//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

La voz potente de Dios

DÍA 47

Salmo 29

Dosis: Omnipotencia y Soberanía

La voz potente de Dios

“Tributen al SEÑOR, seres celestiales, tributen al SEÑOR la gloria y el poder. Tributen al SEÑOR la gloria que merece su nombre; póstrense ante el SEÑOR en su santuario majestuoso. La voz del SEÑOR está sobre las aguas; resuena el trueno del Dios de la gloria; el SEÑOR está sobre las aguas impetuosas.” (Salmo 29:1–3) (NVI)

Recuerdo la primera vez que presencié una tempestad. Sentí temor a pesar que sabía que tormentas tropicales eran habituales en el país que visitaba. La lluvia no cesaba, los relámpagos encendían el cielo y los truenos ensordecían. Parece ser que David compuso este salmo en medio de truenos, relámpagos y lluvia. Así hace notar de forma poética, el poder que Dios tiene sobre la naturaleza y cualquier tempestad de nuestra vida, su Señorío sobre el universo: “El SEÑOR tiene su trono sobre las lluvias; el SEÑOR reina por siempre.”

Lo primero que hace David es enfatizar que la gloria y el poder le pertenecen a este Dios majestuoso y poderoso. Y así como los seres celestiales le tributan la gloria y la honra que merece su nombre, nosotras también debemos aprender a adorarle “en la hermosura de su santidad” ¿Cómo adoras a ese Dios majestuoso que tiene poder sobre el universo y tu vida?

David escuchaba la voz de Dios en el trueno, por eso utiliza hermosas metáforas para describir el poder y la eficacia de esa voz que debemos aprender a escuchar, honrar y temer:

“La voz del SEÑOR resuena potente; la voz del SEÑOR resuena majestuosa. La voz del SEÑOR desgaja los cedros, desgaja el SEÑOR los cedros del Líbano; hace que el Líbano salte como becerro, y que el Hermón salte cual toro salvaje. La voz del SEÑOR lanza ráfagas de fuego; la voz del SEÑOR sacude al desierto; el SEÑOR sacude al desierto de Cades. La voz del SEÑOR retuerce los robles y deja desnudos los bosques; en su templo todos gritan: «¡Gloria!»

¡Hermosas figuras que ilustran la actuación extraordinaria del poder de Dios! La voz de Dios en el trueno es tan potente que desgaja los bosques de cedros del Líbano, que eran considerados ejemplos de robustez y alturas entre todos los otros. David reconocía la voz de Dios en los relámpagos y rayos, pues la describe “como llamas o ráfagas de fuego”. ¡Qué belleza al describir a un Dios soberano y majestuoso!

Confirma así, que nada de lo que suceda en este mundo escapa a la soberanía de este Señor que es Rey del universo. Pero este Dios todopoderoso, que “sacude y hace saltar a la naturaleza” es a la vez un Dios personal, por eso concluye describiendo las bendiciones especiales que Él otorga a su pueblo: “El SEÑOR fortalece a su pueblo; el SEÑOR bendice a su pueblo con la paz.”

Oración: Señor que jamás olvide que eres soberano sobre toda tormenta de mi vida y que puedo experimentar siempre tu paz. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 62). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: