35/63 – ¿Qué deseas que haga por ti?

Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo

Serie: Marcos

35/63 – ¿Qué deseas que haga por ti?

Ps. Sugel Michelén

El pastor Michelén ha formado parte del Consejo de Ancianos de Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo en Santo Domingo, República Dominicana, durante más de 30 años.Tiene la responsabilidad de predicar la Palabra regularmente en el día del Señor.Tiene una Maestría en Estudios Teológicos y es autor de varios libros: Historia de las Iglesias Bautistas Reformadas de Colombia, Coautor junto al Pastor Julio Benítez; La Más Extraordinaria Historia Jamás Contada, Palabras al Cansado – Sermones de aliento y consuelo; Hacía una Educación Auténticamente Cristiana, El que Perseverare Hasta el Fin; y publica regularmente artículos en su blog “Todo Pensamiento Cautivo”https://www.todopensamientocautivo.com/

Él es instructor asociado en Universidad Wesleyana en Indiana (IWU), extensión en español; enseña Filosofía en el Colegio Cristiano  Logos; y durante 10 años, ha sido profesor regular de la Asociación Internacional de Escuelas Cristianas (ACSI)  para América Latina. El pastor Michelén, junto a su esposa Gloria tiene tres hijos y cuatro nietos.

Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo

Ese librito me indicaba la dirección

Sábado 1 Febrero

Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu.

Salmo 34:18

(Jesús dijo:) Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Mateo 11:28

Ese librito me indicaba la dirección

«Usted debería leer este libro», dijo una estudiante japonesa a una mujer en la entrada de su casa, mientras le ofrecía un librito. «Lo encontré en la calle, seguramente se le cayó a alguien». La joven sabía que esa mujer, viuda y madre de tres niños, había buscado consuelo en el templo sintoísta. También había acudido al sacerdote budista y había hecho una larga peregrinación, pero todo había sido en vano: su dolor persistía.

«Yo lo leí, prosiguió la joven; relata la sorprendente historia de un hombre que ayuda a todos los que están abandonados. Pensé que podría ayudarle».

La mujer tomó el pequeño libro. Era el evangelio de Lucas en japonés. Más tarde ella diría: «Leí ese libro desde el principio hasta el fin, sin detenerme. Una convicción se impuso en mí: me indicaba una dirección para mi vida, esa dirección que yo buscaba desde hacía mucho tiempo.

Rápidamente averigüé si había cristianos en mi vecindario, pero no tuve éxito. Sin embargo un día, en la ciudad vecina, escuché que un hombre hablaba de Iesa Kirisuto (Jesucristo). Le pedí que viniera a mi pueblo en la montaña. Otras personas también fueron cautivadas por el mensaje del Evangelio. Leyendo la Palabra de Dios encontraron la fe en Jesucristo. Después de algunos meses se formó una pequeña comunidad de cristianos.

Jesús me devolvió las ganas de vivir: se convirtió en mi Salvador y mi Dios».

Génesis 35 – Mateo 20:16-34 – Salmo 18:31-36 – Proverbios 6:16-19

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch