//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

Compostura y serenidad

23 Octubre 2017

Compostura y serenidad
por Charles R. Swindoll

Salmos 131

Después de haber elegido entrar en una temporada de serenidad, alejándose de la vista del público, David examina el efecto de la humildad en su alma. El Salmo 131 continúa con varias ilustraciones curiosas.

Versículo 2

¿Se encontraba ese guerrero apasionado y capaz, irritado y desubicado porque ya no era el capitán del equipo y ahora era solo un espectador? Para nada. Esto es lo que dice:

Más bien, he sosegado y acallado mi alma
como un niño destetado al lado de su madre.
Como un niño destetado está mi alma dentro de mí
.

Allí no hay ningún rasgo de irritación en sus palabras. El término, “sosegado” significa mantenerse en calma o nivelado. Esta misma palabra hebrea aparece también en Isaías 28:25 con referencia al campo del granjero que antes era áspero pero ahora que ha sido sembrado, este campo se encuentra “nivelado”. David nos está diciendo que su alma no se encuentra irritada sino más bien en calma. Esa es una hermosa descripción de tranquilidad y paciencia. El resultado es que su alma está “acallada”.

Después de mencionar su condición interna serena, David utiliza la ilustración tierna de un bebé que está descansando al lado de su madre. Dos veces utiliza la palabra “destetado” para describir al niño. La idea es que el niño ya no está desesperado por tener la leche de su madre; todo está en calma. La aspereza del ego ha sido nivelada y ahora se encuentra en calma y contento.

A propósito, es importante ver cómo esta analogía simbólica transmite la propia experiencia de David. Hagámoslo contestando a tres preguntas:

1. ¿Quién es el niño? Es el ser interno de David.
2. ¿Quién es la madre? Es su vida pública.
3. ¿De qué ha sido destetado? De la necesidad de buscar la afirmación en la fama.

David ya no necesita la atención. Él ha sido destetado de ese deseo por buscar la prominencia, por buscar el lugar de honor. David dice: “Ya no necesito eso. Ya estoy destetado”.

El término “destetado” también da la connotación de madurez. David ya no necesita la leche de la madre que es la atención pública ya que él es una persona lo suficientemente madura para buscar el alimento sólido que se obtiene por medio de la humildad.

Note que el niño todavía sigue relacionándose con su madre. La posición de David como rey lo coloca en el ojo público. Él no puede llevar a cabo sus actividades sin presentarse ante el pueblo. Sin embargo, al igual que un hijo maduro, él ya no se encuentra bajo las faldas de su madre. Él no depende más de su madre.

Afirmando el alma
La canción de David ilustra la necesidad de la atención pública como si fuera el apetito de un bebé. ¿Qué es lo que una persona debe desarrollar para madurar y no necesitar de la adoración o la afirmación pública? ¿Qué puede hacer usted para desarrollar esas áreas donde usted necesita madurez?

Adaptado del libro, Viviendo los Salmos (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2013). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmh.org). Copyright
© 2017 por Charles R. Swindoll, Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Las Bienaventuranzas

Mateo 5:3-12 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: