Preparando nuestro corazón

Coalición por el Evangelio

Noticias de gran Gozo

DÍA 2

PREPARANDO NUESTRO CORAZÓN

«Él irá delante del Señor en el espíritu y poder de Elías PARA HACER VOLVER LOS CORAZONES DE LOS PADRES A LOS HIJOS, y a los desobedientes a la actitud de los justos, a fin de preparar para el Señor un pueblo bien dispuesto» (Lucas 1:17).

Las figuras de Elías y Juan el Bautista tienen elementos atractivos que nos hacen valorar sus ministerios. Fueron hombres entregados a la predicación, llamando a las personas a arrepentirse y volver a Dios. Vestidos de forma ruda, pero con una conducta intachable que hasta sus propios enemigos reconocen. Jesús mismo elogió a Juan y confirmó que este era «Elías, el que había de venir» (Mt 11:7-15).

Pero aunque la vida y ejemplo de Juan debe alentarnos, más debe admirarnos el trabajo de Dios por medio de él. Hasta el mismo Juan estaría feliz de menguar su protagonismo y dejar paso para que Jesús tome el centro de la escena. Pensar en el ministerio de Juan debe hacernos reflexionar en el Espíritu que obraba en su ministerio y nuestro llamado a prepararnos para ser un pueblo siempre dispuesto a adorar al Señor.

Fue el Espíritu Santo quien anunció por medio de los profetas sobre Cristo, sus padecimientos y su redención (1 P 1:12). Fue el Espíritu quien despertó nuestro corazón endurecido para que podamos ser sensibles a la belleza de Jesús. De una manera que apenas logramos entender, nos dio vida y nos llevó al encuentro de Cristo (Jn 3:5-7).

3

El Espíritu Santo hace esta obra diaria a través de la Palabra revelada, iluminando nuestros corazones para que podamos ver a Cristo (2 Co 3:18). ¡Cuánto más en esta época tan especial debemos fijar nuestros ojos en Jesús, el motivo y centro de la Navidad! Por lo tanto, roguemos al Espíritu que prepare nuestros corazones, que lave nuestras mentes por medio de la Palabra, que ilumine nuestro entendimiento y ablande nuestras durezas (Ez 36:25).

A medida que se acerca la fecha, busquemos a Cristo en las Escrituras, sabiendo que por ellas trabaja el Espíritu Santo. Procuremos que nuestros corazones sean capturados por la belleza del evangelio, por el amor de Dios desplegado en la cruz y la importancia de la encarnación en este plan de redención. Que el mismo Espíritu que anunciaba a Cristo por los profetas y que reveló a Cristo en las Escrituras, ilumine nuestros corazones con Cristo y así estemos preparados para celebrar su primera venida y esperar su segunda.

http://www.coalicionporelevangelio.org

Necesidades de la Mañana

El valle de la visión

Oraciones Puritanas

Dedicación Matinal

Necesidades de la mañana
¡Oh Dios!
Autor de todo bien, vengo a Ti por gracia, que en este día necesitare para mis
situaciones y ocasiones. Yo salgo a un mundo malvado; yo traigo conmigo un
corazón malo. Yo sé que sin Ti no puedo hacer nada, de forma que todo lo
que me preocupa, aunque inofensivo en sí mismo, puede revelarse en una
ocasión de pecado o de insensatez, a menos que sea sustentado por Tu poder.
Asegúrame y estaré a salvo.
Preserva mi entendimiento de la sutileza del error, mis afectos de amor a los
ídolos, a mi carácter de la mancha del vicio, a mi confesión de toda forma de
mal. Que yo no participe en nada que no pueda implorar Tu bendición, y
que yo no pueda invitar a Tu inspección. Prospérame en todos los
emprendimientos legales, o prepárame para las decepciones. No me concedas
pobreza ni riqueza. Aliméntame con alimento conveniente para mí, para
que yo no me vuelva rico y te niegue a Ti, y diga: ¿Quién es el Señor? O que
sea pobre, y robe, y tome Tu nombre en vano.
Que toda criatura sea buena para mí por la oración y por Tu voluntad.
Enséñame a utilizar el mundo y no abusar de él, para que mejore mis
talentos, redima mi tiempo, ande en sabiduría para con los de afuera, y en
bondad para con los de cerca, para que haga el bien a todos los hombres, y
especialmente a mis hermanos Cristianos. Y a Ti sea la gloria.

Oraciones Puritanas