//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

La Gracia de sus Labios

Isha – Salmos

DÍA 73 – Salmo 45

Dosis: Palabras de Bendición

La Gracia de sus Labios

“La gracia se derramó en tus labios; Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre”. (Salmo 45:2b)

Inmediatamente después de describir su belleza, el salmista alude a la gracia de este rey: “la gracia se derramó en tus labios; Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre”. Se alaban los labios, no sólo por su belleza, sino porque están ungidos con gracia. Son labios que hablan a sus súbditos de paz y misericordia. Son labios que bendicen y no maldicen, que proclaman perdón y no venganza; son labios que proclaman la verdad y la justicia, no profieren ni mentiras, ni calumnias, ni falso testimonio. El evangelio de gracia está en sus labios, él anunció la salvación y él tiene palabras de vida eterna.

¿Cómo son tus labios? ¿Están llenos de gracia y sabiduría? A lo largo de los años se nos ha atribuido a las mujeres muchos pecados de la lengua. El libro de Proverbios está lleno de amonestaciones contra la lengua mentirosa, la calumnia, el chisme, el engaño, contrastando con la boca del justo: “El que habla verdad declara justicia; mas el testigo mentiroso, engaño. Hay hombres cuyas palabras son como golpe de espada; mas la lengua de los sabios es medicina. El labio veraz permanecerá para siempre; mas la lengua mentirosa solo por un momento.”

Una mujer es conocida también por su gracia al hablar, su amabilidad, su trato. ¿Qué tipo de palabras salen de tu boca? Hay mujeres cuya sabiduría, destila como miel de sus labios. Y cumplen así lo que dice el proverbio: “El corazón del sabio hace prudente su boca, Y añade gracia a sus labios. Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma y medicina para los huesos. Me alienta pensar que los dichos de nuestra boca pueden bendecir, restaurar, consolar. Pueden ser medicina para el que sufre o necesita ser consolado.

Aprendamos de Jesús quien bendice y restaura con sus labios. A su sola palabra los enfermos sanaban y los endemoniados eran liberados. ¿Cómo te han bendecido hasta aquí sus palabras de gracia? Jesús tiene las palabras adecuadas para ti, para tus circunstancias, él tiene sus palabras de gracia y sabiduría. Escudriña las Escrituras, lee sus dichos y atesóralos en tu corazón.

Oración: Señor enséñame a deleitarme en tus palabras y a considerarlas mi especial tesoro. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 88). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: