2/7 – Id y haced discípulos

Iglesia Evangélica de la Gracia

Serie: A todas las naciones (La gran comisión)

2/7 – Id y haced discípulos

David Barceló

David Barceló

David es licenciado en Psicología y graduado de los seminarios Westminster en California (MA) y Westminster en Filadelfia (DMin). Es miembro de la NANC y graduado en Consejería Bíblica por IBCD. David ha estado sirviendo en la Iglesia Evangélica de la Gracia, desde sus inicios en mayo de 2005, siendo ordenado al ministerio pastoral en la IEG en junio de 2008

¿Quieres ser sanado?

Iglesia Ozama

¿Quieres ser sanado?

Otto Sánchez

Rolando Otoniel (Otto) Sánchez Pérez, nació el 24 de febrero del año 1966 en la ciudad de Santo Domingo.

Viene de un hogar cristiano y conoció la gracia de Jesucristo en su adolescencia.

Es pastor de la Iglesia Bautista Ozama desde el año 1992. Sus primeros estudios universitarios fueron en el área de Publicidad. Realizó estudios  ministeriales en el Seminario Teológico Bautista Dominicano.

Tiene una Maestría en Teología del Southern Baptist School for Theological Studies.

El pastor Otto está dirigiendo el STBD (Seminario Teológico Bautista Dominicano) desde enero del 2008. Está casado con Susana Almanzar y tienen dos niñas, Elizabeth Marie y Alicia.

http://www.ibozama.org

51/62 – El Alboroto del Evangelio

Iglesia Bautista Internacional

Serie: Hasta los confines de la tierra

51/62 – El Alboroto del Evangelio

Miguel Núñez

Miguel Núñez

​Miguel Núñez es miembro del concilio de Coalición por el Evangelio. Es el pastor de predicación y visión de la Iglesia Bautista Internacional, y presidente de Ministerios Integridad y Sabiduría. El Dr. Núñez y su ministerio es responsable de las conferencias Por Su Causa, que procuran atraer a los latinoamericanos a las verdades del cristianismo histórico. Puede encontrarlo en Twitter.

Una producción de Ministerios Integridad & Sabiduría

Queda prohibida la reproducción total o parcial de este recurso, por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con nuestra autorización previa, expresa y por escrito. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en las leyes internacionales de Derecho de Autor. Derechos Reservados.

 

La gracia en esperanza

Iglesia Evangélica Unida

La gracia en esperanza

Samuel Pérez Millos

Samuel Pérez Millos

 Casado con Noemí Susana Colacilli, misionera durante 24 años en Palabra de Vida.

Samuel es responsable del área de formación bíblica en la Iglesia Unida de Vigo.

 Licenciado y Master en Teología (TH. M) por el Instituto Bíblico Evangélico.

Pastor de la Primera Iglesia Evangélica de Vigo, hoy Iglesia Evangélica Unida, desde el 26 de septiembre de 1981.

Profesor de Biblia y Teología en la Facultad Evangélica de España y del Departamento de Teología Sistemática de la escuela Escrituras.

http://www.unidavigo.es

Contado entre los transgresores

Domingo 2 Febrero

Por lo cual, entrando en el mundo (Jesús) dice… He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad.

Hebreos 10:57

Fue contado con los pecadores (o transgresores), habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

Isaías 53:12

Contado entre los transgresores

Cuando Jesús fue crucificado entre dos malhechores, se cumplió una profecía: “Fue contado con los transgresores” (V. M.). Estos malhechores eran transgresores, habían infringido los mandamientos divinos. Y Jesús fue puesto entre ellos, incluso le dieron el lugar del centro, ¡como si fuera el más culpable!

Jesús, ¿un transgresor de los mandamientos de Dios? No, pues no hubo en la tierra un hombre obediente a Dios como él. “Como el Padre me mandó, así hago”, dijo él (Juan 14:31). Vino al mundo con el objetivo expreso de hacer Su voluntad. Dios era todo para él, la voluntad divina dictaba toda su conducta. Todos sus pensamientos y sus actos expresaban su obediencia, su devoción y su amor por su Dios. Pero los hombres no vacilaron en contarlo entre aquellos que practicaban el mal, o que hacían poco caso a Dios y a su voluntad…

Para el corazón sensible de este Hombre perfecto, ¡qué sufrimiento, qué humillación, qué profunda injusticia! ¿Por qué Jesús aceptó ese lugar? ¿Por qué Dios permitió que esto sucediera? ¿No había dicho: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”? (Mateo 17:5).

¿Por qué? Porque en la tierra había hombres transgresores, desobedientes; personas que no se preocupaban para nada de la voluntad de Dios… y Jesús tomó voluntariamente el lugar de todos ellos, para soportar el juicio que merecía su maldad, a fin de salvarlos eternamente.

Génesis 36 – Mateo 21:1-22 – Salmo 18:37-42 – Proverbios 6:20-26

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch