Un Camino Mejor

Isha – Salmos

DÍA 153 – Salmo 119

Dosis: Integral

Un Camino Mejor

“Dichosos los que van por caminos perfectos, los que andan conforme a la ley del Señor.” (Salmo 119:1) (NVI)

Al leer este pasaje la mayoría asume que pudiera estar dedicado a personas perfectas, a aquellas que sin fallas logran, por el cúmulo de sus virtudes, llegar a ser dichosas, bienaventuradas y felices. Perfección, o como en algunas otras versiones se usa, Integridad, es un concepto tan profundo y tan amplio al mismo tiempo. Súbitamente todos pensamos en palabras como honradez, honestidad, solidaridad, rectitud, bondad, justicia, entre otros adjetivos honrosos y calificativos.

Pero si leemos cuidadosamente, lograremos entender lo que realmente expresa esta palabra. La Biblia dice “Dichosos los que van por caminos perfectos”, pero no se refiere a los perfectos que van por el camino, sino a aquellos dichosos que han escogido andar por El Camino Perfecto. ¿Cuál camino? Aquel que Dios diseñó para cada una de nosotras, recordemos sus amorosas palabras: «Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos—afirma el SEÑOR—. Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!” ¡Qué esperanzador resulta saber que no se trata de nosotras! sino de Él, no son nuestros caminos sino los Suyos y que éstos son “más altos” y mejores que los que nosotras imaginamos o planeamos.

Esta palabra es para todos aquellos mortales que como tú y como yo reconocen sus fallas, sus debilidades, esos puntos frágiles, por los que una simple brisa les haría caer. Pero que han sido prudentes, decidiendo caminar no por cualquier sendero, que inicialmente pareciera ser bueno, pero que su final es “camino de muerte.” Sino por el camino perfecto, el único por el cual se puede llegar al Padre. Jesús dijo: “Yo soy el camino,… y nadie va al Padre sino por mí”.371

¿Cuál es el camino por el que has estado transitando? Quizá caminos de intelectualismo, humanismo, política, estética y aun religión. Que a simple vista no parecen ser malos, pero que tampoco son del todo buenos y finalmente, por más que te esfuerces en su recorrido, no te llevarán a Dios.

Sigamos entonces el Camino perfecto, ese que sí es honesto, recto, bondadoso y justo. Vivamos la dicha de caminar en Él, asegurando nuestras vidas en cada paso. ¡Y seremos dichosas, bienaventuradas y felices!

Si encuentras tus pies fuera del Camino, hoy es un buen día para cambiar de dirección.

Oración: Señor, a pesar de mis fallas quiero experimentar la maravilla de vivir en tu Ley. Cambia mi dirección y mi destino. Quiero estar en el camino, en la verdad y en la vida; quiero estar en Ti. Amén.

De Vergara, P. A., de Vera, A. D., & Harris, K. O. (2012). Isha-Salmos: Una dosis diaria de fe para ti. (P. A. de Vergara, Ed.) (Primera Edición, p. 170). Lima, Perú: Ediciones Verbo Vivo.

 


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s