//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

Cántico de Boda

Isha – Salmos

DÍA 71 – Salmo 45

Dosis: Discernimiento

Cántico de Boda

“Rebosa mi corazón palabra buena: Dirijo al Rey mi canto; Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero.” (Salmo 45:1) (RVR).

¿Te emocionan las bodas? ¿Recuerdas siempre el día que te casaste? Tal vez eres soltera y no tuviste una boda. Sea cual sea tu condición civil, déjame decirte que la Biblia asegura que hay una boda esperando por todas nosotras y un novio que nos anhela. Esta será más majestuosa que cualquier boda humana.

El Salmo 45 es un epitalamio, un poema compuesto en celebración de una boda. Un himno especial para ser entonado en la celebración de un matrimonio. Este Salmo es especial por eso y porque el autor declara que las palabras de su canto no son suyas, sino provienen de un escritor divino. El Salmista es solamente un lápiz o una pluma en la mano del Espíritu de Dios. El Salmista es entonces más que un músico o un poeta, es también un profeta: “En mi corazón se agita un bello tema mientras recito mis versos ante el rey; mi lengua es como pluma de hábil escritor”. Como portador de la palabra de Dios, es capaz de impactar y transformar nuestras vidas.

Estas palabras también son especiales porque son parte de la celebración de un matrimonio real entre un rey judío y una reina aparentemente pagana. Las palabras inspiradas del Salmo procuran su cumplimiento en la vida del rey y de la reina. Lo que éstos llegarían a ser si obedecen la palabra del Señor. Recordemos que antiguamente las bodas de los monarcas tenían una importancia nacional y a veces internacionalmente tenían implicancias políticas para garantizar la paz y convenios entre naciones.

¿Pero qué tiene que ver este Salmo con nosotras? En la dignidad de este tema, como un bello canto de amores, referidos a un rey espléndido, encontramos en la descripción de este rey, una descripción de la persona y obra de Jesucristo, su reino y su gobierno y su bella unión con su iglesia. Se ha concluido que este es un canto profético que describe al rey mesiánico que vendrá en el futuro a desposar a su novia la iglesia.

Y en la descripción de la novia encontraremos las demandas que Dios quiere de nosotras en nuestra preparación personal en esta vida para nuestra futura boda con el Rey de reyes y Señor de señores. Te animo a leer este salmo y a analizarlo desde esta perspectiva.

Oración: Señor, enséñame a escudriñar las profundidades de tu Palabra y a entender lo que demandas de mí. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 86). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: