ESTEMOS FIRMES

Noviembre 2

ESTEMOS FIRMES

Estad así firmes en el Señor. (Filipenses 4:1)

El versículo de hoy trae a la mente la imagen de un soldado que se mantiene firme en medio de la batalla. Pablo empleó la misma metáfora en Efesios 6:11: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo”. Estar firmes espiritualmente quiere decir no comprometer su testimonio cristiano al dejarse abatir por las pruebas o las tentaciones.

Me entristece que muchos creyentes no toman en serio a Dios y sus mandamientos. En vez de conocer a Dios, muchos prefieren que los entretengan. Esa indiferencia considera sus mandamientos como simples sugerencias. Pero nuestro soberano Señor nos manda que estemos firmes. Inmanente en ese mandato está la capacidad de obedecer.

Del libro La Verdad para Hoy de John MacArthur DERECHOS DE AUTOR © 2001 Utilizado con permiso de Editorial Portavoz, http://www.portavoz.com

Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros. Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org

1/2 – El curso de los eventos humanos 

Ravi Zacharias Ministerios Internacional

Pensemos con Ravi Zacharias

1/2 – El curso de los eventos humanos

Ravi Zacharias

 

“Pensemos con el Dr. Ravi Zacharias” es una producción de RZIM y es un excelente recurso para los cristianos que anhelan entender la fe y testificar con inteligencia.

http://www.rzim.org

El impacto de la REFORMA

BITE

El impacto de la REFORMA

Un PARADIGMA para adaptar en nuestra GENERACIÓN

Luis Sena

 

#BITETalks #ReformaProtestante #LuisSena En esta charla de BITE Talks, Luis Sena hace un recorrido fascinante por toda la historia del cristianismo, desde los inicio en el Imperio romano, la Edad Media, la Reforma, hasta nuestros días.

Para Luis, la Reforma protestante del siglo XVI representa un paradigma que podemos imitar en nuestros días para generar un verdadera cambio en nuestra sociedad.

Sobre Luis Sena

Luis Sena es un arquitecto dominicano convertido a Cristo en 1980. Desde 1982, hasta el 2010 fue director de programas, capacitador regional y director ejecutivo de la Fundación contra el Hambre en la República Dominicana. Conferencista en temas de cosmovisión bíblica en Centro y Norteamérica. Actualmente Luis es vicepresidente de Edify, una organización sin ánimo de lucro que promueve la educación cristiana. Casado con Carmen, padre de tres hijos: Elisabet, Sara, Luis David y abuelo de Atticus.

Radio Eternidad: https://radioeternidad.com
Poiema Publicaciones: https://poiema.co

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/
Inscríbete a nuestro newsletter: http://biteproject.com

2/17 – Dios

El Proyecto Biblia

Serie: Temas Bíblicos

2/17 – Dios

El Dios representado en la Biblia no es fácil de entender, pero ¿y si pudiéramos entender mejor qué es lo que no podemos entender? En este video, exploraremos la compleja identidad de Dios que se muestra en la historia de la Biblia, y (¡sorpresa!) todo esto conduce a Jesús.

Créditos:

Producción de Localización en Español – Unicornio Films, Santo Domingo, República Dominicana.

Traducción: Jairo Namnún/Luis Sena
Locución: Juan Carranza/ Raeldo López
Diseño y Animación: Abraham Sánchez
Supervisor de Postproducción: Mario Escobar
Asistente de Producción: Laura Cabrera
Producción: Denny Féliz
Coordinación de Producción: Jammy Báez

https://thebibleproject.com/international/spanish/

Anhelando Su Presencia

Isha – Salmos

DÍA 68 – Salmo 43

Dosis: Comunión

Anhelando Su Presencia

¡Hazme justicia, oh Dios! Defiende mi causa frente a esta nación impía; líbrame de gente mentirosa y perversa. Tú eres mi Dios y mi fortaleza: ¿Por qué me has rechazado. ¿Por qué debo andar de luto y oprimido por el enemigo? Envía tu luz y tu verdad; que ellas me guíen a tu monte santo, que me lleven al lugar donde tú habitas. (Salmo 43:1–3) (NVI)

Se cree que este Salmo es la continuación del anterior. El poeta ha sido confrontado con el supuesto silencio y la ausencia de Dios frente a su sufrimiento. Sabemos que eligió confiar en el Señor. En este Salmo va a reafirmar su convicción teológica de que Dios es como una roca firme, a pesar que sus enemigos siguen turbándolo. En estas líneas leemos que vence la tentación de sentirse derrotado, que invoca a Dios como su juez frente a sus enemigos e implora la luz del Señor y su verdad. Esa luz tiene el poder de vencer su oscuridad y a la vez guiarlo en la vida y hacia su santa morada.

Estas palabras confirman que el salmista era un adorador y que anhela llegar al altar de Dios para alabarlo con gozo: “Llegaré entonces al altar de Dios, del Dios de mi alegría y mi deleite, y allí, oh Dios, mi Dios, te alabaré al son del arpa.” ¿Cuánto gozo le expresas en tu alabanza? La mejor forma de superar el luto, la depresión y la melancolía es afianzar nuestra fe en medio de la alabanza. No estamos negando la realidad del dolor, pero sí demostramos que en medio del sufrimiento es posible cimentar nuestra fe y seguir adorando a un Dios soberano y Todopoderoso.

En tiempos de crisis, la alabanza y la oración sincera nos libran de caer en la depresión y alimentan nuestra fe. Si dialogamos con Dios no vamos a sentirlo lejano ni ausente. Debemos aprender a contarle lo que nos está pasando, nuestras luchas, dudas, desconciertos y emociones. El salmista tuvo victoria sobre su sufrimiento y demuestra que jamás pierde su sentido de alabanza y gratitud: Hagamos nuestras sus reflexiones profundas y digamos como él: “¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!”

Amada, sea cual sean las circunstancias por las que estés atravesando, anhela también postrarte en su altar, corre a su santa presencia, pídele que llene tu corazón de gozo y alegría, para que puedas tener una actitud diferente frente a las pruebas. Recuerda que Él defiende tu causa, que es tu Fortaleza y que jamás alejará de ti su luz y su verdad aunque te sientas en tinieblas.

Oración: Señor, enséñame a alabarte con gozo en tiempos de oscuridad confiando en tu verdad y tu fidelidad. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 83). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

A cualquier edad

Sábado 2 Noviembre

(Jesús dijo:) El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Juan 5:24

A cualquier edad

http://labuenasemilla.net/20191102

En la entrada de un pequeño cementerio me crucé con una señora que cuida las tumbas que han sido olvidadas poco a poco. Intercambiamos algunas palabras, y luego me invitó a mirar las edades en las inscripciones. Aquí reposa un hombre de 95 años; allá, uno de 46, murió de un problema cardiaco; aquí, un joven de 18 años, murió en un accidente en moto; luego vimos la inscripción de una niña de 10 años, de un bebé de 1 mes y otro que solo tenía 10 días…

Nadie sabe el día de su muerte, y no todos vamos a vivir más de 70 u 80 años (Salmo 90:10). Hoy podría ser el último día de mi vida. La Biblia dice: “No sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece” (Santiago 4:14).

Continuamos nuestro camino sumergidos en nuestros pensamientos. De repente esa señora, levantando la voz, dijo: «Todos estos cementerios se llenan… Pero, ¿a dónde vamos? No lo sé…».

Esta pregunta también es para usted: ¿Sabe a dónde va? A todos los que quieren escucharlo, Dios les dice que la muerte solo tiene dos destinos posibles: los que durante su vida creyeron que Jesús murió por ellos en la cruz, ya están con él en el cielo. Los otros, los que no quisieron creer en él, esperan el juicio, una condenación eterna.

¿Por qué Dios nos ofrece la vida eterna? Porque nos ama, por ello dio a su Hijo Jesucristo, quien llevó en la cruz el castigo por los pecados de todos los que ponen su confianza en él.

Ester 7 – Juan 17 – Salmo 119:105-112 – Proverbios 26:21-22

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch