//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

Conectados al poder

Abril 28

Conectados al poder

devocionales_para_la_familia

Lectura bíblica: 2 Corintios 12:8–10

Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en tu debilidad. 2 Corintios 12:9

a1Mario cree que es el mejor de los amigos. ¿Tienes un problema? Él está lleno de consejos. ¿Precisas ayuda? Él te dará una mano, la quieras o no. ¿Tienes una necesidad? Él la satisfará, aunque ni esté seguro de qué es.

Mario realmente quiere ser un chico que está a disposición de sus amigos. Pero no entiende para nada cuál es el primer paso. Necesita comprender que ignora, total, absoluta y completamente cómo ser ese tipo de amigo.

Quizá opines que no eres tan inoperante como Mario cuando de amistad se trata. Quizá pienses que no necesitas la ayuda de Dios para ser el mejor de los amigos. Eso es lo que creían estos chicos:

La cabeza de Mirta siempre estaba abarrotada de sus propios intereses; le daba trabajo notar cuando los demás necesitaban ayuda. Su primer paso para ser una amiga disponible era admitir que no tenía el poder para ser siempre una amiga interesada en los que tenían problemas. Está dependiendo de Cristo para poder ser una persona que se preocupa por los demás, así como lo hizo Cristo.

Nicky pensaba que lo que decían los demás era aburrido. Por eso, cuando terminaban de decir algo, ni siquiera se podía acordar de qué estaban hablando. Su primer paso para ser un amigo disponible tenía que ser admitir que no tiene la fuerza para ser siempre un buen oyente. Está dependiendo de Cristo para poder ser un amigo que escucha mejor, así como escucha Cristo.

Natalia contaba los secretos de otros quienes luego muchas veces sufrían como resultado de su indiscreción. Su primer paso para ser una amiga disponible era admitir que no tenía en ella lo necesario para mantener en reserva lo que le contaban sus amigas. Está dependiendo de Cristo para poder ser una amiga digna de confianza, así como lo es Cristo.

El secreto de ser un buen amigo es admitir que, sin la ayuda de Jesús, tú no tienes la capacidad de ser un amigo como él. Esta realidad no es para que te sientas mal, sino para recordarte que dependes de Cristo para la fortaleza de ser un amigo disponible.

Tú puedes parecerte más a Jesús, ser un amigo mejor y más cariñoso. ¡Pero eso sólo sucede con su ayuda! Cuéntale a Jesús en qué formas quieres mejorar como amigo. Y confía que el Espíritu Santo será la fuente de poder de Dios, viviendo y obrando dentro de ti para que te parezcas más a Cristo.

PARA DIALOGAR
¿Por qué necesitas la ayuda de Dios para ser un chico que está disponible para sus amigos?

PARA ORAR
Señor, ayúdanos a ser mejores como amigos y a seguir desarrollando la habilidad de serlo, ahora y siempre.

PARA HACER
¿Cuáles son las áreas más importantes en las que necesitas depender de Jesús para poder ser un amigo como él? Pide a un familiar o amigo cristiano que te diga cuando estás actuando de una manera que dista de parecerse a Cristo.

McDowell, J., & Johnson, K. (2005). Devocionales para la familia. El Paso, Texas: Editorial Mundo Hispano.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: