//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

¿Privaciones en el desierto?

Jueves 13 Junio

Te acordarás de todo el camino por donde te ha traído el Señor tu Dios… Te sustentó con maná… para hacerte saber que no solo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca del Señor vivirá el hombre.

Deuteronomio 8:2-3

¿Privaciones en el desierto?

El segundo libro de la Biblia, el Éxodo, nos enseña cómo Dios liberó a su pueblo, cautivo y esclavo por el Faraón. Para ser liberado, este pueblo debía salir de Egipto, atravesar el desierto de Sinaí y entrar a la tierra prometida. Pero antes de llegar a la meta, sufrió muchas privaciones y soledad, lejos del civilizado Egipto.

La travesía por el desierto es una imagen de la vida de los creyentes en la tierra (1 Corintios 10:6). Así como el pueblo de Dios debía dejar Egipto, los creyentes deben huir de todo lo que, en la sociedad organizada sin Dios, está centrado en “los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida” (1 Juan 2:16).

Fuera de Egipto, ¿le faltó algo al pueblo? ¡No! Aprendió a conocer al Dios de bondad, que cada día colmaba sus necesidades. En el desierto podía faltarles todo. Sin embargo, cada mañana un alimento misterioso era esparcido en el suelo: el maná, imagen de la Palabra de Dios que sustenta al cristiano. Asimismo Dios hizo brotar para ellos agua de la peña, figura del Señor, quien refresca al creyente con su presencia, y con quien puede contar cada día (Mateo 28:20).

Pero muchos israelitas estaban inconformes con lo que Dios les daba. Perdiendo de vista el objetivo del viaje, lamentaban no tener más los alimentos de Egipto, olvidando que Dios los había liberado de su esclavitud.

Cristianos, ¿nos sentimos privados de las cosas que el mundo ofrece? ¡Depositemos toda nuestra confianza en Dios, lo que nos ayudará a apreciar más nuestras bendiciones en Cristo!

2 Reyes 14 – Efesios 2 – Salmo 70 – Proverbios 17:7-8

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: