UN CONOCIMIENTO RENOVADO

Noviembre 23

UN CONOCIMIENTO RENOVADO

Revestido del nuevo [hombre], el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno.

(Colosenses 3:10)

Vivimos en un mundo caído, y como resultado, nuestra mente renovada necesita constante limpieza y renovación. El agente principal de Dios para purificar nuestro pensamiento es su Palabra (Jn. 15:3; Ef. 5:26).

El Nuevo Testamento nos llama a la disciplina mental de pensar debidamente. Colosenses 3:2 dice: “Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra”. Primera Pedro 1:13 dice: “Ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia… cuando Jesucristo sea manifestado”. Y a menudo Pablo les dijo a sus oyentes que pensaran debidamente y no fueran ignorantes.

También el Antiguo Testamento nos llama a pensar debidamente. El rey Salomón dijo: “Si inclinares tu corazón a la prudencia, si clamares a la inteligencia, y a la prudencia dieres tu voz… Entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios” (Pr. 2:2-5).

El conocimiento de lo bueno requiere iniciativa y esfuerzo. Pero si usted es fiel haciendo el mayor esfuerzo, Dios le dará entendimiento (cp. Sal. 119:34).

Del libro La Verdad para Hoy de John MacArthur DERECHOS DE AUTOR © 2001 Utilizado con permiso de Editorial Portavoz, http://www.portavoz.com

Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros. Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org

1/2 – Apologética y Cosmovisiones

Ravi Zacharias Ministerios Internacional

Pensemos con Ravi Zacharias

1/2 – Apologética y Cosmovisiones

Ravi Zacharias

“Pensemos con el Dr. Ravi Zacharias” es una producción de RZIM y es un excelente recurso para los cristianos que anhelan entender la fe y testificar con inteligencia.

http://www.rzim.org

C. S. LEWIS: Académico, autor y apologista

BITE

C. S. LEWIS: Académico, autor y apologista

Clive Staples Lewis o C. S Lewis nació en 1898 en una familia de protestantes en Belfast, Irlanda. En su casa siempre había muchos libros. En los días de lluvia tomaba volúmenes de las estanterías y entraba en mundos creados por autores como Sir. Arthur Conan Doyle, E. Nesbit, Mark Twain y Henry Wadsworth Longfellow.

Después de que su único hermano, Warren, fuera enviado a un internado en 1905, Jack, como le decían sus más allegados, se volvió un tanto solitario.

La muerte de su madre de cáncer en 1908 lo hizo aún más retraído. No solo perdió a una madre, sino que su padre nunca se recuperó completamente y la vida hogareña nunca volvió a ser cálida como antes.

La muerte de la Sra. Lewis convenció al joven Jack de que el Dios que encontró en la Biblia que le regaló su madre era, si no cruel, al menos una vaga abstracción. Entre 1911 y 1912, Lewis rechazó el cristianismo y se convirtió en un ateo declarado.

Lewis ingresó a Oxford en 1917 como estudiante. A pesar de una interrupción para luchar en la Primera Guerra Mundial, siempre mantuvo su hogar y amigos en Oxford.

En 1919, Lewis publicó su primer libro, titulado Spirits in Bondage, que escribió bajo el seudónimo de Clive Hamilton.

Lewis disfrutaba mucho de la lectura del autor cristiano George MacDonald. Un volumen, Phantastes, desafió poderosamente su ateísmo. Los libros de G K. Chesterton funcionaron de la misma manera, especialmente “El hombre eterno”, que le planteó serias dudas sobre su materialismo.

Un amigo cercano, Owen Barfield, también se abalanzó sobre la lógica del ateísmo de Lewis. Barfield se había convertido del ateísmo al teísmo, y finalmente al cristianismo, y con frecuencia hostigaba a Lewis por su materialismo. Lo mismo hizo Nevill Coghill, un compañero de estudios brillante y amigo de toda la vida que, para asombro de Lewis, era un gran cristiano.

Poco después de unirse a la facultad de inglés en Magdalen College, Lewis conoció a dos cristianos más, Hugo Dyson y J.R.R. Tolkien. Estos hombres se hicieron buenos amigos de Lewis. Pronto Lewis reconoció que la mayoría de sus amigos, al igual que sus autores favoritos, MacDonald, Chesterton, Johnson, Spenser y Milton, también eran cristianos.

En 1929, estos caminos se encontraron, y C.S. Lewis se rindió, admitiendo que «Dios era Dios”.¡

Casi de inmediato, Lewis se dirigió en una nueva dirección. El nuevo cristiano dedicó su talento y energía a escribir prosa que reflejaba su fe. Dos años después de su conversión, Lewis publicó The Pilgrim’s Regress (1933). Este pequeño volumen abrió la puerta a 30 años de libros de ficción, apologética cristiana y discipulado.

Los 25 libros cristianos de Lewis vendieron millones de copias, incluyendo Cartas del diablo a su sobrino, Mero cristianismo, Las Crónicas de Narnia, The Great Divorce y La abolición del hombre. Pero aunque sus libros le dieron fama mundial, Lewis siempre fue primero un erudito. Continuó escribiendo historia literaria y crítica, como La alegoría del amor, considerada un clásico en su campo, y Literatura inglesa en el siglo XVI.

Lewis fue frecuentemente atacado por su estilo de vida cristiana. Incluso amigos cristianos cercanos como Owen Barfield y J.R.R. Tolkien desaprobaban abiertamente el discurso y la escritura evangelística de Lewis.

De hecho, los libros «cristianos» de Lewis causaron tanta desaprobación que en más de una ocasión fue desestimado como profesor en Oxford, y los honores se le otorgaron a hombres de menor reputación.

Predicar sermones, dar charlas y expresar sus puntos de vista teológicos a través de la radio en todo el Reino Unido reforzaron la reputación de Lewis y aumentaron sus ventas de libros. Con estas nuevas circunstancias surgieron otros cambios, entre los que destaca el aumento de los ingresos.

Después de vivir una vida llena de limitaciones, ahora, que el dinero ya no era un problema, Lewis se negó a mejorar su nivel de vida, y en su lugar estableció un fondo de caridad para sus ganancias de regalías. Apoyó a numerosas familias empobrecidas, pagó las tarifas de educación para huérfanos y seminaristas pobres, e invirtió dinero en decenas de organizaciones benéficas y ministerios de la iglesia.

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/
Inscríbete a nuestro newsletter: http://biteproject.com

Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon)

4/17 – Mesías

El Proyecto Biblia

Serie: Temas Bíblicos

4/17 – Mesías

En este vídeo, exploramos la misteriosa promesa en la página tres de la Biblia, de la promesa de que un libertador algún día vendría a enfrentar el mal y a rescatar a la humanidad. Trazamos este tema a través de la familia de Abraham, el linaje mesiánico de David y, en última instancia, a través de Jesús, quien derrotó el mal dejando que este aparentemente lo derrotara.

https://thebibleproject.com/international/spanish/

Un Monte de Sión para ti

Isha – Salmos

DÍA 83 – Salmo 48

Dosis: Alabanza por la protección

Un Monte de Sión para ti

“Grande es el SEÑOR, y digno de suprema alabanza en la ciudad de nuestro Dios. Su monte santo, bella colina, es la alegría de toda la tierra. El monte Sión, en la parte norte, es la ciudad del gran Rey. En las fortificaciones de Sión Dios se ha dado a conocer como refugio seguro. (Salmo 48:1–3) (NVI)

Este salmo también surge de un alma alegre y gozosa, que exalta el poderío divino que da seguridad y protección a la santa ciudad de Jerusalén. Se cree que era entonado por el pueblo, cuando subía en sus peregrinaciones anuales al Templo de Jerusalén, que se ubicaba en el punto más alto de la ciudad. Y que la ciudad no caía en manos de sus enemigos, gracias a la presencia de Dios que estaba en el Templo.

El salmista relata que la ciudad estuvo en peligro, pero Dios la protegió: “Hubo reyes que unieron sus fuerzas y que juntos avanzaron contra la ciudad; pero al verla quedaron pasmados, y asustados emprendieron la retirada. Allí el miedo se apoderó de ellos, y un dolor de parturienta les sobrevino. ¡Con un viento huracanado destruiste las naves de Tarsis!” ¡Qué hermosa metáfora la del viento huracanado que sopla desde el desierto y destroza las fuertes naves que navegaban en alta mar! ¡Así es su poder!

Aunque se exalta la ciudad de Jerusalén, la alabanza está dirigida al Dios que la protege y la cuida. “Tal como lo habíamos oído, ahora lo hemos visto; en la ciudad del SEÑOR Todopoderoso, en la ciudad de nuestro Dios: ¡Él la hará permanecer para siempre! ¡Dios protege la ciudad y la defiende!

Los peregrinos que llegaban al Templo a adorar al Señor, comprobaban con sus propios ojos el poder del Señor y su misericordia, pues la ciudad y el Templo eran parte de su identidad nacional. Dentro de ese templo meditaban en su amor, su misericordia y su justicia. El salmista anima a recorrer las calles de Jerusalén, a contemplar sus murallas y sus torres para contarles a las generaciones venideras cómo era la ciudad en la cual Dios había puesto su afecto especial y su presencia.

¿Qué sentimientos suscita en ti estas imágenes de cuidado y protección? El salmista utiliza varias expresiones para describir a Dios: “Nuestro Dios”, “Gran rey”, “Refugio”, “Señor de los ejércitos” “El que guía a su pueblo, “Dios eterno.” ¿Es todo esto Dios para ti? ¿Es Dios tu refugio seguro? ¿Anhelas un monte de Sión para ti?

Aunque Dios es omnipresente y podemos acercarnos a Él en cualquier lugar y en todo tiempo, ¡qué hermoso es tener un lugar de encuentro personal con Él cada día! Y decirle como el salmista “¡Tú me guiarás para siempre!”

Oración: Señor inunda mi alma de gozo y alegría para alabarte y proclamar tus poderosos hechos en mi vida. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 98). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

 

Compartir Testimonio

Sábado 23 Noviembre

¿Quiero yo la muerte del impío? dice el Señor.

Ezequiel 18:23

Escoge, pues, la vida, para que vivas.

Deuteronomio 30:19

Compartir Testimonio

http://labuenasemilla.net/20191123

«Una tarde invitamos a una pareja vecina. Sabíamos que eran cristianos, pero hasta entonces no habíamos abordado el tema. Ese día no los habíamos invitado para hablar de Dios y de la fe cristiana, pero el tema salió espontáneamente en el curso de la conversación. Nuestros invitados pronunciaron palabras que nos tocaron profundamente. Parecía como si hubieran leído nuestros pensamientos. Cuando se fueron, nos vimos enfrentados al fracaso total y sin apelación de lo que queríamos hacer de nuestra vida. ¡El callejón sin salida! Imposible ir más lejos.

Lo que se produjo en ese momento revela la gracia maravillosa de Dios y su paciencia, su amor, dándonos la capacidad para comprender su mensaje. Tomamos conciencia de que el horizonte se abría, que el futuro era posible. También tuvimos el sentimiento de que Jesús estaba ahí, listo para entrar en nuestra vida. Lo invitamos a entrar y supimos que él nos amaba y esperaba nuestra invitación desde hacía mucho tiempo.

No es una nueva filosofía, sino una nueva vida. Una vida que halla su fuente en Dios y que nos inunda por su Palabra. “Consumado es”, dijo Jesús antes de morir. Solo podemos aceptarlo o rechazarlo. Aceptarlo es responder al llamado de Jesús: “Sígueme”».

“Que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que… seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento” (Efesios 3:17-19).

Job 29 – Hebreos 11:23-40 – Salmo 132:1-7 – Proverbios 28:11-12

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch