WILLIAM TYNDALE – Traductor del primer Nuevo Testamento al inglés

BITE

Serie: Biografías

WILLIAM TYNDALE

Traductor del primer Nuevo Testamento al inglés

William Tyndale nació en Gloucester, Inglaterra y comenzó sus estudios en Oxford en 1510, para luego mudarse a Cambridge.

En 1523 su pasión se había encendido; en ese año solicitó permiso y fondos del obispo de Londres para traducir el Nuevo Testamento.

El obispo negó su pedido, y al tocar otras puertas se convenció de que el proyecto no sería bienvenido en ninguna parte de Inglaterra.

Tyndale había descubierto la doctrina de la justificación por la fe cuando leyó la edición griega del Nuevo Testamento de Erasmo.

¿Qué mejor manera de compartir este mensaje con sus compatriotas que poner una versión inglesa del Nuevo Testamento en sus manos? Esto, de hecho, se convirtió en la pasión de la vida de Tyndale.

Para encontrar un ambiente hospitalario, viajó a las ciudades libres de Europa: Hamburgo, Wittenberg, Colonia y finalmente a la ciudad luterana de Worms. Allí, en 1525, logró la traducción de su Nuevo Testamento: la primera traducción del griego al inglés. Rápidamente emprendió el proyecto de contrabandearlos a Inglaterra, donde recibió una respuesta poco entusiasta de las autoridades. El rey Enrique VIII, el cardenal Wolsey y Thomas Moro, entre otros, estaban furiosos.

Las autoridades compraron copias de la traducción para tratar de silenciar a Tyndale, que, irónicamente, terminaron financiando el trabajo posterior de traducción.

Mientras tanto, Tyndale se había mudado a Amberes, una ciudad en la que estaba relativamente libre de los agentes ingleses y del Sacro Imperio Romano que era católico. Durante nueve años se las arregló con la ayuda de amigos para evadir a las autoridades, revisar su Nuevo Testamento y comenzar a traducir el Antiguo.

Su traducción, resultó ser decisiva en la historia del idioma inglés y de la Biblia en inglés.

Casi un siglo después, cuando los traductores de Authorized, o King James Version, debatieron sobre cómo traducir los idiomas originales, ocho de cada diez veces, coincidieron en que Tyndale tenía la mejor traducción.

Durante estos años, Tyndale también se entregó metódicamente a las buenas obras porque, como él dijo:

“Mi parte no debe estar en Cristo si mi corazón no es seguirle y vivir de acuerdo con lo que enseño”.

Los lunes visitaba a otros refugiados religiosos de Inglaterra. Los sábados recorría las calles de Amberes, buscando ministrar a los pobres.

Los domingos cenaba en las casas de los mercaderes, leyendo las Escrituras antes y después de la cena. El resto de la semana se dedicó a escribir folletos, libros y a traducir la Biblia entera.

No sabemos quién planificó y financió la trama que acabó con la vida de Tyndale. Pudieron ser las autoridades inglesas o continentales, pero sí sabemos que la llevó a cabo Henry Phillips. Phillips se convirtió en invitado de Tyndale en las comidas y pronto fue uno de los pocos privilegiados en ver los libros y documentos de Tyndale.

En mayo de 1535, Phillips engañó a Tyndale al llevarlo lejos de la seguridad de su alojamiento y entregándolo a las autoridades católicas. Tyndale fue llevado inmediatamente al Castillo de Vilvorde, la gran prisión estatal de los Países Bajos, y fue acusado de herejía.

Los juicios por herejía en los Países Bajos estaban en manos de comisionados especiales del Sacro Imperio Romano. Le llevó meses a la ley seguir su curso. Durante este tiempo, Tyndale tuvo muchas horas para reflexionar.

Finalmente, a principios de agosto de 1536, Tyndale fue condenado como un hereje, degradado del sacerdocio, y entregado a las autoridades seculares para su castigo.

El viernes 6 de octubre, después de que los funcionarios locales tomaran sus asientos, Tyndale fue llevado a la cruz en el centro de la plaza del pueblo y se le dio la oportunidad de retractarse.

Pero se negó, así que le dieron un momento para orar. El historiador inglés John Foxe dijo que gritó: “¡Señor, abre los ojos del rey de Inglaterra!”

Luego fue atado a la viga, y tanto una cadena de hierro como una cuerda se colocaron alrededor de su cuello.

Se agregó pólvora al cepillo y a los troncos. A la señal de un funcionario local, el verdugo, de pie detrás de Tyndale, apretó rápidamente la soga, estrangulándolo. Entonces un funcionario tomó una antorcha encendida y se la dio al verdugo, quien prendió fuego a la madera.

Los que tienen la Biblia en inglés le deben mucho a William Tyndale, a veces llamado el Padre de la Biblia en inglés.

El 90% de la versión King James de la Biblia y el 75% de la versión estándar revisada provienen de la traducción de la Biblia al inglés hecha por William Tyndale.

CIBERGRAFÍA

Biografía de William Tyndale: http://bit.ly/2cBPbin

SÍGUENOS

Sitio web: http://biteproject.com
Twitter: https://twitter.com/biteproject
Podcast: https://audioboom.com/channels/4977856
Instagram: https://www.instagram.com/biteproject/
Facebook: https://www.facebook.com/biteproject/

Voz en off: Josué Castellón (https://twitter.com/josuekstellon)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s