//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

¡El tiempo es corto!

2 SEPTIEMBRE

1 Samuel 26 | 1 Corintios 7 | Ezequiel 5 | Salmos 42–43

Al referirse a las personas “solteras” (1 Corintios 7:25–38; la palabra alude a los que no han tenido experiencias sexuales, ya sean hombres o mujeres), Pablo escribe: “a causa de la crisis actual, es bueno que cada persona se quede como está” (7:26). Así que, es bueno que el célibe siga siéndolo, que el casado no procure el divorcio y así sucesivamente. Esto no significa, añade Pablo, que si se casa una soltera, comete pecado. Pero sí insiste en que “el tiempo es corto” (7:29). ¿Qué quiere decir esto?

(1) Algunos argumentan que, al igual que todos los demás miembros de la iglesia primitiva, Pablo creía que Jesús iba a regresar muy pronto, definitivamente mientras ellos aún estaban vivos. Con un horizonte tan limitado, Pablo dice que, en general, es mejor que los que están solteros se queden sin casarse. Ahora bien, esta lectura del pasaje significa que Pablo y el resto de la iglesia primitiva estaban claramente equivocados: Jesús no regresó tan pronto. Pero hay tantos pasajes en el Nuevo Testamento que visualizan la posibilidad de una espera larga, que no podemos mantener la noción de que los primeros cristianos sufrían este delirio particular.

(2) Otros han explicado que “la crisis actual” (7:26) se refiere a un período de persecución particularmente difícil. Si las autoridades están buscando a los cristianos, sobre todo a sus líderes, sería una ventaja estar soltero: uno tiene más movilidad, es más fácil esconderse y las autoridades no pueden ejercer presión amenazando a la familia. Pero esta interpretación tiene dos problemas insuperables. (a) Puede que encaje con los solteros, pero no con todos los demás que Pablo menciona: por ejemplo, los que lloran deben vivir como si no lloraran; los que se alegran, como si no se alegraran; los que compran algo, como si no lo poseyeran (7:29–30). (b) Sobre todo, no hay suficiente evidencia que demuestre que los corintios estaban amenazados por la persecución. El tono general de esta carta insinúa que estaban tomando la vida muy ligeramente.

(3) El término traducido como “crisis” sencillamente significa “necesidad” o “compulsión”. Pablo no se refiere al regreso de Cristo ni a la persecución, sino a la necesidad presente, la compulsión de vivir con el finalmente. Contrario a los paganos o seculares, no podemos hacer del matrimonio nuestro gozo principal, ni de la prosperidad o de ninguna otra cosa temporal. Todos están bajo la fórmula de “como si no”: vivir “como si no disfrutaran de ellas; porque este mundo, en su forma actual, está por desaparecer” (7:31). Hay maneras responsables en que los cristianos pueden disfrutar de estas cosas, o llorar o ser felices, pero nunca como si estas fueran lo máximo.

Carson, D. A. (2013). Por amor a Dios: Devocional para apasionarnos por la Palabra. (R. Marshall, G. Muñoz, & L. Viegas, Trads.) (1a edición, Vol. I, p. 245). Barcelona: Publicaciones Andamio.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Las Bienaventuranzas

Mateo 5:3-12 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: