//
estás leyendo...
Familia, Iglesia Cristiana, Interés General, Matrimonio, Noviazgo, Padres, Todos los Artículos, Vida Cristiana

5/9 – Advertencias de peligro venidero

Gracia a Vosotros

Serie: ¡Jesús viene!

5/9 – Advertencias de peligro venidero

John MacArthur

Uno de los grandes gozos en nuestro tiempo de adoración juntos es estudiar la Palabra de Dios. ¿Cómo podemos adorar a Dios a menos de que sepamos quién es Él? ¿Cómo podemos adorarle a Él plenamente al menos de que lo adoremos en verdad? Y esa verdad viene a nosotros mediante Su Palabra.

Abramos nuestras Biblias en el capítulo 24 del evangelio de Mateo. Mateo capítulo 24. Es con emoción que llegamos a este pasaje esta mañana, conforme continuamos estudiando este gran sermón de la segunda venida, predicado por nuestro Señor Jesucristo. Es conocido como el Discurso del Monte de los Olivos. Y, por un lado, como digo, mientras que es una experiencia emocionante regresar a este pasaje, también debo disculparme con aquellos de ustedes que no han estado con nosotros, porque se van a perder de algunas cosas conforme abordamos el sermón desde el punto de vista del que lo hacemos el día de hoy. Porque ya hemos entrado al sermón y nos encontramos realmente en el versículo 16 de Mateo 24, retomando el punto en dónde nos quedamos la última vez.

Pero simplemente unas cuantas cosas a manera de introducción podrían ayudarnos a recordar nuestro lugar un poco No creo que no hay nada más intrigante, un tema tan fascinante que la segunda venida del Señor Jesucristo. No conozco ningún otro tema bíblico que pueda producir la misma cantidad de curiosidad que éste tema puede crear. Y realmente hay unas cuantas cosas en la Escritura que son tan motivadoras para el creyente y para el incrédulo como el sentido de realidad acerca de la segunda venida de Jesucristo. El apóstol Pablo dijo: “Conociendo el temor del Señor, persuadimos a los hombres.” En otras palabras, reconociendo que Cristo vendrá en juicio y va a traer un holocausto aterrador sobre la tierra, presentamos el evangelio para que los hombres puedan escapar de eso. También, Pablo dijo que: “Laboramos estando presentes o ausentes, para que en un sentido seamos aceptados por Él.”

Entonces, nosotros que somos creyentes servimos al Señor sabiendo que algún día va a venir a recompensarnos y queremos ser hallados fieles. Entonces, la segunda venida de Jesucristo, tanto desde el punto de vista de advertencia para un incrédulo, del juicio que está por venir, y desde el punto de vista de alentar a un creyente, con la recompensa que está por venir, es un tema muy motivador. Y no hay un lugar en la Escritura dónde es presentada de manera más maravillosa que aquí en Mateo 24 y 25, por el Señor mismo.

Ahora recuerde, este es un sermón dado por nuestro Señor en el Monte de los Olivos a sus discípulos. Él, previo a este sermón, ha pasado su último día hablándole a las multitudes de Israel. Y él ha pronunciado juicio sobre Israel. Les dijo que su casa es dejada desierta, lo han rechazado y él los ha rechazado a ellos. Al final de ese tiempo él dejó el templo, fue al Monte de los Olivos y ahí él predica un sermón a sus discípulos. Es un sermón en respuesta a preguntas que hacen.

Obsérvelas en el versículo 3 de este capítulo. “Dinos, ¿cuándo serán estas cosas? Y, ¿cuál será la señal de tu venida, y del fin del siglo?” A partir de lo que Jesús ha estado diciendo, los discípulos piensan que el reino está muy cerca. No se dan cuenta de que todavía está a miles de años de distancia, porque no entienden que realmente hay dos venidas de Cristo. Él viene la primera vez en humillación a morir, hay un largo período de tiempo y él viene por segunda vez en gloria a reinar. Pero ellos no ven esas dos venidas. Las ven como una.

Y entonces, conforme él ha venido, él ha predicado y enseñado y curado, y él ahora ha limpiado el templo, ellos creen que está preparando las cosas para su reino. De hecho, los encontramos en el capítulo 24 en la cúspide de su expectativa para el reino venidero. Y después él les hace una profecía, en el capítulo 24, versículo 2, hablando del templo, el cual están viendo desde el Monte de los Olivos, él dice: “No quedará aquí una piedra sobre otra, que no sea derribada.” Él predice la destrucción total del templo, al punto en el que ni una piedra va a quedar encima de otra.

Ahora, este es una estructura masiva, simplemente una estructura masiva hecha de piedras enormes, que pesaban toneladas. Sin embargo, Jesús predice su destrucción total. Ahora, cuando él dice eso, esto eleva su curiosidad y expectativa aún más, porque probablemente les hace darse cuenta de que todo esto va a ser el juicio sobre lo que es, para establecer lo que Dios quiere. Cristo, habiendo limpiado el interior antes en la semana, expulsó a los cambistas y a los vendedores y a los compradores, y ahora, él va a derribar todo esto y vamos a tener el templo del reino y la adoración del reino, y todo va a venir.

Entonces, están en un momento de gran expectativa, y hacen ésta pregunta: “¿Cuándo va a suceder? Y, ¿cuál es la señal que esperamos para indicar tu presencia en gloria del reino, y el fin de la época del hombre?” Entonces piensan que es inminente. Y después Jesús les responde comenzando en el versículo 4, con un sermón acerca de su segunda venida.

Ahora, algunas personas han tratado de decir que este es un sermón acerca de la destrucción de Jerusalén, que todo este sermón fue cumplido en el 70 d. C. cuando el templo fue destruido. Por muchas razones eso es imposible, como hemos tratado de señalarlo en nuestro mensaje previo. Pero, simplemente otro pensamiento que me gustaría darle, la gente dice: “Bueno, ¿por qué es que él describe y predice en el versículo 2, la destrucción del templo, si ese no es su tema? ¿por qué es que en el versículo 2 dice que todas estas piedras van a ser derribadas de tal manera que ni una va a estar encima de otra? Y después, ¿por qué él pasa de ahí a miles de años después a la segunda venida? ¿por qué hablar de la destrucción del templo?”

Le voy a decir porque, es muy simple. Un profeta solo podía ser creído como un profeta verdadero, si sus profecías siempre, ¿qué? se cumplían. Ahora, ¿cómo es que Jesús puede ser creído, cuando al predecir su segunda venida, cuando todo mundo que está oyendo la predicción, va a quedar muerto, después, mucho tiempo antes de que suceda? En otras palabras, es muy fácil predecir algo, yo puedo predecir todo tipo de cosas muy lejos en el futuro, cosas que no ocurrirían o no podrían ser verificadas, o que se pudieran mostrar que están bien o mal hasta que todos nosotros estuviéramos muertos. ¿Cómo podría ser conocido yo como un profeta, si no hubiera manera de verificarlo? De manera típica, el profeta de la palabra de Dios, asignado por Dios para dar una profecía lejana en el futuro, también da una profecía cercana, para establecer sus credenciales.

En otras palabras, si él prueba ser exacto en la profecía verificada históricamente, podemos creer en él para la que está tan lejos en el futuro, que no podemos ver. Y la razón por la que Jesús menciona la destrucción de Jerusalén en el versículo 2, como profecía, no es para presentar el sermón entero en esa misma destrucción, sino para darle a usted un punto histórico a partir del cual usted puede verificar que él habla la verdad.

Entonces, él dijo: “No quedará una piedra sobre otra que no sea derribada.” Ahora, lo que usted tiene que entender es que el templo construido por Herodes era masivo. Digo, absolutamente masivo. Y lo hemos descrito en cierto detalle. Permítame añadir un par de términos más que podrían ayudarle en un entendimiento de su descripción de manera plena. El templo fue construido desde el 20 al 10 A. C. Hubieron 10 mil hombres que trabajaron con piedra durante esos 10 años. Y ése simplemente fue el edificio principal. Hubieron también 1000 sacerdotes que fueron preparados como hombres que cortaban piedras y carpinteros, porque solo un sacerdote podía construir un lugar sagrado.

Entonces, usted tenía simplemente 10 mil trabajadores y 1000 sacerdotes construyendo las partes sagradas del templo, y esa fue únicamente la parte primordial del templo. La construcción entonces fue del 10 A. C al 64 d. C. entonces usted está viendo un proyecto de construcción de 84 años, hasta que finalmente llegó a su término en el 64 d. C. y después fue destruido totalmente en el 70 d. C.

Entonces, 80 años son desechos en cuestión de meses. Y dice usted, “Bueno, ¿acaso la profecía de que las piedras serían derribadas se cumplió?” Sí. Ni una piedra quedó sobre otra. Y los romanos literalmente lo despedazaron hasta el suelo. Ahora, eso ha sido verificado históricamente. La historia no está en problemas con eso. Eso sucedió en el 70 d. C. exactamente como Jesús dijo que sucedería. Parecía ridículo como profecía, parecía imposible como profecía, y parecía que nunca se cumpliría. Y eso es lo que lo hace una credencial tan buena, que Jesús predice algo que realmente nunca alguien podría haber esperado, nunca lo habría alguien previsto, nadie jamás habría soñado que alguien podría venir, que tuviera tanto poder como para destruir eso, derribar eso, o que querría derribar un edificio tan magnífico hasta dejarlo en el suelo.

Pero eso es exactamente lo que pasó. Y le conté de la furia y la pasión de los soldados romanos, siendo a tal grado que el general romano mismo, estando en medio del templo, les gritaba pidiéndoles que lo quemaran, ni siquiera podía hacer que obedecieran sus propias órdenes. Estaban tan poseídos, creo yo, por las fuerzas de Satanás, que derribaron eso hasta el suelo tratando de quitar todos los remanentes de la adoración a Dios. Pero, de hecho, estaban cumpliendo la profecía de Jesús, dándole credenciales como alguien que habla, y habla la verdad.

Ahora, cuando sabemos que Jesús puede ser verificado en el pasado en una profecía cercana, podemos creer en él para una profecía lejana, ¿verdad? Y ahí yace la razón para la predicción de la destrucción de Jerusalén en el versículo 2, como un establecimiento de sus credenciales como un profeta veraz. Ahora, ellos piensan que esto, los discípulos piensan, que esto todo es parte del fin, entonces preguntan: “¿Cuál es la señal de que todo esto va a llegar a un fin?” Y esa es su pregunta en el versículo 3, y esto da a lugar al sermón que va del 24, versículo 4, hasta el capítulo 25.

Ahora, por cierto, este acto de Jesús al usar una profecía cercana para darle credenciales de sí mismo, para que él pudiera ser creído para una profecía lejana es algo que Daniel hizo, Isaías hizo, Zacarías hizo. Es típico para los profetas de hacer eso. Entonces presentaron la pregunta: “¿Cuál es la señal de tu venida, tu presencia, tu reino, tu gloria, y el fin del día del hombre?” Y el Señor responde al darles una serie de señales del versículo 4 al 14, que él llama en el versículo 8 “el principio de dolores”, “el principio de dolores”. Como dijimos, los dolores de parto se llevan a cabo al final y dan a luz, son aquello que dan lugar a que una mujer dé a luz, y así será con ciertas cosas que estén sucediendo al final de la edad del hombre, del siglo del hombre, que resultarán en el reino de nuestro Señor Jesucristo.

Entonces, el versículo 4 al 14, da estas cosas generales que van a pasar y serán el principio del fin, apenas previo a la venida de Cristo. Pero Jesús da un paso más hacia adelante en el versículo 15, y dice: “Hay un acontecimiento que dispara todo. Cuando veáis la abominación desoladora, de la cual habló Daniel el profeta, ahí en el lugar santo, el que lea entienda.” Ahora, cuando usted vea la abominación desoladora, usted sabe que ese es el gatillo que inicia todo, versículo 21 lo dice: “Porque habrá una gran tribulación como nunca la ha habido desde el comienzo del mundo hasta este entonces, ni jamás la habrá.”

Entonces, cuando vean ese acontecimiento, ese es el gatillo. Esa es la señal que comienza los dolores de parto. Y la semana pasada entramos a detalle en el versículo 15, y explicamos la abominación desoladora, lo que es, es el anticristo que llega al templo que será reconstruido en el tiempo final, los judíos estarán adorando ahí, él viene como su protector, él viene como su aliado, él viene como el que los defiende en contra de la agresión de la amenaza rusa y árabe. Él viene como una especie de su salvador.

Daniel 9 dice que firman un tratado con él, él es el líder de un imperio romano revivido, una confederación europea occidental. Eso es exactamente lo que Daniel predice, que todos se unen, y de ellos se levantará este líder que será el protector de Israel. A la mitad de la protección, de un período de siete años, él viola su tratado con ellos, él profana su adoración en el lugar santo, él levanta un ídolo, una imagen de sí mismo, 2 Tesalonicenses 2, y Apocalipsis 13, él demanda que todo el mundo lo adore, y ese es el gatillo que da lugar a todo el holocausto del tiempo final.

Entonces, el versículo 15 describe eso como la abominación desoladora. Abominación se refiere a algo detestable. Desoladora se refiere a que arruina. Un acto detestable de idolatría que arruina, que comete sacrilegio en el templo de Dios. Ahora, cuando eso suceda, todas las cosas del versículo 4 al 14, se van a desatar. Pseudo salvadores vendrán, guerras, rumores de guerras, naciones contra naciones, reino contra reino, hambres, terremotos, y personas entregadas en la persecución para ser matadas y odiadas, y habrán traiciones y falsos profetas y engañadores” Y el pecado y la iniquidad abundará”, dice el versículo 12, “el amor de muchos se enfriará.”

Y todo eso va a ser disparado por la abominación desoladora en el punto de la mitad de los siete años. El rey falso de Satanás se vuelve el rey del mundo, y él está poseído por el demonio, está inspirado por el infierno, odia a Cristo, desafía a Dios, mata a los cristianos, menosprecia a los judíos. Ese es el hombre de pecado que se apodera del liderazgo del mundo, y Satanás hace todo lo que puede por destruir a todos los cristianos, todos los judíos, la nación de Israel, y detener a Jesucristo de que establezca su reino. Por cierto, yo creo que, en este punto en el tiempo, la iglesia ya habrá sido raptada, entonces no vamos a estar ahí. Esperamos ese tiempo cuando el Señor nos saque, y después traiga ese juicio sobre la tierra, y después regresaremos al fin de ese tiempo con él, desde el cielo, cuando él establezca su reino. Y ese tema lo cubriremos más en otros estudios.

Entonces, el Señor nos ha dado un panorama claro de su venida. Él dice, aquí están los dolores de parto, aquí este tipo de cosas que están pasando, y aquí está el gatillo que comienza todo. Ahora, al llegar a los versículos 16 al 28, él nos advierte. Y él advierte a todos los lectores que lean esto, que conocerán eso en el tiempo en el que suceda. Y él advierte de cuatro cosas: calamidad severa, confusión sutil, colapso espiritual, y una segunda venida. Y esto es algo realmente fascinante. El versículo 15 dice: “Por tanto, cuándo…”, comienza con el cuándo, “…por tanto cuando veáis en el lugar santo, la abominación desoladora…” entonces versículo 16:2 “…que estén en Judea, huyan a los montes.”

Ahora, ¿cuál es la respuesta cuando esto suceda? Cuando esto suceda, huyan, huyan. La palabra griega es pheuge de la cuál obtenemos la palabra ‘fugitivo’. Corran, sálganse, porque mientras que ustedes se queden en Jerusalén van a ser vulnerables a la muerte, van a ser vulnerables a la persecución, especialmente si eres un judío, porque el anticristo quiere aplastar a Israel. Satanás ha querido hacer eso a lo largo de la historia porque si él puede eliminar a Israel, él puede detener el plan entero de Dios, el cual es cumplido en últimas en llevar a Israel a la salvación y a su reino. Satanás ha tratado de aplastar al judío a lo largo de la historia. Y cuando el anticristo se apodere de Jerusalén, establezca su trono ahí en Jerusalén, los judíos que queden ahí van a ser muy vulnerables.

Y entonces, él dice: “En ese día, más vale que corran. Más vale que corran.” Y no sólo eso, si resulta haber alguno ahí que sean creyentes, que se rehúsen adorar al anticristo, que son cristianos más vale que corran también si están en Judea. Judea es el área en la que Jerusalén es la ciudad principal, la parte sur de Palestina. Algunos de ustedes que son creyentes más vale que también corran, porque también va a querer aplastarlos. Apocalipsis 13 dice que él quiere hacer guerra con los santos. Y sabemos en Apocalipsis 12 que él quiere aplastar a Israel.

Entonces, el mandato general aquí, a huir, es para cualquier persona que se rehúsa a postrarse ante la imagen del anticristo, sea judíos que se rehúsan a hacerlo, o sean cristianos que se rehúsan a hacerlo, más vale que corran. Entonces creemos que cuando esto suceda, habrá una especie de éxodo de la tierra, saliendo de la ciudad de Jerusalén, buscando protección. No toda persona va a salir. Regrese a Zacarías, por un minuto, el penúltimo libro en el Antiguo Testamento, el penúltimo capítulo del libro, versículo 8 del capítulo 13: “Y sucederá,” Zacarías ve ese mismo período de tiempo, aquí, “sucederá que, en toda la tierra, dice Jehová, dos partes serán cortadas y morirán.”

No todos los judíos van a salir de ahí, el anticristo va entrar en contra de ellos y dos de tres van a morir. Va a haber una matanza terrible, el holocausto en contra de los judíos del futuro va a ser tan grande, obviamente a partir del versículo 21, mucho mayor que cualquier holocausto en el pasado. Dos de tres van a morir. Versículo 9 dice: “Una tercera parte será librada y refinada por Dios. Y guardada por Dios.”

Entonces, Zacarías nos dice que cuando los judíos huyan, no todos van a sobrevivir. No todos ellos van a poder salir. Vaya a Apocalipsis, capítulo 6. Y mantenga en mente, ahora, estamos hablando de un tiempo, como este tiempo, y personas como nuestra gente, y ésta no es un tipo de fantasía espacial, esto es algo que sucede. Cuando este gobernante político que salga de la Europa revivida se apodere y diga que él es dios, y haga esta imagen, y haga este tipo de cosas y comience a matar a la tierra, y comience ahí en Jerusalén, la gente va a tener que huir para guardar su vida. Esto va a ser un holocausto real. Los judíos muchos de ellos van a perecer, como acabo de leer, dos de tres van a morir.

Y muchos otros también en Apocalipsis 6, encontramos en el versículo 6, que cuando el quinto sello es abierto, este es un sello que describe ese mismo período de tiempo conocido como la tribulación. Debajo del altar están las almas de aquellos que fueron matados por la palabra de Dios y el testimonio que tuvieron. Aquí hay creyentes, aquí hay cristianos, gentiles o judíos, del tiempo de la tribulación que ya han sido martirizados por su fe, ellos tampoco escaparon, fueron martirizados, perdieron sus vidas. Y en cierta manera son retratados aquí, clamando: “Hasta cuándo Señor”, versículo 10, “hasta cuando vengarás nuestra sangre en aquellos que moran en la tierra.” Hasta cuándo es que vas a detener esta carnicería, en dónde el anticristo está masacrando a los santos. “Y se les dieron ropas blancas a cada uno de ellos, y se les dijo que debían reposar ahí por un poco de tiempo.” La tribulación no se ha acabado aún, apenas está comenzando. Y sus consiervos, y sus hermanos tienen que ser matados. Eso es parte del cumplimiento. Habrá martirio.

Entonces, Zacarías parece ver a judíos siendo matados y Apocalipsis parece ver a santos que han creído en Cristo, siendo matados. No todos van a escapar. Los que no escapen, el punto que estoy presentando es que van a pagar con sus vidas, esa es la razón por la que dice: “Corran rápido, porque su vida está en juego.” En Apocalipsis capítulo 11, habla de 7 mil personas muriendo en la ciudad de Jerusalén, mediante un terremoto. En el capítulo 12, versículo 11 dice que: “hay mártires que no amaron sus vidas hasta la muerte.” En otras palabras, mientras que algunos están traicionando a Cristo, y algunos están negándolo en lugar de morir, hay algunos que no aman sus vidas tanto, están dispuestos a morir por el testimonio de Cristo, y morirán. En el capítulo 13, versículo 7 dice que él hace guerra con los santos, y los vence. Eso de nuevo indica martirio. Capítulo 17, versículo 6 retrata el sistema religioso falso, embriagado con la sangre de los mártires.

Entonces, todos esos pasajes nos muestran que cuando esto suceda, la abominación desoladora, que sea establecida, el anticristo se vuelve el gobernante del mundo, él es capacitado por Satanás, él es ayudado por fuerzas demoniacas y por hombres y mujeres por todo el mundo, él se vuelve en contra de Israel, y tienen que huir por sus vidas y solo la tercera parte de ellos van a sobrevivir. Él se mueve en contra de los creyentes a lo largo de ese período de tiempo, y tienen que huir por sus vidas y no todos ellos van a sobrevivir tampoco. Pero para aquellos que huyan, habrá alguna ayuda sobrenatural, y particularmente aquí se hace indicación en Apocalipsis 12, con respecto a Israel, es un pasaje fascinante.

En Apocalipsis 12, usted tiene una imagen aquí, hay una mujer y hay un niño. Y la mujer es Israel, y el niño es Cristo, y describe el hecho que, de la nación de Israel, Cristo fue producido. Y después hay un dragón en este retrato. El dragón es Satanás, y el dragón persigue a la mujer, y claro, quiere matar al niño. Pero hay un gran protector, un gran promotor de la causa de Dios que protege a la mujer y al niño, y no es ningún otro que Miguel, versículo 7, Miguel pelea contra los demonios, y Miguel prevalece, versículo 8. Y Miguel es el ganador.

Y después avanzamos un poco en el capítulo, al versículo 14, y dice…bueno, regrese al versículo 6, primero, veamos el versículo 6 primero, esto va a amarrar ambos mejor. “Y la mujer”, esta es Israel, aquí estamos en el tiempo de tribulación, cuando Satanás está haciendo todo lo que puede por destruir Israel y claro, el reino de Cristo, “la mujer huyó al desierto.” Aquí está Israel, huyendo para buscar la protección, ella tiene un lugar preparado por Dios para que puedan alimentarla ahí” 1260 o 42 meses o tres y medio años, ese es siempre el período de esta gran tribulación. Eso nunca es violado, es siempre un período de tres y medio años, porque a la mitad del pacto de siete años, Daniel habla de esto, el anticristo hace el pacto de siete años, él lo rompe y por tres y medio años, 42 meses, 1260 días, usted tiene este holocausto.

Entonces, Israel huye, y durante los 1260 días es protegida por Dios en un lugar preparado por Dios. Ahora, es un buen lugar adónde huir, Israel, porque hay cuevas por todos lados, todo lugar y por toda esa tierra. Desde Edom hasta Moab, y todos lados, hay muchos lugares en dónde esconderse en el desierto de esa área. Ahora, versículo 14: “Y a esta mujer que es perseguida”, el versículo 13 muestra a Satanás persiguiendo a la mujer, ella está huyendo ahora, “y a la mujer se le dieron dos alas, y una gran águila.” Yo en cierta manera pienso que es Miguel, Miguel el protector del pueblo de Dios. Y creo que es sobrenatural, que este gran protector del pueblo de Dios, este gran protector de Israel va a volar en el desierto llevando al pueblo y ahí será sustentado un tiempo, eso es uno; tiempos, eso es dos; y medio tiempo, eso es la mitad. Uno más dos, más la mitad son tres y medio. Ahí estamos con el mismo período de tiempo.

Entonces, durante tres y medio años, sobrenaturalmente, Miguel y sus ángeles van a librar al pueblo que puede escapar a un lugar de seguridad, y un lugar de protección. Eso ciertamente se refiere a Israel y también se podría referir a gentiles creyentes, y otros que escapan la masacre del anticristo. Ahora, podemos regresar a Mateo 24. Entonces, lo que nuestro Señor dice es: “Miren, cuando vean ese acontecimiento, corran lo más rápido que puedan, sálganse de ahí.” De hecho, versículo 16 dice, “Huyan a los montes en dónde puedan esconderse.” Y después el versículo 17 se vuelve descriptivo: “El que esté en la azotea no descienda a tomar nada de su casa.”

Si usted resulta estar ahí en la parte de arriba, en esos días, la parte de arriba, la azotea era dónde estaba el patio. Había unas escaleras que estaban afuera de la casa que iban arriba, todavía ve usted algunas de esas en Israel en la actualidad. Y la gente estaba en la azotea. SI usted resulta estar ahí, sorprendido ahí, ni siquiera vaya adentro para recoger sus pertenencias, baje de las escaleras y salgase de la ciudad porque cuando eso suceda, como dice Apocalipsis, la devastación va a venir y la muerte como una inundación. Va a venir como una inundación inmediata, como un incendio que cubre toda la tierra. Sálgase, ni siquiera vaya a la casa para recoger sus pertenencias, y no saque nada. Brinque, salte de la azotea y corra lo más rápido que pueda. Así de terrible viene este tiempo, y cualquier retraso significa la muerte.

Y entonces el Señor espera y anima el retiro normal, buscando seguridad, el Señor no quiere que se queden ahí, y enfrenten las balas, él simplemente dice: “Sálganse de ahí.” Él no está promoviendo un complejo de mártir” “Corran”. El versículo 18 dice, “Ni el que está en el campo regrese por su capa.” Capa se refiere a la cubierta exterior. Y si usted está trabajando ahí afuera en el campo, y dejó su capa a unos metros, y usted está trabajando ahí en el campo haciendo eso, y escucha que esto sucedió, no regrese ahí al carro por nada. Sálgase, simplemente corra, porque Satanás se ha apoderado. Las fuerzas del infierno están en su lugar, y el holocausto viene. Sálgase de ahí.

Y después, versículo 19: “Y hay de aquellas”, literalmente en griego dice, “mujeres que tienen algo en el estómago”, “aquellas que están embarazadas.” Y para aquellas, literalmente dice: “las que están dando el pecho.” Ay de las mujeres embarazadas y las madres que están lactando.” Dice usted, “¿Por qué?” Bueno, algunos comentaristas dicen que es tan difícil correr cuando usted está embarazada, es tan difícil correr cuando usted tiene un pequeño bebé a quien está amamantando en sus brazos. Y, no hay duda, eso es verdad.

Pero creo que hay algo más que es honesto, y conforme estudié la Biblia para tratar de ver exactamente lo que el Salvador está diciendo aquí, llegué al capítulo 13 de Oseas, y un tiempo cuando Oseas ve el fin, y habla de la salvación de Israel. Y el traer de regreso a Israel y como Dios traerá juicio contra aquellos que hayan juzgado a Israel de manera equivocada. Y en el versículo 16 simplemente la última parte del versículo dice esto, esto es algo interesante: “Samaria será desierta porque ella se habrá revelado contra su Dios.”

Ahora, cuando Dios venga a traer su juicio en contra de su pueblo rebelde, cuando Dios venga a atar todos los cabos sueltos de la iniquidad de Efraín, cuando Dios venga para restaurar, primero él debe limpiar. Y dice en el versículo 16: “Caerán por la espada. Sus infantes serán despedazados.” Esa es la razón por la que él advierte a aquellas con bebés pequeños. Yo creo que cuando el anticristo venga, ésta es una indicación de que va a haber una devastación de infantes. Usted lo ve aquí profetizado en Oseas 13:16. Lo ve cumplido inclusive cuando Cristo nació, cuando Satanás trató de detener el nacimiento de Cristo, ¿qué hizo? Masacró a todos los bebés. Cuando Satanás trató de matar al profeta de Dios como Cristo, que fue Moisés, ¿qué hizo? Masacró a todos los bebés, tratando de llegar a Moisés.

Y no será diferente en ese periodo de tiempo. El anticristo, creo que va a traer sobre el mundo, una actividad tan infernal que va a incluir a los infantes siendo despedazados, y las mujeres embarazadas, mujeres con niños serán abiertas. Y eso creo yo es primordialmente la razón por la que el Señor advierte en esa área. El tipo de cosas que van a pasar ese día, son casi inexplicables para nosotros, casi increíbles para nosotros, pero es porque no entendemos la naturaleza del holocausto.

Cuando Satanás tenga control total del mundo, la iglesia es quitada, el que lo refrena es quitado, y quita su poder que lo refrena, todo el pecado está desatado, todo el infierno se desate, y eso es lo que sucede. Y entonces, el Señor dice, ese día más vale que corran, y más vale que corran rápido. Y oh cuán triste para aquellos que tengan bebés pequeños, que serán despedazados, y aquellas que estén embarazadas que enfrenten la posibilidad de ser abiertas. Increíble.

Y después versículo 20, y dice: “Orad que vuestra ida no sea en el invierno, ni en el día de reposo.” Y esto es simplemente para enfatizar la urgencia. Oren que no sea el invierno, podría hacer frío, podría estar lloviendo, inclusive podría estar nevando, porque hay partes en Israel dónde hay nieve. Y entonces, deben orar que no sea esto en un tiempo cuando no puedan viajar rápidamente, ni en día de reposo. Oren que no sea en día de reposo, particularmente si usted tiene que correr, o manejar por ciertas secciones de Jerusalén, porque si resultan ser las secciones en dónde los judíos legalistas radicales viven, los van a apedrear a ustedes si hacen eso, porque se aferran a una ley del día de reposo de que cierta distancia es un viaje máximo para el día de reposo.

Inclusive si en la actualidad tratara de pasar por esas áreas lo apedrearían a usted. Hemos manejado por ahí, no en el día de reposo, hemos caminado por esa área y esa es otra indicación de que el Señor está diciendo, simplemente esperen que no sea un tiempo cuando sean estorbados en su viaje. Simplemente esperen que no sea un tiempo cuando tengan que enfrentar alguna dificultad al salirse de la ciudad, simplemente esperen que no estén físicamente en una situación que tienen un infante o están embarazadas, simplemente esperen que puedan correr lo más rápido que puedan y no tengan que regresar a conseguir nada, a recoger nada. Sálganse porque el holocausto es simplemente tan inconcebible.

¿Por qué? versículo 21. “Porque entonces habrá gran tribulación.” Gran, gran aflicción, problema, opresión, como nunca ha habido desde el comienzo del mundo hasta este tiempo, ni jamás lo habrá. El tiempo peor que el mundo jamás ha conocido, no hay nada como esto, usted puede apilar todos los holocaustos de la historia humana y no llega en esta. Simplemente sálganse. El Señor dice: “Váyanse.” Muchos van a morir, de todo lo que es descrito en los versículos 4 al 14 porque cuando esa abominación desoladora se lleve a cabo, entonces vendrán las guerras, y rumores de guerras.

Entonces viene el desmoronamiento mundial, las hambres, los terremotos, las pestes de las que habla Lucas, y las traiciones y las persecuciones y el odio, y todo comienza a desmoronarse. Y eso por cierto es descrito para nosotros en Apocalipsis 6 al 19 a detalle. En primer lugar, los sellos son abiertos, después las trompetas son tocadas, y las copas son derramadas, son imágenes todas de actos de juicio sobre la tierra que van escalando, se van incrementando, son más intensos. Y ese período, por cierto, dura durante tres y medio años, y como hemos estado diciendo a lo largo del estudio, esa expresión nos es dada de manera muy clara, no solo en el libro de Apocalipsis sino inclusive por el profeta Daniel, quien nos deja sin duda alguna en cuánto al periodo de tiempo, cuanto dura.

Porque dice en Daniel 7:25 que este anticristo que viene será por tiempo, tiempos, y medio tiempo. De nuevo, tiempo es uno; tiempos es dos; y medio tiempo es una mitad; tres y medio años. Ese es siempre el marco de tiempo estándar en el cual este gran gobernante causa todo este destrozo sobre la faz de la tierra. Y vimos en Daniel 12 la última vez, algunos otros indicadores de ese mismo marco de tiempo. Y en Apocalipsis 12:2 nos habla de ese mismo tipo de concepto de tres y medio años. También en Apocalipsis 13:5.

Ahora, ¿cuán severo es? Versículo 21: “Cómo nunca lo hubo desde el comienzo del mundo y hasta este entonces, ni jamás lo habrá.” Sabe, en cierta manera es triste decir esto, pero el mensaje apropiado que darle a Israel en la actualidad es que las cosas no van a mejorar, sino que van a volverse infinitamente peores, van a ser tan malas que la profecía de Zacarías va a ser cumplida. Va a venir una profanación y una abominación, va a venir un holocausto en Jerusalén que va a quitar las vidas de dos de cada tres de ustedes. Está por venir algo devastador, como nada en lo que ha soñado en el futuro cuando como Oseas dice, bien podría ser que sus mujeres embarazadas sean abiertas, y los hijos de las madres que están lactando son despedazados. Increíble pensar en esto.

Ahora, permítame decirle por favor que nada de esto jamás podría relacionarse con la destrucción de Jerusalén en el 70 d. C. La única razón por la que el Señor jamás nos dio eso fue como un punto de credencial. Y tratar de hacer que todo esto cumpla eso es torpe, pero la gente que quiere hacer eso, con frecuencia también quiere tomar el libro entero de Apocalipsis, y relacionarlo con la destrucción de Jerusalén, lo cual usted tampoco puede hacer, al menos de que sea totalmente deshonesto con la Escritura.

Ahora, el peor tiempo en la historia del mundo, y en el versículo 22, es fascinante: “Y al menos de que esos días sean acortados, ninguno sería salvo sino por causa de los elegidos, serán acortados.” Ahora, es interesante pensar en lo que esto significa. ¿Qué quiere decir acortados? Bueno, el dice: tres y medio años, 42 meses, 1260 días, cada vez que la Biblia habla de esto habla así de tiempo, tiempos y medio tiempo. Y en ningún lugar dice que será más corto que eso, siempre ese es el mismo tiempo.

Entonces, la palabra para “cortados”, la cual es una palabra interesante, ekolobthsan, podría significar “instantáneamente detenido”, termina inmediatamente, se detiene rápidamente. “A menos de que fuera terminado rápidamente, inclusive los elegidos serían devastados.” Pero creo que hay una mejor explicación para la palabra, no dice “excepto, porque ese día” lo cual abrazaría, o incluiría todo el período como una especie de día de juicio. Y la Biblia usaría ese singular mucho al hacer eso, ese día de juicio, ese día de castigo. Pero, dice: “esos días”, “aquellos días”. Y si usted lo toma como es, esos días de 24 horas, excepto porque esos días de 24 horas sean acortados, yo creo que cuando la abominación desoladora ocurra y la gente comience a huir por sus vidas, los judíos y creyentes, tratando de huir del holocausto del anticristo, que Dios sobrenaturalmente por su misericordia y gracia, va a alterar la extensión de la luz del día, para darles la protección de la oscuridad.

Dice usted, “Bueno, ¿de dónde sacas eso?” Observe Apocalipsis capítulo 6. Apocalipsis capítulo 6, versículo 12, y aquí el sexto sello de nuevo se desarrolla durante este periodo de tiempo, “y hubo un gran terremoto, y el sol se volvió oscuro como el cilicio, y la luna se volvió como sangre, y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como los higos caen de la higuera.” Versículo 14, “El cielo se enrolló como un rollo, y todo monte, isla, se salió de su lugar.”

Ahora, creo que lo usted tiene aquí es una alteración de los cuerpos celestiales. Y cuando el sol se oscurece, hay oscuridad. De hecho, si el sol es oscuro, la luna también está oscura. Y si todas las estrellas se apagan, está oscuro. Capítulo 8 versículo 12, el primer conjunto de juicios que acabamos de ver son los sellos, el segundo son las trompetas, pero observe lo que sucede en los juicios de las trompetas en el capítulo 8, versículo 12: “El cuarto ángel tocó y la tercera parte del sol fue herida, la tercera parte de la luna, la tercera parte de las estrellas, la tercera parte de ellas fue oscurecida y el día no se mostró por la tercera parte de ella.” La luz del día será reducida por una tercera parte.

Ahora, vaya al capítulo 16, versículo 10. En el 16:10 dice” “El quinto ángel derramó su copa en el trono de la bestia y su reino estuvo lleno de oscuridad, y mordían sus lenguas de dolor.” Y creo que lo que está pasando es que gradualmente hay menos, menos luz en el día, hasta que, en últimas, al final del período de la tribulación, es oscuridad total, y las huestes del anticristo están moviéndose en oscuridad absoluta. Y claro que eso se vuelve una protección para los elegidos.

Y ahora regrese a Mateo 24, y usted ve, creo que, si lo interpretamos de esa manera, por lo menos es viable. No puedo ser dogmático en esto, pero me parece que tiene sentido. A menos de que esos días fueran acortados, ninguna carne sería salva. Es solo la protección de la noche y la luz del día siendo apagada, que salva a la gente. Pero por causa de los elegidos, esos días serán acortados, por causa de que Dios preserve a su pueblo escogido.

Ahora, usted puede relacionar la palabra elegidos a Israel, mis elegidos como son llamados en el Antiguo Testamento, Israel, mis escogidos. Eso afirma que Él escogió esa nación. Y entonces, él protege a su pueblo, él guarda su remanente, él libra la tercera parte para que pueda redimirlos y traerlos al reino. No todos los judíos pueden morir, entonces, puedo ver a los elegidos ahí, a la nación elegida de Israel. Así como lo vemos en Romanos 9 al 11, dónde Pablo habla de Israel como la nación escogida. No a la Israel redimida, sino a Israel como una nación.

Y también puedo ver en la palabra “escogidos”, a los creyentes redimidos de todas las naciones. Pero por causa de preservar a su nación escogida, y por causa de preservar a su pueblo redimido, escogido, él acorta el día para que el anticristo no pueda masacrar tanto a judíos como a creyentes, por causa de los elegidos. Me encanta eso. Esa es la primera vez en que la palabra “escogido” se usa en el Nuevo Testamento. Y ahora se nos presenta un nuevo concepto acerca de aquellos que le pertenecen a Dios. Le pertenecemos a él porque él nos escogió. Escogido significa escoger, o llamar. Él nos escogió, él escogió a Israel, nos escogió a nosotros. Si Israel fue su nación escogida, no discutimos eso.

Usted sabe. Inclusive la gente que quiere negar la doctrina de la elección en referencia a la salvación, no niega la doctrina de la elección en referencia a Israel. No dicen, “Bueno, un día Dios salió y dijo, “¿A quién le gustaría levantar su mano para que sea mi nación? ¿a quién?” Y todos los judíos dijeron. “Nosotros”. No. No hay duda en absoluto acerca de que Dios escoge a Israel. Y si Israel son los escogidos de Dios, entonces, ¿por qué nos molesta tanto porque la iglesia también son los escogidos de Dios?

Entonces, él dice, “Voy a cuidar de mis escogidos.” Y quiere saber una cosa. Él cuida de sus escogidos. Nadie sobreviviría para entrar al reino, no habría ningún judío redimido que entrara al reino, no habría ningún gentil redimido que entrara al reino, si él no cambiara los días para que pudieran estar seguros. Escuche, ¿sabe lo que esto me dice? Cuando Dios escoge a alguien para sí mismo, él va a guardar esa persona para sí mismo, él va a cumplir su promesa, así él tiene que reestructurar el universo entero. ¿Le hace sentir a usted esto seguro? A mí sí. El Señor literalmente va a reorganizar el cuerpo entero del universo, para proteger a los suyos. Maravilloso.

Entonces, por causa de los escogidos, él simplemente cambia todo, y reduce la luz del día a un período de tiempo pequeño, y en últimas lo quita para que puedan estar seguros. Ahora, la oscuridad total no podría durar mucho tiempo porque nada podría crecer. Esa es la razón por la que sucede al final. Y le voy a decir algo más, usted corta el día solo una tercera parte, y va a afectar el ciclo de crecimiento, ¿no es cierto? Y esa es la razón por la que usted va a tener hambres por toda la tierra, y eso va a contribuir inclusive a mas odio, y más enojo, y más guerra y más de todo lo demás. Pero eso es por causa de proteger a los escogidos. Eso es tan maravilloso. El Señor va a esos extremos para proteger a los suyos, inclusive cambiar toda la función del universo por causa de los escogidos. Hombre, que pensamiento tan consolador.

Entonces, él dice: “Miren, si están vivos en ese entonces, si ven la abominación, corran lo más rápido que puedan, porque número uno, la calamidad severa viene; número dos, y observen esto, esto es muy fácil de ver, confusión sutil. Esto es lo que sucede. Todas estas personas corren y los que no mueren. Se están escondiendo ahí afuera, están todos escondiéndose allá afuera, y todos están siendo cuidados por el Señor, y quizás son alimentados con maná del cielo, y no lo sé. No sé cómo el Señor va a cuidar de ellos, pero están ahí afuera, Israel y personas redimidas, y están escondiéndose.

Y, ¿sabe usted que están esperando?, pueden leer Mateo, y lo van a estar leyendo en esos días, van a decir: “Ahí está, lo vimos, lo vimos, ahora veamos. Hemos corrido, hemos corrido, estamos en los montes, estamos escondidos. Viene, el Señor está por venir.” Y son muy vulnerables. ¿Lo ve? Gente en gran, gran desesperación, son extremadamente vulnerables, y algún falso profeta podría estar corriendo diciendo, “Él aquí está.” “Él está aquí está, aquí en el desierto, él está ahí por el mar. Lo tenemos ahí escondido en una cámara secreta en Jerusalén. Vengan. Vengan.” Serían muy vulnerables.

Entonces, el versículo 23 dice, cuidado con la confusión sutil. No solo calamidad severa, sino confusión sutil. Si alguno dijera: “He aquí, aquí está el Cristo, o por allá.” ¿qué? no le creas. No lo crean. Es un engaño. Están tratando de engañarlos, tratando de atraparlos. Quieren capturarlos y matarlos, quieren matarlos. Él quiere aplastar a los judíos. El dragón Satanás quiere aplastar a los redimidos. Ese enemigo antiguo de Dios, y él va a usar todo medio posible, él va a usar su engaño, y él va a decir, “Oh Cristo ha llegado, él está por aquí, o está por allá. Vengan, él está aquí. Se lo están perdiendo.” No lo crean, porque se levantarán cristos falsos, aquellos que dicen ser el Mesías, y falsos profetas. Aquellos que apuntan al que dice ser el mesías, sus emisarios. Oh, él está por aquí, él está aquí, vengan a verlo, y van a mostrar grandes señales y maravillas.

2 Tesalonicenses capítulo 2. Van a hacer milagros satánicos, milagros falsos. Van a demostrar poder diabólico, va ser maravilloso, ver cosas maravillosas que son tan inteligentes que inclusive puedan engañar a los escogidos mismos, dice en el versículo 24. Si fuera posible, engañarían a los escogidos mismos. ¿quiere saber algo? No es que, no es posible, esa es la razón por la que dice eso. De otra manera él diría, engañarán a los escogidos mismos. Él dice: “No, si fuera posible.” No pueden engañar a los escogidos mismos. Usted no puede engañar a los escogidos mismos. Los que son elegidos verdaderamente, que verdaderamente conocen a Cristo nunca podrían ser engañados acerca de quién es él.

Cuando Sun Myung Moon dice, “Yo soy cristo.” Yo digo, no, no, no eres, de hecho, ni siquiera estas en el período correcto de tiempo. Espera hasta la tribulación y entonces ven y di eso, y tampoco te creeremos en ese entonces. Cuando alguien dice: “Yo soy cristo, aquí está cristo, ahí está cristo. El jesús mormón, el cristo de los Testigos de Jehová, éste cristo, aquél cristo.” Nunca engañarás a alguien que realmente conoce a Cristo. Juan 10 dice: “Mis ovejas oyen mi voz y me conocen. Y yo las conozco.” Y si alguien se entrega a otro cristo, nunca conocieron al cristo verdadero, porque una vez que usted conoce al cristo verdadero, usted no puede ser engañado.

Entonces, los escogidos son protegidos. No pueden ser engañados, y no pueden ser destruidos porque la soberanía de Dios los protege al reorganizar el universo, y no pueden ser engañados porque tienen en ellos el conocimiento del cristo verdadero. Pero, les van a disparar, los cristos falsos van a venir, y van a decir: “Aquí están estas personas, están desesperadas, están esperando al Mesías, el mundo se está desmoronando, el calendario está cambiando, las estrellas están cayéndose del cielo, guerras por todos lados, matanza, masacre, ríos convirtiéndose en sangre, el mar convirtiéndose en sangre, el holocausto entero de Apocalipsis 6 al 19 se está llevando a cabo alrededor de ellos, y simplemente es un tiempo devastador en el mundo, todas las plagas están desatándose, terremotos, hambres, todo esto, y van a estar escondidos aferrándose al esperar la venida de Jesucristo. Van a ser tan vulnerables a un grupo de falsos profetas diciéndoles: “él está aquí, él está allá. Vengan y véanlo, lo tenemos aquí, aquí está.”

Entonces, si lo oyen, no lo crean, porque todos estos engañadores van a venir, versículo 25: “He aquí, os lo he dicho antes.” Él lo dice en el versículo 5, y en el versículo 11 él dijo: “Falsos cristos, falsos profetas, falsos mesías, les dije antes. “ Él también les dijo mucho tiempo antes. Él les dijo desde Mateo capítulo 7, Mateo 15, Mateo 16, Mateo 23, él les ha estado diciendo: “Cuidado con estos engañadores. No sean engañados. No busquen algún mesías secreto.” Observen esto, versículo 26: “Si les dijeran, ‘psss…aquí…él está en el desierto…no, él está en la cámara secreta, lo tenemos escondido en una cámara secreta.’ No lo creáis. No vayan ahí, no se acerquen en ese lugar. Están siendo engañados.” ¿En serio?

Entonces, ¿cómo sabemos cuándo él llegue aquí? Versículo 27, es tan maravilloso. “Porque como el rayo viene del este, y brilla hasta el oeste, así será la venida del Hijo del hombre.” ¿No es eso maravilloso? Digo, va a ser como un relámpago que va cruzando por el cielo, de este a oeste. Simplemente sacudiendo a todo mundo, su venida va a ser repentina, publica, visible, universal y gloriosa. El mundo entero la va a ver. Observe Apocalipsis 1:7, dice esto: “He aquí él viene con las nubes,” ahora observe esto, Apocalipsis 1:7, “y todo ojo”, ¿qué? “lo verá.” ¿No es eso maravilloso? No van a decir, “Oh, ¿vino? Me lo perdí. ¿Cuándo? ¿en serio?” Eso no va a pasar. Y nadie va a ir y a decir, “psss…él está aquí, nada más que fue muy silencioso.”

No lo crean. Vea Apocalipsis 19, él viene del cielo, montado sobre un caballo blanco, seguido por todos los santos vestidos de blanco, y ángeles de la gloria celestial viniendo a la tierra con una espada en su mano, con un atuendo salpicado de sangre para traer juicio sobre el mundo, y destruir a todos los ejércitos que están en contra de él en la batalla. Digo, ésta va a ser una venida que todo mundo va a ver.

Entonces, cuando vean la señal, corran rápido, debido a calamidad severa, confusión sutil y una más corrupción pecaminosa. Versículo 28. Corrupción pecaminosa. Sálganse por lo que va a pasar, el mundo se va a volver tan corrupto, tan miserable, tan putrefacto. “Porque dónde quiera que esté el cadáver ahí estarán las aves congregadas.” Ahora, esa es una especie de proverbio pequeño, usted ve un cadáver, usted ve aves de rapiña. E Israel y Palestina tienen aves de rapiña, son parte del área, la palabra griega aetos, significa un ave de rapiña. Algunas veces es usada, son llamadas águilas.

Pero la palabra básicamente tiene que ver con un ave de rapiña, y lo que va a pasar aquí es simplemente como esa analogía. En dónde usted encuentre un cadáver usted tiene un ave de rapiña que entra ahí, y despedaza ese cadáver. Y eso es exactamente lo que es el retrato. Cristo va a venir, como si fuera un ave de rapiña a un cadáver muerto. El mundo va a estar tan corrupto, va a ser tan corrupto, tan pecaminoso que está ahí como si fuera un cadáver miserable, pecaminoso, en estado de descomposición, al cual el Señor va a venir en juicio para despedazar ese cadáver. Un retrato muy vívido.

Ahora, lo que está diciendo es implícito en esto, es que el mundo se va a volver muerto y corrupto. Entonces, más vale que corran debido a la calamidad severa, más vale que corran y sean cuidadosos debido a la confusión sutil, y deben correr y estar en algún lugar con el pueblo seguro debido a la corrupción pecaminosa. El mundo va a entrar en un estado de descomposición, y descomposición, y descomposición, va a ser más miserable que nunca. Regrese al versículo 12. La iniquidad va abundar, la iniquidad va a abundar, la iglesia ya no está.

El Espíritu Santo que refrena ha quitado su poder, todo el infierno se desata, el pecado llega a condiciones fuera de control y se vuelve tan miserable, tan corrupto que es como un cadáver sucio, corrupto en estado de descomposición de un animal. Y cómo un ave de rapiña desciende, por así decirlo, para llevarse ese cadáver, entonces, Dios viene para destruir lo que queda de esa corrupción pecaminosa. Dios desciende, por así decirlo, en juicio final. Y eso es exactamente lo que está en la mente de Pablo conforme escribe en 2 Tesalonicenses, que Dios va a venir en llama de fuego, vengándose de aquellos que no conocen a Dios, ni obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Entonces, ¿por qué estar cerca del sistema malo, miserable, que sólo va a empeorar y empeorar? Algunas personas van a quedarse, y dice, “porque la iniquidad abunda”, versículo 12, el amor de muchos se va a enfriar. Dicen que aman a Cristo, pero abandonaran a Cristo a favor del pecado porque se quedaron ahí. Corran, no se queden para ser corrompidos por ese pecado que en ultimas va a ser juzgado por la venida de Jesucristo. Ese mundo malo, vil, miserable será juzgado.

Entonces, la escena es muy vívida, ¿cuál es la señal de tu venida? aquí están los dolores del parto. ¿Qué los dispara? La abominación desoladora. ¿Qué deben hacer los que están vivos cuando suceda? Corra. ¿Por qué? porque viene la calamidad severa, la confusión sutil, y la corrupción pecaminosa. Sálganse. Y una cosa más sucederá inmediatamente, versículo 29, “Inmediatamente”, nos vamos a detener ahí y regrese la próxima semana. Descubra lo que es.

Inclinémonos en oración.

Señor, te damos gracias por nuestro estudio en la Palabra esta mañana. Grande y rico y emocionante pensar en la venida de Cristo. Al mismo tiempo Señor, sabemos que es trágico para aquellos que no conocen al Salvador. Oh, Dios, oramos porque cada persona aquí vea su corazón, se asegure de que conoce a Jesucristo, tenga su salvación y perdón, para que puedan ser parte de los redimidos que entren a la gloria, no de aquellos que se quedan en este mundo para sufrir juicio.

Ayúdanos Señor, también a ver estas cosas cumpliéndose, y a persuadir a los hombres a llamarlos al Salvador, quien es el único que puede salvarlos de la ira venidera. Te agradecemos por la promesa de que seremos guardados de la hora que probará la tierra, que seremos salvos de la ira venidera, que iremos para estar con Jesucristo, que estaremos involucrados en el tiempo de recompensas por servicio fiel, y la voz del Cordero mientras que la tierra está pasando por esto y regresaremos con Él al fin, en su reino glorioso.

Padre, ayúdanos a ser fieles en los días que tenemos para advertirle al mundo, y vivir a la luz de tu venida, por causa de Cristo. Amén.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2020 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: