1/2 – La perdida de la verdad

Ravi Zacharias Ministerios Internacional

Pensemos con: Ravi Zacharias

1/2 – La perdida de la verdad

“Pensemos con el Dr. Ravi Zacharias” es una producción de RZIM y es un excelente recurso para los cristianos que anhelan entender la fe y testificar con inteligencia.

http://www.rzim.org

JOHN NEWTON: El comerciante de esclavos rescatado

BITE

Serie: Biografías

JOHN NEWTON: El comerciante de esclavos rescatado

John Newton nació en Londres el 24 de julio de 1725.

Newton fue criado por una madre cristiana que le enseñó la Biblia a una edad temprana. Pero ella murió de tuberculosis cuando Newton tenía 7 años y la segunda esposa de su padre no tenía ningún interés espiritual. A la edad de once años comenzó a navegar con su padre, que era capitán de barco, y realizó cinco viajes al Mediterráneo hasta los 18 años.

Hasta los 23 años, su vida fue en decadencia. John era un joven con una lengua profana y un carácter rebelde que lo metió en muchos problemas, trayendo sobre sí duras aflicciones que en más de una ocasión casi acaban con su vida.

Newton perdió su primer empleo en una oficina mercantil, debido a su comportamiento inestable. Pasó sus últimos años de adolescencia en el mar antes de ser reclutado a la fuerza en el HMS Harwich en 1744. Newton se rebeló contra la disciplina de la Royal Navy y desertó, pero lo atraparon, lo pusieron bajo custodia y lo azotaron. Eventualmente convenció a sus superiores para que lo dejaran subir a un barco de esclavos.

Finalmente terminó siendo empleado de un traficante de esclavos que era dueño de una plantación de limoneros en una isla frente a África occidental. Pero era tratado cruelmente y terminó vistiendo harapos y suplicando por comida. Providencialmente un barco fondeó en la isla, y para sorpresa de Newton resultó ser el barco de un hombre que conocía a su padre y éste logró liberarlo de su esclavitud.

El barco navegó durante más de un año por distintos puertos. Pero el 21 de marzo de 1748, en su camino a Inglaterra, sucedió lo inesperado. Durante su viaje de regreso, el barco fue alcanzado por una enorme tormenta.

Newton se despertó en la noche cuando su habitación comenzó a llenarse de agua. Mientras corría hacia la cubierta, el capitán lo detuvo y le pidió que buscara un cuchillo y lo asignó a las bombas. En ese momento dijo: “Si esto no sirve, el Señor tenga misericordia de nosotros”.

Trabajó en las bombas desde las tres de la mañana hasta el mediodía, durmió durante una hora y luego tomó el timón y condujo la nave hasta la medianoche. Al volante tuvo tiempo de pensar sobre su vida y su condición espiritual. Alrededor de las seis de la tarde siguiente parecía que podía haber esperanza. “Pensé que vi la mano de Dios a nuestro favor. Comencé a orar pero no podía pronunciar la oración de fe; no pude acercarme a Dios ni llamarlo Padre.”

Pasó todo el resto del viaje con profunda seriedad mientras leía y oraba sobre las Escrituras. El 8 de abril anclaron en Irlanda.

Pero Newton aún no había entendido la grandeza de su nueva fe. Nunca tuvo a nadie que le brindara un discipulado ni que lo ayudará a dar los primeros pasos en Cristo. Así que se convirtió en el capitán de un barco de comercio de esclavos y volvió a la mar.

El peso moral del tráfico de esclavos lo llevó de nuevo a tierra firme.

Después de dejar el mar para un trabajo de oficina en 1755, Newton realizó estudios bíblicos en su casa de Liverpool. Influenciado por Wesley y especialmente por George Whitefield empezó a sentir vergüenza por su pasado como traficante de esclavos al conocer a su Salvador de una manera más genuina. Se ordenó al ministerio y en 1764 y empezó a liderar en una iglesia en Olney en Buckinghamshire.

En 1769, Newton comenzó un servicio de oración el jueves por la noche. Para el servicio escribía himnos que se cantaban cada semana. Newton desafió a William Cowper, un poeta que se mudó a Olney para ayudar a Newton en su labor pastoral, también a escribir himnos para estas reuniones, lo cual hizo hasta que cayó gravemente enfermo en 1773. Newton más tarde combinó 280 de sus propios himnos con 68 de Cowper en lo que se convertiría en los populares Olney Hymns.

Su himno más famoso, “Sublime Gracia” fue concebido por Newton a finales de diciembre de 1772, cuando preparaba el sermón que predicaría en su iglesia el 1 de enero de 1773. Ese fue el día en el que el himno más famoso del mundo fue cantado públicamente por primera vez.

Pero Newton quería enmendar los errores de su pasado, para esto se propuso ayudar a William Wilberforce a impulsar la eliminación de la industria de esclavos en el Imperio Británico.

En 1787 Newton escribió “Pensamientos sobre el comercio de esclavos africanos” con el propósito de ayudar a Wilberforce en su campaña de poner fin a esta práctica. El recuerdo de ese capítulo en su vida nunca lo abandonó.

SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com
Twitter: https://twitter.com/biteproject
Podcast: https://audioboom.com/channels/4977856
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/

Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon)

9/42 – Lee la Biblia: Deuteronomio

El Proyecto Biblia

Serie: Antiguo Testamento

9/42 – Lee la Biblia: Deuteronomio

Antiguo Testamento

Mira nuestro video de Lee la Biblia sobre el libro de Deuteronomio, que analiza el diseño literario del libro y su flujo de pensamiento. En Deuteronomio, Moisés da las palabras finales de sabiduría y de advertencia antes de que los israelitas entren en la tierra prometida, desafiándoles a ser fieles a Dios.

Lanzaremos un nuevo video de Lee la Biblia para cada libro de la Biblia en coordinación con nuestro plan de lectura. Si no has leído la Biblia entera anteriormente, o si lo has intentado y te has rendido, te animamos a leer con nosotros. #BibleProject #VideosDeLaBiblia #Introducción Lee la Biblia

En el Proyecto Biblia, hacemos videos animados que exploran los libros y temas de la Biblia. Aquí puedes encontrar todos nuestros videos y recursos por libro, tema o serie de forma gratuita.

https://thebibleproject.com/international/spanish/

ST500S Teología Sistemática, Lección 1.3

Serie: Introducción a la Teología Sistemática

Plan de estudio: https://drive.google.com/file/d/1-Al6rOq6Tox4zb4wBU2nWqekLnhk6l9W/view

ST500S Teología Sistemática, Lección 1.3

Biblia y Teología es un podcast del Dr Larry Trotter, dedicado a la exposición bíblica y la enseñanza teológica.  Larry es pastor de Florida Coast Church en Pompano Beach, Florida y profesor adjunto de Knox Theological Seminary en Fort Lauderdale, Florida.

Vivió veinticuatro maravillosos años como pastor en México y conferencista en distintos países de Latinoamérica. El propósito de Biblia y Teología es proporcionar enseñanza avanzada y en una forma accesible.

http://www.seminarioreformado.org

El sentido del bien

Sábado 23 Mayo
No nos cansemos, pues, de hacer bien.
Vence con el bien el mal.
El sentido del bien

Al evocar varios actos violentos que habían sido cometidos en su ciudad, un personaje declaraba recientemente: «Ya no tenemos el sentido del bien, es terrible».

La violencia es una de las trágicas consecuencias de la separación moral del hombre con Dios, y esto sucedió desde el principio de la humanidad. El primer asesinato tuvo lugar poco después (Génesis 4:8). Y más aún, hoy en muchos ámbitos no hay una clara distinción entre el bien y el mal.

Sin embargo, cuando el pecado entró en el mundo, el hombre conoció el bien y el mal: ¡tiene una conciencia! Pero esta puede ser endurecida, como anestesiada, e incluso “cauterizada”, es decir, que se ha vuelto definitivamente insensible (1 Timoteo 4:2). ¡Y peor todavía, llaman a lo malo bueno y a lo bueno malo! (Isaías 5:20).

Para que nuestra conciencia no deje de ser una guía fiable, permitamos que Dios nos ilumine por medio de su Palabra, pues esta “discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12). La Biblia también nos enseña que en nosotros no mora el bien (Romanos 7:18). Pero si creemos en Jesús, Dios perdona nuestros pecados y nos da una nueva naturaleza, capaz de discernir “el bien”, e incluso de hacerlo.

Además, el Espíritu Santo viene a vivir en el creyente para iluminarlo, conducirlo y reprenderlo, si es necesario. Sí, la relación establecida con Dios por medio de la conversión nos permite hacer la diferencia entre el bien y el mal, y nos da el poder para actuar de una manera que le agrade y le honre.