Oración: Pan diario – 1

El Amor que Vale

Serie: Tesoros de la Palabra

1 – Oración: Pan diario

Adrian Rogers

El Dr. Adrián Rogers es un predicador, evangelista y maestro de Biblia. Presenta las Buenas Nuevas de Jesucristo con firme convicción a través de su ministerio de radio y televisión, EL AMOR QUE VALE.

http://www.lwf.org/eaq

Dar a la gente el verdadero evangelio

Grace en Español

Dar a la gente el verdadero evangelio

John MacArthur

John MacArthur

Es el pastor-maestro de Grace Community Church en Sun Valley, California, así como también autor, orador, rector emérito de The Master’s University and Seminary y profesor destacado del ministerio de medios de comunicación de Grace to You.

Desde que completó su primer libro que fue un éxito en ventas, El Evangelio según Jesucristo, en el año 1988, John ha escrito cerca de 400 libros y guías de estudio, incluyendo Fuego Extraño, Avergonzados del Evangelio, El Asesinato de Jesús, El Hijo Pródigo, Doce Hombres Inconcebibles, Verdad en Guerra, El Jesús que no Puedes Ignorar, Esclavo, Una Vida Perfecta y la serie de Comentarios MacArthur del Nuevo Testamento. Los títulos de John han sido traducidos a más de dos docenas de idiomas. La Biblia de estudio MacArthur, el recurso que es la piedra angular de su ministerio, está disponible en el idioma inglés (NKJ, NAS y ESV), español, ruso, alemán, francés, portugués, italiano, árabe y chino.

John y su esposa, Patricia, viven en el sur de California y tienen cuatro hijos casados: Matt, Marcy, Mark y Melinda. Ellos también disfrutan de la alegre compañía de sus 15 nietos.

http://www.gracechurch.org/espanol

El amor más grande

Soldados de Jesucristo

Febrero 03/2021

Solid Joys en Español

El amor más grande

John Piper

John Piper

Encuentra más devocionales de John Piper en Español
en nuestro sitio web:
https://devocionalsolidjoys.com/

Encuentra más recursos gratuitos en: http://sdejesucristo.org
Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/SoldadosDeJe…
Síguenos en Instagram: https://www.instagram.com/SoldadosDeJ…
Síguenos en Twitter: https://twitter.com/sdJesucristo

¿Quién CORRIGE al PASTOR?

Teología Express

¿Quién CORRIGE al PASTOR?

Giancarlo Montemayor

🎥 Vídeo: ¿Quién corrige al pastor?
👤 Hermano: Giancarlo Montemayor
⚠️ ¡SUSCRÍBETE Y ACTIVA LAS NOTIFICACIONES PARA NO PERDERTE NADA!

💻 Web: http://www.teologiaexpress.jimdo.com
📲 Instagram: http://www.instagram.com/teologia_express/
🔵 Facebook: http://www.facebook.com/teologiaexpress/
✉️ Email: teologiaexpress@gmail.com
🎶 Música: Samuel Barceló – Vida Eterna (CD Vida Eterna)

¿Quién CORRIGE al PASTOR?, Disciplina, Disciplina pastoral
Dios les bendiga. Soli Deo Gloria

¿Dónde y cuándo debo orar?

Ministerios Ligonier

El Blog de Ligonier

Serie: Preguntas claves sobre la oración

¿Dónde y cuándo debo orar?

Nathan W. Bingham

Nota del editor: Este es el undécimo de 25 capítulos en la serie de artículos de Tabletalk Magazine: Preguntas claves sobre la oración.

Un amigo mío está a solo unas semanas de casarse. Una cosa que le he enfatizado este año es que la buena comunicación es una de las claves para un matrimonio fructífero. Como seres relacionales creados a imagen de Dios, todos reconocemos este aspecto vital de las relaciones cercanas. Por eso es útil recordar que la oración es, como Juan Calvino decía a menudo, una «conversación con Dios».

¿Cuándo debemos orar? Al igual que la conversación dentro de un matrimonio saludable, la oración es, de manera ideal, frecuente y orgánica. Si solo hablara con mi esposa durante períodos de tiempo programados al principio o al final del día, o peor aún, solo los domingos, podría haber un problema. A la vez, programar momentos intencionales para tener una conversación más profunda e ininterrumpida, quizás mientras los niños están en la cama o mientras salimos a cenar, es extremadamente saludable. Notamos esta tensión en las Escrituras cuando se nos manda a «[orar] sin cesar» de una manera muy orgánica (1 Tes 5:17) y a la misma vez vemos a cristianos orando en momentos determinados y no de manera accidental.

No priorizar la oración es priorizar otra cosa.

Como cristiano, no me llevó mucho tiempo aprender que si no reservaba un tiempo diario para orar, las ocupaciones de la vida se me interpondrían muy fácilmente. No priorizar la oración es priorizar otra cosa. Al mismo tiempo, también aprendí que cuando doy prioridad a establecer un tiempo para orar, tiendo a tratarlo como un elemento más en mi lista de tareas pendientes. Puedo caer en la trampa tachar a Dios y luego olvidarme de Él. Enfocar la oración como algo que tengo que hacer puede llevarme a descuidar al Señor durante todo el día. No te desalientes. Al igual que la comunicación en un matrimonio saludable, por la gracia de Dios, una vida de oración saludable se desarrolla con el tiempo.

Otra pregunta es dónde debemos orar. Muchas mañanas he orado en la cama. También he pasado muchas mañanas volviéndome a dormir. Creo que la respuesta sobre dónde debemos orar es liberadora y simple: debemos orar donde necesitemos orar. Si estás a punto de entrar en una reunión de negocios o en una habitación con un niño malcriado e impenitente, ora en tu mente o en voz baja por sabiduría o paciencia. Si necesitas confesar un pecado u orar por un ser querido que atraviesa una prueba y no deseas ser interrumpido o distraído, busca un lugar alejado de interrupciones y distracciones. Las Escrituras no limitan la oración solo dentro del edificio de una iglesia. Debemos orar donde necesitemos orar. Pero si una determinada ubicación nos estimula a quedarnos dormidos, tal vez deberíamos buscar otro lugar.

Si bien Dios no prescribe un momento o un lugar específico para la oración, sería sabio reservar momentos específicos para orar y utilizar lugares apropiados para la oración. La manera de hacer esto será diferente para cada persona según las diferentes estaciones y situaciones de la vida.

Este articulo fue publicado originalmente en Tabletalk Magazine.
Nathan W. Bingham
Nathan W. Bingham

Nathan es el Director General de Comunicaciones para Ligonier Ministries y un graduado del Presbyterian Theological College en Melbourne, Australia. Escribe en NWBingham.com. Lo puedes seguir en Twitter @NWBingham.

Las crisis (4) : El error

Miércoles 3 Febrero

David y la gente que con él estaba alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar… mas David se fortaleció en el Señor su Dios. 1 Samuel 30 : 4-6

Las crisis (4) : El error

– El ejemplo (1 Samuel 30 : 1-20) : David y sus soldados se unieron momentáneamente a los enemigos de su pueblo para huir de la persecución. ¡Qué grave error ! Dios los liberó de esta situación equívoca, pero también permitió que sufrieran las consecuencias de dicho error. Durante su ausencia, la pequeña ciudad de Siclag, donde ellos vivían, fue saqueada y quemada, las mujeres y los niños fueron llevados cautivos… ¿Estarían muertos, o prisioneros ? David perdió todo. Incluso sus amigos se rebelaron contra él. No tenía nada… ¡solo le quedaba Dios ! Entonces “David se fortaleció en el Señor su Dios”. Recobró ánimo, oró al Señor y le preguntó qué debían hacer. ¡Luego salieron tras los saqueadores y recuperaron todo lo que les habían robado !

– La lección : Tal vez he tomado un camino equivocado, lejos del Señor, y estoy triste. Parece que todo está perdido. Es mi culpa, mis amigos lo saben… ¿Qué debo hacer ? Como David, debo orar y fortalecerme en el Señor (Efesios 6 : 10), buscar confiadamente su presencia, incluso si me siento sumergido en la angustia ; no debo esconderle nada. Debo aceptar su apreciación sobre todo lo que he hecho, sin dudar de su perdón, de su gracia y de su poder. Esto es lo que significa fortalecerse en el Señor, y como consecuencia inmediata, sentiré su paz, una paz profunda, sin sombra.

Luego, en mi comunión con él, tendré la fuerza para preguntarle qué debo hacer, consciente de que no merezco nada, pero también de que él se complace en responder a las expectativas y aspiraciones de los suyos, con una gran bondad.(continuará el próximo miércoles)

1 Samuel 27 : 1-28 : 14 – Mateo 21 : 23-46 – Salmo 18 : 43-50 – Proverbios 6 : 27-35

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch