Aliento para Padres en Nuestra Cultura Sexualmente Confusa

Aliento para Padres en Nuestra Cultura Sexualmente Confusa
Por Carl Trueman

3 Consejos
En primer lugar, sé consciente de que los niños están siendo influenciados y no sólo a través de las aulas. Viene a través de YouTube. Viene a través de TikTok. Viene a través de las redes sociales. Por lo tanto, sean conscientes. Este es un mundo muy diferente al que existía hace cinco o diez años, cuando mis propios hijos estaban todavía en la universidad. El mundo se ha transformado y las influencias en la vida de nuestros hijos son omnipresentes, profundas y poderosas. Seamos conscientes de ello.

En segundo lugar, mantén las líneas de comunicación abiertas con tus hijos. No se gana nada cortando la comunicación con tus hijos. Si tú no hablas con ellos, alguien lo hará. Así que mantén las líneas de comunicación abiertas.

En tercer lugar, sé consciente de que probablemente piensen de forma muy, muy diferente a como tú lo haces. En los últimos 10-15 años se ha producido un cambio radical en la forma en que los jóvenes entienden la identidad, la política sexual, etc. Sé consciente de ello y prepárate para darte cuenta de que no piensan de la misma manera que tú.

Además, nunca hay que perder la esperanza. Cuando pienso en la crianza de los hijos en general, mi mente se dirige a menudo al segundo ladrón en la cruz. Si recuerdas, es el que se arrepiente en el último momento. Y está muy claro que sabe bastante de teología. Sabe que Dios es santo. Sabe que es un pecador. Sabe que Jesús está muriendo una muerte inmerecida ese día. Y lo más importante de todo, hace esa sorprendente declaración: «Señor, acuérdate de mí cuando vengas a tu reino».

Se da cuenta de que Jesús va a inaugurar su reino pasando por la muerte, no escapando de ella. Cuando me enfrento a padres que luchan con hijos que se han alejado, siempre les señalo al segundo ladrón y les digo: ¿Cuándo aprende el segundo ladrón estas cosas? Es posible que Dios se lo haya metido en el cerebro cuando está colgado en la cruz, pero el texto no nos lo dice. Y si el texto no nos dice que debemos buscar razones más mundanas, bueno, creo que lo que sucedió fue que ese joven fue bien enseñado cuando era pequeño. Sus padres le enseñaron bien. Le enseñaron la palabra de Dios.

Yo les diría a los padres cuyos hijos tienen dificultades o cuyos hijos se han alejado y quizás están profundamente inmersos en formas de vida inmorales, no se desesperen. Si le enseñaste bien a tu hijo, entonces el Señor todavía puede usar lo que le enseñaste en el momento apropiado para traerlo de vuelta. Así que no te desesperes.

Esa sería mi palabra. Mantén las líneas de comunicación abiertas, ora las promesas y no desesperes.

Carl R. Trueman is autor de Strange New World: How Thinkers and Activists Redefined Identity and Sparked the Sexual Revolution.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s