15 – Los gloriosos resultados de la justificación | Romanos 5:1-5 

Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo

Serie: Romanos

15 – Los gloriosos resultados de la justificación | Romanos 5:1-5

Ps. Sugel Michelén

El pastor Michelén ha formado parte del Consejo de Ancianos de Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo en Santo Domingo, República Dominicana, durante más de 30 años.Tiene la responsabilidad de predicar la Palabra regularmente en el día del Señor.Tiene una Maestría en Estudios Teológicos y es autor de varios libros: Historia de las Iglesias Bautistas Reformadas de Colombia, Coautor junto al Pastor Julio Benítez; La Más Extraordinaria Historia Jamás Contada, Palabras al Cansado – Sermones de aliento y consuelo; Hacía una Educación Auténticamente Cristiana, El que Perseverare Hasta el Fin; y publica regularmente artículos en su blog “Todo Pensamiento Cautivo”https://www.todopensamientocautivo.com/

Él es instructor asociado en Universidad Wesleyana en Indiana (IWU), extensión en español; enseña Filosofía en el Colegio Cristiano Logos; y durante 10 años, ha sido profesor regular de la Asociación Internacional de Escuelas Cristianas (ACSI) para América Latina. El pastor Michelén, junto a su esposa Gloria tiene tres hijos y cuatro nietos.

http://www.ibsj.org/sobre-nosotros/

El evangelio es un mensaje acerca del pecado

Coalición por el Evangelio

El evangelio es un mensaje acerca del pecado

SUGEL MICHELÉN

En la entrada anterior vimos que el evangelio es un mensaje acerca de Dios. Pero ahora debemos avanzar un paso más adelante y decir también que es un mensaje acerca del pecado. Fue para resolver el problema del pecado que Dios envió a Su Hijo Jesucristo al mundo.

Cuando el ángel anunció a José que María estaba embarazada, fruto de la obra del Espíritu Santo, le comunicó que el niño debía llamarse Jesús, “porque él salvará a Su pueblo de sus pecados” (Mt. 1:21).

Dios le envió un ángel a José para que le respondiera las tres preguntas más cruciales que podemos hacer acerca de ese niño que se estaba gestando en el vientre de María y del carácter de Su misión.

En primer lugar, ¿quién es éste niño? El ángel responde: Él es Jesús, y este nombre es la forma griega del nombre Josué, cuyo significado es “Jehová es salvación” o “Jehová ciertamente salvará”. Así que desde el principio del evangelio se establece claramente el hecho de que este niño no es otro que la segunda Persona de la Trinidad, Dios el Hijo.

Segunda pregunta, ¿cuál es la misión de este niño? El vino a salvar a Su pueblo.

Tercera pregunta, ¿y de qué cosa tenían ellos que ser salvados? ¿Qué mal tan terrible acecha a estos hombres y mujeres, que la segunda Persona de la Trinidad tuvo que encarnarse para rescatarlos? El ángel responde: El vino a salvar a su pueblo de sus pecados.

No sólo de las consecuencias del pecado, sino también del pecado mismo. Cristo vino a salvarnos de la culpa del pecado, de la esclavitud del pecado, de la depravación que ese pecado ha obrado en todas y cada una de las partes que componen nuestra humanidad. A eso vino Cristo, a buscar y a salvar lo que se había perdido.

No podemos, entonces, predicar el evangelio de Cristo, y obviar el elemento del pecado en esa predicación. El evangelio es una buena noticia, pero solo para aquellos que aceptan primero esta mala noticia: somos pecadores, hemos transgredido la ley de Dios, y estamos bajo condenación (comp. Rom. 3:9-12).

Dios nos dice en Su Palabra que estamos enemistados con El por causa de nuestra naturaleza pecaminosa, que hemos sido rebeldes a su santa ley, que no hemos vivido conscientemente dedicados a cumplir el propósito para el cual fuimos creados: glorificar a Dios en todo cuanto hacemos y gozarnos en Él por siempre.

Por eso nadie puede afirmar que es cristiano, mientras no afirma al mismo tiempo que es pecador, y que esa terrible condición que hemos descrito era realmente su condición antes de conocer a Cristo.

Probablemente no eres todo lo malo que pudiera llegar a ser; de hecho, es posible que seas mejor que muchos hombres y mujeres que conoces, y que seas un hombre o una mujer lleno de principios morales. Pero eso no elimina el testimonio de la Escritura respecto a ti.

Generalmente los hombres piensan de sí mismos que son personas esencialmente buenas, que en ciertas circunstancias hacen cosas malas. Pero Cristo piensa algo muy distinto acerca del hombre. Hablando de la oración, Jesús dijo en cierta ocasión: “Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan” (comp. Mt. 7:11).

Cristo dice aquí que el hombre es una criatura mala, de la cual salen en ocasiones cosas buenas. Y ahora yo te pregunto, ¿estás de acuerdo con esa evaluación que hace Cristo de ti? Porque nadie será nunca un cristiano verdadero hasta tanto no se vea sí mismo como un pecador que necesita del perdón de Dios. “Los sanos no tienen necesidad de médico…”, dice el Señor.

Cristo vino a salvar pecadores, El vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Y los creyentes tenemos el privilegio de proclamar este mensaje del evangelio a los pecadores; un mensaje que nos habla de Dios, que nos habla acerca del pecado, acerca de Cristo y acerca del arrepentimiento y la fe.

Es nuestro privilegio vivir por ese evangelio, llevar ese olor del conocimiento de Cristo e impregnarlo en todo cuanto hagamos, como señala Pablo en 2Cor. 2:14-16. A Dios le ha placido usar ese evangelio para salvar a los pecadores. Que Dios nos conceda la gracia y la fortaleza, no sólo de proclamarlo, sino también de vivir a la altura de Su llamamiento.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

 

 

 

53 – “La Masculinidad Biblica “

Entendiendo los Tiempos

Primera Temporada

53 – “La Masculinidad Biblica “

ENTENDIENDO LOS TIEMPOS

Surge en el 2013 como programa de radio bajo la cobertura de la emisora cristiana Radio Eternidad en la estación 990am. Las temáticas de nuestro programa son diversas y contemporáneas con las necesidades que se presentan  hoy en día en la sociedad. Todo tema es llevado a la luz de la Palabra de Dios que es la única mediadora entre los hombres y la única verdad que puede hacerle libre. Tratamos diferentes temas con el propósito de entender el presente bajo una cosmovisión bíblica y actuar en base a esta. Con nuestro productor Andrés Figueroa y el equipo de Gracia TV, quienes semanalmente transmiten este programa en un formato para Radio y TV.

http://www.entendiendolostiempos.org/

https://play.google.com/store/apps/details?id=net.nowyouseeme.radioeternidad&hl=es_EC

 https://apps.apple.com/us/app/radio-eternidad/id1053755428

Ver no siempre es creer

Ministerios Ligonier

El Blog de Ligonier

Ver no siempre es creer

Por R.C. Sproul

Uno de los comentarios que los pastores cristianos a veces escuchan de la gente que aconsejan es que sería más fácil para ellos tener una fe fuerte si pudieran ver a Dios hacer el mismo tipo de milagros hoy en día que los que se muestran en la Biblia. La suposición implícita es que se necesita ver para creer —que las personas que vivían en los tiempos de Jesús pudieron confiar más fácilmente en Él ya que podían ver sus grandes obras.

Esos comentarios demuestran la necesidad de leer más profundamente las Escrituras, ya que hay muchos casos en los que ver grandes milagros no movieron a la gente hacia tener fe.

La Escritura también registra ocasiones en las que la gente experimentó incredulidad después de ver muchos milagros.

Por ejemplo, Juan 11 registra la resurrección de Lázaro por parte de Jesús. Si ha existido una señal convincente alguna vez, fue esa. Sin embargo, las autoridades tomaron el milagro como una razón para oponerse a Jesús, no para creer en Él (vv. 45-53).

La Escritura también registra ocasiones en las que la gente experimentó incredulidad después de ver muchos milagros. Considere Josué 7, que muestra lo que pasó en Hai no mucho después de que los israelitas conquistaran Jericó. Después de la conquista de Jericó, cuando con un grito “la muralla se vino abajo” (cap. 6), uno puede imaginarse lo que sentía el pueblo de Israel. Dios los había salvado de una manera dramática y sobrenatural, quitando de su camino el mayor obstáculo para la conquista de Canaán. Él había cumplido su promesa de darles todo lugar donde Josué pusiera su pie. Por lo tanto pensaríamos que no habría nada mas que euforia y confianza entre las tropas, y en especial en el corazón de Josué. Pero lo que estaba por suceder era un importante castigo para Josué y los israelitas. Después de que unos espías informaran que Hai era fácil de vencer, Josué envía tropas a tomar la ciudad, pero salen huyendo, y treinta y seis personas mueren (7:2-5). ¿Cómo responde Josué?

Entonces Josué rasgó sus vestidos y postró su rostro en tierra delante del arca del Señor hasta el anochecer, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas. Y Josué dijo: ‘¡Ah, Señor Dios! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos después en manos de los Amorreos y destruirnos? ¡Ojalá nos hubiéramos propuesto habitar al otro lado del Jordán! ¡Ah, Señor! ¿Qué puedo decir, ya que Israel ha vuelto la espalda ante sus enemigos? Porque los Cananeos y todos los habitantes de la tierra se enterarán de ello, y nos rodearán y borrarán nuestro nombre de la tierra. ¿Y qué harás Tú por Tu gran nombre?’ (vv. 6-9).

Aquí vemos a Josué, quien en el pasado siempre había sido valiente, el hombre de fe que dio la noticia a la nación de que Israel tomaría Canaán, ahora rasgando sus vestidos y quejándose delante del Señor, diciendo: “¿Por qué no simplemente dejaste las cosas como estaban? Podríamos haber vivido felices para siempre al otro lado del Jordán, y ahora hemos sido humillados, y la noticia de esta derrota irá por todos lados en la tierra prometida”. Josué, en un momento de incredulidad, le está diciendo a Dios: “¿Qué has hecho por mí últimamente?”. Su fe es tan frágil que después de un contratiempo menor, pierde su confianza y está de luto. Josué pensó que comprendía el compromiso total de Dios hacia él y su ejército, pero ahora está fuera de sí al ser derrotado por un enemigo que Israel debió conquistar sin la ayuda de Dios. Incluso teniendo la promesa de Dios, sufren esta derrota humillante. De repente Josué se pregunta: “¿Fue la promesa de Dios una ilusión? ¿Estaba yo escuchando cosas? Dios prometió que nunca seríamos derrotados, y fuimos derrotados”. Lo que le sucede a Josué aquí, como vemos en su ayuno, luto, y búsqueda del rostro de Dios, es una crisis de fe.

¿Por qué fueron derrotados los israelitas? Josué 7:1 nos dice: “Pero los Israelitas fueron infieles en cuanto a las cosas dedicadas al anatema, porque Acán […] de la tribu de Judá, tomó de las cosas dedicadas al anatema. Entonces la ira del Señor se encendió contra los Israelitas”. Sí, Dios prometió la victoria a Israel, pero también ordenó al pueblo obedecer escrupulosamente los términos de guerra. Dios instituyó la prohibición contra los cananeos, lo que significaba que en esta conquista de guerra santa los soldados no podían obtener ningún botín. Y un hombre en el ejército desobedeció. Acán sucumbió a la tentación de llenar sus bolsillos con los despojos de la victoria en Jericó. Y por el pecado de un solo hombre, Dios responsabilizó a toda la nación de Israel. Debido a esta violación, la ira de Dios se mostró en contra de Israel, y su juicio providencial causó la derrota.

La Escritura nos advierte que en este lado de la gloria no hay una correlación directa entre la obediencia y bendición. Los fieles tienen éxito a menudo, pero a veces experimentan grandes derrotas. El infiel con frecuencia sufre por sus malas acciones, pero a veces disfruta de muchos éxitos externos.

Sin embargo, tener éxito y una fe fuerte son algunas de las bendiciones que el Señor da a los que guardan sus mandamientos (Salmo 1). Aunque Dios no ha prometido actuar milagrosamente hoy como lo hizo en los días de antaño, podemos confiar en que Él actúa en favor de nosotros. Nuestra obediencia no merece justificación delante de nuestro Padre; pero la gracia del Señor es tan grande que Él nos bendice a pesar de nuestra desobediencia. Aún así, quizá veríamos más bendición y experimentaríamos menos duda si le sirviéramos con mayor fidelidad.

Publicado originalmente en Ligonier. Traducido por la Coalición por el Evangelio.

R.C. Sproul

El Dr. R.C. Sproul fue el fundador de Ligonier Ministries, co-pastor de Saint Andrew’s Chapel [Capilla de San Andrés] en Sanford, Florida, y el primer presidente del Reformation Bible College. Fue el autor de más de cien libros, incluyendo La Santidad de Dios.

 

1/2 – Las personas más influyentes del mundo

Aviva Nuestros Corazones

Serie: El significado fundamental de la verdadera feminidad

1/2 – Las personas más influyentes del mundo

https://www.avivanuestroscorazones.com/podcast/aviva-nuestros-corazones/las-personas-mas-influyentes-del-mundo/

Carmen Espaillat: El pastor John Piper invita a las mujeres a pensar en grande.

Pastor John Piper: Oh, cómo oro que ustedes las mujeres dejen de tener pensamientos pequeños sobre el diseño de Dios para la feminidad. Tenemos una maldición en la naturaleza humana llamada trivialidad.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones en la voz de Patricia de Saladín.

Estamos anticipando nuestra primera conferencia de Mujer Verdadera en Santo Domingo que inicia mañana jueves. Dannah Gresh abrirá en la noche con una pre-conferencia dirigida a jóvenes y lideres de jóvenes. No querrás perderte esas sesiones. Te invito a visitar AvivaNuestrosCorazones.com para que te informes acerca de cómo puedes conectarte y ser parte de este maravilloso evento a celebrarse en Santo Domingo, República Dominicana.

¿Porqué no te reúnes con tu célula, con tu grupo de estudio o de oración y se edifican juntas durante estos tres días? Invita a un grupo de tus amigas y hermanas!

Aquí está Nancy.

Nancy Leigh DeMoss: Lo primero que un ingeniero hace antes de comenzar a edificar, es poner un fundamento. No importa cuán hermosa una estructura luzca por fuera. Si el fundamento no es sólido, esa edificación no se sostendrá.

Cuando Aviva Nuestros Corazones elaboró el Manifiesto de la Mujer Verdadera, ese fue el fundamento con el que pretendimos iniciar. Quisimos que lo que se plasmara en ese documento estuviera afirmado sobre la Verdad sólida. Y acudimos al pastor John Piper, no solo para que revisara el documento, sino también para que colocara un fundamento escritural de este movimiento que iniciamos en el 2008, con la primera conferencia de Mujer Verdadera. Esto es lo que estaremos escuchando hoy y mañana, para dar marco a nuestra conferencia de Mujer Verdadera a celebrarse a partir de mañana en la República Dominicana.

Escuchemos el mensaje del pastor John Piper, ofrecido en nuestra conferencia de Mujer Verdadera en Chicago, en el año 2008.

John Piper: Vamos a orar juntos.

Presérvame, oh Dios, porque en Ti me refugio. Yo dije al Señor, “Tú eres mi Señor; ningún bien tengo fuera de Ti. En cuanto a los santos que están en la tierra, ellos son los nobles en quienes está toda mi delicia. Se multiplicarán las aflicciones de aquellos que han corrido tras otro dios; no derramaré yo sus libaciones de sangre, ni sus nombres pronunciarán mis labios. El Señor es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte. Las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables; en verdad mi herencia es hermosa para mí. Bendeciré al Señor que me aconseja, en verdad, en las noches mi corazón me instruye. Al Señor he puesto continuamente delante de mí, porque está a mi diestra, permaneceré firme. Por tanto mi corazón se alegra y mi alma se regocija; también mi carne morará segura, pues tú no abandonarás mi alma en el Seol, ni permitirás a tu Santo ver corrupción. Me dará a conocer la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre.” (Salmos 16:1-11).

Oro para que Tu Palabra corra y triunfe en estos días; que mi boca sea protegida del error y la necedad, y que solamente salga de ella lo que es bueno para la edificación, que ministre gracia a aquellos que escuchan.

Oro que Tú nos protejas del Diablo. Cómo te agradezco que Tú lo hayas desarmado; que Tú lo hayas colocado en vergüenza pública, triunfando sobre él en Jesucristo cuando cancelaste el registro de las deudas que había contra nosotros, con todas sus demandas legales, clavándolas en la cruz. ¡Qué libertad!

Haz en abundancia y mucho más allá de lo que cualquier mujer haya soñado.

Señor, no nos dejes tener pensamientos pequeños sobre lo que a Ti te agradaría hacer en Tu bondad soberana. Este será el tiempo en el que la opresión se irá. Así que ven, hazte Supremo sobre nosotros, por medio de Cristo oramos. Amén.

Mi objetivo en este mensaje es clarificar lo mejor que yo pueda a partir de las Escrituras el significado por excelencia de la verdadera feminidad. Antes de entrar en esto, quiero darle las gracias a Nancy Leigh DeMoss por confiarme este maravilloso privilegio. No lo doy por sentado. Esto es lo más increíble: que se me haya concedido el privilegio de dirigirme a las personas más influyentes en el mundo. Distingo entre autoridad e influencia. Una mujer en sus rodillas tiene más influencia en esta nación que mil hombres de negocios. Hay un poder masivo en este salón, así que yo no tomo a la ligera este momento y les pido que ustedes estén orando en silencio para que yo no eche este momento a perder.

Lo que yo voy a decir tiene la intención de construir una base, un fundamento, para el Manifiesto de la Mujer Verdadera, el cual se les dará a conocer a ustedes, creo, que el sábado. Lo he leído más de una vez y lo considero como un documento fiel, claro, veraz, sabio, realmente un documento magnífico; y qué maravilloso sería si cientos de miles de mujeres en América y alrededor del mundo firmaran de corazón este Manifiesto de la Mujer Verdadera.

Me gustaría comenzar con una importantísima premisa, les diré lo que es, se las explicaré un poco y les diré por qué es importante que ustedes la escuchen. La mencionaré parcialmente debido a que les ayudará a sentir emocionalmente algo de aquello en lo que quisiera que ustedes se convirtieran como resultado de esta conferencia—no solo pensar acerca de esto, sino sentir aquello que pretendo hacer y lo que creo que todos queremos aquí. Y en parte, porque creo que si entienden esta premisa, entenderán por qué ministro de la manera en que lo hago y por qué este mensaje sonará como va a sonar.

La premisa es esta:

Una teología débil produce mujeres débiles.

A mí no me gustan las mujeres débiles. No me casé con una. Y con Noel estamos tratando de criar a Talitha, que cumple 13 años el sábado, para que no sea una. Lo opuesto de una mujer débil no es una amazona impetuosa, agresiva, engreída, dominante, atrevida, controladora, arrogante, ruidosa, y prepotente.

Lo opuesto a una mujer débil es Marie Durant, una cristiana francesa de 14 años de edad. Cuando en el siglo XVII en Francia fue arrestada por ser protestante, puesta en prisión y a la que se le dijo “Puedes ser liberada si dices solamente una frase: ‘Yo abjuro.’” Ella escribió en la pared de su celda, “Resisto”, y permaneció allí 38 años hasta que murió haciendo exactamente eso. Esto es lo opuesto a una mujer débil.

Otro opuesto a una mujer débil es Gladys Staines quién en 1999, ¿recuerdas la historia? Después de servir durante tres décadas con su esposo Graham en la India a los leprosos, supo un día que a su esposo Graham y al pequeño Phillp (10) y a Timothy (6) los habían prendido en fuego, quemados vivos en la parte de atrás de su carro. Ella dijo a los periódicos, “Solamente tengo un mensaje para la gente de la India. No estoy amargada, ni tampoco estoy enojada. Quememos el odio y difundamos las llamas del amor de Cristo”.

Lo opuesto a una mujer débil es su hija, bien llamada, Ester. Cuando le preguntaron los reporteros, “¿Cómo te sientes por el asesinato de tu padre?” Ella dijo (tenía 13 años), “Alabo al Señor que pensó que mi padre era digno de morir por Él”.

Lo opuesto a una mujer débil son Krista y Vicki, que juntas, en mi iglesia, han sido sometidas a 65 cirugías por los denominados “defectos de nacimiento” provocados por el Síndrome de Apert y el Hipertelorismo. Y ellas escriben, “Te alabo porque asombrosa y maravillosamente he sido hecha; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien (Salmo 139:14).” Krista dice, “A pesar de que mi vida ha sido difícil, yo sé que Dios me ama y me creó tal como soy. Él me ha enseñado a perseverar y confiar en Él más que cualquier otra cosa”.

Lo opuesto a una mujer débil es Joni Eareckson Tada, quien daría su brazo derecho para poder estar con ustedes. Cuarenta y un años en una silla de ruedas y ora, “Oh gracias, gracias por esta silla de ruedas. Al probar el Infierno en esta vida he sido llevada a pensar seriamente en lo que me aguarda en la vida venidera. Esta parálisis es la misericordia más grande que he recibido”.

Lo opuesto a una mujer débil es Suzie. Hace cuatro años perdió a su esposo de 59 años, un mes más tarde ella descubrió que tenía cáncer de seno y después su madre murió, y entonces ocurrió un milagro. Ella me escribió, “ Ahora entiendo que he estado clamando por la clase de ayuda equivocada. Ahora comprendo que mi peor sufrimiento es mi pecado—mi pecado de egoísmo y de autocompasión . Sé que con Su gracia, su compasión y Su ayuda misericordiosa mis pensamientos pueden ser reformados y mi vida conformada para ser más como Su Hijo”.

Una teología débil produce mujeres débiles. Esta es mi premisa al comenzar este mensaje.

Una teología débil no le da a una mujer un Dios lo suficientemente grande, lo suficientemente poderoso, lo suficientemente sabio, lo suficientemente bueno como para poder manejar las realidades de la vida de una manera tal que le permita magnificarlo a Él y a Su Hijo todo el tiempo. Él no es lo suficientemente grande.

La teología débil está plagada de centralidad en la mujer, de ensimismamiento, o como lo llamamos comúnmente, centralidad en el hombre.

La teología débil no tiene un fundamento de granito de la soberanía de Dios. No tiene la estructura de acero de un gran propósito centrado en Dios para toda la existencia humana, incluyendo lo peor de ella.

Así que vuelvo a mi punto principal, el significado por excelencia de la verdadera feminidad, y comienzo enunciando ese propósito, esa estructura sólida de acero que es el propósito por excelencia de Dios en todas las cosas. El propósito por excelencia de Dios para el universo y para toda la historia y para sus vidas, es exhibir la gloria de Cristo en su máxima expresión a través de su muerte, a través de la cual hace de un pueblo rebelde Su novia. Esa es la razón por la cual el universo existe: Para exhibir la gloria de la gracia de Dios en su máxima expresión mientras el Hijo de Dios muere para hacer de un pueblo rebelde Su novia.

Todo existe para que eso pueda ocurrir, y todo existe para resaltar eso y hacer algo grande de eso, especialmente tú. El propósito por excelencia de Dios al crear el mundo y permitir que se convirtiera en un mundo arruinado por el pecado, tal como lo está, es para que la grandeza de la gloria de Cristo pueda ser exhibida donde Él compró la novia rebelde a costa de Su vida.

Ahora esto está basado en varios textos. Déjenme darles un par de ellos:

Apocalipsis capítulo 13, versículo 8, dice así (Dios está hablando sobre escribir nombres en un libro, y aquellos que están en el libro no adoran a la bestia), Él dice, “Desde la fundación del mundo, en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado”.

Así que los nombres están siendo escritos antes de la fundación del mundo en un libro y el nombre del libro es El Libro de la Vida del Cordero que fue inmolado. ¡Eso es asombroso! Antes de que algo existiera, sino Dios, Cristo fue crucificado en la mente de Dios por el pecado que no existía en ningún lugar del universo. Eso es increíble. Eso no es débil; y no produce mujeres débiles.Es impactante pensar que Dios estaba planeando la muerte y la masacre—esa es la palabra asesinado— la masacre de Su Hijo antes de que el universo fuera creado.

¿Por qué? Aquí está el otro texto. Este es Efesios 1:5-6, “Nos predestinó para adopción como hijos para sí, mediante Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad. Para alabanza de la gloria de su gracia…” Y no hay nada del otro lado de ese diseño—como, “Esto es un medio para otra cosa…” No, no lo es. Cuando llegas a la alabanza de la gloria de la gracia de Dios, estás en casa. Esto es. Llegaste. No hay nada más allá de eso. Esto fue para lo cual el universo fue creado, para hacer, para ser esto. Dios lo estaba planeando de tal manera que la cúspide, el punto culminante, la expresión suprema de esa gracia sea la compra del Hijo, a costa de Su vida por de Su Esposa—tú y yo.

Escucha Efesios 5:25: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia [ahí está el paralelismo—maridos amen a sus esposas/ Cristo ama a la iglesia, Su esposa) y se dio a Sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra”.

Así que poniendo esos tres textos juntos—Apocalipsis 13:8, Efesios 1:5-6, Efesios 5:25-27—llego a la conclusión: El propósito por excelencia de todas las cosas es la alabanza de la gloria de la gracia de Dios manifestada de manera suprema en el Calvario cuando el Hijo de Dios dio Su vida para comprar y purificar a Su pueblo, separándola de un pueblo de gente absolutamente inclinada al infierno y rebelde. Ese era la cúspide y fue por eso que Dios creó al mundo; y fue por eso que Él te creó a ti.

Ahora la pregunta es: ¿Qué significa todo esto para la verdadera feminidad? No es débil decir que Dios creó el universo y gobierna todas las cosas para magnificar Su propia gracia en la masacre de Su Hijo por un pueblo que no lo merecía, para que pueblo pudieran convertirse en Su Novia eternamente-feliz. No es débil. Eso es acero. Eso es granito. Hay un lugar en donde pararse o permanecer de pie cuando todo alrededor de tu alma se desploma.

Oh cómo amo a las mujeres de mi iglesia que se mantienen de pié cuando todo alrededor de sus almas se desploma. Oh, cómo la gracia y la gloria de Dios brilla a través de sus vidas. He estado allí 28 años. He caminado a través de muchos valles oscuros con ellas y he enterrado a muchos niños. No conduce a una feminidad débil, pero ciertamente conduce a la feminidad, esa teología, ese propósito por excelencia que tiene el mundo. Conduce a la verdadera feminidad. De hecho, conduce a una comprensión deslumbrante de la verdadera feminidad.

Lo que hemos visto hasta ahora en esos tres textos (y hay muchos otros que pudieran utilizarse para complementarlos), lo que hemos visto hasta ahora es esto: La masculinidad y la feminidad, tanto la masculinidad como la feminidad, están en el centro del propósito por excelencia de Dios. La masculinidad y la feminidad no son algo que se le ocurrió a Dios luego de la creación, no son una idea adicional o una ocurrencia tardía de la cruz. No son algo que se encuentra en la periferia del diseño mostrado cuando Cristo muere para magnificar la gracia de Dios. Están justo ahí en el centro del Calvario. Es asombroso. Oh, cómo oro que ustedes las mujeres dejen de tener pensamientos pequeños sobre el diseño de Dios para la feminidad.

Tenemos una maldición en la naturaleza humana llamada trivialidad. El gran problema con la televisión y las películas no son el sexo y la violencia, ¡es la banalidad! ¡Es el vivir cada día como si la televisión importara! ¡No tiene importancia para nada! Está hoy y mañana no está y luego viene la eternidad, y las cosas que no son visibles—esto sí importa. Quisiera ver 6,000 almas levantarse y adentrarse en el significado de lo que verdaderamente importa en el mundo. Puedes transformar cada momento que parece insignificante en un momento de masiva importancia y de gran significado si te dieras cuenta de que tu feminidad está aquí, siendo traída al mismo centro de los propósitos de Dios en este universo, que llega a su punto culminante cuando Cristo, el Esposo, compró a Su Esposa.

Nancy: Hemos estado escuchando un mensaje histórico en un evento histórico. El Dr. John Piper dio este mensaje de apertura durante la conferencia de Mujer Verdadera en el 2008, la conferencia que dio inicio al movimiento de Mujer Verdadera y que este fin de semana iniciamos en el continente Latino Americano, y entre las mujeres hispanas alrededor del mundo.

Yo estaba profundamente conmovida mientras estaba allí sentada en la primera fila escuchando este mensaje y escuchando al pastor Piper pintar tan poderosa ilustración de los propósitos asombrosos de Dios al crear al hombre y a la mujer para Su gloria.

Estoy segura de que ese fin de semana en Chicago dio inicio a un movimiento que volvió a las mujeres a servir a Dios y a servir a sus familias en medio de sus familias con energía renovada.

Así que estamos moviéndonos en fe al iniciar este movimiento en América Latina. En este momento solo quisiera pedir sus oraciones para que la presencia de Dios se derrame durante estos tres días de conferencia.

Por favor, ora que Dios esté conmigo y con los demás charlistas, que nos unja mientras predicamos Su Palabra. Ora por el equipo administrativo de ANC y el equipo encargado de la logística de la conferencia. Ora que Dios traiga mujeres hambrientas y necesitadas y rendidas. Y ora que Dios nos ayude a levantar fondos para continuar con esta encomienda que Él ha puesto en nuestras manos.

Y ahora quiero pedirle a mi amiga y hermana y colaboradora de Aviva Nuestros Corazones, a Maggie de Michelen, que ore por este evento, que ore por todas las personas que van a estar involucradas que ore para que el Espíritu nos visite.

Maggie de Michelen: No a nosotros oh Dios, no a nosotros sea la gloria. Tuyo es el honor y la majestad y nosotros las ovejas de tu prado venimos a ti en adoración y en petición, reconocemos que si Tú no estás por Tus hijos, en vano edificarán y nosotras queremos edificar, como mujeres sabias y verdaderas queremos ser edificadoras del Reino.

Mira que la primera conferencia para Lationamérica de mujer verdadera se celebrará pronto aquí en Santo Domingo, es un proyecto inmenso Señor, pero Tú eres más inmenso que los cielos y por eso confiadamente venimos a Ti, a pedirte que cada detalle, desde el mayor hasta el menor Tú lo guíes, a fin de que Tu gloria y memoria sean exaltadas, que Cristo sea magnificado con cada una de las exposiciones de tu Palabra.

Que cada mujer allí presente vea a Jesús, más hermoso, más majestuoso, más digno de ser servido, honrado y agradado porque de eso se trata todo aquí en esta tierra. Que a cada conferencista Tu santo Espíritu las unja y hablen palabras tuyas para que cada mujer abrace, ame y lata por tu diseño; el diseño de ser mujeres verdaderas conforme a tu corazón.

Que cada una de las que vendrán a Santo Domingo Tú las con Tu bien, oh Dios, sé Tú guía de ellas. Sé Tú también la retaguardia de cada uno de los viajes que se harán, en avión en automóvil, o cualquier medio Señor, pero pedimos que Tú lo dirijas con Tu mano todopoderosa.

Que cada sesión, tanto para nosotras la adultas como para las jovencitas, sea una herramienta que Tú uses para que la feminidad bíblica truene en Latinoamérica, y cada una sea estimulada a ser mujeres entendidas en estos tiempos que cada vez son más peligrosos y más anti-Dios.

Que Tu Ángel frene cualquier obstáculo con su espada y que toda asistente pueda tener su mente y su corazón en lo que allí se nos habrá de enseñar.

Nosotras pedimos todas estas cosas Señor porque esta es Tu obra y nosotras tenemos el privilegio de participar, ya sea oyendo, o enseñando o sirviendo o dando o apoyando económicamente esta magnífica obra que exaltará por los siglos de los siglos Tu glorioso Nombre.

Oh Señor, sabemos que Tú contestarás porque todas estas cosas son pedidas en Tu Nombre, para Tu gloria y para Tu Reino, en el dulce nombre de Jesús, Amén.

Carmen: ¿Cuál dirias tú que es la razón o el punto del matrimonio? Esa es una de las preguntas que John Piper contestará mañana cuando concluya el mensaje ofrecido en la conferencia True Woman ’08. Por favor, regresa a Aviva Nuestros Corazones.

Aviva Nuestros Corazones con Nancy Leigh DeMoss es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Bibla de Las Américas a menos que se cite otra fuente.

1Karl Olsson, Passion, New York: Harper and Row Publishers, 1963, 116-117.

2Christianity Today, January, 2004, 50.

Música: Fuente de la vida eterna, Diana Cardona, Gracia ℗ 2014 Diana Cardona

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de Las América a menos que se cite otra fuente.

Tomado de: Aviva Nuestros Corazones

Todos los Derechos Reservados

Disponible sobre el Internet en: http://www.avivanuestroscorazones.com

El tiempo y la eternidad

Lunes 13 Julio
Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio.
Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.
El tiempo y la eternidad

Esa noche, siete jóvenes estaban felices porque salían a bailar. No pensaron que para cinco de ellos sería la última vez, después de un accidente fatal. En el año 2015, ciento cincuenta pasajeros de un avión iban rumbo a Alemania. ¿Qué pensaron cuando se dieron cuenta de la caída del aparato que los precipitó en la eternidad? Hoy muchas personas partirán de esta tierra. A veces la muerte llega bruscamente, sin advertencias.

Con respecto a esto, la Biblia nos enseña: “No sabéis lo que será mañana… ¿Qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece” (Santiago 4:14).

Estando en gran angustia, Job exclamó: “Mis días fueron más veloces que la lanzadera del tejedor, y fenecieron sin esperanza” (Job 7:6). ¿Estamos preparados para el más allá? El cristiano tiene una esperanza, la cual está fundada sobre la obra de amor de Jesucristo, quien murió para darnos la vida eterna. Esta esperanza es una certeza.

Lector, si este tema aún no lo ha inquietado, sepa que Dios se preocupa por usted y desea que se vuelva a él. Él tiene proyectos para usted, no solo para su vida en la tierra, sino para la eternidad. Dios se acercó a cada uno de nosotros en la persona de su Hijo Jesucristo. Él le dará a conocer todo lo “que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9). Reciba su gracia creyendo en el Hijo de Dios, quien hizo todo para darle la felicidad eterna.