El orgullo de una persona

CONSULTORIO BÍBLICO

El orgullo de una persona

DAVID LOGACHO

Es grato estar junto a Usted, amiga, amigo oyente. Sean todos bienvenidos al estudio bíblico de hoy. Estamos estudiando el libro de Proverbios, en la serie que lleva por título: Proverbios, sabiduría celestial para la vida terrenal. En instantes más, David Logacho nos guiará en el estudio de la segunda parte del capítulo 18 de Proverbios.

Si tiene una Biblia a la mano, ábrala en el capítulo 18 de Proverbios.

Vayamos al versículo 12 donde dice: «Antes del quebrantamiento se eleva el corazón del hombre, y antes de la honra es el abatimiento.»

Este proverbio declara una verdad ineludible. Nos habla de que las desgracias siempre están precedidas de actitudes de orgullo. Una persona orgullosa debe saber que a la vuelta de la esquina le espera una estrepitosa caída. Cuidado con el orgullo amable oyente. Pero por otro lado, y también como verdad ineludible: Los honores siempre están precedidos de humillaciones. Una persona que es humillada debe saber que a la vuelta de la esquina le espera la exaltación.

De modo que, amable oyente, si este momento está siendo humillado de alguna manera, no se desanime, sepa que en algún momento, Dios va a transformar esa humillación en exaltación.

Prosiguiendo con el capítulo 18 de Proverbios llegamos al versículo 13. Dice así: «Al que responde palabra antes de oír, le es fatuidad y oprobio.»

¡Qué importante lo que comunica este proverbio! Ilustra la necesidad de escuchar bien antes de emitir una opinión. La naturaleza ha otorgado al hombre dos orejas pero una sola boca. Como diciendo: Es más importante oír que hablar.

Cuando el proverbio habla de fatuidad y oprobio, se está refiriendo a algo necio y vergonzoso. De manera que la sabiduría divina nos exhorta diciendo: Es necio y vergonzoso responder antes de escuchar. Si pusiéramos en práctica este sencillo pero poderoso consejo de la palabra de Dios nos ahorraríamos tantos problemas en nuestra relación con otros.

En su trabajo, escuche bien antes de hablar. Si hay algo que no entiende bien, haga las preguntas del caso para asegurarse que comprende totalmente lo que le están diciendo. Guarde su opinión hasta entenderlo todo y medite bien en lo que va a decir. Lo mismo debe hacer en su casa, bien sea al tratar con su esposo o con su esposa o con sus hijos o con sus padres. No se precipite a conclusiones apresuradas.

Una vez un amigo mío estaba en una discusión algo acalorada con su esposa. Mi amigo dijo algo como: Yo, a tu mamá no le quiero… La esposa le cortó abruptamente la palabra en este punto y entre sollozos y lamentos dijo: Ahí está. Yo sabía que tú nunca has querido a mi mamá. Mi amigo tuvo que esforzarse para que su esposa entienda que lo que iba a decir es: Yo, a tu mamá no le quiero hipócritamente sino de corazón. ¿Ve a lo que puede conducirnos el responder antes de oír bien lo que la otra persona quiere decir? La Biblia está en la razón al decir: es una necedad y una vergüenza responder antes de escuchar.

Sigamos con Proverbios 18. Ahora tenemos el versículo 14. Dice así: «El ánimo del hombre soportará su enfermedad; más ¿quién soportará al ánimo angustiado?»

En este proverbio se ve la importancia de tener buenas actitudes ante la adversidad. El proverbio habla de un enfermo y lo que está diciendo es que si ese enfermo tiene una actitud positiva en medio de su enfermedad, es probable que pronto se sane, pero si ese enfermo tiene una actitud negativa en medio de su enfermedad, tardará mucho más en sanarse, si es que llega a sanarse. Para los médicos es muy conocido que los enfermos con actitudes positivas son mejores candidatos para una pronta mejoría.

Proverbios 18:15 dice: «El corazón del entendido adquiere sabiduría, y el oído de los sabios busca la ciencia.»

Los entendidos y sabios se inclinan siempre hacia la sabiduría y la ciencia. Es algo natural en ellos. Puede ser que Usted piense que es entendido y sabio. ¿Le gustaría comprobarlo? Simplemente mire hacia qué se inclina su corazón. Si se inclina hacia absorber lo más que pueda de la palabra del Señor, entonces Usted comprobará que es entendido y sabio. Pero si su corazón se inclina hacia lo que es malo, entonces Usted comprobará que no es entendido y sabio.

Proverbios 18: 16 dice: «La dádiva del hombre le ensancha el camino y le lleva delante de los grandes»

El significado de este proverbio no tiene nada que ver con lo que se podría obtener del soborno. La Biblia condena severamente esa práctica indeseable llamada soborno. El proverbio exalta la generosidad. Lo que muestra es que la generosidad abre puertas y prepara caminos para llegar a lugares insospechados. La generosidad hace que un hombre común y corriente sea contado entre personas importantes. Vale la pena ser generoso.

Prosiguiendo con Proverbios 18 tenemos ahora el versículo 17 donde dice: «Justo parece el primero que aboga por su causa; pero viene su adversario, y le descubre.»

Aquí tenemos una hermosa lección sobre la importancia de escuchar a todas las partes en conflicto antes de saber quien está en lo correcto y quien está equivocado. Así como toda moneda tiene dos caras, todo conflicto también tiene dos caras. Es necesario examinar con cuidado cada una de esas dos caras antes de saber quien tiene la razón.

Hace unos días se me acercó una mujer para hablarme de lo malo que era su esposo. Con algo de reservas, esta mujer accedió a una reunión juntamente con su esposo. La reunión se llevó a cabo y mostró que la mujer no era tan inocente como ella pensaba ni que el hombre era tan malo como ella pensaba. Esta conversación ayudó mucho a los dos en su relación matrimonial. Así que, el primero en mostrar su causa parece inocente, hasta que llega la otra parte y lo refuta. No olive nunca esta lección que vale oro.

Sigamos adelante. Proverbios 18:18 dice: «La suerte pone fin a los pleitos, y decide entre los poderosos»

En el tiempo del Antiguo Testamento, era perfectamente válido el conocer la voluntad de Dios, en determinados asuntos, por medio de echar suertes. Si las partes en conflicto acordaban someterse a la solución del conflicto por medio de echar suertes, esto significaba el fin del conflicto. Hoy en día, tenemos a nuestra disposición el Espíritu Santo, y por ese motivo ya no está en vigencia el conocer la voluntad de Dios por medio de echar suertes.

A continuación tenemos Proverbios 18:19 donde dice: «El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar.»

Este proverbio trata la lacerante realidad de los litigios entre hermanos. Estos litigios son los más difíciles de resolver. Por eso dice el proverbio que el hermano ofendido resiste más que una ciudad bien fortificada. Los litigios entre hermanos son tan complejos que el proverbista los compara con cerrojos de alcázar, o las rejas de un palacio. Mucho cuidado con los litigios entre hermanos.

Prosiguiendo nos encontramos con Proverbios 18:20 donde dice: «Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; se saciará del producto de sus labios.»

Lo que una persona dice puede producir profunda satisfacción al hombre. Así como el alimento produce mucha satisfacción a un hombre hambriento, así también los dichos de la boca de un hombre sabio le producirán profunda satisfacción.

Inmediatamente después aparece Proverbios 18:21 donde dice: «La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos»

Este proverbio ha sido muy mal utilizado cuando se ha pensado que con tan solo declararlo con los labios se puede hacer resucitar a una persona, y también que con tan solo declararlo con los labios se puede matar a una persona. Lo que está diciendo el proverbio, sin embargo, es que el peor mal y el mejor bien están en poder de la lengua. Quien hace buen uso de la lengua recibirá siempre una gran recompensa. Quien hace mal uso de la lengua recibirá siempre una terrible retribución. Mateo 12:27 dice al respecto: «Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado»

Después tenemos Proverbios 18:22 donde dice: «El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de Jehová.»

Este es el lema de todos los varones solteros. Cuando el joven soltero depende de la guía de Dios para buscar a su esposa, encontrará algo que es lo mejor para él. Hallará el bien, dice el texto. De esta manera Dios mostrará a este joven soltero su benevolencia, o su disposición para el bien. Algo interesante de notar en este proverbio es que el responsable de buscar pareja para casarse es el hombre, no la mujer. Esto podrá sonar a algo machista a algunas personas, pero eso es lo que enseña la palabra de Dios. El proverbio no dice la mujer que halla esposo halla el bien, sino el hombre que halla esposa halla el bien.

De modo que, jóvenes solteras, Ustedes deben esperar ser halladas por algún joven simpático y temeroso de Dios. Espere allí donde está que alguien toque la puerta de su corazón. No ande Usted tocando la puerta del corazón de los jóvenes solteros, para ver quien responde.

Proverbios 18:23 dice: «El pobre habla con ruegos, mas el rico responde durezas.»

Este proverbio describe de una manera real una cruel realidad de este mundo. Los pobres se ven obligados a hablar siempre en tono suplicante. Mientras que los ricos se dan el lujo de maltratar a la gente. Como afirma el popular dicho: El que tiene la plata tiene el sartén por el mango.

Por último, tenemos Proverbios 18:24 donde dice: «El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano.»

La amistad es como una planta. Necesita de cuidados y atenciones para subsistir. Una planta que jamás se la abona, jamás se le pone agua, jamás se la poda, no tiene muchas garantías de sobrevivir. Igual es la amistad, si no se la cuida, tiene pocas garantías de sobrevivir. Para tener amigos es necesario mostrar de formas prácticas la amistad. En esta atmósfera se desarrollarán amistades muy fuertes. Amigos así, son más unidos que un propio hermano. Si Usted aprecia la amistad debe estar dispuesto a cultivar las amistades.

Así terminamos el capítulo 18 de Proverbios. Dios mediante, estaremos estudiando el capítulo 19 en nuestro próximo estudio bíblico. Espero contar con su sintonía.

PRESENTADO POR

Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, trabajó por años para la NASA, decidió abandonar su carrera profesional para prepararse para servir al Señor en un Instituto Bíblico en Argentina. Dirigió el Ministerio La Biblia Dice… durante más de 2 décadas hasta su retiro en 2015.

Disponible en Internet en: http://www.labibliadice.org

Contenido publicado con autorización de:
La Biblia Dice
Av.Galo Plaza Lasso N63-183 y de los Cedros
Telf. 00593-2-2475563
Quito-Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s