¡Saulo, Saulo! (8)

Martes 5 Mayo

(El apóstol Pablo contó:) Me rodeó mucha luz del cielo; y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues.

Hechos 22:6-8

¡Saulo, Saulo! (8)

Lectura propuesta: Hechos 9:1-30

Relato bíblico: Saulo, joven e impetuoso, pensaba que debía “hacer muchas cosas contra el nombre de Jesús de Nazaret” (Hechos 26:9). Perseguía a los cristianos hasta llevarlos a la muerte. Pero yendo a Damasco para capturar a otros, una luz resplandeciente que venía del cielo lo cegó, y escuchó una voz que le decía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”. Aterrado y ciego, respondió: “¿Quién eres, Señor?”. Entonces Jesús se reveló a Saulo, quien llegaría a ser el apóstol Pablo, evangelizaría varios países del imperio romano y escribiría una parte de la Biblia.

Aplicación: ¿Qué hacía Saulo? Perseguía a los cristianos. ¿Qué le dijo el Señor? “Yo soy Jesús, a quien tú persigues”. ¡Es una lección básica! Haciendo mal a los creyentes, Saulo no solo atentaba contra el recuerdo de un Hombre que había vivido y enseñado en la tierra, sino que se oponía a Aquel que está vivo. Perseguía a Jesús quien acababa de hablarle mediante “una luz del cielo que sobrepasaba el resplandor del sol” (Hechos 26:13).

¿La voz del Señor ha resonado en mi corazón? Quizá no como para aterrarme físicamente, sino para llevarme a decir: ¡Señor Jesús!, para que lo reciba como mi Salvador, como “Señor mío, y Dios mío” (Juan 20:28).

Esta voz del Señor también me interpela por mi nombre, y me dice: «Estos creyentes a los que tal vez critiques están unidos a mí». Sí, al rechazar a los creyentes, uno rechaza al Señor, y al amarlos, uno ama al Señor.

Un comentario sobre “¡Saulo, Saulo! (8)

  1. Amén. Esta es una buena enseñanza. Sin embargo, lo que más llama mi atención acerca de la historia en cuestión es la manera en la que Dios transformó a este hombre. Saulo era un hombre violento y peligroso, pero cuando tuvo un encuentro con Jesús, pasó de ser un perseguidor a ser un apóstol. !Cuán maravilloso es nuestro Dios!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s