostolado a los de la circuncisión, también obró eficazmente para conmigo en mi apostolado a los gentiles), y al reconocer la gracia que se me había dado, Jacobo[x], Pedro[y] y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra[z] de compañerismo, para que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a los de la circuncisión. 10 Sólo nos pidieron que nos acordáramos de los pobres, lo mismo que yo estaba también deseoso de hacer.

Judíos y gentiles justificados por la fe

11 Pero cuando Pedro[aa] vino a Antioquía, me opuse a él cara a cara, porque era de condenar[ab]. 12 Porque antes de venir algunos de parte de Jacobo[ac], él comía con los gentiles, pero cuando vinieron, empezó a retraerse y apartarse, porque temía[ad] a los de la circuncisión. 13 Y el resto de los judíos se le unió en suhipocresía, de tal manera que aun Bernabé fue arrastrado por la hipocresía de ellos. 14 Pero cuando vi que no andaban con rectitud en cuanto a la verdad del evangelio, dije a Pedro[ae] delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como los judíos, ¿por qué obligas a los gentiles a vivir como judíos?15 Nosotros somos judíos de nacimiento[af] y no pecadores de entre los gentiles;16 sin embargo, sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino mediante la fe en Cristo Jesús, también nosotros hemos creído en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de laley; puesto que por las obras de la ley nadie[ag] será justificado. 17 Pero si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros hemos sido hallados pecadores, ¿es Cristo, entonces, ministro de pecado? ¡De ningún modo!18 Porque si yo reedifico lo que en otro tiempo destruí, yo mismo resulto transgresor. 19 Pues mediante la ley yo morí a la ley, a fin de vivir para Dios. 20 Con Cristo he sido crucificado[ah], y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que[ai] ahora vivo en la carne, la[aj] vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 21 No hago nula la gracia de Dios, porque si la justicia viene por medio de la ley, entonces Cristo murió en vano[ak].

La fe y la vida cristiana

3 ¡Oh, gálatas insensatos! ¿Quién os ha fascinado[al] a vosotros, ante cuyos ojos Jesucristo fue presentado públicamente como crucificado? Esto es lo único que quiero averiguar[am] de vosotros: ¿recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe[an]? ¿Tan insensatos sois? Habiendo comenzado por[ao] el Espíritu, ¿vais a terminar[ap] ahora por la carne? ¿Habéis padecido tantas cosas en vano? ¡Si es que en realidad fue en vano! Aquel, pues, que os suministra el Espíritu y hace milagros[aq] entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley o por el oír con fe[ar]? Así Abraham creyo a Dios y le fue contado como justicia. Por consiguiente, sabed que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. Y la Escritura, previendo que Dios justificaría[as] a los gentiles[at] por la fe, anunció de antemano las buenas nuevas a Abraham, diciendo: En ti seran benditas todas las naciones. Así que, los que son de fe son bendecidos con Abraham, el creyente.10 Porque todos los que son de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo el que no permanece en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. 11 Y que nadie es justificado ante Dios por la ley es evidente, porque El justo vivira por la fe[au]. 12 Sin embargo, la ley no es de[av] fe; al contrario, El que las[aw] hace, vivira por[ax] ellas. 13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros (porque escrito está: Maldito todo el que cuelga de un madero[ay]), 14 a fin de que en Cristo Jesús la bendición de Abraham viniera a los gentiles, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe.

La promesa, y el propósito de la ley

15 Hermanos, hablo en términos humanos[az]: un pacto, aunque sea humano[ba], una vez ratificado nadie lo invalida ni le añade condiciones. 16 Ahora bien, las promesas fueron hechas a Abraham y a su descendencia[bb]. No dice: y a las descendencias[bc], como refiriéndose a muchas, sino más bien a una: y a tu descendencia, es decir, Cristo. 17 Lo que digo es esto: La ley, que vino cuatrocientos treinta años más tarde, no invalida un pacto ratificado anteriormente por Dios, como para anular la promesa. 18 Porque si la herencia depende[bd] de la ley, ya no depende[be] de una promesa; pero Dios se la concedió a Abraham por medio de una promesa. 19 Entonces, ¿para qué fue dada la ley? Fue añadida a causa de[bf] las transgresiones, hasta que viniera la descendencia[bg] a la cual había sido hecha la promesa, ley que fue promulgada mediante ángeles por mano de un mediador. 20 Ahora bien, un mediador no es de una parte solamente, ya que Dios es uno solo. 21 ¿Es entonces la ley contraria a las promesas de Dios? ¡De ningún modo! Porque si se hubiera dado una ley capaz de impartir vida, entonces la justicia ciertamente hubiera dependido[bh] de la ley. 22 Pero la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuera dada a todos los que creen.

23 Y antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley, confinados para la fe que había de ser revelada. 24 De manera que la ley ha venido a ser nuestro ayo[bi]para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por la fe. 25 Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo[bj], 26 pues todos sois hijos de Diosmediante la fe en Cristo Jesús. 27 Porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido. 28 No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni[bk] mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si sois de Cristo, entonces sois descendencia[bl] de Abraham, herederos según la promesa.

Notas al pie:

  1. Gálatas 1:3 Algunos mss. antiguos dicen: Dios el Padre, y de nuestro Señor Jesucristo
  2. Gálatas 1:4 O, sacarnos, o, rescatarnos
  3. Gálatas 1:4 O, mundo
  4. Gálatas 1:6 O, desertado
  5. Gálatas 1:6 Lit., en
  6. Gálatas 1:8 O, aparte del, o, distinto al
  7. Gálatas 1:8 I.e., maldito
  8. Gálatas 1:9 O, aparte del, o, distinto al
  9. Gálatas 1:9 I.e., maldito
  10. Gálatas 1:14 Lit., entre los de mi raza
  11. Gálatas 1:14 O, de mi edad
  12. Gálatas 1:16 I.e., seres humanos
  13. Gálatas 1:18 Lit., Cefas
  14. Gálatas 1:19 O, Santiago
  15. Gálatas 1:20 Lit., he aquí
  16. Gálatas 1:22 O, de vista; lit., de rostro
  17. Gálatas 1:23 O, anuncia
  18. Gálatas 1:24 Lit., en
  19. Gálatas 2:2 O, por temor a que corría o
  20. Gálatas 2:4 Lit., nuestra
  21. Gálatas 2:5 Lit., una hora
  22. Gálatas 2:6 Lit., no recibe un rostro humano
  23. Gálatas 2:6 O, contribuyeron
  24. Gálatas 2:9 O, Santiago
  25. Gálatas 2:9 Lit., Cefas
  26. Gálatas 2:9 Lit., las diestras
  27. Gálatas 2:11 Lit., Cefas
  28. Gálatas 2:11 Lit., uno que estaba condenado o se había condenado a sí mismo
  29. Gálatas 2:12 O, Santiago
  30. Gálatas 2:12 Lit., temiendo
  31. Gálatas 2:14 Lit., Cefas
  32. Gálatas 2:15 Lit., por naturaleza
  33. Gálatas 2:16 Lit., ninguna carne
  34. Gálatas 2:20 O, Con Cristo estoy juntamente crucificado
  35. Gálatas 2:20 O, lo que
  36. Gálatas 2:20 O, lo
  37. Gálatas 2:21 O, innecesariamente
  38. Gálatas 3:1 I.e., engañado por arte de magia
  39. Gálatas 3:2 Lit., aprender
  40. Gálatas 3:2 Lit., de fe
  41. Gálatas 3:3 O, con
  42. Gálatas 3:3 U, os perfeccionáis
  43. Gálatas 3:5 U, obras de poder
  44. Gálatas 3:5 Lit., de fe
  45. Gálatas 3:8 Lit., justifica
  46. Gálatas 3:8 O, las naciones
  47. Gálatas 3:11 O, El que es justo por la fe vivirá
  48. Gálatas 3:12 O, no depende de la
  49. Gálatas 3:12 I.e., las cosas escritas en el libro de la ley
  50. Gálatas 3:12 O, en
  51. Gálatas 3:13 O, una cruz
  52. Gálatas 3:15 Lit., según el hombre
  53. Gálatas 3:15 Lit., de hombre; i.e., entre hombres
  54. Gálatas 3:16 Lit., simiente
  55. Gálatas 3:16 Lit., simientes
  56. Gálatas 3:18 O, es
  57. Gálatas 3:18 O, es
  58. Gálatas 3:19 O, para definir
  59. Gálatas 3:19 Lit., simiente
  60. Gálatas 3:21 Lit., sido
  61. Gálatas 3:24 O, tutor
  62. Gálatas 3:25 O, tutor
  63. Gálatas 3:28 Lit., y
  64. Gálatas 3:29 Lit., simiente

La Biblia de las Américas (LBLA)Copyright © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation

 

EL EJERCICIO HACE MAESTRO AL NOVICIO

EL EJERCICIO HACE MAESTRO AL NOVICIO

la-verdad-para-hoy

11/29/2016

Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced. (Filipenses 4:9)

En el versículo de hoy, el apóstol Pablo subraya que los creyentes de Filipos necesitaban practicar lo que aprendieron, recibieron, oyeron y vieron en su vida.

En primer lugar, aprendieron de su instrucción personal, que incluía la predicación, la enseñanza y la disciplina (cp. Hch. 20:20). Él presentaba las verdades del Antiguo Testamento y el significado de la reve­la­ción del Nuevo Testamento, explicando cómo se apli­ca­ban a la vida de ellos.

Además, lo que recibieron de Pablo era la revelación directa de Dios. La Biblia pone en claro que Pablo recibió directa revelación del Señor y luego la dio a conocer a los creyentes (cp. 1 Co. 11:2; 15:1-3; 1 Ts. 4:1).

De otras fuentes también oyeron acerca del carácter, de la manera de vivir y de la predicación de Pablo. Estaban conscientes de su impecable reputación.

 Y lo que vieron los creyentes de Filipos en Pablo sabían que era cierto por experiencia propia.

Al igual que la de Pablo, su vida debe ser digna de imitación por los demás creyentes. Así que “sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos” (Stg. 1:22).

Disponible en Internet en: http://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2012 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros (http://www.gracia.org/acercaDeGAV.aspx?page=derechos).

Dios sí se fija

29 Noviembre 2016

Dios sí se fija
por Charles R. Swindoll

Ester 6:1-14

alimentemos_el_almaLas cosas no son como parecen, eso nunca falla, ¿verdad? Cuando uno piensa que no pueden ser peores, lo son. Esto fue muy cierto para Mardoqueo en un momento crucial de la historia de Ester.

Cuando todo parece estar perdido, no es así: Mardoqueo pudo haberse desesperado por la situación que había en Persia. El rey era un gentil y no tenía ningún interés en los judíos. Además su hombre de confianza más cercano era Amán, quien odiaba abiertamente a los judíos. Ester estaba en el palacio, pero si el rey descubría que ella era judía su vida podría terminar en un instante. Cuando parece que todo está perdido, no es así.

Cuando parece que nadie se ha dado cuenta, no es así: ¿Recuerda la valiente decisión de Mardoqueo antes, cuando se enteró de una conspiración por parte de dos de los porteros del palacio que estaban haciendo planes para asesinar al rey? Cuando llegó a oídos de Mardoqueo ese complot, se lo contó a su hija adoptiva Ester, y ella, por ser la reina, alertó al rey.

Ester le había dicho al rey que la información había venido de Mardoqueo, pero nadie lo recompensó por su gran acción. Parecía como si nadie se hubiera fijado o lo recordara. Por lo tanto, Mardoqueo siguió viviendo su vida sin que nadie se fijara, lo recompensara o lo apreciara, hasta esa noche decisiva.

Me encantan las dos primeras palabras de 6:1: “Aquella noche.” Así son las cosas de Dios. En el último momento, Él interviene y hace lo inesperado. Cuando nadie parece fijarse y cuando a nadie parece importarle, Él se fija y a Él le importa “aquella noche”.

De ser posible, aprenda hoy mismo esta lección de Mardoqueo. A pesar de todo lo que le sucede, él nunca se vuelve un hombre vengativo. Nunca trata de vengarse de Amán, aun cuando tiene la oportunidad, aun cuando Amán está en una situación muy vulnerable. No le da una patada en la cara cuando tiene la oportunidad de hacerlo. Ni siquiera habla contra el hombre. Permítame que lo rete a proteger su corazón así como lo hizo Mardoqueo.

En el último momento, Él interviene y hace lo inesperado. —Charles R. Swindoll

Tomado del libro Buenos Días con Buenos Amigos (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2007). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmundohispano.org). Copyright © 2016 por Charles R. Swindoll Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.

– See more at: https://visionparavivir.org/devocional#sthash.fk7wbJ1O.dpuf

CÓRTALO Y ÉCHALO

CÓRTALO Y ÉCHALO

images

Pablo Martini
Programa No. 2016-11-29

alimentemos_el_almaJesús fue tajante respecto a aquellos males que enraízan en el sustrato humano a tal punto que cuesta erradicarlos. En el capítulo 18 del evangelio según lo narra Mateo dijo que cuando un pecado ya ha pasado a formar parte de ti mismo como si fuese un miembro más de tu cuerpo (una mano, un pie o un ojo), debes tener una enérgica actitud, debes cortarlo y echarlo de ti. No todo está mal en tu vida, de hecho hay muchas cosas buenas, de ahí que no se refiera a ambos pies o ambas manos o ambos ojos. Este pasaje está direccionado a sus discípulos desde el encabezado mismo del capítulo. Eran buenos creyentes, seguían a Jesús, ¡habían dejado todo por Él!, pero algún área de sus vidas no le pertenecía a Dios. Esta situación es muy común en la mayoría de buenos cristianos. Le hemos entregado a Dios el control de nuestras vidas pero nos hemos quedado con una pequeña llavecita de un cuarto privado, muy privado que no queremos que nadie se meta. ¿Por vergüenza, por orgullo, por miedo?… No sé pero sí sé que Dios es celoso y no te dejará hasta la rendición total. “Córtalo”, les dijo en primer lugar. La idea original de esta palabra es “evítalo”. No vayas a ese lugar en el que siempre acabas mal. No pases por ese puesto de revistas donde se exhiben fotos de mujeres bonitas con poca ropa en las tapas de sus revistas. No juegues football si terminas peleado siempre con algún amigo. Borra de tu lista de contactos ese nombre que te trae malos recuerdos y siempre sientes deseos de volver a llamar. La otra palabra es “échalo de ti” en el idioma original significa: Ódialo. Rompe con decisión aquellas cosas que te son de tropiezo, que son basura. Nadie guarda hasta el lunes la bolsa de basura en su casa simplemente porque el recogedor no pasó el viernes, ¡NO, hace algo!… Pero no nos damos cuenta que el computador o nuestro celular puede convertirse en una bolsa de basura pornográfica o de otro tipo. ¡Y la guardamos en nuestros cuartos toda la semana!!! Córtalo y échalo de ti.

PENSAMIENTO DEL DÍA:

Es mejor morirse de hambre que comer la comida del diablo.

Disponible en Internet en: http://www.labibliadice.org

Contenido publicado con autorización de:
La Biblia Dice
Av.Galo Plaza Lasso N63-183 y de los Cedros
Telf. 00593-2-2475563
Quito-Ecuador

Llamamiento a la liberalidad

2 Corintios 9-13

9781586403546

Llamamiento a la liberalidad

alimentemos_el_alma9 Porque me es por demás escribiros acerca de este[a] servicio a los santos;pues conozco vuestra buena disposición, de la que me glorío por vosotros ante los macedonios, es decir, que Acaya ha estado preparada desde el año pasado; y vuestro celo ha estimulado a la mayoría de ellos. Pero he enviado a los hermanos para que nuestra jactancia acerca de vosotros no sea hecha vana en este caso, a fin de que, como decía, estéis preparados; no sea que algunos macedonios vayan conmigo y os encuentren desprevenidos, y nosotros (por no decir vosotros) seamos avergonzados por esta confianza. Así que creí necesario exhortar a los hermanos a que se adelantaran en ir a vosotros, y prepararan de antemano vuestra generosa ofrenda[b], ya prometida, para que la misma estuviera lista como ofrenda generosa[c], y no como por codicia.

Recompensa de la liberalidad

Pero esto digo: El que siembra escasamente, escasamente también segará; y el que siembra abundantemente[d], abundantemente[e] también segará. Que cada uno [f] como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre. Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para vosotros, a fin de que teniendo siempre todo lo suficiente en todas las cosas, abundéis para toda buena obra; como está escrito:

El esparcio, dio a los pobres;
su justicia permanece para siempre.

10 Y el que suministra semilla al sembrador y pan para su alimento, suplirá y multiplicará vuestra sementera y aumentará la siega de vuestra justicia; 11 seréis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual por medio de nosotros produce acción de gracias a Dios. 12 Porque la ministración de este servicio no sólo suple con plenitud lo que falta a los santos, sino que también sobreabunda a través de muchas acciones de gracias a Dios. 13 Por la prueba dada por[g] esta ministración[h], glorificarán a Dios por vuestra obediencia a vuestra confesión del evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para[i] ellos y para todos; 14 mientras que también ellos, mediante la oración a vuestro favor, demuestran su anhelo[j] por vosotros debido a la sobreabundante gracia de Dios en vosotros. 15 ¡Gracias a Dios por su don inefable!

Las armas del apostolado

10 Y yo mismo, Pablo, os ruego por la mansedumbre y la benignidad de Cristo, yo, que soy humilde cuando estoy delante de vosotros, pero osado para con vosotros cuando estoy ausente, ruego, pues, que cuando esté presente, no tenga que ser osado con la confianza con que me propongo proceder resueltamente[k] contra algunos que nos consideran como si anduviéramos según la carne. Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne;porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Diospara la destrucción de fortalezas; destruyendo especulaciones[l] y todo razonamiento altivo[m] que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo, y estando preparados para castigar toda desobediencia cuando vuestra obediencia sea completa.Vosotros veis[n] las cosas según la apariencia exterior[o]. Si alguno tiene confianza en sí mismo de que es de Cristo, considere esto dentro de sí otra vez: que así como él es de Cristo, también lo somos nosotros. Pues aunque yo me gloríe más todavía[p] respecto de nuestra autoridad, que el Señor nos dio para edificación y no para vuestra destrucción, no me avergonzaré, para que no parezca como que deseo asustaros con mis[q] cartas. 10 Porque ellos dicen: Las cartas son severas y duras[r], pero la presencia física es poco impresionante[s], y la manera de hablar[t]menospreciable. 11 Esto tenga en cuenta tal persona: que lo que somos en palabra por carta, estando ausentes, lo somos también[u] en hechos, estando presentes. 12 Porque no nos atrevemos a contarnos ni a compararnos con algunos que se alaban a sí mismos; pero ellos, midiéndose a sí mismos y comparándose consigo mismos, carecen de entendimiento. 13 Mas nosotros no nos gloriaremos desmedidamente, sino dentro de la medida[v] de la esfera que Dios nos señalócomo límite[w] para llegar también hasta vosotros. 14 Pues no nos excedemos a nosotros mismos, como si no os hubiéramos alcanzado, ya que nosotros fuimos los primeros en llegar hasta vosotros con[x] el evangelio de Cristo; 15 no gloriándonos desmedidamente, esto es, en los trabajos de otros, sino teniendo la esperanza de que conforme vuestra fe crezca, nosotros seremos, dentro de[y]nuestra esfera, engrandecidos aún más por vosotros, 16 para anunciar el evangelioaun a las regiones que están más allá de vosotros, y para no gloriarnos en lo que ya se ha hecho[z] en la esfera de otro. 17 Pero el que se gloria, que se glorie en el Señor. 18 Porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien el Señor alaba.

Pablo defiende su apostolado

11 Ojalá que me soportarais un poco de insensatez; y en verdad me soportáis[aa].Porque celoso estoy de vosotros con celo de Dios; pues os desposé a un esposo para presentaros como virgen pura a Cristo. Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean desviadas[ab] de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo. Porque si alguien viene y predica a otro Jesús, a quien no hemos predicado, o recibís un espíritu diferente, que no habéis recibido, o aceptáis un evangelio distinto, que no habéis aceptado, bien lo toleráis. Pues yo no me considero inferior en nada a los más eminentes apóstoles[ac]. Pero aunque yo sea torpe en el hablar, no lo soy en el conocimiento; de hecho, por todos los medios os lo hemos demostrado en todas las cosas. ¿O cometí un pecado al humillarme a mí mismo para que vosotros fuerais exaltados, porque os prediqué[ad] el evangelio de Dios gratuitamente? A otras iglesias despojé[ae], tomando salario de ellas para serviros a vosotros; y cuando estaba con vosotros y tuve necesidad, a nadie fui carga; porque cuando los hermanos llegaron de Macedonia, suplieron plenamente mi necesidad, y en todo me guardé, y me guardaré, de seros carga. 10 Como la verdad de Cristo está en mí, este gloriarme no se me impedirá en las regiones de Acaya. 11 ¿Por qué? ¿Porque no os amo? ¡Dios lo sabe! 12 Pero lo que hago continuaré haciéndolo, a fin de privar de[af] oportunidad a aquellos que desean una oportunidad de ser considerados[ag] iguales a nosotros en aquello en que se glorían. 13 Porque los tales son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es de extrañar, pues aun Satanás se disfraza como ángel de luz.15 Por tanto, no es de sorprender que sus servidores[ah] también se disfracen como servidores[ai] de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

Credenciales de un apóstol verdadero

16 Otra vez digo: nadie me tenga por insensato; pero si vosotros lo hacéis, recibidme aunque sea como insensato, para que yo también me gloríe un poco.17 Lo que digo, no lo digo como lo diría el Señor[aj], sino como en insensatez, en esta confianza de gloriarme. 18 Pues ya que muchos se glorían según la carne, yo también me gloriaré. 19 Porque vosotros, siendo tan sabios, con gusto toleráis a los insensatos. 20 Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora, si alguno se aprovecha de vosotros, si alguno se exalta a sí mismo, si alguno os golpea en el rostro. 21 Para vergüenza mía digo que en comparación nosotros hemos sido débiles. Pero en cualquier otra cosa que alguien más sea osado(hablo con insensatez), yo soy igualmente osado. 22 ¿Son ellos hebreos? Yo también. ¿Son israelitas? Yo también. ¿Son descendientes[ak] de Abraham? Yo también. 23 ¿Son servidores de Cristo? (Hablo como si hubiera perdido el juicio.) Yo más. En muchos más[al] trabajos, en muchas más[am] cárceles, en azotes un sinnúmero de veces[an], a menudo en peligros de muerte. 24 Cinco veces he recibido de los judíos treinta y nueve[ao] azotes. 25 Tres veces he sido golpeado con varas, una vez fui apedreado, tres veces naufragué, y he pasado una noche y un día en lo profundo[ap]. 26 Con frecuencia en viajes, en peligros de ríos, peligros de salteadores, peligros de mis compatriotas, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos;27 en trabajos y fatigas, en muchas noches de desvelo[aq], en hambre y sed, a menudo sin comida, en frío y desnudez. 28 Además de tales cosas externas[ar], está sobre mí la presión cotidiana de la preocupación por todas las iglesias.29 ¿Quién es débil sin que yo sea débil? ¿A quién se le hace pecar sin que yo no me preocupe intensamente[as]? 30 Si tengo que gloriarme, me gloriaré en cuanto a mi debilidad. 31 El Dios y Padre del Señor Jesús, el cual es bendito para siempre, sabe que no miento. 32 En Damasco, el gobernador[at] bajo el rey Aretas, vigilaba la ciudad de los damascenos con el fin de prenderme, 33 pero me bajaron en un cesto por una ventana en[au] la muralla, y así escapé de sus manos.

El poder de Dios y las flaquezas de Pablo

12 El gloriarse es necesario, aunque no es provechoso; pasaré entonces a las visiones y revelaciones del Señor. Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (no sé si en el cuerpo, no sé si fuera del cuerpo, Dios lo sabe) el tal fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco a tal hombre (si en el cuerpo o fuera[av] del cuerpo no lo sé, Dios lo sabe) que fue arrebatado al paraíso, y escuchó palabras inefables que al hombre no se le permite expresar. De tal hombre sí me gloriaré; pero en cuanto a mí mismo, no me gloriaré sino en misdebilidades. Porque si quisiera gloriarme, no sería insensato, pues diría la verdad; mas me abstengo de hacerlo para que nadie piense de mí más de lo que ve en mí, u oye de mí. Y dada la extraordinaria grandeza de las revelaciones, por esta razón, para impedir que me enalteciera, me fue dada una espina en la carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca. Acerca de esto, tres veces he rogado al Señor para que lo quitara de mí. Y El me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi[aw] poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí. 10 Por eso me complazco en las debilidades, en insultos[ax], en privaciones, en persecuciones y en angustias por amor a Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

11 Me he vuelto insensato; vosotros me obligasteis a ello. Pues yo debiera haber sido encomiado por vosotros, porque en ningún sentido fui inferior a los más eminentes apóstoles[ay], aunque nada soy. 12 Entre vosotros se operaron las señales[az] de un verdadero apóstol[ba], con toda perseverancia, por medio de señales[bb], prodigios, y milagros[bc]. 13 Pues ¿en qué fuisteis tratados como inferiores a las demás iglesias, excepto en que yo mismo no fui una carga para vosotros? ¡Perdonadme este agravio!

Planes para visitar Corinto por tercera vez

14 He aquí, esta es la tercera vez que estoy preparado para ir a vosotros, y no os seré una carga, pues no busco lo que es vuestro, sino a vosotros; porque los hijosno tienen la responsabilidad de atesorar para sus padres, sino los padres para sushijos. 15 Y yo muy gustosamente gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré por vuestras almas. Si os amo más, ¿seré amado menos? 16 Pero, en todo caso, yo no os fui carga; no obstante, siendo astuto, os sorprendí con engaño. 17 ¿Acaso he tomado ventaja de vosotros por medio de alguno de los que os he enviado?18 A Tito le rogué que fuera, y con él envié al hermano. ¿Acaso obtuvo Tito ventaja de vosotros? ¿No nos hemos conducido[bd] nosotros en el mismo espíritu[be] y seguido las mismas pisadas?

19 Todo este tiempo habéis estado pensando que nos defendíamos ante vosotros[bf]. En realidad, es delante de Dios que hemos estado hablando en Cristo; y todo, amados, para vuestra edificación. 20 Porque temo que quizá cuando yo vaya, halle que no sois lo que deseo, y yo sea hallado por vosotros que no soy lo que deseáis; que quizá haya pleitos, celos, enojos, rivalidades, difamaciones, chismes, arrogancia, desórdenes; 21 temo que cuando os visite[bg] de nuevo, mi Dios me humille delante de vosotros, y yo tenga que llorar por muchos que han pecado anteriormente y no se han arrepentido de la impureza, inmoralidad y sensualidad que han practicado.

Pablo advierte que obrará con severidad

13 Esta es la tercera vez que voy a vosotros. Por el testimonio[bh] de dos o tres testigos se juzgaran[bi] todos los asuntos[bj]. Dije previamente, cuando estuvepresente la segunda vez, y aunque ahora estoy ausente, lo digo de antemano a los que pecaron anteriormente y también a todos los demás, que si voy otra vez, no seré indulgente, puesto que buscáis una prueba del Cristo que habla en mí, el cual no es débil para con vosotros, sino poderoso en vosotros. Porque ciertamente El fue crucificado por debilidad, pero vive por el poder de Dios. Así[bk]también nosotros somos débiles en[bl] El, sin embargo, viviremos con El por el poder de Dios para con vosotros. Poneos a prueba para ver si estáis en la fe; examinaos a vosotros mismos. ¿O no os reconocéis a vosotros mismos de que Jesucristo está en vosotros, a menos de que en verdad no paséis la prueba[bm]?Mas espero que reconoceréis que nosotros no estamos reprobados. Y rogamos a Dios que no hagáis nada malo; no para que nosotros aparezcamos aprobados, sino para que vosotros hagáis lo bueno, aunque nosotros aparezcamos[bn] reprobados. Porque nada podemos hacer contra la verdad, sino sólo a favor de la verdad. Pues nos regocijamos cuando nosotros somos débiles, pero vosotros sois fuertes; también oramos por esto: que vosotros seáis hechos perfectos[bo]. 10 Por esta razón os escribo estas cosas estando ausente, a fin de que cuando esté presente no tenga que usar[bp] de severidad según la autoridad que el Señor me dio para edificación y no para destrucción.

Bendición y despedida

11 Por lo demás, hermanos, regocijaos[bq], sed perfectos[br], confortaos, sed de un mismo sentir, vivid en paz; y el Dios de amor y paz será con vosotros. 12 Saludaos los unos a los otros con beso santo. 13 Todos los santos os saludan.

14 La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santosean con todos vosotros.

Notas al pie:

  1. 2 Corintios 9:1 Lit., del
  2. 2 Corintios 9:5 Lit., bendición
  3. 2 Corintios 9:5 Lit., bendición
  4. 2 Corintios 9:6 Lit., con bendiciones
  5. 2 Corintios 9:6 Lit., con bendiciones
  6. 2 Corintios 9:7 O, haga
  7. 2 Corintios 9:13 Lit., de
  8. 2 Corintios 9:13 O, este servicio
  9. 2 Corintios 9:13 O, vuestra comunión con
  10. 2 Corintios 9:14 O, anhelan
  11. 2 Corintios 10:2 O, ser valiente
  12. 2 Corintios 10:5 O, refutando argumentos
  13. 2 Corintios 10:5 Lit., toda cosa altiva
  14. 2 Corintios 10:7 O, Mirad, o, ¿Veis
  15. 2 Corintios 10:7 Lit., lo que está delante del rostro
  16. 2 Corintios 10:8 O, más abundantemente
  17. 2 Corintios 10:9 Lit., por las
  18. 2 Corintios 10:10 Lit., pesadas y fuertes
  19. 2 Corintios 10:10 Lit., es débil
  20. 2 Corintios 10:10 Lit., la palabra
  21. 2 Corintios 10:11 Lit., los tales también
  22. 2 Corintios 10:13 Lit., según la medida
  23. 2 Corintios 10:13 Lit., medida
  24. 2 Corintios 10:14 Lit., en
  25. 2 Corintios 10:15 Lit., según
  26. 2 Corintios 10:16 Lit., en las cosas preparadas
  27. 2 Corintios 11:1 O, pero…soportadme
  28. 2 Corintios 11:3 O, corrompidas
  29. 2 Corintios 11:5 O, superapóstoles
  30. 2 Corintios 11:7 O, anuncié
  31. 2 Corintios 11:8 O, robé
  32. 2 Corintios 11:12 Lit., cortar
  33. 2 Corintios 11:12 Lit., encontrados
  34. 2 Corintios 11:15 O, ministros
  35. 2 Corintios 11:15 O, ministros
  36. 2 Corintios 11:17 Lit., según el Señor
  37. 2 Corintios 11:22 Lit., simiente
  38. 2 Corintios 11:23 Lit., más abundantes
  39. 2 Corintios 11:23 Lit., más abundantes
  40. 2 Corintios 11:23 Lit., excesivamente en azotes
  41. 2 Corintios 11:24 Lit., cuarenta menos uno
  42. 2 Corintios 11:25 Quizás en alta mar como náufrago
  43. 2 Corintios 11:27 Lit., a menudo con desvelos
  44. 2 Corintios 11:28 O, no mencionadas
  45. 2 Corintios 11:29 Lit., y yo no me quemo
  46. 2 Corintios 11:32 Gr., etnarca
  47. 2 Corintios 11:33 Lit., a través de
  48. 2 Corintios 12:3 O, separado
  49. 2 Corintios 12:9 Los mss. más antiguos no incluyen: mi
  50. 2 Corintios 12:10 O, maltratos
  51. 2 Corintios 12:11 O, superapóstoles
  52. 2 Corintios 12:12 O, milagros
  53. 2 Corintios 12:12 Lit., del apóstol
  54. 2 Corintios 12:12 O, milagros
  55. 2 Corintios 12:12 U, obras de poder
  56. 2 Corintios 12:18 Lit., anduvimos
  57. 2 Corintios 12:18 O, por el mismo Espíritu
  58. 2 Corintios 12:19 O, ¿Habéis estado pensando…vosotros?
  59. 2 Corintios 12:21 Lit., vaya
  60. 2 Corintios 13:1 Lit., la boca
  61. 2 Corintios 13:1 Lit., confirmarán
  62. 2 Corintios 13:1 Lit., toda palabra
  63. 2 Corintios 13:4 Lit., Porque
  64. 2 Corintios 13:4 Algunos mss. antiguos dicen: con
  65. 2 Corintios 13:5 Lit., estéis desaprobados
  66. 2 Corintios 13:7 Lit., fuéramos como
  67. 2 Corintios 13:9 Lit., por vuestra perfección o para que seáis hechos completos
  68. 2 Corintios 13:10 O, no use
  69. 2 Corintios 13:11 O posiblemente, adiós
  70. 2 Corintios 13:11 O, perfeccionaos
La Biblia de las Américas (LBLA)Copyright © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation

LA PALABRA PROFÉTICA

LA PALABRA PROFÉTICA

la-verdad-para-hoy

11/28/2016

Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones. (2 Pedro 1:19) 

alimentemos_el_almaLos creyentes de Filipos tenían los libros del Antiguo Testamento, pero todavía no se había completado todo el Nuevo Testamento cuando Pablo les escribió su carta. Como pueden haber tenido acceso solamente a una cantidad mínima de la revelación escrita en el Nuevo Testamento, los creyentes acudían a los apóstoles como su fuente de la verdad hasta que se pusieron juntos todos los libros del Nuevo Testamento. De modo que la norma de la fe y de la conducta cristiana estaba incluida en la enseñanza y en el ejemplo de los apóstoles.

Por eso el día de Pentecostés tres mil creyentes “perseveraban en la doctrina de los apóstoles” (Hch. 2:42). Por eso Pablo les dijo a los creyentes corintios: “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1 Co. 11:1). Pero usted tiene una ventaja que ellos no tuvieron; usted tiene toda la revelación de Dios a su disposición. Así que no deje de aprovecharla.

Disponible en Internet en: http://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2012 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros (http://www.gracia.org/acercaDeGAV.aspx?page=derechos).

Lleno de sorpresas

28 Noviembre 2016

Lleno de sorpresas
por Charles R. Swindoll

Ester 5:4-14

alimentemos_el_almaDios estaba en acción y en espera, llenando los pensamientos de Ester con un plan. Cuando usted espera en el Señor, no tiene que sentarse en un rincón para ponerse a contemplar el infinito ni para ir de un lado para otro tarareando palabras de un himno conocido. Usted no tiene que irse a la ladera de una colina, alimentarse con alpiste y tocar dulcemente una guitarra. No tiene que ponerse un manto y vivir en una cabaña en el Tibet durante el invierno. Algunas veces, por supuesto, usted necesita sentarse calladamente, solo, con el Señor, para tener unos momentos de quietud.

El aislamiento y el silencio son maravillosos cuando se trata de alimentar el alma. Pero la mayor parte del tiempo, lo que usted tiene que hacer es seguir con sus actividades parte del tiempo, lo que usted tiene que hacer es seguir con sus actividades normales y concentrarse más en el Señor en medio de ellas, ocuparse de Él. Recordará las palabras de su Libro que ha memorizado, y alimentará su alma con su maná.

“Magnífica idea”, dice el rey. “A mí me encantan los banquetes” (ella lo sabía). Entonces el rey dijo: “¡Daos prisa y llamad a Amán para hacer lo que ha dicho Ester! Fueron, pues, el rey y Amán al banquete que Ester había preparado” (Ester 5:5).

Si bien es cierto que el rey gobierna al reino de Persia, y que Amán firma los decretos con el sello oficial del rey, es el Señor quien tiene el control de toda la situación. Y en el centro de su plan divino, Ester se vuelve invencible.

Ester debió estar pensando: ¿No es Dios maravilloso? Puede haber perdido la cabeza, pero en vez de eso, estoy aquí en este banquete que he preparado. El plan está funcionando a la perfección. ¡Qué sorprendente!

Es que Dios está lleno de sorpresas. Pero es necesario tener un espíritu sensible para verlas, para ser impactado por ellas. Son muchos los cristianos que caen en el debilitamiento. Algunos pueden cantar a todo pulmón todos los himnos cristianos, repetir versículos de la Biblia, y citar a este pastor y aquel maestro, pero sus vidas cristianas, en lo más profundo, están agotadas. ¿Está usted en esa condición? Cuando eso sucede, usted se vuelve duro e insensible, y le espera una vida de aburrimiento y mediocridad. ¡Qué trágico sería que le suceda eso! La vida de fe ha sido creada para ser una vida de aventura, llena de constantes y muy agradables sorpresas.

¡Esté pendiente de las sorpresas!

El aislamiento y el silencio son maravillosos para de alimentar el alma.—Charles R. Swindoll

Tomado del libro Buenos Días con Buenos Amigos (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2007). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmundohispano.org). Copyright © 2016 por Charles R. Swindoll Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.

– See more at: https://visionparavivir.org/devocional#sthash.svtfTjty.dpuf