//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

Un Novio Hermoso

Isha – Salmos

DÍA 72 – Salmo 45

Dosis: Gracia y Hermosura

Un Novio Hermoso

“Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; la gracia se derramó en tus labios; Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre”. (Salmo 45:2)

En este precioso salmo las excelencias de Cristo están representadas mediante las características de este regio novio. Los primeros nueve versículos están dedicados a Él. Lo primero que resalta es su hermosura. Se celebra su belleza, el porte físico del rey y su integridad. Un rey debe poseer valores físicos y morales. El rey Saúl fue distinguido también por su apariencia física, se dice que “era el más alto en todo el pueblo, no había semejante a él…” A David se le describe así: “era rubio, hermoso de ojos y de buen parecer” Y en cuanto a Absalón: “No había en todo Israel ninguno tan alabado por su hermosura.”

Pero aunque muchos textos describan la hermosura de los hombres nada iguala a la belleza de Jesús, quien fue perfecto y sin pecado. Solo a Él podemos contemplarlo en la hermosura de su santidad. Pues, Saúl fue un hombre vengativo, rencoroso y envidioso, David fue un hombre sanguinario, y Absalón fue ambicioso y traidor.

En cambio Jesús dejó su gloria por nosotras, y permitió que su bello rostro fuera desfigurado cuando caminó voluntariamente al calvario. Esto había sido profetizado. En la descripción de los sufrimientos del siervo de Jehová que hace el profeta Isaías: “Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que de los hijos de los hombres.” “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos”…180

El cuerpo de Jesús fue lacerado, su rostro desfigurado por amor. Pocos hombres pudieron contemplar su gloria, en la tierra: “Y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz”. Pero, Juan el discípulo amado, testigo también de la transfiguración, fue quien tuvo el privilegio de verlo tal cual es ahora: “Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.” “Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda”…182

¿Has aprendido a contemplar su hermosura? Deléitate en su presencia y contempla su gloriosa belleza.

Oración: Señor enséñame a apreciar la hermosura de tu santidad y a considerarla cada día. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 87). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: