¿Por qué la Reforma nunca llegó a Latinoamérica?

No es tan simple como parece

No es tan simple como parece

¿Por qué la Reforma nunca llegó a Latinoamérica?

Miguel Núñez

Miguel Núñez

Es miembro del concilio de Coalición por el Evangelio. Es el pastor de predicación y visión de la Iglesia Bautista Internacional, y presidente de Ministerios Integridad y Sabiduría. El Dr. Núñez y su ministerio es responsable de las conferencias Por Su Causa, que procuran atraer a los latinoamericanos a las verdades del cristianismo histórico. Puede encontrarlo en Twitter.

Una producción de Ministerios Integridad & Sabiduría

www.integridadysabiduria.org

El Motivo De Dios Para Enviar A Su Hijo

HeartCry Missionaty Society

El Motivo De Dios Para Enviar A Su Hijo

Paul Washer

Es importante preguntar cuál pudo haber sido la motivación de Dios para enviar Su unigénito Hijo a morir de manera que los hombres puedan ser salvos. En las Escrituras, descubrimos que Dios no salva al hombre por alguna necesidad divina, o por el valor inherente del hombre, o por algún hecho noble que éste pudiera haber hecho. Sin embargo, Dios fue movido a salvar para la alabanza de Su propia gloria y por el gran amor con el cual nos ama.

Dios No Tenía Necesidad

Una de las verdades más asombrosas acerca de Dios es que Él está absolutamente libre de cualquier necesidad o dependencia. Su existencia, el cumplimiento de Su voluntad, y Su felicidad o beneplácito no dependen de nada ni de nadie fuera de Sí mismo. Él es el Único ser realmente Auto-existente, Auto-sustentador, Autosuficiente, Independiente, y Libre. Todos los demás seres derivan su vida y bienestar de Dios, pero todo lo que es necesario para la existencia y perfecta felicidad de Dios se encuentra en Sí mismo. Enseñar o incluso sugerir que Dios hizo al hombre o salva al hombre porque Él estaba necesitado o incompleto es absurdo e inclusive blasfemo.

Dios explica por medio del salmista, “No tomaré novillo de tu casa, ni machos cabríos de tus apriscos. Porque mío es todo animal del bosque, y el ganado sobre mil colinas. Toda ave de los montes conozco, y mío es todo lo que en el campo se mueve. Si yo tuviera hambre, no te lo diría a ti; porque mío es el mundo y todo lo que en él hay.” (Salmos 50:9-12)

El Apóstol Pablo declara, “El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres, ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas…” (Hechos 17:24-25)

Charles Hodge escribe, “De acuerdo con las Escrituras Dios es autosuficiente. El no necesita nada fuera de Sí mismo para Su propio bienestar o felicidad. Él es, en todo sentido, independiente de Sus criaturas.” (Systematic Theology, Vol.1, p.556)

A.W. Tozer escribe, “Si de pronto todos los seres humanos perdieran la vista, aún seguirían brillando el sol de día y las estrellas de noche, porque ninguno de ellos les debe nada a los millones de personas que se benefician con su luz. De igual forma, si todos los hombres de la tierra se volvieran ateos, esto no podría afectar a Dios de manera alguna. Él es lo que es, en sí mismo y sin relación con nadie más. El que creamos en Él no añade nada a sus perfecciones; el que dudemos de Él tampoco le quita nada.” (El Conocimiento del Dios Santo, p.40-41)

El Hombre No Tiene Mérito

Una de las verdades más aleccionadoras acerca del hombre es que éste está absolutamente destituido de virtud o mérito. De acuerdo con las Escrituras, la imagen de Dios en el hombre ha sido seriamente desfigurada, y corrupción moral ha contaminado su ser – cuerpo entero (Romanos 6:6,12; 7:24; 8:10,13), razón (Romanos 1:21; II Corintios 3:14-15; 4:4: Efesios 4:17-19), emociones (Romanos 1:26-27; Gálatas 5:24; II Timoteo 3:2-4), y voluntad (Romanos 6:17; 7:14-15). Todos los hombres nacieron con un gran potencial o inclinación hacia el pecado y son capaces de la más grande maldad, de los crímenes más inexplicables, y de las más vergonzosas perversiones. Todo lo que los hombres hacen está contaminado por su propia corrupción moral, y el pecado penetra incluso en sus hechos más heroicos y altruistas (Isaías 64:6) Las Escrituras también enseñan que los hechos del hombre no son provocados por algún amor a Dios o algún deseo de obedecer Sus mandamientos. Ningún hombre ama a Dios de una manera digna o como la ley manda (Deuteronomio 6:4-5; Mateo 22:37); ni existe un hombre que glorifique a Dios en todo pensamiento, palabra, y hecho (I Corintios 10:31; Romanos 1:21). Todos los hombres se prefieren a sí mismos que a Dios (II Timoteo 3:2-4), y todos los hechos de altruismo, heroísmo, deber cívico, y bondad religiosa externa son provocados por el amor a sí mismo o el amor a otros hombres, pero no el amor a Dios. Además, la mente del hombre es hostil hacia Dios, no puede sujetarse a la voluntad de Dios, y no puede agradar a Dios (Romanos 8:7-8).

Por lo tanto, los hombres están inclinados a mayor y mayor corrupción moral, y este deterioro moral sería incalculablemente más rápido, si no fuera por la intervención divina que restringe la maldad del hombre. Finalmente, el hombre no puede liberarse o recuperarse de su condición pecaminosa y depravada (Jeremías 13:23).

Basado en la descripción bíblica del hombre, es evidente que Dios no fue movido a salvar al hombre por causa de alguna virtud o mérito inherente encontrado en él. Es evidente que no hay nada en el hombre caído que pueda motivar a un Dios santo y justo a amarlo, sino solo traerlo a juicio y condenarlo. ¿Entonces qué motivó a Dios enviar a Su Hijo unigénito para salvar al pecador? De acuerdo con las Escrituras, Dios lo hizo para la alabanza de Su propia gloria y por el gran amor con que nos amó.

PAUL WASHER

Paul David Washer ministró como misionero en Perú 10 años, tiempo durante el cual fundó la Sociedad Misionera HeartCry para apoyar plantadores de iglesias peruanos. Paul ahora sirve como director de misiones de HeartCry (heartcrymissionary.com), la cual Dios ha bendecido para poder apoyar a misioneros en más de cuarenta naciones al rededor del globo. Él y su esposa Charo tienen cuatro hijos: Ian, Evan, Rowan, y Bronwyn.

Juan cap. 1-12

El Proyecto Biblia

Serie: Nuevo Testamento

Lee la Biblia

5/32 – Juan cap. 1-12

Mira nuestro video de Lee la Biblia sobre el libro de Juan, que desglosa el diseño literario del libro y su línea de pensamiento. En Juan, Jesús se transforma en un ser humano como encarnación del Dios creador de Israel, para compartir con el mundo su amor y el don de la vida eterna.

#BibleProject#VideosDeLaBiblia#Juan

¿Cómo se evitó el ASESINATO de MARTÍN LUTERO después de la Dieta de Worms?

BITE

Serie: Biografía

¿Cómo se evitó el ASESINATO de MARTÍN LUTERO después de la Dieta de Worms?

Concedido el permiso para partir de Worms, Lutero viajó a Wittenberg en la mañana del 26 de abril de 1521 vía Frankfurt bajo la protección imperial de un salvoconducto.

Pero aunque tenía prohibido enseñar, el Reformador predicó el 1º de mayo en Hersfeld y el día siguiente en Eisenach, ciudad de su familia, y el 4 de mayo predica al aire libre en Möhra, tierra natal de su padre.

Lutero estaba poco preocupado por el juicio de los hombres, sólo temía al juicio de Dios, por lo que estaba dispuesto a defender lo que había creído incluso con su vida.

Durante el viaje de regreso, el 28 de abril escribió una carta dirigida a Carlos V, la que nunca llegó a las manos del poderoso emperador, en ella le recordaba la posición que había adoptado en la Dieta: “Dado que he basado mis libros en claras y verificables enseñanzas de las Escrituras, no puedo ceder a este pedido de retractarme en ningún sentido; no era justo ni adecuado negar la palabra de Dios y revocar mis postulados, mi conciencia estaba cautiva de la palabra de Dios”.

Tras la condena, mediante la cual se declaraba a Lutero un proscrito y un hereje, se hacía evidente la necesidad de proteger al profesor de Wittenberg.

Ese escondite para Lutero pronto sería provisto por el protector del reformador, Federico de Sajonia, quien organizó un secuestro ficticio conforme a lo acordado previamente.

El día 4 de mayo, tras tenderle una emboscada en su camino hacia Wittenberg, Lutero fue llevado sano y salvo al castillo de Wartburg en Turingia, llegando a altas horas de la noche del mismo día y permaneciendo allí hasta el 6 de marzo de 1522.

Para la seguridad de Lutero, el plan incluía el uso de una capa, una barba crecida y el seudónimo de “caballero Jorge”. El secuestro organizado por el príncipe elector el 4 de mayo garantizaba la seguridad de Lutero, haciéndolo desaparecer del mapa por un tiempo.

Pero esta acción del elector Federico servía para protegerse a sí mismo, ya que así no quedaría comprometido por proteger a un hereje. Además Federico no se vería en una posición comprometedora frente al emperador Carlos V, dado que era responsable de cumplir los términos del Edicto de Worms.

La noticia de la desaparición de Lutero comprometía la paz en Wittenberg. Muchos consideraban que Lutero había sido asesinado, e incluso había rumores de que lo habían matado por orden del papa y del emperador.

El pintor Alberto Durero escribe en su diario el 17 de mayo: “¿Vive todavía? ¿Le habrán asesinado? Si le han matado, ha sucumbido a la muerte por la verdad cristiana… Oh Dios, vuelve a darnos un hombre semejante a este, que inspirado por tu Espíritu reúna los restos de la santa iglesia”.

Esos meses, aislado en el castillo, no fueron un descanso sabático para Lutero. Durante este periodo finalizaría su trabajo sobre la cuestión del libre albedrío, y también publicó un trabajo “sobre la confesión”.

Además realizó exposiciones de algunos salmos y una traducción del comentario sobre el Magnificat de Lucas. Durante el verano estuvo trabajando en el “Apostillas en alemán”, una serie de sermones explicativos para predicadores y un conjunto de lecturas litúrgicas de las Escrituras para Navidad.

En noviembre de 1521 termina el escrito: “El juicio de Martín Lutero sobre los votos monásticos”, obra dedicada a su padre Hans quien siempre se había mostrado decepcionado de su hijo por dedicarse a ser monje.

Durante este periodo en el castillo de Wartburg, el Reformador escribe también sobre “El abuso de la misa”, escrito que tuvo mucha repercusión.

Pero la obra maestra fue la traducción de todo el Nuevo Testamento al alemán, trabajo que apareció en el mes de septiembre de 1521. Para esta traducción Lutero empleó la segunda edición del texto griego que había publicado Erasmo de Rotterdam en 1519.

Pero Lutero no podía confiar en realizar una buena traducción en el aislamiento del castillo. Así que durante el tiempo de la traducción, se internaba en las plazas y mercados para escuchar a la gente conversar, y que su traducción no perdiera la oportunidad de hablar el lenguaje del pueblo.

De esta manera logró, en once semanas, traducir el Nuevo Testamento del griego al alemán que hablaban las personas del común.


SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com​
Twitter: https://twitter.com/biteproject​
Podcast: https://audioboom.com/channels/4977856​
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/​
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/​

El poder liberador del perdón

Soldados de Jesucristo

Abril 24/2021

Solid Joys en Español

El poder liberador del perdón

John Piper

Encuentra más devocionales de John Piper en Español
en nuestro sitio web:
https://devocionalsolidjoys.com/

Encuentra más recursos gratuitos en: http://sdejesucristo.org
Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/SoldadosDeJe…
Síguenos en Instagram: https://www.instagram.com/SoldadosDeJ…
Síguenos en Twitter: https://twitter.com/sdJesucristo

La popularidad

Sábado 24A bril

(Jesús dijo:) Gloria de los hombres no recibo… no buscáis la gloria que viene del Dios único.Juan 5:4144

Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica.Juan 8:54

Dios… le resucitó (a Jesucristo) de los muertos y le ha dado gloria.1 Pedro 1:21

La popularidad

En época de elecciones, cada candidato trata de darse a conocer, de conseguir seguidores, de convencer mediante promesas seductoras…

Cuando Jesús vino a la tierra, él era el Mesías prometido, el rey de los judíos. Podría haber hecho valer sus títulos, emplear sus milagros para ganarse el favor de las multitudes, pero no fue así, todo lo contrario: vivió en una profunda humildad (Mateo 11:29). Cuando había incredulidad en los corazones, no hacía muchos milagros (Mateo 13:58). Pero las multitudes lo siguieron porque su amor y su compasión las atraían. Jesús siempre decía claramente la verdad, sin disimularla para agradar a sus oyentes. Sus actos y sus palabras eran coherentes con las Sagradas Escrituras, y todos lo sabían.

Jesús no buscó la popularidad. Cuando sus hermanos lo incitaron a mostrarse al mundo (Juan 7:4), yendo a Jerusalén a la fiesta para que admirasen sus milagros, él se quedó donde estaba. Cuando sus discípulos le informaron que todo el mundo lo estaba buscando, simplemente dijo: “Vamos a los lugares vecinos” (Marcos 1:38). Y cuando quisieron hacerle rey, se fue solo al monte a orar, pues todavía no había llegado el momento de Dios para que reinase (Juan 6:15). Dios halló su complacencia en este hombre sencillo y fiel, cuyo gozo era hacer la voluntad divina (Mateo 17:5).

Estos mismos caracteres deberían brillar en la vida de cada creyente animado por la vida de Cristo.

Ezequiel 46 – Marcos 1:1-20 – Salmo 48:1-8 – Proverbios 14:11-12

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch