NO HAY OTRO NOMBRE

NO HAY OTRO NOMBRE

la-verdad-para-hoy

12/22/2016

No hay otro nombre bajo el cielo. (Hechos 4:12)

alimentemos_el_almaEl ángel que apareció a José subrayó el significado del nombre de Jesús: “Dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mt. 1:21). Jesús, del hebreo Joshua, o Jehoshua, significa “Jehová salvará”. El nombre mismo era un testimonio de la salvación de Dios. Pero el ángel le dijo a José que el Hijo de María sería la encarnación misma de la salvación de Jehová. Él mismo salvaría a su pueblo de sus pecados.

Después de la resurrección de Jesús, Pedro, hablando ante el sanedrín, también subrayó la importancia del nombre de Jesucristo: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hch. 4:12).

Disponible en Internet en: http://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2012 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros (http://www.gracia.org/acercaDeGAV.aspx?page=derechos).

Para algunos pobres pastores

22 Diciembre 2016

Para algunos pobres pastores
por Charles R. Swindoll

Lucas 2:11-Lucas 18-Lucas 10:21-1 Corintios 1:27

alimentemos_el_almaLas tiendas en los supermercados del Belén moderno viven del evento más famoso de la historia de ese pueblo mediante la venta de portales de madera de olivo y otros artículos navideños. No obstante, al oriente de la ciudad yace un gran terreno conocido como “El campo de los pastores”. Allí, el viajero actual puede intercambiar sus compras navideñas por la historia de la Navidad. Allí no hay portales de madera de olivo. . . sólo hay olivos. Allí no hay mercaderes vendiendo baratijas. . . solamente niños con corderos en sus brazos. Este valle rocoso representa el lugar probable donde los pastores escucharon el anuncio del ángel durante la primera noche de la Navidad.

Los pastores se encargaban de cuidar los rebaños de ovejas que iban a ser utilizados para el sacrificio en Jerusalén. Las palabras que oyeron del heraldo angelical: “Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”— les daría un vistazo de lo que costaría la salvación: ese bebé en el pesebre se convertiría en el cordero de sacrificio. Jesús— al igual que los rebaños que los pastores apacentaban esa noche— nacería para morir en Jerusalén, a unas cinco millas de distancia de Belén.

En tanto que los pastores se apresuraban para llegar a Belén y ver al bebé, la maravilla del poder de Dios pudo haberles parecido una contradicción extraña con respecto a las condiciones que encontraron. Por dos mil años habían esperado al Mesías,  y ¡éste había nacido en un establo y puesto en un abrevadero! Nosotros le hubiésemos dado al Hijo de Dios un cuarto en el hotel más lujoso de Belén. Pero Jesús nació en un mesón de una sola estrella— ¡y Dios tuvo que proveer esa estrella!

La Escritura nos revela que “Dios ha escogido lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios” y Jesús mismo, en Su edad adulta, dijo: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios y a inteligentes, y las revelaste a niños”.

¿Por qué el Señor primero anunciaría el nacimiento del Mesías a unos pastores humildes? ¿Por qué escogería un comienzo tan innoble para un nacimiento tan importante? Quizás por la misma razón que elegiría una muerte innoble para una vida ejemplar: nosotrospecadores indignosnecesitamos un Salvador.

Todos los que escucharon la historia de los pastores se maravillaban de sus palabras.

Y nosotros seguimos maravillándonos.

– See more at: https://visionparavivir.org/devocional#sthash.4tfLPY1M.dpuf

METIENDO LA MANO EN LA BASURA

METIENDO LA MANO EN LA BASURA

images

Pablo Martini
Programa No. 2016-12-22

alimentemos_el_almaA diario observamos en el suelo, en la calle, la vereda, o hasta en algún basurero, cosas que en algún momento tuvieron valor pero hoy ya no. El paso del tiempo o de la moda, algún accidente que lo dañó, no sé, ya no sirven. Un libro, por ejemplo. ¿Quién no ha visto dentro algún canasto de la basura, andando por la calle, un viejo, sucio y descolorido libro? Ya sin su tapa, sus hojas dobladas por la humedad, alguna hoja comida por las cucarachas… ¿Lo levantarías? ¿Meterías tu mano entre la basura para rescatarlo? ¡Obvio que no! Pues yo tampoco, te lo aseguro. A no ser qué… A no ser que sea un ejemplar de “Una Pausa en tu Vida”. Te prometo que no dudaría un segundo, y aunque me daría algo de asco, vería la manera de sacarlo ensuciándome lo menos posible, lo sacudiría un poco, lo llevaría a mi casa, lo sigo limpiando y se queda conmigo. ¿Por qué? Simplemente porque yo lo hice. Cada una de sus palabras, de sus letras, de sus puntos y sus comas, el diseño, la portada, todo fue creado por mí, y jamás dejaría un ejemplar de mis libros en la basura. No, nunca. ¿Qué marcó la diferencia con cualquier otro libro? pues que soy su autor intelectual,  por lo tanto su dueño.

No sé en qué lugar te encuentras tú hoy. ¿Se olvidaron de ti?… ¿Te botaron en el rincón de lo inservible?… ¿Te consideran pasado de moda?… ¿Los que te rodean huelen igual o peor que tú?… Hoy Dios pasa por tu esquina, por tu calle, por tu vida. No tengas la menor duda que, si se lo permites, te levantará, te limpiará, meterá su mano donde sea necesario para sacarte, te llevará a su casa y nunca más volverás a ser como antes. Las cosas viejas pasarán, ahora todo será nuevo. Déjame decirte que en “Su Taller” no hay bodega de cosas en desuso. Allí todo vale. ¿Por qué? Porque Quien te creó sabe cuánto vales.

PENSAMIENTO DEL DÍA:

En el taller del Maestro no hay bodega de cosas en desuso.

Disponible en Internet en: http://www.labibliadice.org

Contenido publicado con autorización de:
La Biblia Dice
Av.Galo Plaza Lasso N63-183 y de los Cedros
Telf. 00593-2-2475563
Quito-Ecuador

Saludo

2 Juan

9781586403546

Saludo

alimentemos_el_almaEl anciano a la señora escogida[a] y a sus hijos, a quienes amo en verdad, y no sólo yo, sino también todos los que conocen la verdad, a causa de la verdad que permanece en nosotros y que estará con nosotros para siempre: Gracia, misericordia y paz serán con nosotros, de Dios Padre y de Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y amor.

Exhortaciones

Mucho me alegré al encontrar algunos de tus hijos andando en la verdad, tal como hemos recibido mandamiento del Padre. Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino el que hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros. Y este es el amor[b]: que andemos conforme a sus mandamientos. Este es el mandamiento tal como lo habéis oídodesde el principio, para que andéis en él. Pues muchos engañadores han salido al mundo que no confiesan que Jesucristo ha venido[c] en carne. Ese es el engañador y el anticristo. Tened cuidado para que no perdáis lo que hemos[d]logrado, sino que recibáis abundante recompensa. Todo el que se desvía y no permanece en la enseñanza[e] de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza[f] tiene tanto al Padre como al Hijo. 10 Si alguno viene a vosotros y no trae esta enseñanza[g], no lo recibáis en casa, ni lo saludéis, 11 pues el que lo saluda participa en sus malas obras.

Despedida

12 Aunque tengo muchas cosas que escribiros, no quiero hacerlo con papel y tinta, sino que espero ir a vosotros y hablar cara a cara[h], para que vuestro[i] gozo sea completo. 13 Te saludan los hijos de tu hermana escogida[j].

Notas al pie:

  1. 2 Juan 1:1 O, elegida
  2. 2 Juan 1:6 O, en esto consiste el amor
  3. 2 Juan 1:7 Lit., a Jesucristo viniendo
  4. 2 Juan 1:8 Algunos mss. antiguos dicen: habéis
  5. 2 Juan 1:9 O, doctrina
  6. 2 Juan 1:9 O, doctrina
  7. 2 Juan 1:10 O, doctrina
  8. 2 Juan 1:12 Lit., boca a boca
  9. 2 Juan 1:12 Algunos mss. antiguos dicen: nuestro
  10. 2 Juan 1:13 O, elegida
La Biblia de las Américas (LBLA)Copyright © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation