//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

El arquitecto de nuestras vidas

Isha – Salmos

DÍA 53 – Salmo 32

Dosis: Dirección Divina

El arquitecto de nuestras vidas

“El SEÑOR dice: «Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti. No seas como el mulo o el caballo, que no tienen discernimiento, y cuyo brío hay que domar con brida y freno, para acercarlos a ti.» (Salmo 32:8–9) (NVI)

Dios no sólo perdona sino guía nuestras vidas. Nos hace entender, nos muestra el camino que debemos seguir. Es maravilloso saber que al perdón, Dios añade su protección y dirección. David asegura que Dios fija sobre nosotras sus ojos. ¿Imaginas la mirada de Dios sobre ti cada día?

Esta es una de las promesas que más ha bendecido mi vida. Pues saber que Dios está dispuesto a guiarme, a direccionar mi vida, a mostrarme su voluntad, es alentador.

David registra una voz tierna diciéndonos “te haré entender y te enseñaré”…Es como si Dios nos susurrara al oído: “Hija ya te he perdonado, eres libre, no volveré a acordarme ni a mencionarte tu desobediencia, pero ahora déjame ser yo quien te guíe. Cuando tomaste tus propias decisiones sin considerar mi voluntad erraste y sufriste. Permite que ahora sea yo quien te muestre el plano que diseñé para tu vida.”

Dios nos ha dado entendimiento y razón para poder obrar pero a veces ha tenido necesidad de sujetarnos para evitar que nos hagamos daño a nosotras mismas. ¿Recuerdas alguna ocasión dónde él tuvo que encender una luz roja en tu vida?

Errar, desobedecer, rebelarse contra sus principios está en nuestra naturaleza. Por eso David utiliza un símil donde compara a quienes actúan así, con las actitudes irracionales de los animales que deben ser sujetados y movidos por cabestro y freno, pues ni obedecen ni tienen capacidad de pensar.

La actitud de desobediencia y hostilidad traerá consecuencias dolorosas a las personas infieles. David dice: “Muchos dolores habrá para el impío; mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia. Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.”

David culmina el Salmo asegurando que quienes confiamos en Dios, viviremos rodeadas de su misericordia, su favor y su protección. ¿No es maravilloso?

Oración: Señor, enséñame a reconocer tu guía y dirección cada día de mi vida. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 68). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

 

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: