3/12 – Dios: Creador y Redentor

Gracia a Vosotros

Serie:  La batalla por el comienzo

3/12 – Dios: Creador y Redentor

John MacArthur

https://www.gracia.org/library/sermons-library/GAV-90-210/dios-creador-y-redentor

En esta noche, continuaremos con nuestra serie acerca del tema de los orígenes: creación o evolución. Sé que algunos de los que están con nosotros esta noche son nuevos y otros quizás se han perdido algunos de los mensajes anteriores. Entonces, permítanme comenzar con un breve repaso. Trataré de hacerlo breve y conciso porque hay muchas cosas que quiero decir; y me da gusto que tengamos una hora completa para decirlo en esta noche.

Pero quiero comenzar diciendo esto, que creo que de cierta manera establece la premisa de todo lo que voy a decir: la evolución es una imposibilidad. Si usted recuerda eso, entenderá que no nos queda otra alternativa que la creación. La evolución no puede ocurrir. Y hemos comenzado a examinar por qué en los últimos dos mensajes. Hemos estado explicando la imposibilidad de la evolución, particularmente desde el punto de vista de la teoría de la información. Y les he dicho que todo ser vivo tiene un código ADN, todo organismo vivo tiene un código genético programado con la información exacta para producir, preservar y reparar a ese ser vivo. Y no tiene ni más ni menos de esa información necesaria.

Los genes en cada organismo limitan a ese organismo a lo que es. No puede ser menos de lo que es, ni puede ser más de lo que es. No hay información genética para transformarlo en algo diferente de lo que es. La Biblia habla de todo tipo de cosas vivas que pueden reproducirse según su género. Y eso está diciendo esencialmente lo mismo. Puede haber variaciones dentro de una especie; pero nada más que eso.

La ciencia ha tratado de decirnos que la evolución es un proceso llamado mutación, que los organismos vivos tienen la capacidad de mutar… significa simplemente cambiar. Pero usted necesita comprender esto, las mutaciones no cambian la naturaleza o el tipo de ningún organismo vivo. No lo hacen algo diferente de lo que es. Las mutaciones siempre implican, y esto es importante, una pérdida de información existente. Nunca se gana información. Las mutaciones nunca añaden nueva información genética. Por lo tanto, las mutaciones no ascienden o no se mueven de manera ascendente en un proceso evolutivo. Las mutaciones no son un mecanismo para un proceso evolutivo ascendente.

El doctor Werner Gitt, director y profesor del Instituto Alemán Federal de Física y Tecnología, contestó esta pregunta: ¿Se puede originar nueva información en un organismo vivo a través de mutaciones? Y ésta es su respuesta, y cito: “Las mutaciones únicamente pueden causar cambios en información existente. No puede haber un incremento en la información; y en general, el resultado de las mutaciones es perjudicial. No pueden surgir nuevos arquetipos para nuevas funciones o nuevos órganos. Las mutaciones no pueden ser la fuente de nueva información,” fin de la cita.

Los científicos honestos deben admitir que la vida entera tuvo que haber sido diseñada de manera individual por una mente infinitamente inteligente que programó todo. Ahora, cuando usted piensa acerca de la complejidad de esto, es absolutamente asombroso. Simplemente, piense por un momento en el cerebro humano. El cerebro humano es más complejo que, por ejemplo, un avión 747. Un avión 747 está formado por seis millones de componentes. ¿Se puede imaginar que un avión así evolucione a partir de un montón de pedazos de metal? Es absolutamente ridículo.

Cuanto más la ciencia observa la vida, más compleja esta se convierte. El cuerpo, por ejemplo, está constituido por trillones de células. Se ha estimado que la cantidad de información genética en una sola de esas células, una de trillones, llenaría al menos 1000 libros de 500 páginas. Eso es sólo para que opere una célula de trillones en un cuerpo humano. Y la mayoría de los científicos piensa que esta es una subestimación de la complejidad. ¿De dónde vino toda esta información? Mejor dicho, ¿de quién vino toda esta información?

Concebir a la evolución como la respuesta es ridículo. Hacer del azar la energía es también ridículo; tan ridículo como para considerar que alguien necesita hacer un viaje a un hospital psiquiátrico. ¿Por qué, entonces, los científicos continúan promoviendo esta ridícula teoría de la evolución motivada por el azar? ¿Por qué hacen eso?

Bueno, la conclusión es que lo hacen para tratar de evitar a Dios. Hacen eso para sacar a Dios de sus vidas, para evitar Su ley, para evitar Sus estándares, para evitar Su voluntad, para evitar Su palabra y para evitar Su juicio en sus vidas. La evolución no es nada más que lo que Henry Morris, de manera tan idónea llamó, “La larga guerra en contra de Dios.”

La evolución es la expresión contemporánea de la larga guerra contra Dios. El Antiguo Testamento dice que el necio ha dicho en su corazón que no hay Dios. Eso es necio. No es racional rechazar a un Creador. No es racional darle facultad de poder al azar. No es racional asumir que un tipo de organismo vivo puede convertirse en otro. No es sabio rechazar la ley de Dios, la palabra de Dios y el Evangelio de Dios.

Si no es racional ni sabio, ¿entonces por qué los hombres lo hacen? Y la respuesta es que los hombres lo hacen porque aman al pecado y aman a la oscuridad, porque sus obras son malas. Se aman a sí mismos y aman su pecado; y se rehúsan a adorar a Dios o someterse a Su palabra o Su ley. Ellos no reconocen las Escrituras. Y por cierto, las Escrituras nos muestran que lo que está en el mundo de Dios está en la palabra de Dios. Todo lo que conocemos acerca de la creación a partir de la nada es lo que el Creador nos ha dicho; y el único lugar en donde Él nos lo ha dicho está en la Escritura. La evolución es una guerra en contra de Dios. Es el tipo de lucha contemporánea, el ataque contemporáneo moderno en la larga, larga guerra que Satanás ha estado llevando a cabo en contra de Dios.

En 1989, el científico Henry Morris escribió un excelente libro llamado La larga guerra en contra de Dios. Y en ese libro, él muestra el impacto de la teoría de la evolución en el mundo. Y él revela el hecho irrefutable de que la creencia casi universal en la evolución que satura cada área del pensamiento humano ha afectado toda área de la vida humana. No sólo en cómo vemos al mundo físico, no sólo en cómo vemos a las ciencias biológicas, ha afectado a las ciencias sociales, ha afectado a las ciencias de la conducta, ha afectado a la psicología, ha afectado a las humanidades, ha afectado a las artes liberales o humanidades, ha afectado a la filosofía e inclusive ha afectado a la religión.

Citando a Henry Morris, él dice lo siguiente: “La mentira de la evolución permea y domina el pensamiento moderno en toda área. Y debido a que es así, inevitablemente continúa que el pensamiento evolucionario es básicamente responsable por los mortalmente siniestros desarrollos políticos y las caóticas desintegraciones sociales y morales que se han estado acelerando por todos lados,” fin de la cita.

En su libro prosigue mostrando cómo todo – desde el genocidio hasta la fornicación, a la homosexualidad, al aborto, todos los asuntos que tienen que ver con la destrucción de la dignidad humana que no ven al hombre como hecho a imagen de Dios, al crimen, a las drogas, a todo lo demás – es parte del resultado de universo materialista, humanista sin Dios. Entonces, dice Morris, la evolución no es nada más que la versión moderna del conflicto de todas las épocas, la larga guerra en contra de Dios.

La evolución es filosofía vacía. Es engaño vacío. Está diseñada para atacar al Creador y a Su gloria. Niega Su revelación gloriosa en las Escrituras. Niega su autoridad sobre el universo del hombre. Niega la dignidad del hombre. Niega la imagen de Dios en el hombre. Es una fábula diseñada cuidadosamente. Es adulterio religioso. Es la última abominación de la tierra producida por el padre de las mentiras, Satanás. Si lo pudiera haber dicho de un modo más fuerte, lo hubiera hecho.

Como puede ver, el mundo siempre ha creído al engañador. El mundo siempre le ha creído al mentiroso Satanás; y se ha unido a él en esta larga guerra contra Dios. La historia de las naciones del mundo, la historia cíclica de cómo el mundo repite su misma destrucción nos es dada en Romanos capítulo uno. Y quiero que la veamos. Este es un capítulo muy conocido. Lo sé y no estaremos aquí por mucho tiempo. Pero necesito recordarles acerca de este capítulo, el capítulo 1 de Romanos, versículo 18 en adelante. Cómo presentan el escenario de la larga guerra contra Dios y cómo se lleva a cabo una y otra y otra vez. Y lo que tiene usted aquí es la historia, la historia cíclica de lo que sucede en las naciones del mundo a lo largo de la historia del mundo.

Y el versículo 18 dice: “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad.” Ahora, la verdad es obvia. La verdad acerca de un Creador es obvia. La verdad acerca de un Dios que es una persona porque nosotros somos personas es obvia. La verdad acerca de un Dios que es moral porque nosotros tenemos un sentido moral y una conciencia moral es obvia. La verdad acerca de un Dios que ha establecido lo que está bien y lo que está mal es obvia porque está en la esencia de nuestra vida. La verdad de que hay un Creador, una primera causa para este efecto masivo llamado el universo es obvia porque la racionalidad está diseñada en la causa y el efecto; y nos lleva de última de regreso a la primera causa. Los hombres reprimen la verdad.

El versículo 19 dice: “Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se los manifestó.” Y Él lo hizo al darle la razón. Y la razón dice que es en esencia modelos de causa y efecto. Cada vez que uno investiga algo, trabaja en causa y efecto. Cada vez que uno comprende un principio, lo entiende porque hay una relación de causa y efecto. Hay una secuencia de cosas que llega a una conclusión. Eso es racionalidad. La racionalidad es la capacidad de unir las cosas y llegar a conclusiones correctas. Y Dios ha incorporado en la mente del hombre la facultad de razonar para que pueda concluir hasta el hecho de que tuvo que haber una primera causa. Y eso lo lleva de regreso a Dios.

Y entonces, Dios es derramado en el corazón del hombre como dice Romanos 2: “La ley, la ley moral, escrita por Dios en el corazón.” Y entonces, en el versículo 19, dice que lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se los manifestó. El versículo 19 dice que es evidente dentro de ellos, Dios, de acuerdo con el versículo 20, el Creador del mundo. Y usted puede observar la creación del mundo y ver Sus atributos invisibles. Usted puede observar a la creación y ver que Dios es poderoso. Puede observar la creación; y usted sabe que Dios es inteligente más allá de la comprensión. Puede observar la creación y saber que la mente de Dios es tan inmensa, tan vasta y tan infinitamente compleja como para ser absolutamente incomprensible para nuestros cerebros insignificantes. Usted puede observar la creación y saber que Dios ama la belleza y el orden. Puede observar la creación y ver que Dios tiene un toque delicado, y al mismo tiempo un toque poderoso, casi abrumador, que puede matar y aplastar. Y puede ver tanto acerca de Sus atributos…

Puede ver Su bondad manifiesta en la lluvia, en el brillo del sol, en la comida que disfrutamos y en la belleza del mundo que nos rodea. Y el amor que Él ha derramado en la vida y la maravilla del romance, la bendición de los hijos y el gozo que nos deja sin aliento de la aventura. Puede ver que Dios es un Dios de belleza y compasión y bondad.

Hay tanto que se puede saber acerca de Su eterno poder y naturaleza divina… Se puede conocer tanto, dice el versículo 20, que si usted no ve a Dios en esto y no llega reconocerlo por quien Él es, usted no tiene excusa. La creación no tiene la intención de dirigirle a una cosa que en el origen era unicelular, a algo primitivo. Tiene la intención de dirigirlo a Dios; y tiene la intención de demostrarle todo acerca de la mente de Dios y nada acerca de un proceso evolutivo imaginario capacitado por el azar.

Cualquier perspectiva como esa, cualquier perspectiva creacionista progresiva, cualquier perspectiva teísta evolucionaria, le da realmente un golpe a la intención de Dios en la creación de manifestar Su gran poder. No es que Dios es un Dios unidimensional – tal como la evolución teísta nos dice – que en cierta manera lo echó a andar todo y después la evolución se hizo cargo del proceso. Eso no le da la gloria Dios, eso le otorga la gloria a la supervivencia del más fuerte – una perspectiva inventada por Charles Darwin y sus amigos para explicar las apariencias, cuando realmente ellos no conocían las cosas que sabemos hoy que contradicen todo eso. Dios no es glorificado, Dios no es honrado cuando le damos a la evolución el crédito por la creación, cuando le damos a la evolución el crédito por la complejidad del universo, por la complejidad del microcosmos más pequeño de la creación o cuando le damos a la evolución el crédito por el macrocosmos de la creación. Dios es honrado y Dios es glorificado cuando le damos crédito por todo ello.

El versículo 21 indica que la racionalidad y la moralidad están diseñadas, son parte de la esencia de la vida humana; la racionalidad y la moralidad nos llevan a Dios. Es inevitable. Y entonces, dice en el versículo 21: “Pues habiendo conocido a Dios,” digo, no había ningún otro lugar adonde acudir sino a Dios. Pero típicamente, lo que hacen es que “no le glorificaron como Dios ni le dieron gracias; sino que se envanecieron en sus razonamientos”. Cambian a Dios por sus necias especulaciones. “Y su necio corazón fue entenebrecido.” Se apaga la luz. “Y profesando ser sabios,” consiguen sus doctorados, escriben libros y de hecho, son necios… se hicieron necios con una perspectiva imposible, incoherente, irracional. Y la llaman sabiduría; y Dios la llama necedad.

Y por lo tanto, el versículo 23 dice: “Cambiaron la gloria del Dios incorruptible.” Literalmente, robaron. Se vuelven del Dios incorruptible, del Dios sobrenatural, del Dios que es más grande que Su creación, que está afuera de Su creación; y en el lugar de Dios sustituyen “en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.” “Adoran a las criaturas antes que al Creador,” dice el versículo 25. Cambian la verdad de Dios y creen la mentira, la mentira de Satanás que perpetua la larga guerra en contra de Dios; y adoran y sirven a la criatura. Eso es lo que hacen los evolucionistas. Ellos literalmente creen que la criatura es el creador, ¿no es cierto? Claro que sí.

Pero saben una cosa, eso es exactamente lo que Romanos dice. Ellos desecharon la sabiduría y aceptaron la incoherencia y la insensatez porque su necio corazón fue entenebrecido. Sus especulaciones eran vacías y fútiles e inútiles porque le dieron la espalda a la única explicación racional de todo, la cual era Dios; porque no querían que Dios los ahogara con Sus estándares morales. Comienzan a adorar a las aves y a los animales y sirvieron a la criatura en lugar de servir al Creador, El cual es bendito por los siglos, amén.

Y entonces, ¿saben que pasa? Dios los entregó. Dios los entregó al pecado sexual, a la homosexualidad y a todo otro tipo de pecado que enumera de los versículos 28 al 32. Así es, se hundieron en la profundidad e iniquidad horrenda. Esa es la historia real del lugar de donde viene la evolución. Es parte de la larga guerra contra Dios. Y si tuviéramos tiempo, le citaría muchas citas de evolucionistas que hacen declaraciones blasfemas y burlonas acerca de Dios. No hay necesidad de escucharlas.

Por otro lado, la Biblia, de manera clara y repetitiva afirma que Dios es el creador de todo… De todo. Permítame mostrarle esto; y vamos a tomar algo de tiempo con esto porque es muy importante que lo entendamos. Génesis 1:1 lo dice, no puede serlo de una manera más clara o amplia: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” Eso es claro e inequívoco. Juan 1: “En el principio era el verbo… refiriéndose a Cristo… Y el verbo era con Dios y el verbo era Dios. Éste era en el principio con Dios… escuche esto… Todas las cosas por Él fueron hechas y sin Él nada de lo que ha sido hecho fue hecho.” ¿Cómo puede usted decirlo de otra manera? No hay evolución en Juan 1:3: “Todas las cosas por Él fueron hechas; y sin Él nada de lo que ha sido hecho fue hecho”. Escuche… nada que exista no fue creado por Él.

Hebreos capítulo 11, un versículo conocido, “Por la fe… esta es la única manera, no por el análisis empírico… Por la fe entendemos.” En otras palabras, usted tiene que creer la Biblia. “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios.” En otras palabras, escuche esto, Dios habló y todo fue creado. Ahora oiga esto: “De modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.” Ahí tiene usted una declaración absoluta que descarta de manera total a la evolución. Lo que usted ve en el mundo creado no fue hecho de algún otro material, “Sino que más bien todo lo que usted ve en el universo creado por Dios fue hecho por Él de la nada… de la nada.” Y eso es exactamente lo que dice en el libro de Génesis. Ese es un gran versículo; Hebreos 11:3.

Colosenses 1:16, hablando de Cristo quien es el Dios creador, versículo 16: “Porque en Él fueron creadas todas las cosas.” ¿Qué quiere decir con eso? ¿Ha observado usted cuántas veces las Escrituras repiten la palabra todas? “Porque en Él fueron creadas todas las cosas.” ¿Qué significa eso? ¿Qué quiere decir con eso? Bueno, “en los cielos”, eso significa que todo lo que existe en universo; todo. “Y las que hay en la tierra,” todo nuestro pequeño microcosmos, esta tierra; todo fuera de esta tierra y todo dentro de esta tierra lo creó Él; todo. Y escuche esto: “visibles e invisibles.” Puede ver una montaña, Él la creó. No puede ver el viento, pero Él lo creo. Puede ver un océano, Él lo creó. No puede ver una corriente eléctrica que atraviesa el aire; pero Él la hizo. Visible e invisibles y eso incluye a seres angelicales llamados tronos, dominios, potestades, todo, repite nuevamente, fue creado por medio de Él y para Él. Esto es claro… sin duda alguna.

Y conforme usted avanza a lo largo de la Biblia, esta afirmación de la verdad es continua. En Deuteronomio 4:32: “Porque pregunta ahora si en los tiempos pasados… dice Moisés… que han sido antes de ti desde el día que creó Dios al hombre sobre la tierra…” Hubo un día en el cual Dios creó al hombre sobre la tierra. Él no es la última parada en un largo proceso de evolución de billones de años. Hubo un día, sabemos que fue el sexto día tal como Génesis lo dice, cuando Dios creó la tierra.

En los Salmos, y no puedo llevarles a todos los Salmos que exaltan al Dios como Creador, pero el Salmo 104 es una buena ilustración de esto. Salmo 104: “Bendice alma mía Jehová, Jehová Dios mío, mucho te has engrandecido. Te has vestido de gloria y de magnificencia. El que se cubre de luz como de vestidura, que extiende los cielos como una cortina.” ¿Sabe una cosa? La perspectiva ridícula, irracional de la evolución sólo trata de resolver la pregunta de cómo la vida se generó en la tierra. ¿Cómo es posible que puedan explicar el obtener un universo infinito? Dios lo extendió. Versículo tres: “Que establece Sus aposentos entre las aguas, El que pone las nubes por Su carroza, El que anda sobre las alas del viento; El que hace a los vientos Sus mensajeros, y a las ramas del fuego Sus ministros.” Versículo 5 “Él fundó la tierra sobre sus cimientos; no será jamás removida. Con el abismo, como con vestido, la cubriste.” Él creó los océanos, Él creó la tierra. El Salmo continúa así. El versículo 10 dice: “Tú eres el que envía las fuentes por los arroyos”. Él es quien hizo los animales salvajes y las aves. Él es quien hizo que creciera el pasto, versículo 14. Y así continúa hasta el versículo 24: “¡Cuán innumerables son Tus obras, oh Jehová!”.

Aquí no se le da crédito a algún tipo de azar irracional. Versículo 24: “¡Cuán innumerables son Tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría.” Ahí está de nuevo esa palabra todas. Y entre más sabemos de la ciencia, entre más conocemos en términos científicos, entre más penetramos en las profundas historias de esta creación, más sabio se vuelve el Creador. “La tierra está llena de Tus beneficios.” Y continúa hablando del gran mar, “el grande y anchuroso mar, en donde se mueven seres innumerables, seres pequeños y grandes. Allí andan las naves; allí este leviatán que hiciste para que jugase en él.” Versículo 31: “Sea la gloria de Jehová para siempre; alégrese Jehová en Sus obras.” Todo es de Él. Él lo hizo todo, no existe otra explicación para esto.

Salmo 148: “Alabad a Jehová desde los cielos; alabadle en las alturas. Alabadle, vosotros todos Sus ángeles; alabadle, vosotros todos Sus ejércitos. Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas. Alabadle, cielos de los cielos, y las aguas que están sobre los cielos. Alaben el nombre de Jehová; porque Él mandó y fueron creados.”

El profeta Isaías habla del poder de Dios en Isaías 40, versículo 28. Hombre, este es un gran versículo, subrayen esto. “¿No has sabido”… usted va a querer decirle esto al mundo de los evolucionistas… “¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio y Su entendimiento no hay quien lo alcance.” Su mente está tan lejos de nosotros que ni siquiera podemos comenzar a acercarnos a ella. De nuevo, Isaías 42:5: “Así dice Jehová Dios”… ¿De qué dios estás hablando Isaías?… “Creador de los cielos y El que los despliega; El que extiende la tierra y sus productos; El que da aliento al pueblo que mora sobre ella y Espíritu a los que por ella andan: Yo Jehová.” Siempre el Creador de todo.

En Isaías 45, Isaías no ha terminado de honrar a Dios como el Creador. Versículo 5: “Yo soy Jehová y ninguno más hay; no hay Dios fuera de Mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol y hasta donde se pone, que no hay más que yo; Yo Jehová, y ninguno más que Yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.” Él está hablando de lo que va a hacer en la gran y gloriosa recreación de la tierra en el Reino. Es Su creación. El puede hacer con ella lo que le agrade cuando le plazca.

Y, versículo 9, una advertencia los evolucionistas: “¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡El tiesto con los tiestos de la tierra!” Miren al versículo 12 del mismo capítulo: “Yo hice la tierra y creé sobre ella al hombre. Yo, Mis manos, extendieron los cielos y a todo su ejército mandé.” Mire en el versículo 18: “Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; Él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro.”

Malaquías, el profeta, enfatiza lo mismo. Dios es el padre de todos nosotros. Malaquías 2:10: “¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios?” El hombre no es el fin de una cadena evolutiva, él es la creación directa de Dios, como lo es todo lo demás.

Marcos 10, versículo 6: “Pero al principio de la creación – está hablando Jesús – varón y hembra los hizo Dios.” Dios hizo al hombre, él no evolucionó. En Marcos capítulo 13, versículo 19, este énfasis – y no les estoy dando todas las Escrituras, ustedes piensan que sí pero no, no les estoy dando todo – Marcos 13:19: “Porque aquellos días serán de Tribulación cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó hasta este tiempo, ni la habrá.” La creación que Dios creó… una y otra y otra vez se hace este énfasis en las Escrituras. Lo hemos visto en los profetas del Antiguo Testamento; y les mostré que está en el Evangelio de Marcos. Está en las epístolas. Efesios 3:9: “Dios, que creó todas las cosas.” Dios, que creó todas las cosas.

El apóstol Pedro, junto con Pablo, hace el mismo énfasis. Primera de Pedro 4:19: “De modo que los que padecen según la voluntad de Dios encomienden sus almas al fiel Creador.” Dios es nuestro fiel Creador. Y después, claro, quiero que pasen a Apocalipsis, porque aquí es en donde en cierta manera se resume todo. Apocalipsis capítulo 4 y vayamos al cielo para ver qué es lo que el cielo piensa acerca de la evolución. Versículo 11: “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder.” ¿Por qué? “Porque Tú creaste todas las cosas; y por Tu voluntad existen y fueron creadas.”

Capítulo 5, se hace el mismo énfasis, Dios, el gran Dios soberano, el Creador, y Suya es la gloria, Suyo es el poder, Suyo es el dominio. Él es el que compró de Dios a hombres con Su sangre de toda tribu y lengua y pueblo y nación. Y todo el cielo comienza a irrumpir con alabanza a Dios, al que está sentado en el trono y el Cordero sea el poder, las riquezas, la señoría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y finalmente, en el versículo 13: “Y a todo lo creado”. Todo lo que hay, todas las cosas, no son cosas que evolucionaron, son las cosas creadas. No dice todas las cosas creadas y todas las cosas que han mutado. No. Sino que dice: “Y a todo lo creado que está en el cielo y sobre la tierra y debajo de la tierra y en el mar y a todas las cosas que en ellos hay.” Esta es la redención de todo el universo creado.

Pero vayan a Apocalipsis capítulo 10. Este es un capítulo fabuloso. Un ángel fuerte desciende del cielo. Pero el ángel, éste gran ángel fuerte que desciende, tiene un pequeño libro que representa el libro que describe el juicio de Dios. Y Juan ve al ángel poniendo su pie derecho sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra, indicando que el juicio de Dios caerá sobre el mar y sobre la tierra tal como Apocalipsis lo señala. Y el ángel, versículo 5, “Levantó su mano al cielo y juró por el que vive por los siglos de los siglos – aquí Juan identifica a Dios- que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra de las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él.” Decididamente indiscutible.

Ahora, finalmente, conforme avanzamos a lo largo de las Escrituras, Apocalipsis 14. Usted sabe, cuando venga el tiempo de Tribulación, llegarán los terribles juicios descendiendo del trono de Dios – ustedes pueden ver cómo comienza la máquina de guerra en Apocalipsis 4 y 5; la máquina de guerra del cielo comienza a formarse. Es un lenguaje similar al de Ezequiel capítulo 1, conforme la máquina de guerra de Dios que se movía en el pasado, se va activar nuevamente para atraer juicio en el futuro. Pero durante el tiempo durante el cual Dios derrama juicio, ese período de siete años, particularmente en los últimos tres años y medio, al mismo tiempo, el Evangelio será predicado. Y va a ser predicado por dos testigos mencionados el capítulo 11. Y también será predicado por los 144,000 judíos mencionados en el capítulo 7 y más tarde también.

Pero también hay un gran predicador que se identifica en el capítulo 14 de Apocalipsis, versículo 6: “Vi volar por el medio del cielo a otro ángel.” Usted quizás ha visto mensajes cuando está en el juego de futbol que son jalados por ese pequeño avión que vuela, ellos tienen un anuncio; o un anuncio como los que se ven a veces en un dirigible. Bueno esa es la idea, pero no exactamente. Aquí usted tiene un ángel que vuela por medio del cielo y tiene el mensaje eterno del Evangelio para predicárselo a los que viven en la tierra y a toda nación, tribu, lengua y pueblo… Algo bastante emocionante. Si quiere conocer el Evangelio, simplemente miré hacia arriba.

Y esto es lo que el ángel predica. Aquí está el Evangelio eterno. Éste es el mismo mensaje que siempre ha sido predicado. Nunca ha cambiado. “Temed a Dios y dadle gloria.” Amados, ese es el mensaje. “Temed a Dios y darle gloria porque la hora de Su juicio ha llegado y adorad a Aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas, el Creador… El Creador.” Las eternas buenas nuevas de salvación son temed a Dios y adoradle; ésas son las buenas nuevas de salvación: que Dios puede ser reverenciado; y Dios puede ser adorado; y Dios puede ser glorificado. El pecador puede venir y ser traído a la capacidad de conocer a Dios y de adorar a Dios y de glorificar a Dios a través del perdón de sus pecados. El ángel predicará al Evangelio eterno; y el Evangelio eterno es este: el Creador se ha vuelto nuestro Redentor… El Creador se ha vuelto nuestro Redentor. El mismo Dios que creó, en el final traerá juicio en anticipación de Su recreación. Ésta es la identificación constante de las Escrituras de que el Creador es el Redentor, que el Redentor no es otro más que el Creador quien creó absolutamente todo.

No puedo dejar fuera a Nehemías porque él lo resume. En Nehemías capítulo 9, versículo 5. Todos estos levitas se reúnen y dicen: “Levantados, bendecid a Jehová, vuestro Dios, desde la eternidad hasta la eternidad, y bendígase el nombre Tuyo, el nombre Tuyo, glorioso y alto sobre toda bendición y alabanza… escuche esto… Tú solo eres Jehová; Tú hiciste los cielos y los cielos de los cielos con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y Tú vivíficas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos Te adoran. Tú eres, oh Jehová, el Dios.”

Así es siempre las Escrituras… siempre. A Dios se le da crédito total y gloria total por la creación. ¿Cómo lo hizo? Salmo 33: “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos y el ejército de ellos por el aliento de Su boca.” Él simplemente habló, versículo nueve, y fue hecho. Él mandó y existió, Salmo 33.

En el libro de Hechos, hay dos grandes pasajes en los cuales Pablo presenta esto de manera ampliamente indudable. En Hechos capítulo 14, versículo 15. Allí, Pablo y Bernabé están predicando en el ambiente pagano en Listra, en donde la gente adoraba a los dioses típicos del día. Y ellos les dicen a las personas: “Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay.”

Fue en el Areópago, en Hechos 17, cuando Pablo se encontró con los filósofos. Ellos habían establecido un altar al Dios desconocido, sólo en caso de que hubieran dejado a alguien fuera de su panteón de deidades. Y entonces, él les dice que le permitan hablarles del Dios que ustedes no conocen. Permítanme hablarles de Él. Versículo 24: “Él es “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay.” Ese es Él. Es el Dios que hizo todo el mundo y todas las cosas que en él hay. Usted sabe, esa no es alguna declaración encubierta. Cada vez que usted llega estos pasajes, es amplio y exclusivo de cualquier proceso evolutivo. Dios creó todo y todo lo que existe, Dios creó. Las Escrituras, de manera repetida, identifican a Dios como el Creador.

Ahora, con todo eso en su mente, regresemos a Génesis 1:1. Esta simple declaración: “En el principio, creó Dios los cielos y la tierra.” Miren, usted cree eso o no lo cree. Dada esa declaración y la multiplicidad de otras declaraciones que le acabo de leer, si usted no cree esto, entonces hay muchas otras cosas de la Biblia que usted no cree.

Y sabe algo, realmente me cansa oír a los críticos que atacan la Biblia. Ayer a la noche, estaba volando; y leí un artículo absolutamente ridículo acerca del apóstol Pablo en una revista que representaba de manera totalmente equivocada la palabra de Dios, representaba de manera totalmente errónea a él, en donde las teorías necias de los hombres que niegan a Cristo y a Dios eran desplegadas. Y hacen lo mismo con el libro de Génesis. Y en todo esto, se presentan a sí mismos como eruditos religiosos.

Y dicen, y cito: “Es algo ampliamente conocido que el relato de la creación de Génesis no necesita tomarse como historia literal sino como un tipo de poesía hebrea que es alegórica.” Fin de la cita. Bueno, si es verdad, entonces usted va a tener que alegorizar todos los otros pasajes que acabamos de leer. Pero así es como lo ven los eruditos. “Bueno, no tomamos esto como historia literal, que Dios creó en seis días literales. Esto es poesía hebrea.”

Douglas Kelly, con quien estaré en deuda continua a lo largo de esta serie, ha escrito un libro absolutamente fenomenal llamado Creación o cambio; y dice, y cito: “Muchos interpretes bíblicos han tratado de evitar el conflicto obvio que existe entre una lectura directa y clara del texto de Génesis y las teorías naturalistas que se oponen a los orígenes. Y lo han hecho sugiriendo que Génesis de los capítulos 1 al 11; y especialmente los primeros tres capítulos, son escritos poéticos en lugar de historia cronológica. Esta posición es sorprendentemente común entre personas que generalmente dicen creer en la autoridad de las Escrituras.” Fin de la cita. Bastante sorprendente.

El gran erudito del Seminario de Westminster en Filadelfia, Edward J. Young, de quien aprendí mucho a partir de sus escritos cuando era alumno, francamente una autoridad en el área del hebreo e idiomas semejantes, responde a estas declaraciones de que Génesis 1 al 3 es poesía en lugar de historia seria.

Edward Young habló acerca de la pregunta en su escrito ¿Acaso Génesis es poesía o mito? Y esto es lo que dijo, y cito: “Para escapar las declaraciones claras, fácticas de Génesis, algunos evangélicos están diciendo que los primeros capítulos de Génesis son poesía o mito, por lo cual quieren decir que no deben ser tomados como relatos directos, claros; y la aceptación de dicha perspectiva elimina las dificultades. Adoptar tal posición, ellos dicen, quita todo problema con la ciencia moderna.” Fin de la cita.

Y después, Young dice esto, y cito: “Génesis no es poesía. Existen otros relatos poéticos de la creación en la Biblia, tales como el Salmo 104, ciertos capítulos de Job; y ellos difieren por completo del primer capítulo de Génesis. La poesía hebrea tiene ciertas características que no se encuentran en el primer capítulo de Génesis. Entonces, la manifestación de que Génesis es poesía no es una solución en absoluto. El hombre que dice creer que Génesis pretende ser un relato histórico pero que no cree en ese relato es un mejor intérprete de la Biblia que aquel que dice que Génesis es profundamente verdadero pero que es poesía,” fin de la cita.

Entonces, no nos den ninguno de estos absurdos acerca de poesía; simplemente diga que no lo cree. Ese es un enfoque mejor. Génesis 1 no fue escrito siguiendo las leyes de la poesía hebrea. Usted puede encontrar muchos pasajes en el Antiguo Testamento que lo son; éste no lo es. No hay usos de los típicos paralelismos tradicionales que suceden en la poesía hebrea. Y Douglas Kelly dice, y cito: “Ninguna cantidad de esfuerzos exegético nos puede encontrar el menor indicio de poesía en Génesis capítulos 1 al 11 en los libros del Nuevo Testamento. Si fuera poesía, esperaríamos que los escritores del Nuevo Testamento asumieran que era poesía y lo trataran como tal. Pero cuando usted lee a los escritores del Nuevo Testamento realizando comentarios acerca de Génesis, es obvio que lo toman como historia.” Fin de la cita.

Henry Morris resume el uso en el Nuevo Testamento del Antiguo de la siguiente manera, y cito: “El Nuevo Testamento es aún más dependiente de Génesis que el Antiguo. Hay por lo menos 165 pasajes de Génesis que son citados en el Nuevo Testamento de manera directa o a los que se refiere de manera evidente. A muchos de ellos se hace referencia más de una vez, de manera que hay al menos 200 citas o referencias a Génesis en el Nuevo Testamento. Es significante que la porción de Génesis que ha sido el objeto de los mayores ataques de escepticismo o incredulidad, los primeros 11 capítulos, es la porción que ha tenido más influencia en el Nuevo Testamento. Existen más de 100 citas o referencias directas a Génesis capítulos 1 al 11 en el Nuevo Testamento. Además, se hace referencia a cada uno de esos 11 capítulos en algún lugar en el Nuevo Testamento; y cada uno de los autores del Nuevo Testamento se refiere en algún punto de sus escritos a Génesis 1 al 11.” Cada autor del Nuevo Testamento. “Por lo menos en seis ocasiones y diferentes, Jesucristo mismo citó o hizo referencia a algo o a alguien de esos primeros 11 capítulos,” seis ocasiones diferentes, “incluyendo referencias específicas a cada uno de los primeros siete capítulos.”

“Además, en ninguna de esas oportunidades en donde el Antiguo o el Nuevo Testamento se refiere a Génesis se encuentra la más mínima evidencia de que los escritores consideraron los acontecimientos o personajes como mitos o alegorías. Al contrario, todos vieron Génesis como absolutamente histórico, verdadero y con autoridad,” fin de la cita. Gracias, Henry, esa es muy buena información.

Walter Brown, hace una lista de unas 71 referencias del Nuevo Testamento en los primeros capítulos de Génesis; y concluye, y aquí está su conclusión, y cito: “Todo escritor del Nuevo Testamento se refiere a los primeros capítulos de Génesis; todos. Jesucristo se refirió a cada uno de los primeros siete capítulos de Génesis. Todos los libros del Nuevo Testamento, excepto Gálatas, Filipenses, 1 y 2 Tesalonicenses, 2 Timoteo, Tito, Filemón, 2 y 3 de Juan se refieren a Génesis capítulos 1 al 11. Se hace referencia a todo capítulo de Génesis 1 al 11, excepto el capítulo 8, en algún lugar del Nuevo Testamento. Todo autor del Nuevo Testamento aparentemente aceptó esos primeros capítulos como siendo históricamente precisos.” Fin de la cita.

Ahora, si usted regresa el libro de Génesis por un momento, el relato de Génesis apoya aún más a la historicidad de los primeros capítulos; y en cierta manera voy a concluir con esto. Tengo lo mejor delante de mí. Pero si usted quiere bosquejar al libro de Génesis, los capítulos 1 al 11 son los que llamamos la historia primitiva; los capítulos 12 al 50, la historia patriarcal, desde Abraham, Isaac y todos hasta José, Jacob y José. Ahí tiene la historia primitiva, la creación, la caída, el diluvio, la dispersión. Tiene la historia patriarcal: Abraham, Isaac, Jacob, José. Está muy bien dividido. Nadie va discutir que del capítulo 12 al 50 es historia.

¿Por qué entonces discuten que del capítulo 1 al 11 es historia? Ellos no quieren realmente contender que el diluvio no fue histórico porque existen muchas evidencias de él. No necesariamente quieren curtir acerca de la dispersión, la torre de Babel y las naciones y los idiomas; eso no es historia tampoco. Tiene que haber alguna explicación para la diversidad de los idiomas y las naciones.

Los tres primeros capítulos de Génesis es acerca de lo que realmente quieren discutir. Y lo que más les preocupa es argumentar acerca de la Creación. Ellos piensan que la ciencia ha demostrado su argumento y ha desacreditado a la Biblia. Pero Génesis es historia. Historia primitiva, capítulos 1 al 11; historia patriarcal, capítulos 2 al 50.

De hecho, rápidamente… una lección rápida acerca de Génesis. Observe al capítulo 5. La palabra “generación” es “genealogía”, historia… historia. Capítulo 5, versículo 1: “Este es el libro de las generaciones de Adán.” Capítulo 6, versículo 9: “Estas son las generaciones de Noé.” Capítulo 10, versículo 1: “Estas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet.” Capítulo 11, versículo 10: “Estas son las generaciones de Sem.” Versículo 27: “Estas son las generaciones de Taré.” Capítulo 25, creo que ese es el próximo; y versículo 12, sí: “Éstos son los descendientes de Ismael.” Esta es la misma idea. Versículo 19: “Éstos son los descendientes de Isaac, hijo de Abraham”. Y así continúa. Capítulo 36: “Estas son la generaciones de Esaú.” Versículo 9: “Éstos son los linajes de Esaú.” Nuevamente, indicado ahí. Capítulo 37, versículo 2: “Ésta es la historia de la familia de Jacob.”

Usted simplemente puede dividir a todo este libro en registros históricos. Eso es lo que es. Si usted va hacia atrás, va a la historia de José a Jacob, a Esaú, a Isaac, a Ismael, a Abraham, a Taré, a Sem, a Cam, a Jafet, a Noé, a Adán, a Dios. Así es. Es historia. Es ridículo, cuando hay tantas declaraciones tan obvias de que esto es historia, convertir a esta parte de la historia que se relaciona con Dios en mitos.

Bueno, eso es suficiente. Hay más para la próxima vez. Ya voy a llegar al versículo 1. Oremos juntos. Fortalece nuestra fe, Señor, a través de esto y a través de nuestra confianza en Ti y Tu grandeza. Te alabamos porque eres el Creador Redentor. Eso es quien Tú eres; y así es como quieres ser conocido y adorado y glorificado. Te adoramos por Tu creación y Tu redención. Amén.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la  política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

6/27 – Comprometida con el matrimonio

Aviva Nuestros Corazones

Serie: Proverbios 31: La mujer contra-cultura

6/27 – Comprometida con el matrimonio

https://www.avivanuestroscorazones.com/podcast/aviva-nuestros-corazones/comprometida-con-el-matrimonio/

Carmen Espaillat: La mujer descrita en Proverbios 31 entiende lo que significa el compromiso dentro del matrimonio. Aquí está Nancy Leigh DeMoss.

Nancy Leigh DeMoss: No dice que ella le hace bien y no mal siempre y cuando él le haga bien, siempre y cuando él sea gentil, mientras recuerde su cumpleaños y su aniversario; siempre y cuando llene sus necesidades. Ella le hace bien y no mal todos los días de su vida. ¿Por qué? Porque ella es una mujer que guarda el pacto que ha hecho.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones, con Nancy Leigh DeMoss, en la voz de Patricia de Saladín. En programas pasados, Nancy nos trajo luz sobre Proverbios 31. Lo he leído antes, pero obtuve tanta nueva información durante esta enseñanza de Nancy. Hoy ella continuará con esta serie que hemos titulado  Proverbios 31: La mujer contra-cultura ”. Ella nos mostrará cómo la mujer de Proverbios 31 enfoca el matrimonio.

Nancy: A veces disfruto el leer sobre las vidas de grandes hombres y mujeres. Es increíble cuán a menudo, detrás de estos grandes hombres de Dios, realmente es cierto que hay una mujer que tenía un corazón para Dios, que estimulaba y animaba a su esposo en su trabajo, siendo una ayuda para él.

Una de las mujeres sobre las cuales he estado leyendo es Catherine Von Bora. Ahora bien, ese nombre quizás no te sea familiar, pero el nombre de Martín Lutero probablemente sí. Catherine cariñosamente llamada por el Dr. Martín Lutero como “la fiel Kate”. Ella era la esposa del Dr. Martín Lutero.

Martín Lutero fue un hombre que, debido al entendimiento que tenía del corazón de Dios, de Su Palabra y de Sus caminos, era generalmente alegre en su disposición. Pero él batallaba con algunos episodios de depresión y con muchos achaques físicos que muy probablemente contribuyeron negativamente en su estado anímico a través de los años. Él era un hombre sumamente ocupado. Por varias razones, una de ellas siendo la gran presión bajo la que vivía, ya que él fue objeto de múltiples ataques y ridiculizaciones durante el nacimiento de la Reforma.

Así que hubo tiempos en los que verdaderamente luchaba contra la depresión física y emocional. Y Dios le dio la mujer perfecta en Kate, o Catherine. Cuando leemos sobre ella se nos dice que ella, en lugar de murmurar durante los tiempos en los que el se encontraba desanimado, ella hacía todo cuanto podía para consolarlo, para animarlo y alegrarlo.

Hubo una ocasión en especial cuando él estaba particularmente desanimado, y nada que Kate hacía parecía levantarle los ánimos. Así que Lutero dejó su casa por unos días para recobrar su jovialidad —se fue solo para tratar de restaurarse. Pero a su regreso tenía su corazón sumamente cargado.

Cuenta la historia que cuando entró en su casa, allí encontró a Catherine, sentada en el medio de la habitación, vestida con un traje negro y un manto negro tirado por encima, lucía sumamente triste. Tenía un pañuelo blanco en su mano, como mojado de lágrimas.

Cuando el Dr. Lutero la animó a que le contara lo que le había sucedido, ella estaba vacilante. Entonces dijo, ¡Oh, querido doctor! El Señor en los cielos ha muerto, y esta es la causa de mi dolor, en cuyo momento él explotó de la risa, dándose cuenta de que ella estaba haciendo esto para que él se diera cuenta de cómo él estaba actuando.

Entonces, él le dijo, “Oh, querida Kate, es cierto, he estado actuando como si no hubiera un Dios en lo cielos”. Y la historia cuenta que a partir de ese momento su melancolía y desesperación se esfumaron. He aquí una mujer que sabía cómo hacerle bien a su esposo, cómo animarlo y cómo ser una ayuda idónea para él. 1

Ese es el corazón de lo que vamos a estar leyendo en el próximo versículo de Proverbios capítulo 31. Estamos leyendo sobre una mujer virtuosa, una mujer excelente. Y hemos visto en el versículo 10 que ella es difícil de hallar, que es más valiosa que cualquier riqueza material que su esposo pudiera poseer.

Entonces el versículo 11 nos dice, “En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias.” El versículo 12: “Ella le trae bien y no mal todos los días de su vida.” Me encantan estos dos versículos porque nos describen algo verdadero sobre una mujer reverente hacia el Señor y como esto afecta su relación con su esposo.

La Nueva Versión Internacional dice: “Su esposo confía plenamente en ella; y no necesita de ganancias mal habidas.” Pero otras versiones dicen: “no carecerá de ganancias ”. Él confía en ella y tiene en ella todo lo que necesita. Y luego el versículo 12 dice: “Ella le es fuente de bien, no de mal, todos los días de su vida”.

Cuando leo estos versículos, hay un par de palabras que vienen a mi mente. En primer lugar, la palabra obvia es: confiable. He aquí una mujer que es confiable. Luego, la palabra lealtad. Ella es leal a su marido. Ella tiene un compromiso permanente, incondicional, de por vida, de actuar de manera acorde a los mejores intereses de su esposo, no para servirse ella misma, sino para servir a su marido.

Me gusta la forma como lo expresa la Biblia Ampliada: Escuchen como lo dice: “El corazón de su esposo confía en ella con seguridad y descansa en ella firmemente, por lo que él no tendrá necesidad de ganancias [honestas] o necesidad de ganancias [mal habidas]. Ella lo consuela, lo anima y le hace bien mientras haya vida en ella”.

He aquí una mujer que es leal. Ella tiene una relación de pacto con su Dios que le permite mantener una relación de pacto con su esposo independientemente de lo que él haga. Y no pienses ni por un momento que este esposo no comete errores, que nunca falla o que ella nunca lo tendrá que amar incondicionalmente, ejercitando fe en lugar de basarse en sus sentimientos.

Primera a los Corintios capítulo 7 dice que la mujer piadosa se preocupa de cómo ella agrada a su esposo (versículo 34). Ella siempre está buscando formas de hacerle bien.

Ahora, las Escrituras contienen ilustraciones de algunas mujeres que le hicieron mal a sus esposos en lugar de bien. ¿Quién es la primera que te viene a la mente? La primera mujer, Eva. Esta mujer fue creada para ser ayuda y se convirtió en tentadora. Y también tenemos a las esposas de Salomón, quienes alejaron su corazón de Jehová, su Dios.

Y por supuesto, Jezabel, como que para nosotros ese nombre epitomiza a la mujer malvada.. ¿no es así? Pero ella no es una mujer mala cualquiera. Ella fue una mujer mala que hizo maldad contra su esposo. Ella animó a su esposo para que cometiera abominaciones. ¿Y recuerdas la mujer de Job, quien le dijo a su esposo que maldijera a Dios cuando él estaba sufriendo?

Los Proverbios hablan sobre mujeres que le hacen bien a sus esposos y no mal. Pero también hablan de mujeres peleonas, mujeres contenciosas que le hacen la vida miserable a sus esposos. Pienso que nosotras las mujeres sabemos lo que significa ser contenciosa, ser esa mujer quejona que es como una gotera y que hace que su esposo desee vivir en un rincón del tejado, o en algún desierto, una vez se canse de tener a su lado una mujer que no le hace bien. Ella solo le hace mal.

Sin embargo el texto dice que esta mujer le hace bien todos los días de su vida. Él confía en ella. Él no carece de ganancias. Ella le hace bien y no mal todos los días de su vida. ¿Cuánto tiempo es eso? Mientras ella tiene vida y mientras él esté vivo.

No dice que ella le hace bien y no mal siempre y cuando él le haga bien, siempre y cuando él sea gentil, mientras recuerde su cumpleaños y aniversario; siempre y cuando llene sus necesidades. Ella le hace bien y no mal todos los días de su vida. ¿Por qué? Porque ella es una mujer que guarda el pacto que ha hecho, es una mujer que ha hecho un pacto y su pacto ha sido primero con Dios.

Así que ella dice, “te seré fiel, sin importar lo que me hagas o me dejes de hacer”. Ella es leal. Ella es fiel en los asuntos financieros. Ella no gastará mas allá de sus posibilidades. Ella le hará bien y no mal todos los días de su vida.

Pero tengo una amiga que recientemente me dijo cuán desconcertante era esto para ella .. ella me dijo: “tenemos amigos que tienen hipotecas de millones de dólares, y sus esposos trabajan como locos para poder pagar las facturas de una esposa que no puede contentarse con vivir de acuerdo a sus posibilidades”.

Esta mujer es fiel. Ella es leal. Ella es una mujer que guarda el pacto al implementar el corazón de su esposo en el hogar con los niños. Cuando ella da instrucciones a los niños, está representando el corazón de su esposo, por lo que él confía en ella. Cuando él sale de la casa, ella estará transmitiendo su corazón en el hogar.

Él puede confiar en que ella hablará bien sobre él y guardará sus confidencias, y que no irá por ahí cacareando sobre las cosas privadas de su matrimonio a otras mujeres. Él puede confiar en la manera en que ella habla sobre él. Él puede confiar en que ella guarda y protege su reputación.

Ahora, al decir esto, no necesariamente estoy diciendo que esto es un absoluto. Habrá ocasiones cuando hacerle bien a un esposo implique apelar a las autoridades apropiadas en la iglesia o a las autoridades civiles. Si un esposo está violando la ley, hacerle bien significará llevarlo a una posición en la cual pueda ser ayudado por la ley o restringido por la ley o por las autoridades eclesiásticas.

Así que el concepto es que siempre hablarás palabras que le harán bien; que tu esposo puede confiar su reputación en tus manos. Me entristece mucho ver a mujeres hacer chistes negativos o sarcásticos, o menospreciar a sus esposos. Todos se ríen, pero no es correcto. Ella no está siendo confiable. Ella no está siendo leal.

Este hombre debe confiar en que su esposa llenará sus necesidades físicas. El no tiene necesidad de ganancias deshonestas. No tiene necesidad de buscar intimidad marital en otro lugar porque su esposa le es fiel. Ya sea que ella tenga deseos de hacerlo o no, ella está comprometida a ser una dadora en el aspecto físico de su relación de matrimonio y así llenar sus necesidades sexuales.

Amigas, déjenme decirles esto aquí… Si ustedes no satisfacen las necesidades físicas y sexuales de sus esposos, habrá otras mujeres que estarán más que felices y dispuestas a hacerlo. Y tú terminarás poniéndolo a él en una posición donde –sin justificar o perdonar su pecado –quizás le hagas más vulnerable a la tentación y a la inmoralidad, si no eres fiel a él proveyéndole intimidad física y sexual.

Ella es fiel a su pacto de matrimonio. Yo leo y leo sobre mujeres –mujeres cristianas- que dejan, que abandonan a sus esposos y a sus hijos. Hace 20 años esto hubiese sido impensable o al menos muy fuera de lo común. Pero en el día de hoy no es tan inusual. Si una mujer desea hacer su propia vida –hacer lo suyo o seguir su propio camino- ella simplemente se va. Pero la manera de Dios es que esta mujer le haga bien y no mal a su esposo todos los días de su vida.

Así que este hombre no tendrá ninguna necesidad de sentir celos o sospechas. Él no duda de su amor. Él no está inseguro. Él no tendrá que mirar hacia otro lado para llenar sus necesidades. Él está confiado en que, mientras él no está, mientras está trabajando, o mientras está en casa, ella es de un mismo espíritu con él. Sus intereses están seguros bajo su cuidado.

Ella es consistente. Es una mujer que guarda el pacto. Ella tiene un compromiso incondicional, y esto es lo que gana la confianza de su esposo. Ella siempre, siempre, siempre tendrá su mejor interés en su corazón. Ella no está compitiendo con él. Ella está comprometida con su éxito.

Esto es lo que inspira a este hombre a ser digno de su devoción. Él se eleva a ese estado porque sabe que tiene una mujer que es valiosa, no un lastre, una mujer que lo apoya, lo anima y lo ayuda en todas las formas posibles.

Realmente no tienes que ser un científico o astronauta para ser este tipo de mujer. No tienes que tener increíbles talentos para ser este tipo de mujer. No tienes que ser físicamente hermosa para ser este tipo de mujer. Solo tienes que tener un corazón reverente para el Señor. De ese corazón para Dios provendrá ese tipo de compromiso y devoción para con tu esposo.

¿Tienes ese tipo de compromiso hacia tu esposo, un compromiso que, por la gracia de Dios, le hará bien a tu esposo y no mal todos los días de su vida? Que, por la gracia de Dios, le serás fiel sin importar lo que él haga, sin importar que él llene o no tus expectativas, esperanzas o sueños? ¿Has eliminado totalmente de tu vocabulario esa palabra que empieza con “D”, divorcio? Si aún esta palabra permanece dentro de tu vocabulario en tu matrimonio, entonces no eres ese tipo de mujer.

Proponte en tu corazón: “Dios, por Tu gracia, y verdaderamente hace falta la gracia de Dios; ninguna mujer puede vivir esto sin la gracia de Dios, “por Tu gracia, le haré a mi esposo bien y no mal todos los días de mi vida.”

Carmen: En tan solo un minuto, Nancy Leigh DeMoss continuará este tópico con algunas mujeres que en ocasiones le han hecho mal a sus esposos. Están en un proceso de aprendizaje, tal como tú y yo.

Estás lista para convertirte en una mujer contra-cultura como la de Proverbios 31? Te invitamos a unirte a nosotros en la primera conferencia de Mujer Verdadera a celebrarse en América Latina. Nancy estará allí, junto con un grupo de charlistas que te inspirarán y te ayudarán a entender que ahora es el tiempo de unirnos como mujeres en un movimiento contra-cultura, llamando a las mujeres a abrazar su diseño, el diseño de Dios.

Visítanos en AvivaNuestrosCorazones.com y conoce cómo puedes ser parte de este evento.

Hacerle bien a tu esposo no siempre saldrá de manera natural o fácil. Bob Lepine, del programa Family Life Today, está aquí para darle seguimiento a la enseñanza de hoy, haciéndole a Nancy algunas preguntas prácticas. También escucharás de parte de algunas de nuestras radioescuchas, Kim Wagner y María Johnson.

Bob Lepine: Déjame preguntarte algo: Tú quieres que las mujeres que son fuertes, valientes; las mujeres que pueden ser líderes –¿tú quieres que se retraigan? ¿Es este el deseo de este ministerio?

Nancy: Creo que la clave es, ya seas hombre o mujer, la clave es vivir bajo el control del Espíritu. Desde el Jardín del Edén hemos tenido la tendencia de tener hombres pasivos que no ejercen su liderazgo cuando lo deberían hacer, y mujeres que ejercen el liderazgo cuando sería mucho más apropiado que lo tomara el hombre.

Eso no significa que los hombres nunca deban escuchar, y no significa que las mujeres nunca deban hablar. Pero significa que al llegar a ser personas redimidas por el poder de la cruz y la presencia del Espíritu Santo, responderemos unos a otros en humildad, sabiduría y deferencia. No tenemos que lucir como que nos las sabemos todas o que tenemos las respuestas para arreglarlo todo.

He visto, en tantos matrimonios… he escuchado mujeres y he recibido cartas aun de esposos, a través de Aviva Nuestros Corazones. Algunas de estas mujeres están tan preocupadas de que sus esposos no sean lideres espirituales, pero algunos de estos hombres se sienten como.. “es que no me dan la oportunidad” o, “es que para ser un líder espiritual tendría que ir al seminario,” o, “mi esposa sabe demasiado; ella siempre tiene todas las respuestas. Es demasiado rápida para mi.”

Cuando pienso en Kim y en su crecimiento y en el de su matrimonio… ella tiene una cabeza bien puesta, con muy buenas ideas y para mí es una bendición y doy gracias al ver cómo la usa, y ver como su esposo la aprecia. La iglesia que él pastorea lo aprecia también. Las mujeres que ella enseña lo aprecian. Pero ella ha aprendido a expresar estas ideas de manera humilde y considerada hacia los demás. Quizás tenga que ver finalmente con humildad y con rendición, con rendirse al Espíritu de Dios. A esto es a lo que estamos retando a las mujeres.

Bob: ¿Qué tan difícil es esto para ti ahora?

Kim Wagner: Es un proceso que vivo momento a momento, pero ya no resulta tan retador como al principio, porque al principio ni me daba cuenta. A medida que me he ido adentrando en la Palabra me ha resultado más fácil. También se ha convertido en un acto de adoración para mi hacia el Señor, porque reconozco que esto es algo que… si, Él me creó con ciertas características de personalidad o habilidades, pero cuando abuso de estas cosas o cuando no soy como Cristo en mi forma de actuar, eso trae vergüenza a Su nombre.

Así que cuando le ofrezco estas cosas a Dios como un acto de adoración a Él –cuando traigo estas cosas bajo el control del Espíritu –siento un gran deleite al hacerlo. Y esto no significa que aun no trate de dirigir o liderar, o que no esté en posiciones en las que el Señor me permite hacerlo.

Nancy: Y eso no significa que no le ofrezcas sugerencias a tu esposo…

Kim: Así es. Pero estoy aprendiendo que hay una manera piadosa de hacer eso y que hay una manera dura, carnal de hacerlo también.

María Johnson: La palabra que las personas usaban para describirme era dura. Yo no expresaba mis sentimientos fácilmente; no tenía un rango de emociones demasiado amplio para ese entonces. Pero eso me dolía porque pensaba “no soy dura, lo que pasa es que tengo la razón”. Pero, lo único que eso hace es alimentar el orgullo con que nacemos. Sabía lo que la Biblia decía, así que entendía que debía hacerse de esa manera, y ya. Pero esa era la forma en que decía las cosas: “Eso es así; acéptalo y punto”. Yo le decía eso a las personas realmente yo era muy dura.

Bob: Entonces, ¿qué pasó?

María: Bueno, hace unos años llevé a mis dos hijos menores a una conferencia sobre la familia y otros asuntos bíblicos. El Señor me empezó a mostrar sobre la autoridad y cómo Él había dispuesto un orden con el objetivo de proteger, no de castigar. Siempre había pensado que la autoridad servía solo para castigar. Ese siempre había sido el ejemplo que había vivido y así se lo había mostrado a los demás. Pero cosas sobre el diseño de Dios y hasta la misma familia en la que nacemos son cosas en las que Dios está presente.

Quiero decir, yo odiaba a mis padres, odiaba a mi familia, odiaba todo lo relativo a mi infancia. Así que Dios empezó a enseñarme mucho de lo que nuestras vidas deberían ser, pero no sabía cómo llegar sola a esas conclusiones.

Pero algo que sucedió al llegar a casa la primera noche, luego de la primera sesión, le pedí perdón a mi esposo. Digo… luego de que el se paró del piso del susto. Le dije que yo había sido la jefa hasta ese momento, que yo era quien estaba manejándolo todo, y que no sabía que era a él a quien le correspondía. Le dije que iba a corregir esto pero que no sabía cómo.

Él se cerró completamente. Él decía: “Claro, seguro que María va a cambiar”. Pero Dios realmente empezó a cambiarme.

Luego, un poco tiempo después de esto, el Señor trajo a Nancy a mi vida. A través de Nancy, el Señor me comenzó a mostrar cómo hacerlo, no solo lo que la Biblia dice al respecto sino cómo aplicarlo en mi vida. Tú sabes, podemos enorgullecernos tanto de nuestro conocimiento Bíblico… y eso era exactamente lo que yo había hecho.

Sí, Nancy nos lleva a la Palabra, pero más que eso, ella nos lleva al Señor. ¿Cómo responde el Señor en esa situación? ¿Cómo le respondió el Señor a esas personas en esa situación? Y Dios ha usado a Nancy –quien es, creo yo, una mujer muy fuerte – para enseñarnos cómo a Cristo le gustaría que tratemos a las personas. Estoy tan agradecida al ministerio Aviva Nuestros Corazones y agradezco cada oportunidad en la que puedo servir.

Carmen: ¿No es maravilloso darnos cuenta de que el cambio es posible, aun cuando los malos hábitos parecen estar tan arraigados? María Johnson ha estado hablando con nuestro co-presentador de hoy, Bob Lepine, sobre lo que significa ser una mujer contra cultura. Recuerdo haber escuchado el primer testimonio de María en Aviva Nuestros Corazones hace algunos años. Ella ha estado creciendo tanto durante los últimos 5 años que este programa ha estado en el aire…

Cuando este programa se lanzó, un puñado de personas donaron para hacerlo posible. Su generosidad ha afectado las vidas de mujeres contra-cultura como María. Esas personas deseaban que sus contribuciones ayudarán a expandir la visión del Ministerio Aviva Nuestros Corazones para que otros se sintieran movidos a donar fondos también.

Aquellos primeros contribuyentes no pueden continuar ayudando para siempre. Para que este programa de Aviva Nuestros Corazones continúe llegando a las vidas de tantas mujeres, necesitamos que nuestros radioescuchas nos ayuden. Una de las maneras más efectivas de hacerlo es dando mensualmente, formando parte del grupo de colaboradores o patrocinadores del programa.

Son muchos los beneficios de ser parte de este grupo especial. Puedes obtener detalles de cómo donar, visitando AvivaNuestrosCorazones.com.

Cuando piensas en buenas obras…¿qué te viene a la cabeza? Quizás algo como ayudar en un asilo de ancianos o en lugares de repartición de alimentos. Has caído en cuenta que puedes hacer buenas obras aún en lugares más familiares? Averigua más en nuestro próximo programa de Aviva Nuestros Corazones.

Aviva Nuestros Corazones con Nancy Leigh Demos es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escritura fueron tomadas de La Biblia de las Américas, a menos que se cite otra fuente.

1 Daughters of Destiny , compilado y editado por Noelle Wheeler. (Bulverde, TX: Mantle Ministries, 2000), 140-

Un mal cálculo

Jueves 12 Marzo

El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto… al rico no le deja dormir la abundancia.

Eclesiastés 5:1012

Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo.

1 Timoteo 6:9

Un mal cálculo

El evangelio de Mateo (cap. 19:16-26) nos habla de un joven rico con una moral ejemplar. ¿Qué le faltaba? Lo esencial: la vida eterna. Estaba delante de aquel que la da, Jesús, el Hijo de Dios, quien le dijo: “Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme” (Mateo 19:21). Entonces, dejando a Jesús, se fue triste. Sus riquezas le impidieron confiar plenamente en Jesús y recibir la vida eterna.

Para los creyentes, amar el dinero puede contaminar toda su manera de pensar, sean ricos o pobres. Ser rico no es malo en sí. Lo malo consiste en poner la confianza en las riquezas antes que en Dios, quien las da, y ponerlas por encima de los intereses del alma. Esto fue lo que Jesús puso en evidencia en el corazón del joven.

Cuando se ama el dinero, se corre el riesgo de descuidar las virtudes cristianas esenciales: la fe, la esperanza y el amor.

La fe es puesta de lado cuando ponemos nuestra confianza en las riquezas.

La esperanza se debilita. ¿Por qué desearíamos el regreso del Señor Jesús si nos encontramos bien en la tierra?

El amor por el Señor se enfría. “Los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas… entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa” (Marcos 4:19). La abundancia puede volvernos egoístas. Es más difícil ponernos en el lugar de los necesitados cuando no nos falta nada. El amor hacia los demás disminuye. “Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas” (Salmo 62:10).

Éxodo 24 – Hechos 17:16-34 – Salmo 32:5-7 – Proverbios 11:13-14

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch