//
estás leyendo...
Familia, Iglesia Cristiana, Interés General, Matrimonio, Padres, Todos los Artículos, Vida Cristiana

El noviazgo

El noviazgo

Aprendiendo a esperar

por June Hunt

a1En la versión fílmica de Blanca Nieves, la hermosa joven canta lo que toda muchacha soltera anhela en su corazón.
Algún día vendrá mi príncipe,
Algún día llegará mi amor,
¡Oh, que emocionante será el día,
en que llegue el príncipe de mis sueños!
Pero, ¿cómo se encuentra el amor de su vida? y, ¿cómo es que el príncipe encuentra su amor? Ese cuento de hadas trata de que ambos, hombre y mujer, deben aprender a esperar. Si usted está aprendiendo a esperar, sea paciente. Espere a que Dios le indique su mejor elección de un novio(a) para usted que tal vez se convierta en su compañero(a).

“Porque en ti, oh Jehová, he esperado; tú responderás, Jehová Dios mío”
(Salmo 38:15).

I. DEFINICIONES

A. ¿Qué es el noviazgo?

Es la relación entre un hombre y una mujer que participan de actividades sociales por mutuo consentimiento. Tener novio significa apartar tiempo para tener interacción social con una persona del sexo opuesto.

“¿Qué tan importante es el noviazgo? Tengo más de veinte años y nunca he tenido novia. No siento necesidad sexual por nadie. No me siento atraído sexualmente por las mujeres (pero no soy homosexual)”.

Existen matrimonios muy felices entre personas que nunca tuvieron novio hasta que llegó el tiempo indicado por Dios a sus vidas. La intención del Señor es que la actividad sexual se practique exclusivamente en el matrimonio. Dios tiene una voluntad perfecta para cada individuo, sea soltero a casado. A medida que profundiza su relación con Dios y su amor hacia los demás, Dios dirigirá su vida y le dará aquello que llene los deseos más profundos de su corazón.
“Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón” (Salmo 37:4).

B. ¿Qué es el cortejo?

En el mundo occidental el cortejo se ha ido generalizando entre la juventud y aun en los adolescentes. El término cortejo se utiliza para referirse a un varón que se propone ganar la atención y el favor de una mujer con la intención de llegar a establecer un compromiso formal y consumar el matrimonio.

“Si en verdad nos amamos, ¿qué diferencia hay entre tener un noviazgo y casarse con alguien de distinta fe?”

Puesto que las emociones son inestables, el amor pasional puede sentirse hoy y terminar mañana. Los tribunales arrojan estadísticas que confirman cuán poco duradero es el amor “romántico”. Por eso, la unidad matrimonial debe construirse sobre fundamentos más sólidos y comunes como…

• Las mismas tradiciones religiosas
• Los mismos valores morales
• El mismo sistema ético
• La misma base espiritual

Una casa nueva tiene mayores probabilidades de resistir si se construye sobre cimientos sólidos. Cuando nos unimos en “yugo igual”, con alguien de la misma fe, adquirimos un alto sentido de unidad, cohesión y afinidad sobre el cual pueden crecer ambas personas.
“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Corintios 6:14)

C. ¿Cuál es el propósito de Dios para el noviazgo?

La Biblia declara que Dios nos creó cuidadosamente; no dice que fuimos creados para vivir aislados el uno del otro. Al contrario, después de haber creado a Adán, Dios dijo:

“No es bueno que el hombre este solo”.
(Génesis 2:18)

Dios creó a Eva para que se casara con Adán. Pero, ¿Cómo saber si una persona ha encontrado a la persona correcta para un noviazgo? O ¿cómo puede alguien convertirse en la persona correcta para otra persona? Considere algunas de las oportunidades positivas que ofrece el noviazgo.

Con el noviazgo, usted tiene la ventaja de…

• aprender a comunicarse con una persona del sexo opuesto
• definir las características importantes que desea en su futuro cónyuge
• conocer a candidatos potenciales para el matrimonio
• crecer social, emocional y espiritualmente

“¿Qué debo hacer cuando me invita a salir alguien que no me interesa?… o ¿que dice: ‘Dios me dijo que te invitara a salir’ o ‘Dios me dijo que me casara contigo?’ “No quiero luchar contra la voluntad de Dios”.

Cuando uno dice “no”, no significa que está contra la voluntad de Dios. Si Dios quisiera que esa persona fuera su novio, se lo hubiera comunicado también a usted. Usted puede contestar de la siguiente manera: “Gracias por el honor de tu invitación. Yo creo que debemos estar atentos a la dirección de Dios, pero yo no siento la misma dirección. Debo rechazar tu invitación. Quizá Dios te esté dirigiendo a buscar a otra persona y sinceramente no creo ser esa persona. Mientras sigas buscando la voluntad de Dios, él te guiará a la persona indicada”. Tal vez esto parezca descortés, pero no lo es cuando uno trata de evitar que alguien salga herido o se desvíe del camino. La sinceridad siempre es la mejor opción.
“El que habla verdad declara justicia; mas el testigo mentiroso, engaño”. (Proverbios 12:17)

D. ¿Cuál es la diferencia entre enamoramiento y amor?

Todos nos hemos enamorado en alguna ocasión, es lo que llamamos “amor platónico”. ¿Alguna vez cambió de dirección para pasar cerca de alguien deseable? ¿Procuró vez arreglarse mejor pensando que esa persona especial podría encontrarle? ¿Saltó su corazón con emoción cuando sin querer hizo contacto visual con aquella persona? ¿Cómo saber si estos sentimientos demuestran enamoramiento o amor duradero y verdadero? El enamoramiento es una expresión de admiración o atracción excesiva que no está guiada por el buen juicio. El tiempo y la madurez nos dan la habilidad de reconocer la diferencia entre la fantasía y la realidad. Mientras tanto, es bueno esperar juiciosamente para evitar cometer un error y sufrir innecesariamente.6

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”.
(Proverbios 4:23)

Enamoramiento
Amor

• repentino
• gradual
• altamente emocional
• fiel y consistente
• idealista
• realista
• basado en las emociones
• basado en un compromiso
• se debilita por la distancia
• se fortalece en la separación
• quiere que lo hagan feliz
• quiere hacer feliz a la otra persona
• se centra en las características externas
• se fija más en el carácter interno
• quiere recibir
• quiere dar
• es posesivo
• libera
• enamorado de los “sentimientos”
• enamorado de la “devoción”

“Más bienaventurado es dar que recibir”
(Hechos 20:35).

“Mi novio y yo vivimos juntos. Él dice que me ama, pero que no está preparado para el matrimonio. ¿Cómo lo puedo animar a casarse?”

Si usted ha permitido que su novio disfrute de la sexualidad sin compromiso, él no tiene ninguna motivación para casarse. Practicar la intimidad sexual fuera del matrimonio rebaja la esencia del amor. Bíblicamente, ni usted ni su novio se están dando amor verdadero. Pida a su novio que dejen de vivir juntos. Si la ama de verdad, él la seguirá amando (no sólo por el sexo) y estará dispuesto a esperar hasta después del matrimonio.
“El amor es sufrido”. (1 Corintios 13:4)

II. CARACTERÍSTICAS DE UN NOVIAZGO EXITOSO

A. Características bíblicas en un noviazgo

Todos queremos encontrar un amor que dure para siempre. El problema es que lo queremos AHORA. En su desesperación, algunos comienzan a jugar coqueteando y enamorándose y arriesgándose a caer en la seducción sexual. Algunos no están dispuestos a esperar lo que Dios tiene para ellos. No saben que Dios ha establecido reglas para el noviazgo. Sencillamente, él quiere que esperemos el momento que él ha escogido. El Señor sabe lo que es mejor para nosotros, así que dejémosle a él la decisión.

“El corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos”.
(Proverbios 16:9)

RUT Y BOOZ

La de Rut y Booz es una de las historias de amor más grandes de todos los tiempos. Desde Moab, Rut, una joven viuda viajó a Israel con su suegra, Noemí, que también acababa de enviudar. Cuando llegaron al pueblo natal de Noemí, Belén, no sabían la sorpresa que Dios les había preparado. Rut, motivada por el hambre, echó mano de la ley que permitía a los pobres recoger las sobras que dejaban los que cosechaban. Por diseño divino, el campo a donde se dirigió, pertenecía a Booz, un pariente lejano de Noemí.
Al darse cuenta de esto, él pidió que se investigara quién era la mujer y se enteró que Rut había dejado su tierra y su parentela por amor a su suegra. La fidelidad de Rut impresionó a Booz y le tuvo compasión. Le ofreció comida y bebida y ordenó a los que cosechaban que la dejaran recoger con ellos los manojos que iban cosechando. Noemí trató de crear en Rut interés por Booz mientras éste buscaba la forma de reclamar del pariente más cercano los derechos de matrimonio por la vía legal para casarse con Rut. Logró esto y se casaron. Dios los bendijo con hijos entre los cuales uno se llamaba Obed, que fue el abuelo del rey David.
Este hermoso final no habría sido posible si Rut y Booz no hubieran manifestado las características del amor que Dios puede usar mientras esperaban el momento señalado por Dios.

EL LIBRO DE RUT

Hombre
Mujer

• responsable en lo económico
v. 2:1
• diligente
v. 2:2
• liderazgo firme
v. 2:5
• sumisa
v. 2:22–23
• protector
v. 2:9
• sabia
v. 3:10
• observa el carácter
v. 2:11
• virtuosa
v. 3:11
• generoso
v. 2:12)
• no envidiosa
v. 2:18
• compasivo
v. 2:15
• agradecida
v. 2:10
• sabe tomar decisiones
v. 3:11
• valerosa
v. 3:1–3, 5
• digno de confianza
v. 3:14
• digna de confíanza
v. 3:7–8
• industrioso
v. 4:1–4
• trabajadora
v. 2:6
• comprometido
v. 4:9–10
• comprometida
v. 1:16

B. La importancia del carácter

Es crucial descubrir el carácter de la persona que se está considerando para un noviazgo, antes de involucrar al corazón en una situación que podría resultar dolorosa. Conteste las siguientes preguntas para discernir el carácter del candidato potencial al noviazgo. Esto le ayudará a medida que aplique la sabiduría y se rodee de personas sabias.

“El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios será quebrantado”.
(Proverbios 13:20)

A nadie le gustan las sorpresas desagradables y menos en el noviazgo. La Biblia nos exhorta a buscar consejo, adquirir sabiduría y discernimiento para tomar buenas decisiones en la vida. Coloque una marca (√) junto a cada cualidad de carácter que represente a la persona por la cual siente atracción.
¿Tiene estas características la persona con quien salgo?
q ¿Tiene sabiduría y discernimiento?
q ¿Tiene el corazón dispuesto en buscar lo mejor para mi?
q ¿Posee sensibilidad consciente con respecto a lo bueno y malo?
q ¿No usa a los demás para lograr sus metas?
q ¿Es aceptado por las personas que más me aman?
q ¿Tiene buena reputación de cumplir sus compromisos?
q ¿Termina con responsabilidad lo que comienza?
q ¿Demuestra respeto hacia las autoridades?
q ¿Tiene una actitud positiva hacia la vida?
q ¿Vive en disciplina y dominio propio?
q ¿Administra bien el dinero?
q ¿Sostiene el contacto visual cuando habla con la gente?
q ¿Es amable en su trato con los demás?
q ¿Tiene una vida espiritual activa de estudio de la Biblia y oración?

“El corazón del entendido adquiere sabiduría; y el oído de los sabios busca la ciencia”.
(Proverbios 18:15)

“Tengo un noviazgo de varios años con alguien que amo. Tiene muchas cualidades, pero también es muy negativo, posesivo y controlador. ¿Debo ignorar la presión que siento y fijarme más en las áreas positivas?”

Imaginemos que cuando sale de compras ve unos zapatos que le gustan mucho. Si esos zapatos le quedan apretados y le presionan mucho los pies, ¿los compraría? No importa cuán atractivos sean los zapatos, si los compra, no le quedarán bien. Asimismo, si usted se siente demasiado presionada en su noviazgo ahora, considere que es una señal y que nunca llegará “a ajustar bien”.
“[El amor] no busca lo suyo” (1 Corintios 13:5)

III. CARACTERÍSTICAS DE UN NOVIAZGO FRACASADO

Muchos noviazgos carecen de significado porque no siguen el orden correcto y comienzan con desviaciones sexuales. Si siente que su noviazgo no es satisfactorio, ¿podría ser porque no siguió el proceso correcto de un noviazgo correcto? Un noviazgo sólo puede ser fuerte cuando ambos se comprometen con Dios a seguir su proceso y con paciencia esperan el momento indicado. Dios les cuidará en el camino y dará dirección a su noviazgo.

“Es el que guarda las veredas del juicio, y preserva el camino de sus santos”.
(Proverbios 2:8)

A. El proceso distorsionado del noviazgo

A todos nos agrada la palabra amor. Los libros que llevan esa palabra en su titulo, automáticamente garantizan altas ventas. Lo mismo sucede con la música. En español existe una sola palabra para el concepto de amor, pero en griego existen varias palabras con distintos significados.
En la sociedad actual, la mayoría de los noviazgos comienzan con amor eros: la pasión o emoción temporal. (Algunas parejas nunca pasan de la etapa eros.) Posiblemente después pasen al segundo nivel de amor que se denomina fileo, amor afectuoso que se funda en querer sinceramente a la otra persona; el amor de amistad. El tercer tipo de amor es el agape: amor incondicional que procura el mayor bien para la otra persona.
Infortunadamente este orden está equivocado. Todas las relaciones, incluyendo el noviazgo, deberían comenzar con agape, es decir, desear lo mejor para los demás. Si usted esta dispuesto a comprometerse con Dios a seguir su dirección hacia un noviazgo correcto, usted no puede fracasar. Dios nos advierte específicamente contra las prioridades equivocadas en cuanto a las pasiones desordenadas.

“Él morirá por falta de corrección, y errará por lo inmenso de su locura”.
(Proverbios 5:23)

• Eros, el amor emocional, pasional
—Eros fue diseñado por Dios para obtener satisfacción física y emocional dentro del matrimonio.
“Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo. Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre”. (Proverbios 5:15, 18–19)
—La pureza física es necesaria para obtener la pureza espiritual.
“Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios”. (1 Tesalonicenses 4:3–5)

• Fileo, el amor afectivo, amistad, gozo mutuo.
—Fileo es amar al prójimo. Es comparable al amor por uno mismo.
“Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo”. (1 Samuel 18:1)
—Fileo procura fortalecer a su prójimo de manera espiritual.
“Entonces se levantó Jonatán hijo de Saúl y vino a David a Hores, y fortaleció su mano en Dios”. (1 Samuel 23:16)

• Ágape es el amor sin egoísmo, es comprometerse a procurar lo mejor para el prójimo, sin importar su reacción.
—Agape se origina en Dios.
“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros”. (1 Juan 4:10–11)
—El agape de Dios es la fuente que nos brinda la habilidad para amar a los demás.
“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios”. (1 Juan 4:7).

DESARROLLO DEL NOVIAZGO SEGÚN LA SOCIEDAD
Comienza y acaba con eros y no tiene profundidad

DESARROLLO DEL NOVIAZGO SEGÚN DIOS
Comienza de adentro hacia afuera con agape, pasa al fileo y es posible que culmine en eros

B. Patrones destructivos del noviazgo

Si usted encuentra algunas de estas señales de advertencia en su noviazgo, tome tiempo para reflexionar y tenga mucha precaución.

• tener un noviazgo por razones equivocadas
• ceder a la presión de los amigos
• dejarse llevar por apariencias engañosas
• abandono de los estándares personales
• tener un concepto distorsionado del amor
• incursionar en la actividad sexual
• discrepar de los estándares morales
• desobediencia a la estructura de autoridad
• desviarse del orden progresivo de Dios
• dependencia del novio o novia para darle identidad personal

“El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y llevan el daño”.
(Proverbios 27:12)

“Mi novio dice que tenemos que estar seguros de que somos sexualmente compatibles. ¿Qué debo hacer si yo no estoy de acuerdo? Dice que no compraría un auto sin antes probarlo o manejarlo”.
Usted no es un auto ni una simple posesión, sino una muy valiosa criatura de Dios. Después que su novio le de la patada a las llantas, igualmente podría hacerlo con usted y mandarla lejos. Mejor espere a un hombre que respete sus convicciones morales. Su deseo de guardarse pura agrada a Dios.

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios”.
(Hebreos 13:4)

C. La raíz del problema

Dios nos creó con las tres necesidades internas de: amor, significado (o reconocimiento) y seguridad. La mayoría de la gente busca a alguien, en el matrimonio, para cubrir esas necesidades básicas. Sin embargo, esto no sucede como se piensa. Dios no diseñó a ningún ser humano para satisfacer todas las necesidades de otro ser humano. Aunque Dios sí ha puesto a personas especiales a nuestro alrededor que cubren algunas necesidades de compañía, de aprendizaje o para ayudar a moldearnos, él quiere que le permitamos ser nuestra verdadera fuente de satisfacción.

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.
(Filipenses 4:19)

CREENCIA FALSA:

“Quiero encontrar a la persona indicada para casarme, porque de otro modo nunca serán cubiertas mis necesidades”.

CREENCIA CORRECTA:

Tengo el deseo de tener un noviazgo y casarme, pero le doy a Dios mi futuro. Él no llama a todos al matrimonio, pero sí promete llenar nuestras necesidades de amor, significado y seguridad. Pongo mi confianza en que Dios me guiará y cubrirá mis deseos más profundos.

“Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan”.
(Isaías 58:11)

IV. PASOS PARA ENCONTRAR LA SOLUCIÓN

Un hombre que tiene un relación de noviazgo y dice: “No puedo vivir sin ella…, tengo que estar con ella”, también esta diciendo que su identidad personal esta ligada a esa mujer. ¿Qué pasaría si ella muriera repentinamente? Si su identidad depende totalmente de ella, se va a quedar sin saber quién es, y perderá su propia identidad.Nadie debe perder su identidad. Puede unir su vida a alguien y seguir siendo una persona independiente. Usted es una persona, una unidad y con Jesucristo, usted está completo.

A. Versículo clave para memorizar

“¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra”. (Salmo 119:9)

B. Pasaje clave para leer y meditar

Proverbios capítulos 1–7

C. Directrices para encontrar a la pareja correcta

¡Cuán fácil es en el noviazgo… caer en la trampa de ver sólo las apariencias o ser guiados por las pasiones y acabar en un callejón sin salida! Para evitar una decepción del corazón, defina sus normas personales. Cuando usted se prepara de antemano, se puede mantener dentro del camino correcto en el trayecto que se recorre por el impredecible mundo de las relaciones humanas.

“La ciencia del prudente está en entender su camino; mas la indiscreción de los necios es engaño”.
(Proverbios 14:8)

• Defina sus convicciones para el noviazgo; escríbalas y póngalas en un lugar accesible y visible.
• Comparta esas convicciones con alguien que pueda ayudarle a cumplirlas.
• Busque amistades en vez de relaciones sexuales.
• Conviva con amistades que compartan sus mismas convicciones.
• Manténgase lejos de las actividades que le orillen a comprometer sus convicciones o a caer en pecado.
• Escoja bien el tipo de videos, música, programas de televisión y de Internet que debe ver.
• No acepte entrar a la habitación, casa o departamento de su novio(a) si no hay nadie presente.
• Evite entrar en una relación seria con alguien que habla mal de los demás… lo más seguro es que pronto hablará mal de usted.
• Proteja la reputación de las personas con que sale.
• Acostúmbrese a decir no a los demás para que pueda decir sí a Dios.

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo”.
(Gálatas 1:10)

D. Qué hacer y qué no hacer en un noviazgo

Una pareja puede estar convencida de que está enamorada, cuando realmente solo están “enamorados del amor”. Si ese noviazgo culmina en matrimonio, puede enfrentar grave peligro porque ellos no han esperado el suficiente tiempo para que Dios los guíe. Más bien, se engañan a sí mismos con su “amor de fantasía”. Aun cuando alguien les diga que deben esperar a que madure más su relación, son demasiado impacientes e impetuosos. Serían muy sabios si se detuvieran a considerar lo que dijo el salmista.

“¿Hasta cuándo… amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira?”
(Salmos 4:2).

• No… ponga énfasis en el romance sino en la amistad.
“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”. (Proverbios 17:17)
Sí… tenga cuidado de los beneficios y peligros de un noviazgo.
“La necedad es alegría al falto de entendimiento; mas el hombre entendido endereza sus pasos”. (Proverbios 15:21).

• No mienta si realmente no desea salir con esa persona.
“El labio veraz permanecerá para siempre; mas la lengua mentirosa sólo por un momento”. (Proverbios 12:19)
Sí… sujétese a la autoridad de sus padres (si aún vive con ellos).
“Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez”. (Proverbios 19:20)

• No… confunda el amor con la pasión.
“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”. (1 Corintios 13:4–7)
Sí… refleje los valores cristianos en sus relaciones.
“Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio”. (Filipenses 1:27)

• No… inicie un noviazgo con un incrédulo.
“Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”. (1 Corintios 2:14)
Sí… confíe en que Dios tiene un plan para su vida.
“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”. (Jeremías 29:11)

• No… espere para decidir cuáles son sus estándares.
“Permanezca el amor fraternal”. (Hebreos 13:1)
Sí… conviértase en un novio(a) digno de honra.
“Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. Ninguno busque su propio bien, sino el del otro”. (1 Corintios 10:23–24)

E. Actitudes destructivas en un noviazgo

¿Es posible que usted se encuentre involucrado en un noviazgo destructivo? Es difícil identificar una relación deficiente sin aplicar un criterio objetivo. Si actualmente está en un noviazgo, lea los siguientes renglones y marque con un círculo el “sí” o “no” que mejor describa su relación.

Cuando no cumplo sus deseos me rechaza o subestima.

Cuando no le agrado, me siento mal o inferior.

Me siento forzado(a) y hago lo que sea para darle lo que quiere.

Cuando me habla con frases como “debieras…” o “tienes que…” me siento culpable si no cumplo.

Me siento responsable por su felicidad o falta de ella.

Siempre me echa la culpa sin tomar en cuenta sus debilidades o faltas.

He permitido que tome el lugar en mi vida que sólo Dios debe tener

Se atribuye la autoridad absoluta en la relación.

No tiene el menor interés en mis sentimientos o deseos personales.

En privado me denigra, critica mis ideas y a mis amistades, pero en público, aparenta ser muy amable.

Me ha amenazado.

Ha ejercido control físico sobre mí.

Trata de controlar mi tiempo, a dónde voy y lo que hago.

Es excesivamente celoso(a) y posesivo(a).

No permite la confrontación ni el diálogo.
Si usted marcó algún SÍ en cualquiera de las características anteriores, su noviazgo esta teniendo un impacto destructivo en su vida y es necesario hacer algunos cambios.

“El avisado ve el mal y se esconde; Mas los simples pasan y llevan el daño”.
(Proverbios 27:12)

“Mi novio fácilmente se irrita y es muy explosivo. Aunque lo quiero mucho, ¿debo seguir con él?”
No. La Biblia no guarda silencio acerca de este aspecto. Determine en su corazón que no puede seguir saliendo con él. Si no se pone un alto a la ira destructiva, Ésta progresa y se convierte en violencia doméstica una vez casados.

“No te entremetas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojo”.
(Proverbios 22:24)
F. Fórmula para poner fin a un mal noviazgo
Como expresaba una antigua canción popular: “Terminar es muy difícil”. A menudo, sólo una de las dos personas se da cuenta de que el noviazgo no funciona bien, que la interacción ha resultado en perjuicio más que en beneficio. Lo mejor para ambos es terminar la relación, aunque sea temporalmente. No obstante, al terminar, siga la recomendación del apóstol Pablo en Efesios 4:15. Hágalo“siguiendo la verdad en amor”.

EL FIN DE UNA RELACIÓN

Si usted es el que toma la iniciativa…
Si el otro es el de la iniciativa…
• Sea sincero y claro. No invente razones. La persona podría tratar de justificarse e inventar razones para que la relación no termine.
• Escuche con atención, mas no tome literalmente todo lo que diga. Considere todos los detalles y busque la verdad en las razones expuestas.
• No ofrezca esperanzas falsas prolongando el dolor si usted no contempla la posibilidad de volver.
• No ruegue, suplique ni insista, sino acepte la decisión. Haga preguntas claras y directas para mejorar en un noviazgo futuro.
• Ore a Dios y piense antes de hablar. No utilice frases como “no es por ti es por mi”. Tampoco culpe a la persona.
• No amenace ni levante la voz. Escuche y antes de responder asegúrese que entendió lo que se dijo.
• Trate de mantener el tiempo breve y no use mucho emocionalismo. Pida perdón por cualquier herida que le cause como resultado del fracaso de la relación.
• Tome tiempo para hacer oración y pensar antes de decir o hacer algo. Si ha ofendido a la persona discúlpese y pida perdón.
• Evite hacer investigaciones innecesarias sobre la otra persona si no tiene intenciones de reconciliarse.
• Procure no hablar de la persona porque lo que diga puede afectarle en un futuro.
• Ore por su ex-novio y pida sabiduría, discernimiento y dirección para escoger a un futuro prospecto.
• Perdone y entregue a la persona en las manos de Dios. Pida que Dios bendiga a la persona y que la experiencia traiga lecciones importantes que la acerquen a Dios.

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar”.
(Eclesiastés 3:1, 5)

Sugerencias para cuando deba terminar una relación

• “Puedo ver que esta relación no se dirige al matrimonio…”
• “No siento paz siguiendo dos direcciones diferentes…”
• “No creo que nos estamos edificando mutuamente para crecer espiritualmente…”
• “Nuestra relación no contribuye a ser mejores…”
• “Al parecer, ninguno de los dos ayuda al otro a dar lo mejor…”

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”
(Filipenses 3:13–14).

G. La pureza como prioridad del noviazgo

Toda pareja debe conocer que existen límites físicos que no deben cruzar en su relación. Para la mayoría, los besos los llevan a un estímulo difícil de controlar. Muchos ya saben que si se encuentran solos en un lugar propicio para las tentaciones sexuales, fácilmente caerán en tentación. En los momentos de calma, cada pareja debe hablar de la tentación y establecer los límites para mantener la prioridad de que su relación sea pura.

“¿Con qué limpiará el joven su camino? con guardar tu palabra”.
(Salmo 119:9)

Ponga como prioridad seguir el estándar de pureza que Dios estableció para el noviazgo.
“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios” (Hebreos 13:4).
Asuma su responsabilidad personal de la forma en que trata el cuerpo de su pareja.
“Que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado”. (1 Tesalonicenses 4:6)
Arrepiéntase y vuelva a comenzar si ya perdió el control sexual.
“Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor”. (1 Tesalonicenses 4:3–4)
Pónganse metas que agraden a Dios.

• Motivaciones limpias para un noviazgo
• Decisiones sabias para escoger pareja
• Comportamiento piadoso en sus citas
“Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables. Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”. (2 Corintios 5:9–10)
Confíe en que el tiempo de Dios es mejor.
“Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba”. (Génesis 29:20)
Ríndale a Dios su derecho a tener novio y a casarse.
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. (Mateo 6:33)

“Ahora que soy cristiano, tengo temor de escoger a la persona equivocada. ¿Cómo puedo superar ese temor?”

No se preocupe tanto por encontrar a la persona ideal. Más bien, prepárese para ser la persona ideal que Dios quiere que sea. Si esta dentro de los planes de Dios que usted se case, no se preocupe, él traerá a la persona indicada a su tiempo.
“Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; Mas el consejo de Jehová permanecerá”. (Proverbios 19:21)

En su próximo noviazgo, piense en su futuro cónyuge. ¿Cómo le gustaría que trataran a su futuro cónyuge ahora? Por eso, dé a la persona con quien está saliendo el mismo respeto que le gustaría que recibiera su futura pareja. Aplique la regla de oro que Dios estableció (Mateo 7:12) para evitar la irresponsabilidad sexual: ¡Haga con su novio(a) lo que quiere que hagan con su futuro esposo(a)!
—June Hunt

Mitos y verdades acerca del noviazgo

MITO:
“Necesito la “seducción” para atrapar novio(a)”.
La técnica de la carnada fingir que los intereses del otro son los propios.
“En verdad me interesan las cámaras”.
La técnica del accidente utilizar un supuesto “accidente” para pedir ayuda
“Lamento haber dejado caer todas las monedas”.
La técnica de la compra utilizar la “necesidad” para pedir ayuda.
“¿Podría ayudarme a escoger un buen melón?”
VERDAD:
Las técnicas engañosas no honran a Dios y él no las bendice.
“Aparta de mí el camino de la mentira, y en tu misericordia concédeme tu ley”.
(Salmos 119:29)

MITO:
“Me siento culpable porque voy a la iglesia o al estudio bíblico con la esperanza de encontrar novio(a)”.
VERDAD:
Esa es culpabilidad falsa. Dios desea que usted conozca y se relacione con otros cristianos. Y, ¿qué mejor lugar para encontrar personas adecuadas que en la iglesia o los estudios bíblicos?
“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca”. (Hebreos 10:25)

MITO:
“Si me caso con un(a) incrédulo(a), Dios me usará para cambiarlo(a)”
VERDAD:
No existe esa garantía. La Biblia no apoya los “matrimonios para evangelizar” ni casarse con una persona para hacerla blanco de su trabajo misionero. Supongamos que se une en yugo desigual con un incrédulo. Si él se dirige a las tinieblas, ¿a dónde será usted llevada? Hacia las mismas tinieblas. Si él vive lejos de Dios, ¿a dónde se dirige usted? A alejarse de Dios. Si ese incrédulo no es salvo, espere a que lo sea, espere a que reciba la salvación y sea transformado por Dios. Entonces tal vez Dios la dirija a ser su novia y posiblemente a casarse con él.
“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? (2 Corintios 6:14–15)

MITO:
“No importa que tenga un novio incrédulo porque al fin y al cabo planeo casarme con un cristiano”.
VERDAD:
Salir con un incrédulo la pone en peligro de involucrarse emocionalmente y unirse en yugo desigual.
“El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y reciben el daño” (Proverbios 22:3)

Las porciones son tomadas de la versión Reina-Valera 1960 Copyright © 1960 Sociedades Bíblicas en
América Latina; Copyright © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Usado con permiso.
Para comprar libros, recursos, y las Claves Bíblicas Para Consejería, escriba a:
ESPERANZA PARA EL CORAZÓN • PO BOX 7 • DALLAS TX • 75221 • EUA/USA
http://www.esperanzaparaelcorazon.org
Correo electrónico: esperanza@hopefortheheart.org
Traducción: Elizabeth Cantú de Márquez
Todos los derechos reservados. Este material no puede reproducirse
en ninguna forma sin la autorización de
Hope For The Heart/Esperanza Para El Corazón

BIBLIOGRAFÍA

Crabb, Lawrence J., Jr. Understanding People: Deep Longings for Relationship. “Entendiendo a la gente: El anhelo de relacionarse” Ministry Resources Library. Grand Rapids: Zondervan, 1987.
Eble, Diane. The Campus Life Guide to Dating. “Guía para el noviazgo en la universidad”, Grand Rapids: CampusLife, 1990.
Gaddis, Patricia Riddle. Dangerous Dating: Helping Young Women Say No to Abusive Relationships. “Noviazgos peligrosos: Cómo ayudar a la mujer a decir “no” a las relaciones destructivas” Colorado Springs, Colo.: Shaw, 2000.
Green, Melody. Why You Shouldn’t Marry or Date an Unbeliever. “Por qué no debe salir ni casarse con un incrédulo” Lindale, Tex.: Last Days Ministries, 1982.
Kirby, Scott. Dating: Guidelines from the Bible. “El noviazgo: Directrices bíblicas”, Grand Rapids: Baker, 1979.
McDowell, Josh, y Bill Jones. The Teenage Q & A Book. “Preguntas y respuestas para los adolescentes”, Dallas: Word, 1990.
McGee, Robert S. The Search for Significance. “En busca de significancia (o reconocimiento)”2a ed. Houston, Tex.: Rapha, 1990.
Meier, Paul D., Frank B. Minirth, and Frank B. Wichern. Introduction to Psychology and Counseling: Christian Perspectives and Applications. “Introducción a la psicología y consejería: Perspectivas y aplicaciones cristianas” Grand Rapids: Baker, 1982.
Snow White and the Seven Dwarfs (Disney Platinum Edition) (1937). “Blanca Nieves y los siete enanos”, Disney Studios, 2001. videocasete.
White, Joe. Pure Excitement. “Emoción pura” Colorado Springs, Colo.: Focus on the Family, 1996.
Hunt, J. (1990–2011). 100 Claves Bíblicas para Consejería (Vol. 71, pp. 1–16). Dallas, TX: Esperanza para el corazón.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: