//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

«Tus ojos verán al Rey en su hermosura»

16 de noviembre

«Tus ojos verán al Rey en su hermosura».

Isaías 33:17

Cuanto más sepas acerca de Cristo, menos satisfecho estarás con opiniones superficiales en cuanto a él; y cuanto más profundamente estudies las cláusulas del pacto eterno, los compromisos de Cristo a favor tuyo como eterno Fiador y la plenitud de su gracia que brilla en todas sus funciones, más realmente verás al Rey en su hermosura. Ocúpate mucho en estas cosas. Ansía más y más el ver a Jesús. La meditación y la contemplación son a menudo semejantes a las ventanas de ágata y a las puertas de carbunclo a través de las cuales contemplamos al Redentor. La meditación nos pone el telescopio en el ojo y nos capacita para ver a Jesús mejor que si lo hubiéramos visto en los días de su carne. ¡Ojalá pensemos más en el Cielo y tengamos una relación más estrecha con la persona, la obra y la hermosura de nuestro Señor encarnado! Si meditásemos más, la hermosura del Rey resplandecería sobre nosotros con mayor fulgor. Querido amigo, es muy probable que cuando estemos a punto de morir tengamos la más clara visión de nuestro Rey glorioso. Muchos santos, hallándose en agonía, miraron desde las borrascosas aguas y vieron a Jesús andando sobre las olas del mar y diciendo: «Yo soy; no temáis». ¡Ah sí, cuando nuestra morada empiece a sacudirse y se le caiga el revoque, entonces veremos a Cristo a través de las grietas, y la luz del Cielo entrará ondeando por el techo! No obstante, si queremos ver cara a cara al «Rey en su hermosura», para ello tenemos que ir al Cielo, o el Rey ha de venir a nosotros en persona. ¡Ah si viniese ahora sobre las alas del viento! Él es nuestro Esposo y nosotros, en su ausencia, somos como viudas; él es nuestro Hermano querido y hermoso, sin él estamos solos. Espesos velos y oscuras nubes penden separando nuestras almas de sus verdaderas vidas. ¿Cuándo apuntará el día y huirán la sombras? (cf. Cnt. 2:17). ¡Oh día largamente esperado, empieza ya!

Spurgeon, C. H. (2012). Lecturas vespertinas: Lecturas diarias para el culto familiar. (S. D. Daglio, Trad.) (4a edición, p. 331). Moral de Calatrava, Ciudad Real: Editorial Peregrino.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Las Bienaventuranzas

Mateo 5:3-12 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: