//
estás leyendo...
Devocional, Familia, Todos los Artículos, Vida Cristiana

Consecuencias necesarias

30 Diciembre 2016

Consecuencias necesarias
por Charles R. Swindoll

Job 1:13-22

alimentemos_el_almaHay un plan que nosotros exploramos, el cual no entendemos, pero es el mejor. Aunque es posible que no todas sus partes puedan parecer justas o agradables, cada una de ellas obra para nuestro bien. La enfermedad que Job soportó no era nada buena ¡Por supuesto que no! Pero todo obró para bien. Es que nuestra perspectiva es terriblemente limitada. Vemos solamente una parte del tiempo, pero la visión de Dios es panorámica. La gran perspectiva de Dios, su plan cósmico, está en actividad ahora mismo, y Él no siente la necesidad (ni tampoco está obligado) a explicarnos nada. Si lo hiciera, nuestra respuesta sería la misma que la del confundido adolescente, después de escuchar a su profesor de cálculo avanzado “¿Qué?” Usted no lo entendería, ni yo tampoco. Solo recuerde que el Padre celestial sabe lo que es mejor para sus hijos. Descanse en ese conocimiento.

Experimentamos consecuencias que no podemos prever, pero son necesarias. No sé cuáles son sus circunstancias hoy, pero estaría dispuesto a apostar que la mayoría de quienes leen este libro están viviendo alguna situación que no es justa. Es muy posible que usted simplemente no merezca lo que le está sucediendo, y es posible que las consecuencias estén comenzando a desesperarle. Usted no esperaba nada de esto. No pensaba que le sucedería esto, pero sucedió. Créame lo que le digo. Lo que le ha sucedido es una parte necesaria de su desarrollo espiritual. Sí, necesaria. Finalmente, he comenzado a aceptar esta realidad después de todos estos años de mi vida.

Quiero dirigirme a los que han comenzado a transitar el territorio de Job. Al menos, lo que a él le sucedió le ha preparado para que preste mucha atención al mensaje de Job. Usted apenas ha visto un destello de cómo comenzaron las cosas. La historia no termina cuando Satanás se marcha de la presencia del Señor. La historia de Job contiene mucho más, y cuanto más se desarrolla, más entenderá usted que la vida no sólo es dura, sino también injusta.

El silencio de la voz de Dios le hará preguntarse si Él está presente. Y la ausencia de su presencia le hará preguntarse si le importa. Pero Él sí está presente y sí le  importa.

Dios sabe lo que es mejor para sus hijos. Descanse en ese conocimiento. —Charles R. Swindoll

Tomado del libro Buenos Días con Buenos Amigos (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2007). Con permiso de la Editorial Mundo Hispano (www.editorialmundohispano.org). Copyright © 2016 por Charles R. Swindoll Inc. Reservados mundialmente todos los derechos.

– See more at: http://visionparavivir.org/devocional#sthash.iWEhCpIw.dpuf

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Alimentemos El Alma Auido

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: