//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

Dos o tres años de mi vida

Lunes 11 Junio

De ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

Hechos 20:24

Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros.

Efesios 5:2

Dos o tres años de mi vida

Un futbolista italiano declaró en junio del año 2012: «Daría dos o tres años de mi vida por jugar en la final del campeonato de fútbol de Europa». La pasión por el juego y quizá la gloria personal que podría obtener dominaban su vida.

Esta actitud es opuesta a la fe cristiana. Jesús nos advierte: “¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?” (Juan 5:44). Las pasiones y la búsqueda de la gloria, a pesar de ser tan efímera, motivan a los hombres en sus actividades, pero a menudo los hacen olvidar a Dios.

En contraste, cuando Jesús vino a la tierra, vivió humildemente. Se puso al servicio de los demás para hacerles bien. No recibía gloria de los hombres (Juan 5:41). Al entregarse en la cruz por amor a nosotros, no trató de buscar su propia gloria; lo hizo para salvarnos, para librarnos del juicio que merecíamos.

Jesús nos dice que debemos nacer de nuevo, y esto solo se obtiene creyendo en él. Entonces esta vida nueva nos animará, y podremos consagrarnos a su servicio, para su gloria, con el deseo de honrarlo sirviendo a los demás. ¡Esto hace toda la diferencia! Vale la pena vivir para Cristo, para Aquel que nos ama con un amor eterno. El apóstol Pablo decía: “Para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia” (Filipenses 1:21). Tenía un único objetivo, un único motivo e interés: Jesucristo, su modelo.

Levítico 21 – Romanos 16 – Salmo 69:19-28 – Proverbios 17:3-4

Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Las Bienaventuranzas

Mateo 5:3-12 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: