Cartas a las iglesias: Tiatira (4)

Jueves 1 Diciembre

(Jesús dijo:) Os daré a cada uno según vuestras obras. Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga.

Apocalipsis 2:23-25

Cartas a las iglesias: Tiatira (4)

Leer Apocalipsis 2:18-29

Tiatira era una pequeña ciudad famosa por sus tintorerías (el color púrpura en particular) y sus empresas artesanales, sus fiestas, sus sacrificios a los dioses y sus orgías. En esta carta a Tiatira, la más larga de las siete, se habla de una mujer llamada Jezabel. Este nombre nos traslada a un periodo sombrío del Antiguo Testamento: Jezabel, esposa del rey Acab, había introducido en Israel la adoración a los falsos dioses fenicios, Baal y Astarté. De manera similar, en Tiatira, el mundo idólatra y corrompido había entrado en la iglesia y pretendía hablar de parte de Dios.

En la iglesia de Pérgamo algunas personas trataban de desviar a los fieles mediante su enseñanza. Aquí, en Tiatira, una parte de la iglesia había sido seducida y formaba adeptos. De ahí que el apóstol habla de “los demás que están en Tiatira”, que no tienen esta doctrina.

El cristianismo de hoy está fuertemente influenciado por la evolución rápida de un mundo sin Cristo. No nos desanimemos y continuemos trabajando para Dios; examinemos si la enseñanza impartida entre los cristianos que conocemos halla su fuerza en Jesucristo y se basa en su Palabra.

En Tiatira Jesús se presenta como el Hijo de Dios. No es un maestro entre otros. Él nos invita a rechazar todo lo que no es conforme a la Palabra de Dios, y a tener firme lo que hemos recibido de él, hasta que él venga.

(continuará el próximo jueves)

Josué 20 – Colosenses 4 – Salmo 136:1-9 – Proverbios 28:27-28

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch