//
estás leyendo...
Familia, Iglesia Cristiana, Todos los Artículos, Vida Cristiana

El Evangelio

Sábado 22 Septiembre

Tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición… así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios.

1 Tesalonicenses 2:2-4

El Evangelio

¡Ah, si existiese un remedio milagro que cambiase la vida con solo tomar pastillas! «Tome usted una por la mañana, otra al mediodía, otra antes de acostarse, y dentro de unos días estará como nuevo… Pero si este tratamiento no basta, será necesario hacer otros exámenes». ¡Sí, precisamente tiene que hacer otro, pues ningún tipo de medicina, religión o ideología encontraron la pastilla milagrosa!

El Evangelio, la buena nueva revelada en la Biblia, se presenta como el remedio al problema del hombre. Obviamente, este no puede reducirse a practicar ciertos ritos, a una adhesión intelectual a ciertas ideas generosas o incluso a las «buenas obras». El Evangelio es el remedio eficaz solo si creo que el siguiente diagnóstico es verdadero: debo reconocer que el problema del hombre es de tipo moral, el de una criatura alejada de su Creador… y que, sin embargo, ¡no puede vivir sin él!

El Evangelio es poderoso y actúa en el corazón y en los pensamientos de todo el que cree. Me conduce a arrepentirme y a aceptar las «condiciones» fijadas por Dios: reconocer que él es todopoderoso y que yo no tengo fuerza; confesar que todo lo que hay en mí es rebelión, egoísmo e independencia con respecto a ese Dios perfecto; comprender que solo Jesucristo, santo y justo, puede reconciliarme con el Creador, porque fue castigado en mi lugar.

El Evangelio transforma la manera de ver y de vivir de todo el que deposita su confianza en Jesucristo. Entonces Dios actúa, y enseguida podemos verlo obrar en nuestra vida, paso a paso. ¿Creerá en él?

Jeremías 51:33-64 – 2 Corintios 11:1-15 – Salmo 106:32-39 – Proverbios 23:26-28

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Las Bienaventuranzas

Mateo 5:3-12 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: