//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

1 Reyes 18 | 1 Tesalonicenses 1 | Ezequiel 48 | Salmo 104

15 OCTUBRE

1 Reyes 18 | 1 Tesalonicenses 1 | Ezequiel 48 | Salmo 104

“Señor mi Dios, tú eres grandioso; te has revestido de gloria y majestad”. Esto es lo que leemos en el primer versículo del Salmo 104. En este salmo, la evidencia de la grandeza de Dios está vinculada con el orden creado. Algunas reflexiones:

(1) En los primeros versículos (104:1–4), la secuencia de toques metafóricos es reveladora. Dios se envuelve en luz; estira los cielos como si fueran una tienda; convierte las nubes en su carro; cabalga sobre las alas del viento; utiliza los vientos como sus mensajeros. El panteísmo funde a dios con el universo; el robusto teísmo cristiano no solo separa a Dios del universo como lo está el Creador de su creación, sino que en estas metáforas sugiere que Dios se deleita en su obra. No solo está exaltado, sino que es casi juguetón. Si descartamos el panteísmo, tampoco habría campo para el deísmo. El orden creado está vivo con la presencia de Dios que se deleita con lo que sus manos han creado.

(2) En este salmo, existe un fuerte énfasis en la forma en que toda la vida depende de la providencia sustentadora del Todopoderoso. Dios hace que los manantiales derramen agua en los barrancos y, por consiguiente, las bestias del campo beben, los árboles crecen, las aves anidan en sus ramas (104:10–12). Dios es Aquel que hace crecer la hierba para el ganado y otras plantas para el consumo humano (104:14). Los leones rugen y buscan su comida de Dios (104:21). En cuanto al mar, con sus pululantes millones de formas de vida, “Todos ellos esperan de ti que a su tiempo les des su alimento” (104:27). La pura abundancia y diversidad de formas de vida testifican acerca de la imaginación, del poder, de la sabiduría y de la incalculable riqueza de Dios. La vida misma está sustentada por la palabra de Dios. Si él les retira el aliento, mueren (104:29–30). La suposición no es el animismo del mundo pagano. Todo esto es metódico (nótese el ritmo de la luz y la oscuridad, 104:19–24) que hace que la ciencia sea posible. Pero Dios nunca se retira de su gobierno activo y providencial sobre cada elemento que opera en el universo, con el resultado de que no sólo es adecuado, sino esencial confesar que toda vida depende a diario de Dios para su provisión cotidiana de alimento.

(3) La totalidad del orden creado recibe una fiel alabanza de deleite por parte del salmista anónimo (104:33). Únicamente se nos da un indicio de que deberíamos pensar en Dios en estos términos; queremos que nuestra meditación le resulte agradable (104:34). Y, antes de las líneas de alabanza finales, un silencioso recordatorio de que, a pesar de la gloria y la belleza del orden creado, el pecado lo ha convertido más bien en una zona de guerra que en un museo o un coro (104:35).

Carson, D. A. (2014). Por amor a Dios: Devocional para apasionarnos por la Palabra. (L. Viegas, Trad.) (1a edición, Vol. II, p. 288). Barcelona: Publicaciones Andamio.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Las Bienaventuranzas

Mateo 5:3-12 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: