//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

No buscaba a Dios (1)

Lunes 24 Septiembre

No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Romanos 3:11-12

No buscaba a Dios (1)

«No buscaba a Dios. Me era indiferente, pese a que mis padres habían dejado las comodidades de la vida en Suiza para ser misioneros en África del Sur. Vivían una fe vigorosa y gozosa, fundada en la Biblia, leída y meditada en familia, y sobre todo obedecida. Yo admiraba todo esto, lo respetaba, pues amaba a mis padres. Pero su religión no me interesaba…

En el año 1960 dejé mi familia y África del Sur, mi país natal, para empezar mis estudios de Historia en la Sorbona, en Francia.

En nuestra vieja Europa descubrí el enfrentamiento inmisericorde de dos civilizaciones, la del ser y el parecer, las apariencias (estar de moda –el espíritu de la corte de todas las épocas– que hoy seduce a las almas a través de la televisión, Internet…), y la de las realidades temporales, morales y espirituales.

Un domingo en la tarde, en los años sesenta, en una estación de tren, todo se derrumbó… Repentinamente perdí incluso el sentimiento de existir. La sensación de la presencia de mi cuerpo me abandonó…

En su misericordia Dios, en un abrir y cerrar de ojos, quitó el velo sobre la vanidad de mi vida, sobre mi orgullo sin límite, mostrándome que el fruto, el único salario del pecado, es la muerte; que sin Él yo estaba espiritualmente muerto. Dios revelaba en mí mismo esta maldad, esta privación de sentido y de vida que, hasta entonces, había visto con repugnancia en los demás».

(continuará mañana)

“Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños” (Mateo 11:25).

Jeremías 52:17-34 – 2 Corintios 12 – Salmo 107:1-9 – Proverbios 24:1-2

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Las Bienaventuranzas

Mateo 5:3-12 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: